Ayudantías de Segunda

.

.

Colectivo de Filosofía: 

en las fisuras,

construyendo la carrera

.

Una pequeña historia de las ayudantías de segunda. 

La historia de una conquista arrancada a una gestión que levanta murallas.

. colectivo-lechus

.

.

Un poco de Historia

La lucha por los concursos de Ayudante de Segunda está ligada a la historia de la Asamblea de Filosofía y es una parte fundamental de la historia de la carrera. La gestión, que ahora representa José Gil, era la misma, pero las caras visibles eran otras: Comesaña, Manna, Arias, Novo. Y como ahora lo es Phronesis, en ese momento también contaban con su brazo estudiantil, la Franja Morada. No había nada que se le oponga a este proyecto de vaciamiento de la carrera. Así nace la Asamblea de Filosofía, como la oposición a la gestión de lo existente. En el año 2002, como resultado de la lucha, obtuvimos por primera vez los cinco cargos de Ayudante de Segunda que actualmente tenemos en la carrera de Filosofía..

.

¿En qué consiste una Ayudantía de Segunda?

Una Ayudantía de Segunda consiste en un cargo estudiantil, a la manera de una adscripción, que nos permite trabajar e investigar dentro del marco de una cátedra a elección. Las ayudantías, a diferencia de las adscripciones, son cargos por los que se percibe una remuneración mínima. Los estudiantes podemos acceder a ellas por medio de un concurso público que debe ser convocado de manera abierta por el departamento de la carrera, siempre que contemos con los requisitos necesarios para concursar (Ver Reglamento Ayudantías de Segunda)..

.

¿Qué política se esconde detrás de las Ayudantías de Segunda?

Sin embargo, en Filosofía los concursos para las ayudantías de segunda se destacan por su irregularidad y su animosidad. La gestión de la carrera no ha dado muestras de contar con la voluntad política para extender la convocatoria a toda la comunidad estudiantil. El departamento, con José Gil a la cabeza, mantiene la política de ocultar sistemáticamente toda la información referida a las ayudantías. Asimismo, la elección de ayudantes de segunda por  parte de la gestión de filosofía nunca es neutral, la gestión gusta de seleccionar lacayos políticos para poder armar las cátedras con gente de “su equipo”. Así se conforma, pasito a pasito, una camarilla política como la que actualmente existe. (Ver Transparencia Nula).

Sin ir más lejos, en el año 2012 fueron los integrantes de la agrupación Phronesis, representantes por la minoría estudiantil, los únicos estudiantes que recibieron la información necesaria para presentarse a los concursos de ayudante. Es decir, fueron los únicos que se enteraron del llamado a concursos y no le avisaron a nadie. Por lo tanto, Phronesis se quedó con todas las ayudantías, pues no tuvieron oposición en ningún concurso (Ver: Sobre la importancia de socializar la información). Ese mismo año denunciamos la concentración y manipulación de la información sobre los concursos y llevamos adelante una gran campaña por la socialización de la misma. Entendemos que la divulgación de la información es piedra de toque para democratizar nuestra carrera y para impedir que la información se concentre en manos de unos pocos.

En el 2014, otra vez un estudiante de la agrupación Phronesis fue beneficiado con la Ayudantía de Segunda de Lógica I en un concurso plagado de irregularidades, donde sin coloquio y sin los antecedentes suficientes, se lo dio por ganador (Ver Concurso Lógica).

Este año, las Ayudantías de Segunda salieron, pero su aprobación no fue nada fácil. Las Ayudantías no escaparon al contexto de crisis presupuestaria que atraviesa Humanidades (Ver Sobre las Ayudantías de Segunda 2015). Hoy, luego de mucha insistencia, pudimos conseguir que se haga la convocatoria junto a las listas de las comisiones evaluadoras (Ver Jurados concursos ayudantías 2015)..

.

¿Por qué son importantes las Ayudantías de Segunda?

Como estudiantes de la carrera de Filosofía, entendemos y entendimos siempre que las ayudantías de segunda permiten ampliar la pluralidad de voces dentro de una cátedra. Sabemos que constituyen una de las pocas oportunidades de insertarnos laboralmente en la Academia. Además, posibilitan el crecimiento del número de integrantes en una materia  incrementando la calidad educativa en la misma.  Por eso fomentamos que cada vez sean más los estudiantes que accedan a concursar.

Las cátedras en filosofía no cuentan en general con una nutrida participación estudiantil. En la actualidad, las ayudantías son muy pocas. Además de continuar por el camino de la socialización de la información para que más estudiantes puedan anotarse a los concursos y participar de la instancia de los concursos para garantizar la transparencia de los mismos, es necesario impulsar la lucha por más Ayudantías de Segunda y por una mayor remuneración para quienes obtienen los cargos. Estamos convencidos de que con organización colectiva y por abajo vamos a conseguirlo.

