Corrupción y Nepotismo en Filosofía

Se multiplican groseramente las designaciones a dedo en la UNMdP

corrupcion-01

En el último Consejo Departamental de la Carrera de Filosofía realizado el martes 7 de julio, con el aval del Director del Departamento José María Gil; los representantes docentes Rodolfo Rodríguez, Patricia Britos y Fernando Folcher, y la representante graduada Ángela Raimondi, designaron a dedo quince personas en Filosofía. Cada uno de los designados accederá a un cargo docente en nuestra carrera.

No hubo ninguna instancia pública, ni comisión de jurados interclaustros, ni evaluación alguna que avale tales designaciones. Tampoco hubo una instancia donde se pudieran presentar otros postulantes para ser evaluados por su trabajo, por lo tanto, no hubo ni comparación de currículums, ni comprobación de la experiencia docente. Lo único que importó para seleccionar a los designados fue su filiación política con el sector que tiene el poder en la Facultad y en la carrera de Filosofía. Dicho sector se encuentra en nuestra carrera desde que la misma se reabrió en el año 1994. Son un grupo de docentes que forman parte de la Unión Cívica Radical marplatense. En todos los casos hablamos de ex integrantes de la agrupación estudiantil Franja Morada.

Es decir, esta fuerza gestiona Filosofía y sus recursos económicos como si fuera su negocio privado desde hace años. Rodolfo Rodríguez, quien fue Decano de la Facultad de Humanidades entre 2000 y 2004, y Vicedecano entre 2004 y 2008, y que desde 2008 hasta hoy es consejero docente de forma ininterrumpida en Filosofía, es quien maneja los hilos de la corrupción y promueve el manejo discrecional de los fondos públicos de Filosofía. Por supuesto, en connivencia con la gestión de la Facultad de Humanidades. En el caso particular de las designaciones a dedo hablamos de un total de $37.500 por mes sin antigüedad, lo cual nos deja un total de $450.000 por año que se están manipulando de este modo.

Hay que agregar que durante el año 2014, la Facultad de Humanidades aceptó el ingreso de los fondos del PROHUM desde el Ministerio de Educación de la Nación. Con dicho dinero se otorgaron cargos con designaciones exclusivas a los docentes que, desde la reapertura, ofician de representantes en el órgano de cogobierno. Además, los únicos que pueden serlo son ellos, pues sólo ellos revisten la categoría de regulares concursados. Así, Rodolfo Rodríguez, pasó a cobrar $30.300,80 Patricia Britos, 28.940,86, Fernando Folcher $27.574,30, y José Gil, $27.525,42. Por otro lado, la Consejera graduada Ángela Raimondi, fue designada a dedo en un cargo durante el año 2013.

Sin dudas, enfrentamos a una gestión a la que no le importa la carrera de Filosofía, ni los estudiantes, ni los investigadores, ni los profesores, que no discute la línea académica de las cátedras, ni la formación académica, ni la carrera docente. Esta gestión sólo se ocupa de mantener y acrecentar su poder mediante el armado de camarillas políticas y la distribución del presupuesto educativo público de manera absolutamente privada y arbitraria.

 

¡Basta de corrupción y nepotismo en Filosofía!

¡Fuera la UCR de nuestra carrera!

¡Exigimos respuesta de la Decana Coira y del Rector Morea!

Contactos:

Francisco Arias (0223) 155494470

Ana Alvarez (0223) 155-917974

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_n

Colectivo de Filosofía

Septiembre 2015

El Ruda ya eligió a sus 12 Apóstoles

cena_ratasSiempre dijimos que es necesario asistir a las sesiones de los órganos de cogobierno, en este caso particular, al Consejo Departamental de Filosofía, pues allí sufrimos en carne propia la violencia institucional, nos hacemos conscientes de la indignación colectiva, y de la necesidad en sentido fuerte de organizarnos y luchar por una Universidad distinta. Hoy, el acceso a los cargos docentes se da por filiación política, amiguismo o prácticas serviciales. En esta ocasión entraron doce personas funcionales a los sectores del poder. Lucrecia Gaich, Paula Jessurum, Yanina Zucconni, Celina Martín, Romina Conti, Maximiliano Loria, Lorena Battaglino, César Vicini, Emiliano Aldegani, Carolina García, Pablo Sisterna (graduado de la Facultad de Ciencias Exactas) y Eliana Fayó (graduada de la carrera de Historia) son los últimos  acomodados de la carrera, los doce acólitos de la gestión Gil.

