Corrupción y Nepotismo en Filosofía

Se multiplican groseramente las designaciones a dedo en la UNMdP

corrupcion-01

En el último Consejo Departamental de la Carrera de Filosofía realizado el martes 7 de julio, con el aval del Director del Departamento José María Gil; los representantes docentes Rodolfo Rodríguez, Patricia Britos y Fernando Folcher, y la representante graduada Ángela Raimondi, designaron a dedo quince personas en Filosofía. Cada uno de los designados accederá a un cargo docente en nuestra carrera.

No hubo ninguna instancia pública, ni comisión de jurados interclaustros, ni evaluación alguna que avale tales designaciones. Tampoco hubo una instancia donde se pudieran presentar otros postulantes para ser evaluados por su trabajo, por lo tanto, no hubo ni comparación de currículums, ni comprobación de la experiencia docente. Lo único que importó para seleccionar a los designados fue su filiación política con el sector que tiene el poder en la Facultad y en la carrera de Filosofía. Dicho sector se encuentra en nuestra carrera desde que la misma se reabrió en el año 1994. Son un grupo de docentes que forman parte de la Unión Cívica Radical marplatense. En todos los casos hablamos de ex integrantes de la agrupación estudiantil Franja Morada.

Es decir, esta fuerza gestiona Filosofía y sus recursos económicos como si fuera su negocio privado desde hace años. Rodolfo Rodríguez, quien fue Decano de la Facultad de Humanidades entre 2000 y 2004, y Vicedecano entre 2004 y 2008, y que desde 2008 hasta hoy es consejero docente de forma ininterrumpida en Filosofía, es quien maneja los hilos de la corrupción y promueve el manejo discrecional de los fondos públicos de Filosofía. Por supuesto, en connivencia con la gestión de la Facultad de Humanidades. En el caso particular de las designaciones a dedo hablamos de un total de $37.500 por mes sin antigüedad, lo cual nos deja un total de $450.000 por año que se están manipulando de este modo.

Hay que agregar que durante el año 2014, la Facultad de Humanidades aceptó el ingreso de los fondos del PROHUM desde el Ministerio de Educación de la Nación. Con dicho dinero se otorgaron cargos con designaciones exclusivas a los docentes que, desde la reapertura, ofician de representantes en el órgano de cogobierno. Además, los únicos que pueden serlo son ellos, pues sólo ellos revisten la categoría de regulares concursados. Así, Rodolfo Rodríguez, pasó a cobrar $30.300,80 Patricia Britos, 28.940,86, Fernando Folcher $27.574,30, y José Gil, $27.525,42. Por otro lado, la Consejera graduada Ángela Raimondi, fue designada a dedo en un cargo durante el año 2013.

Sin dudas, enfrentamos a una gestión a la que no le importa la carrera de Filosofía, ni los estudiantes, ni los investigadores, ni los profesores, que no discute la línea académica de las cátedras, ni la formación académica, ni la carrera docente. Esta gestión sólo se ocupa de mantener y acrecentar su poder mediante el armado de camarillas políticas y la distribución del presupuesto educativo público de manera absolutamente privada y arbitraria.

 

¡Basta de corrupción y nepotismo en Filosofía!

¡Fuera la UCR de nuestra carrera!

¡Exigimos respuesta de la Decana Coira y del Rector Morea!

Contactos:

Francisco Arias (0223) 155494470

Ana Alvarez (0223) 155-917974

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_n

Colectivo de Filosofía

Septiembre 2015

Como cerdos

.

Concursar y designar como cerdos

Humanidades: una granja sin rebeliones

. 

Quede claro de antemano que no tenemos nada contra el puerco ese «animal singular» de hocico sutil, desde luego mucho más refinado que nosotros en materia de tacto y olfato. Pero quede claro también: odiamos la glotonería almibarada y el tartufismo humanitario de eso que llamamos la camarilla arribista y academicista de la Universidad.

.

A cada chancho le llega su San Martín, salvo en Humanidades que consiguen un cargo. En el día de la fecha los miembros del Colectivo de Filosofía nos hicimos presentes en el Consejo Académico de Humanidades para hacerle frente a una nueva embestida contra nuestra carrera. Desde la gestión de la Facultad, con la decana María Coira a la cabeza,  se designó a Nicolás Moyano Loza irregular y arbitrariamente. En primer lugar el “Registro de antecedentes”  mediante el cual fue “elegido” se conformó con el dictamen de Manuel Comesaña y su ex esposa Patricia Britos, y el graduado Fornoni, a puertas cerradas sin la presencia del claustro estudiantil. Todo queda en familia. A diferencia de otras veces (Por ejemplo el registro de Historia de la Ciencia) la gestión de la facultad, no creyó conveniente que esta cuestión se trate en el lugar en el que deben tratarse estos asuntos: el Consejo Departamental. ¿Qué cambió? Nada sustancialmente. Es que como todavía no cerró la rosca en las elecciones de profesores (aun cuando el mandato de los docentes salientes ya se acabó) no se puede constituir el Consejo. Esto desnuda el carácter anti-democrático de los órganos de cogobierno que sólo parecen estar para legitimar las roscas de la camarilla.

cerdo

 

Cuando los votos del graduado Assalone (usurpador del cargo del Colectivo de Filosofía), la agrupación Phronesis y los docentes coinciden con los intereses de la gestión de la Facultad entonces el Consejo Departamental es el lugar dónde deben tratarse las cosas (Por ejemplo, nuevamente el registro de Historia de la Ciencia). De lo contrario –cuando el departamental no puede hacer el trabajo sucio directamente- todo se resuelve en el Consejo Académico.