.

.

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_n

Junio de 2015

El día B o el día V

Pasó un año. Fue durante una sesión de Consejo Departamental. Fue el día B; fue el día en que toda la Bancada de la gestión, incluido su consejero graduado, se disponía a elegir al nuevo director de la carrera José Gil. Esa Bancada conocida por todos hasta el hartazgo; ese grupete de docentes no es sino la camarilla que ha gobernado la Facultad y la carrera desde antaño, empotrada en los lugares de poder. Esa misma Bancada a la que José Gil pertenece.

Pasó un año. Un proyecto político hizo pie en la Dirección. O quizás habría que decir que se oficializó lo que de hecho venía sucediendo. Las designaciones a dedo, la expulsión de docentes, el recorte de comisiones, la falta de concursos transparentes, el cercenamiento de la información y de la participación estudiantil en los CAD; han sido algunas de las medidas llevadas a cabo por el Doctor Gil. ¿Algo nuevo? Nada. Sólo hay que señalar que el ajuste tiene ahora un director, tiene una cara y se llama José Gil.

Pasó un año. Precisamente un año de aquel día V, de la vergüenza, pero también de la violencia sistemática que se ejerce sobre los órganos de co gobierno, donde, sin fundamento alguno, sin reparar en argumentos, sin siquiera dar cuenta de la propuesta de Gil, en plena sesión de Consejo Departamental, nuestra carrera mostraba un claro retroceso.

Para muestra les dejamos los videos de aquella nefasta sesión departamental en la que fue elegido José Gil.

 Cad – Filosofía – I

 Cad – Filosofía – II

 Cad – Filosofía – III

 Cad – Filosofía – IV

Frente a esto le seguimos oponiendo la organización, el debate y la participación colectiva. Como lo hicimos hace un año, donde brindamos nuestro apoyo, mandatados por la Asamblea de Filosofía, al proyecto de Dirección encabezado por la profesora Graciela Fernández. Debatir, participar, organizarnos, luchar. Esos son los caminos, y no los de la Vergüenza. No los de la Bancada que pretende hacer de la carrera la propiedad de unos pocos, los mismos de siempre.

Nosotros elegimos no olvidar. No olvidamos quién es Gil y por qué acciones fue premiado con el cargo de Jefe de Departamento de Filosofía.

Pueden consultar estos links, una pequeña muestra de la figura del Doctor Gil en nuestra carrera:

En tiempos de engaño, Gil y la tormenta detrás de los contratos, Sobre el ridículo balance del director, El enfermo es el síntoma, Asambleas para organizarnos Asambleas para luchar, Transparencia nula, Ay Ay Ay Uy Uy Uy, Pas de replatrage la structure est pourrie, Ad Nauseam, Cad Nº3, Cad Nº5, El dictamen de la animosidad, Pacto explícito y persecución permanente, Si a ella le suma entonces no lo contamos, Nuestra respuesta

Nosotros elegimos contar la historia; el olvido de la misma es siempre una forma de conservadurismo. Evitar el debate y el cuestionamiento sobre cómo se han dado las condiciones que generaron la situación actual es, entre otras cosas, perder de vista que podemos modificarla.

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_nCOLECTIVO DE FILOSOFÍA

Giladas

En tiempos de engaño, decir la verdad es revolucionario.

depto copia copia

 

El Director del Departamento José Gil acaba de hacer circular un mail titulado “Estado actual de la planta docente y próximas reuniones del Consejo Departamental”, donde habla de una carrera con un futuro extraordinario. “Estamos entrando al primer mundo” dijo el riojano nefasto que nos gobernó durante diez años. Lo cierto es que Gil es un fiel seguidor de nuestro blog y se “inspiró”, por decirlo de alguna manera, en dos publicaciones del Colectivo de Filosofía que manifiestan la crisis en la carrera: Pas de replâtrage, la structure est pourrie y Informe de la planta docente.

Claro que en nuestro caso llegar a la sistematización de toda esa información implicó una tarea ardua, una investigación profunda, una lucha permanente contra los burócratas que no quieren voces disidentes en la carrera. Mucha de la información que conseguimos se nos negó una y otra vez, de forma sistemática sin ningún otro argumento que el ocultamiento que se hace sobre la información que debería ser pública. Gil, por otro lado, tiene toda la información al alcance de la mano y su decisión política es difundirla a cuenta gotas, cuando ya no le queda más remedio, cuando el discurso de una carrera de excelencia se derrumba antes los hechos consumados: los recortes de comisiones, la expulsión de docentes, las designaciones a dedo, la ausencia de doble franja horaria, etcétera.