A continuación, compartimos las impresiones de un compañero que tuvo su primer encuentro con esta instancia:

 “Ayer, vi un rebaño, hipócrita, de ovejas filosofantes, con su estúpido atuendo de criaturas inocentes. Un rebaño de docentes y graduados esperando un cargo asignado de forma fraudulenta que es a imagen y semejanza del Ruda. Una falsa perplejidad en sus rostros que intentó disimular el “qué carajo me importan mis colegas que se ilusionan con conseguir un cargo por concurso”. Quedó algo muy claro, en cuanto al valor que se le da a la voz estudiantil, cuando la Secretaria del “Director de la carrera” se refirió a las consejeras estudiantiles como “ALUMNAS”, así manifestó su consideración de los estudiantes en general. Estos cavernícolas engrampados a sus escritorios del departamento ni siquiera ocultaron su risa. Su pereza superó la necesidad de ocultar toda está mierda mafiosa con olor a Ruda. La prótesis estudiantil “no recuerda”, enmudeció, no hizo nada. El director de la carrera no es el director, el director es un gil, lo sentaron en el lugar del director. HOY COMPRENDÍ COMO LA EDUCACIÓN PÚBLICA ES ADMINISTRADA DE FORMA PRIVADA. Rebaño parásito que ofende el sentido de nuestra carrera. El día que arda la filosofía en la UNMdP olerá a Ruda, lamentablemente. ¡Quememos las plantas parasitarias entonces!”

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_n

Julio de 2015

«Aquí no entra nadie que no sepa obedecer»

Quiero más una libertad peligrosa

que una servidumbre tranquila.

[Mariano Moreno]

Una vez más se desnudan ante nosotros las maniobras nefastas de una gestión antidemocrática. Hace unos días fueron publicados algunos llamados a concursos para Filosofía con sus respectivas comisiones evaluadoras (Ver Llamado a Concursos en Filosofía). La Gestión del Departamento de Filosofía, a cargo del Dr. Gil, se encargó de elaborar listas con los integrantes de estas comisiones. Tal como lo hemos afirmado en otras oportunidades en relación a los jurados graduados (Ver: Sobre las prácticas del abstencionismo y Con lista selecta gestión contenta ) la elección de los mismos no da lugar al azar. Y decimos esto porque el criterio bajo el cual fueron seleccionados es claro: los jurados deben responder con absoluta fidelidad a los mandatos de la gestión Gil, dando como ganador del concurso al postulante alineado a la camarilla, asegurando así la reproducción del clientelismo.

Es evidente: llegó la hora de renovar la camarilla. Los concursos pretenden ser otorgados a aquellos que demostraron la obsecuencia debida con el proyecto político gobernante. Primero, fueron designados a dedo por la gestión para generar el antecedente (ver: Nuevo dedo y van Qué está pasando en FilosofíaComo Cerdos); después, cada uno de ellos (Murano, Vásquez, Moyano Loza, Guío, Murad, Iriart, Raimondi), recibirá su debido premio: el concurso. Una manera de garantizar esta premiación, que a su vez es la renovación de la camarilla, es a través comisiones evaluadoras “amigas”. Estarán conformadas, ni más ni menos, que por la misma gestión que los designó a dedo en primer lugar. En pocas palabras, los concursos bajo estas condiciones no serán transparentes. Arias, Novo, Gil, Comesaña, Acevedo y Manna se alternan entre los jurados titulares y suplentes docentes de estos concursos que no cuentan, por ejemplo, con un jurado docente externo. Asimismo, los docentes titulares de algunas materias, como es el caso de Cecilia Colombani en Introducción a la Filosofía, ni siquiera fueron convocados para formar parte de las comisiones evaluadoras.