 

Moyano Loza fue designado por un registro de antecedentes cuya comisión asesora se reunió sin el claustro estudiantil, sin respetar el calendario estipulado por el Consejo Departamental y que desestimó partes fundamentales del Curriculum Vitae de una de las postulantes, la profesora Susana Violante, sin argumento alguno. El descargo de la mencionada profesora ni siquiera fue elevado al Consejo Académico, si el Colectivo de Filosofía no llamaba la atención sobre su existencia el expediente ni siquiera salía de su caja. La secretaria del departamento Ana Caro –bajo la orden de los Consejeros Docentes cuyo mandato ya finalizó- elevó este expediente al Consejo Académico sin que sea tratado por el CAD de Filosofía. El Consejo Académico no solo avaló el expediente y la designación de Nicolás Moyano Loza, también ratificó las irregularidades que ocurrieron durante el desarrollo del registro.

 

Denunciamos el accionar mafioso y corrupto de la gestión de Humanidades, conducida por la Decana María Coira. La gestión se reparte los cargos públicos como si administrase un negocio familiar haciendo caso omiso a todas las reglamentaciones de la universidad y a todos los criterios académicos. En esta oportunidad ha vuelto a premiar por su afinidad política al graduado Nicolás Moyano Loza haciendo una nueva designación directa de nada más ni nada menos que de un cargo de Adjunto, de forma antidemocrática y sin respetar los órganos consultivos. Vale recordar que el graduado Moyano Loza  fue el beneficiado por José Gil al confeccionar un dictamen fraudulento en el registro de antecedentes de Historia de la Ciencia. Gil en aquel momento sin siquiera haber asistido a la comisión evaluadora del registro presentó un dictamen paralelo a la misma, véase: El dictamen de la animosidad y Pacto explícito, persecución permanente.

 

Este accionar es propio de una casta política enquistada en el poder, que premia con nombramientos a dedo a quienes siguen vaciando la carrera o accionaron como patotas contra quienes nos oponemos a este modo de gobernar la facultad y la carrera. Hernán Murano, Daniel Vásquez y Ángela Raimondi son ejemplos de estas designaciones. Pero también aquellos que han sido beneficiados con la promoción de sus cargos gracias a los fondos del PROHUM, como Rodolfo Rodríguez, Patricia Britos, José María Gil y Fernando Folcher, quienes son consejeros del CAD de Filosofía  por el claustro docente y parte de la gestión de la facultad de Humanidades.

 

A todo esto nos preguntamos: ¿Dónde estaba el consejero graduado en usurpación de cargo, Eduardo Assalone? ¿Dónde estaba la mayoría estudiantil del CAD, Phronesis? En todas las instancias públicas sólo asiste un militante de la agrupación y no emite sonido ante el avance antidemocrático en la carrera. Por otro lado ni siquiera convocaron al Consejo Académico. ¿Por qué no defienden los intereses de quienes están representando? ¿Por qué en esta oportunidad, estos dos sectores (Assalone / Phronesis) callaron ante las irregularidades en el Registro de Antecedentes para Metodología, mientras que en el registro de Historia de la Ciencia presentaron impugnaciones frente a irregularidades inexistentes?  Recordemos que Assalone y Phronesis avalaron la operación de la gestión, que consistió en desconocer lo resuelto por la comisión evaluadora –reunida con todos los claustros presentes- para el registro de Historia de la Ciencia que designaba en el cargo a una compañera del Colectivo de Filosofía, la graduada Sonia López. Esta operación política evidenció la existencia de un pacto interclaustros entre los consejeros docentes, el graduado Assalone y la agrupación Phronesis, contra aquellos que damos pelea en defensa de Filosofía. Una pista de las motivaciones de Assalone y su secta de advenedizos podemos encontrarla en los mails que hicieron circular públicamente.

 

Las camarillas de la gestión, Assalone y su Espacio de Construcción Asamblearia y Phronesis, a tono con el modelo nacional de capitalismo de amigos, proponen una universidad de amigos o mejor, de secuaces. Los docentes, graduados y estudiantes debemos reaccionar frente a la política de repartirse lo público como si fuese un botín de guerra.

 

Queremos dejar algo en claro. Ni las operaciones políticas, ni las difamaciones, ni el amedrentamiento, lograran callarnos. Seguimos en pie, organizándonos y luchando contra los que pretenden hacer de Filosofía un lugar donde exclusivamente se distribuyen cargos. Seguimos peleando por democratizar la carrera, apelaremos a los registros de antecedentes en tanto los concursos no se materialicen, sin perder de vista que debemos luchar porque se sustancien de forma urgente. Seguimos socializando la información contra quienes se la apropian descaradamente en beneficio propio. Aunque les pese a quienes prefieren la comodidad de lo conocido. 

.

Adjuntamos en galería de imágenes el dictamen fraudulento de la comisión evaluadora, en primer lugar, y, luego, la nota presentada por la profesora Susana Violante al Consejo Académico de la Facultad.

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

.

Colectivo de Filosofía

Julio de 2013