El Doctor Gil intenta imponer un nuevo sentido en el análisis de la planta docente. Un sentido falso, embaucador, digno de una conducción autoritaria de un departamento que se niega a escuchar las demandas estudiantiles y de toda una carrera que se cae a pedazos. Afirma que hay dieciséis docentes regulares y busca instalarlo como si fuera un logro propio. Hay que decir, que de esos dieciséis docentes regulares, once ya contaban con esa condición, dos son docentes que se han concursado con fondos de Sociología y han pasado ahora al Departamento de Filosofía; y por último, tan solo fueron cuatro los concursos que se ha materializado. El agravante es que la planta integral era de más de cuarenta concursos y al día de hoy, tan solo tenemos cuatro. Pero además se ha duplicado el número de docentes designados a dedo, es decir, sin ningún tipo de mecanismo democrático de designación (ver Nuevo dedo y van / La camarilla es así su capricho es ley).

Gil miente. Y hace de la mentira un modo de ejercer el poder. Porque, claro está, si no miente tiene que dar cuenta de la pésima gestión que esta llevando a cabo al frente de la Dirección departamental. Gestión, por cierto, premiada con el suculento cargo de la Titularidad de la Cátedra Lógica 1, con los fondos de PROHUM (ver ay, ay, ay, uy, uy, uy…). Así es: en Humanidades se premia la mediocridad, el ocultamiento de la información, el amedrentamiento y la mentira.

A toda esta forma de hacer política, le oponemos la transparencia, la socialización de toda la información, el debate, la participación y la organización colectiva. Porque Filosofía será territorio de todos/as o no será.

.

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_nCOLECTIVO DE FILOSOFÍA

 

Ad Nauseam

Cuando uno llega a comprenderlo,

se le revuelve el estómago

y todo empieza a flotar… eso es la Náusea.

[J. P. Sartre]

vomito

Una vez mas el ninguneo, la negativa, la violación sistemática a los principios democráticos mínimos que sostiene –o al menos debería ser así- al gobierno de la Universidad. El ataque no es nuevo. Es la expresión de un modo de ejercer el poder, y por lo tanto de gobernar.

La Dirección del Departamento de Filosofía, con la complacencia de los consejeros docentes y graduados, impone nuevamente el día y la hora para la realización de la próxima sesión del Consejo Departamental. No importó que las consejeras estudiantiles por el Colectivo de Filosofía le expresaran a José Gil y al resto de los consejeros la intención de cambio de fecha para poder asistir, debido a los compromisos laborales que sostienen durante la temporada estival, como suele ocurrir con la mayoría de los estudiantes que deben sostener sus estudios.

mail_4

Pero para José Gil y sus consejeros, no es argumento suficiente.

mail_5

Nuestras consejeras fueron claras al momento de comunicar sus razones solicitando el cambio de fecha y horario: tenemos que trabajar. Quizás el Director de la carrera no tiene en consideración que haya estudiantes que mayoritariamente nos han elegido para que representemos los intereses del claustro. Estudiantes, por cierto, que también trabajan en temporada, e incluso durante todo el año, para poder seguir sosteniendo sus estudios.

mail_1

En este caso, el accionar de Gil es parte de una serie de ataques a la representación del claustro estudiantil, pero también al conjunto de todos los estudiantes de la carrera. No solo nos quitan la potestad de discutir y ser parte del co gobierno de Filosofía, sino que debemos padecer regularmente la ausencia de  franjas horarias; programas añejos y vacíos de contenido; la falta de políticas relativas a la contención de los estudiantes; temas que nada tienen que ver con las problemáticas reales y cotidianas; el armado de cátedras sin docentes o con docentes amigos designados a dedo, quienes lejos de preocuparse por el enriquecimiento de la carrera, se preocupan por obedecer las directivas de quien los puso en el cargo; que cesanteen docentes cuando no son directamente expulsados; que persigan sistemáticamente a quienes nos oponemos a toda esta lógica autoritaria que se utiliza para gobernar nuestra carrera. Que nos quiten todo, que no nos den nada.

No es novedoso el método que utiliza Gil. Durante el 2014 el CAD sesionó solo tres veces y dos de ellas sin los estudiantes (ver Cosa Mostra y Sesionar sin estudiantes es antidemocrático… ).

 Este año el Doctor Gil inicia su mandato reproduciendo  una vez más la lógica descarada de quien busca eliminar todo tipo de oposición y decidir en la comodidad de la reunión de amigos. Como ya hemos señalado otras veces  la gestión no puede sentarse a discutir con su oposición política. La organización de los estudiantes pidiendo explicaciones es la causa principal de que la gestión de Coira y su representante Gil en la carrera prefieran las sesiones a escondidas, y el silencio y el regateo de la información. Sus intenciones son inconfesables, sin embargo no cuentan siquiera con la habilidad para velarlas. En cada una de sus decisiones y acciones queda sobre la mesa qué es lo que pretenden para la carrera: administrar el espacio público y los cargos académicos como si fuese un emprendimiento familiar. Y para ser decorosos hablamos de familia, pero en honor a la verdad lo que los une más que filiaciones son complicidades. A pesar de su falta de capacidad política cuentan con el resguardo que les da el privilegio de saberse impunes. Solo por esto su accionar despótico es posible. La falta de recursos políticos tácticos y su incapacidad para actuar en el marco de los mecanismos institucionales legítimos deriva en el accionar descarnado y autoritario que ni siquiera intenta conservar los ropajes democráticos mínimos que tiene el cogobierno universitario luego de la reforma de 1918.