Párrafo aparte merecen los graduados de la gestión, Raimondi y Fornoni, cuyas únicas acciones han sido la de designarse a dedo a sí mismos, prometer cargos para su amigos y controlar como perros guardianes que en las comisiones evaluadoras de los concursos cuenten sólo sus acólitos. Así, puede verse como se repiten los nombres de Daniel “el cholo” Vazquez, Mariano Iriart, y hasta el mismo Fornoni.

Diatriba-de-la-obediencia

Cabe destacar que los consejeros por la mayoría estudiantil no recibimos en ningún momento solicitud alguna de parte del Departamento para presentar posibles jurados estudiantiles. Las listas se armaron a puertas cerradas, entre amigos, lejos de aquellos que puedan representar una amenaza para el buen funcionamiento del “amiguismo”. Así vemos como sólo dos nombres de estudiantes (Juan Pablo Sosa y Nicolas Trucco) se repiten en todas las comisiones evaluadoras. ¿Quién los puso de jurados? ¿En qué situación institucional fue decidido?

El único proyecto político, si es que acaso podamos llamarlo así y no más bien la muerte de toda política, que la gestión Gil ha ejecutado con total determinación es el de acomodarse (ver ay, ay, ay) y acomodar a todos sus amigos en los cargos para perpetuarse en el poder y seguir cuidando la chacra. De la Filosofía ni noticias o, mejor, sólo las hay de la miseria de la Filosofía. El mensaje es claro. En el frontispicio de la carrera se lee la siguiente inscripción: “aquí no entra nadie que no sepa obedecer”. Sabemos muy bien que todos los postulantes de concursos que se plantaron como una alternativa a esta Gestión estuvieron destinados a la exclusión (ver El dictamen de la animosidad y Si a ella le suma entonces no lo contamos). De este modo los concursos se convierten en una herramienta más a través de la cual la Gestión imprime su sello arbitrario.

Es difícil escribir sobre lo que venimos afirmando hace tiempo sin repetirnos. Pero es aún más difícil tener que decir que lo pronosticado se está consumando. Bajo estas condiciones, los concursos en filosofía serán un fraude. Pero no cualquier fraude, serán el fraude que conformará la composición docente de nuestra carrera por los próximos diez años; serán el fraude que garantizará la perpetuación en el poder de los Gil, de los Arias, de los Novo; y de una lista que se ensancha a medida que crecen las prebendas. Serán el fraude que afirmará el proyecto reaccionario de vaciamiento, ajuste y persecución a la oposición a la gestión de lo existente. Somos contemporáneos de un  hecho político que, en su consumación, decreta la muerte de la filosofía.

Desde el Colectivo de Filosofía denunciamos y repudiamos el carácter antidemocrático de estos concursos. Y, en este sentido, nos parece importante remarcar la importancia de las sesiones de los Consejos Departamentales. No es casual que la Gestión Gil elija resolver las cuestiones de la carrera  en absoluta soledad, omitiendo hace más de un año conformar las correspondientes sesiones de cogobierno. Sin someter sus decisiones a una discusión amplia donde todos podamos debatir de manera horizontal sobre el futuro de nuestra carrera.

No hay lugar para la duda, es momento de la acción. Seguiremos convocando a asambleas, continuaremos exigiendo la conformación de consejos departamentales, seguiremos informando y socializando lo que se privatiza sin vergüenza, pero es de todos; sólo de manera colectiva podremos sepultar la política de gestión de la miseria. Sólo de manera colectiva podremos transformar lo dado y hacer de lo robado, lo de todos, lo nuestro.

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_nColectivo de Filosofía

Junio de 2015

¡Asambleas para organizarnos, asambleas para luchar!

Compañerxs, hace unos días solicitamos de manera urgente la realización de un próximo CAD.

mail_1

Desde principios de este año, la gestión del departamento con el Dr. Gil a la cabeza no ha garantizado la realización de una sola sesión en condiciones dignas. Ante nuestra solicitud, Gil responde una vez más con la negativa y con una nueva imposición de hora y fecha para realizar la sesión del CAD.

mail_2

Tampoco nos  queda claro cuáles serían los temas que la gestión estaría pensando tratar en una sesión de Octubre, ¿a qué intereses responde este cronograma?

Las sesiones del CAD solo se llevan adelante en los momentos y lugares que esta Gestión determina arbitrariamente como los más aptos. Aún cuando ello implique realizarlas sin la participación estudiantil (ver  CAD Nº5 – CAD Nº3 ); aún si eso implica desestimar el pedido hecho por parte de los estudiantes para cambiar la fecha de la sesión debido a cuestiones laborales (ver Ad Nauseam ),aun si eso implica realizar las sesiones en espacios totalmente alejados de la Universidad (ver CAD Nº2 – CAD Nº4 ).

Para nosotr*s la realización del CAD es fundamental para debatir sobre el presente y el futuro de nuestra carrera y revertir el abandono y la desidia a la cual nos vemos arrastrados por la Gestión de nuestra carrera. En este sentido, consideramos que la postergación de las sesiones tiende a vaciar los espacios donde se deben dar las discusiones políticas y a dilatar la resolución de problemáticas impostergables. Evidentemente no hay voluntad por parte de la Gestión del Departamento de Filosofía para resolver las cuestiones más acuciantes que afectan el funcionamiento de nuestra carrera.

Como hemos informado en repetidas oportunidades, el profesor Javier Viau se vió expulsado de la cátedra de Historia de la Ciencia, luego de trabajar un año sin percibir ningún tipo de remuneración (Ver Viau – Gil y la tormenta detrás de los contratos ).La situación requiere un tratamiento urgente en el CAD, el próximo cuatrimestre no hay docente a cargo de la materia y todavía no hemos tenido noticias sobre un llamado a concurso o registro de antecedentes. Como Consejeros por la mayoría estudiantil, hemos presentado una nota al Departamento solicitando la regularización urgente de esta situación (ver Nota).

Otra cuestión que se viene postergando es el llamado a concurso para las ayudantías estudiantiles (Ver Sobre las ayudantías de segunda 2015 ).Las ayudantías ya fueron aprobadas en el Consejo Académico y no sabemos por qué continúan detenidas en el circuito burocrático. Tampoco queda excluida del departamental la cuestión edilicia que atraviesa nuestra Facultad. Solicitamos que los consejeros se expidan públicamente sobre todas estas cuestiones.

Desde el Colectivo de Filosofía invitamos a todos los Compañer*s a participar de la próxima Asamblea de Filosofía. La misma se realizará el día martes 19 de Mayo en el horario de las 17 hs. Solo así podremos organizarnos y debatir colectivamente los pasos a seguir contra la política de vaciamiento de la dirección del departamento. ¡Llenemos el CAD con nuestras reivindicaciones!

asambleaflyer2015

Transparencia nula

Además de lo ya dicho respecto del simulacro de concurso de Lógica I (ver: ay-ay-ay-uy-uy-uy/) que se realizó con los fondos del PROHUM, y como si eso hubiera sido poco, el director de la carrera y único postulante, José María Gil, presentó un Plan de Trabajo Docente (PTD) del cual hay cosas para decir.

No todo PTD es igual, los hay malos, los hay peores y los hay sumamente arbitrarios y punteriles. Continuando con las políticas de nepotismo, clientelismo y precarización laboral en la carrera, José Gil, nombra nuevamente con su dedo déspota a quienes conformarán su “equipo de cátedra” y dictarán los prácticos de Lógica en el segundo cuatrimestre del año: Esteban Guío, Nicolás Moyano Loza, César Vicini y Matías Delfino (Phronesis).