Como si no bastara, el orden del día propuesto para la próxima sesión  del CAD expresa un alto nivel de cinismo, que se muestra claramente en el primer punto a tratar.

Orden del día.

La gestión departamental pretende hoy homenajear a Ricardo Maliandi. El mismo que ayer fuera desestimado, hostigado y finalmente expulsado de la carrera. ¿Quiénes homenajearán a Ricardo en un departamental cuando ni siquiera comenzaron las clases? ¿Los mismos que se negaron a repudiar las repetidas difamaciones? (ver video) ¿Los mismos que se negaron a su emeritud? ¿Los mismos que lo sacaron de la cátedra de Contemporánea? ¿Los mismos que año tras año intentaron rescindir su contrato? ¿Los mismos que lo hicieron trabajar gratis durante todo el 2014 y no le pagaron un centavo? ¿Los mismos que no mandaron un maldito mail para avisar que Ricardo había fallecido? ¡Necrófagos miserables que no se detienen ni ante la muerte!

COLECTIVO de FILOSOFIA

Marzo de 2015.

CAD

.

Invertir los valores éticos para que el mundo se ajuste a su capricho

.

José Gil, director de la carrera, asume como primera medida de su gestión la clausura, ni mas ni menos, de la participación en el órgano de co-gobierno de Filosofía. Por ello invitó a realizar la próxima sesión de Consejo Departamental en las instalaciones del colegio Illia, invitación que no fue consultada con ningún consejero (ver imagen abajo). Agreguemos a esto el requisito de que quienes quieran asistir deberán acreditarse con antelación vía e-mail y presentarse en la institución escogida con DNI en mano. Nos preguntamos, ¿por qué tantas trabas para que los estudiantes puedan presenciar un Consejo Departamental?, ¿por qué la necesidad de identificar de tal manera a todos aquellos que quieran concurrir?

.

cad

.

Bajo el falaz argumento de que estudiantes del colegio podrán beneficiarse de vivir la experiencia de cómo funciona un órgano de co-gobierno, Gil no hace más que continuar y profundizar las políticas privatistas que desde hace tiempo viene sufriendo Filosofía. ¡Vamos, si el mismo colegio Illia cuenta con su propio órgano de co-gobierno! Clausurar los espacios públicos de discusión y decisión, esa es la prioridad de la gestión Gil.

El co-gobierno es una reivindicación histórica del movimiento estudiantil, y ha sido un triunfo de la Asamblea y el Colectivo de Filosofía que la carrera se haya hecho presente en ese espacio. Desde siempre nuestros consejeros fueron a esos espacios de decisión mandatados, y es por nuestra manera de concebir la política que queremos que esas instancias de decisión sean públicas y abiertas. Gil entiende que el mejoramiento de la carrera se solucionan con “organizar de modo firme”. Orden y disciplina, eso es la gestión Gil. Cuando los problemas de la carrera son otros, de carácter estructurales, pero evidentemente no son prioridad para el proyecto de carrera que pretenden Gil y el conjunto de la gestión de Humanidades. La falta de concursos, la ausencia de franjas horarias, el recorte de comisiones en cátedras enteras, la desactualización de contenidos, constituyen apenas algunas de las problemáticas por las que atraviesa Filosofía.El mismo Gil, quien siendo docente de Lógica hace dos semanas que no dicta sus clases en la materia vaya a saber por qué razón que no ha sido informada debidamente. En su lugar, propone “talleres de apoyo” para los estudiantes. Otra vez el mismo movimiento al que nos tiene acostumbrados: convertir su obligación y responsabilidad en un favor que ofrece a los estudiantes.

Por último, no queremos dejar de mencionar que esto compete a todos los consejeros, no importa su color o ideología. Lo que acá está en juego es nada más ni nada menos que el espacio donde se toman las decisiones que nos conciernen a todos. Por eso los/as invitamos a la próxima Asamblea de Filosofía, a realizarse hoy (martes 23) a las 18 hs, para organizarnos y debatir colectivamente los pasos a seguir contra la política de vaciamiento de la dirección departamental.

.

¡DEMOCRATICEMOS FILOSOFÍA, PARTICIPEMOS TODOS/AS!