Scan

Hay que decir que no existió ningún concurso o registro de antecedentes que seleccionara a dichos graduados y estudiante en la cátedra. Son nombrados por el Director del Departamento de la Carrera, José Gil, bajo el disfraz de “funciones por beca”, “docente del área”, etc. Lo cierto es que para Gil cualquier recurso espurio es más urgente que un concurso para la carrera. ¡No vaya a ser cosa que lo ganen sus enemigos y tenga que andar metiendo dictámenes por la ventana! (ver: el dictamen de la animosidad) La cuestión se agrava si tenemos en cuenta que por segunda vez nombra a un estudiante para que esté a cargo de una comisión de prácticos de la materia Lógica, en este caso, Matías Delfino; y por segunda vez hablamos de un integrante y candidato a consejero por la agrupación Phronesis. El cargo de las ayudantías de segunda del año pasado (por la cual ingresó el mencionado estudiante) finalizó y las nuevas ayudantías todavía no salieron (ver:sobre las ayudantias de segunda 2015) ¿Ya sabe Gil que Delfino ganará también el próximo concurso que todavía ni siquiera fue convocado? No sería raro teniendo en cuenta las arbitrariedades que desplegó en el último concurso de la ayudantía de Lógica para estudiantes(ver: concurso-logica y nuestra-respuesta).Todo esto, en el marco de la presentación de su Plan de Trabajo Docente para su concurso que se realiza con los fondos del PROHUM.

No sólo se beneficia con un sueldo para nada despreciable el Director de la Carrera y nuevo docente “concursado” de Lógica, José Gil, con los fondos del PROHUM; sino que arrastra a sus acólitos con él, ¿repartirá una parte de su sueldo? ¿O será que Coira ya está elaborando una RD para designarlos con el presupuesto de la carrera, sola y en su mullido sillón, como ha hecho otras veces? Transparencia nula la de la gestión de Humanidades, transparencia nula la de Gil, quien está al frente de Filosofía.

La carrera se vacía cada vez más, se recortan comisiones, hay materias sin docentes y lo único que Gil hizo desde que asumió es aumentar la lista de las acciones autoritarias…y, por supuesto, su sueldo.

10600352_10205123106226991_3023904333551224208_n

Nuestra respuesta

. . .

La risa que sacude al leerlo

. . la risa .

¿Qué estás hablando boludeces?

 Zulma Lobato

.

.

No mentimos y no estamos dispuestos a discutir lo fáctico. El concurso de lógica fue manipulado para perjudicar a nuestra compañera Silvina Sánchez, esperamos que la presentación legal -con sus respectivas pruebas adjuntadas- se encargue de demostrarlo. No mentimos. No se trata de un cargo, el asunto es político: hoy Silvina, ayer Sonia, mañana cualquier integrante del Colectivo de Filosofía y todo aquel que encarne un proyecto antagónico a los intereses clientelares de la gestión. Con esto queremos decir que no se trata de un ataque personal, es un ataque político que busca reducir toda oposición a uno o dos nombres propios. No hay nada discutible en la proscripción hacia el Colectivo de Filosofía, es un hecho. Como lo es también que phronesis use su valioso tiempo en la innegable defensa de la voz oficial. Por supuesto, no esperamos otra cosa del brazo estudiantil de la gestión.

.

Nuevamente nos vemos obligados a responder una serie de párrafos inconexos e ininteligibles, a un desorden del discurso que pretende ser un comunicado. Desconocemos si el enrarecimiento del mismo responde a la intención deliberada de confundir al lector o es que así de confusas están las ideas en las mentes de quienes escriben. De aquello que creemos comprender daremos una respuesta.

.

Empecemos por su título. A la desacreditación de Silvina, como estudiante, como persona y como compañera: “se hace la perjudicada”, se le suma su miopía creativa.

.

Los nuevos agravios del agrupamiento Phrónesis vienen ahora embellecidos con confusas atribuciones: “sacerdotes del odio colectivizado”, “club de fans”, “golpistas”, “apologetas del petardo callejero”, “secta posmoderna”, “servicio secreto”, “poder pastoral”, “purgadores maoístas”, “malditos policías bonaerenses” En la risa que sacude al leerlo, en el asombro de esta taxonomía, lo que vemos de golpe es nuestra desnuda imposibilidad de pensar esto. Tal vez estemos frente a una nueva trabazón entre las palabras y las cosas. Seamos indulgentes: tal vez estemos frente a una nueva episteme, o no.

.

El agrupamiento Prónesis dice que nosotros decimos “cosas incomprobables”, dice que hablamos “sobre la base de trascendidos o rumores de pasillos”. Recordemos que los concursos son públicos. Que el tiempo que cada uno de los concursantes estuvo en el aula no sólo consta en las actas, sino también en la memoria de los jurados y en la de las personas que oficiaron de testigos. No hay nada que comprobar. No es de hipótesis de lo que hablamos, sino de hechos del mundo.

.

Frónesis también afirma que “El reglamento es MUY CLARO. En el coloquio se evalúan: utilización de terminología específica de la materia, expresión oral coherente y precisa, manejo de los autores de la asignatura y propuesta pedagógica para abordar la problemática que se plantea (OCS 690)”. Repetimos: el reglamento de concursos de estudiantes no determina específicamente qué es “coloquio”, si es una entrevista o si es una clase que el que concursa tiene que exponer, o si son ambas. De cualquier manera, si fuera tan claro nuestra compañera no hubiese preguntado tantas veces. O mejor, si fuera tan claro, los docentes hubiesen respondido con contundencia. O mejor aún, si fuese tan claro, ¿por qué Silvina expone una clase y Matías es dispensado de hacerlo?, ¿por qué todos los jurados de todos los concursos le pidieron la exposición de una clase a los postulantes menos a Matías Delfino? Algo más, la ordenanza que regula este tipo de concursos es la OCA N°1636, y no la OCS 690 como asevera Frónesis. Adjuntamos, una vez más, la OCA correspondiente para que la vean ustedes mismos. (Ver: Reglamento Ayudantías de Segunda)

.

En cuanto a la evaluación de los antecedentes, tampoco mentimos. En primer lugar los jurados no justifican de dónde salen los números del puntaje que le asignan a cada ítem. Sabemos por la jurada estudiantil, Verónica Meske, que en algunos casos los números son resultados porcentuales, y en otros una especie de redondeo. ¿Hay que explicarle a Gil y a Comesaña que los dictámenes se fundamentan?, ¿hay que explicar que los numeritos no son el fundamento sino el resultado del mismo? Al ítem ‘perfeccionamiento’, donde Silvina contaba con vastos antecedentes de participación en jornadas y congresos, lo transformaron en el ítem ‘porcentaje de materias’. Huelga decir que el porcentaje de materias es un requisito para presentarse al concurso, mas no para ser evaluado. En el ítem ‘publicaciones’, donde Silvina contaba con varias con referato, casualmente no obtiene el puntaje máximo frente al otro postulante que no contaba con ninguna. Cada uno de estos robos de puntaje se repite en cada uno de los ítem. (Ver: Dictamen concurso)

.

No sabemos quién es Matías Delfino. No estamos interesados en hacer ningún juicio sobre el compañero. Sólo sabemos que fue en las listas de Fronesis para las elecciones, pero no se ha hecho presente en ningún Consejo Departamental.

.

El agrupamiento Prónesis afirma que “no hubo ninguna irregularidad dado que si esto hubiere sido así habría habido un dictamen en disidencia (del jurado estudiantil) manifestando la gravedad de la situación que se quiere inventar”. Además de la extraña forma lógica del razonamiento, hay que decir que no siempre que se cometen arbitrariedades hay dictámenes en disidencia. Lo justo no siempre ocurre necesariamente. Nos vemos obligados a decir que Verónica Meske padeció también una serie de arbitrariedades durante el concurso. También fue víctima de las humoradas machistas. Jamás recibió en sus manos una copia de los currículums de los postulantes, y para constatar que aquello que los docentes decían sobre el contenido de los currículums se correspondía con los mismos, tenía que espiar por sobre los hombros de los docentes. Con todo, la compañera discutió cada uno de los ítems que pudo, pero –insistimos- jamás se le permitió tener en sus manos los papeles correspondientes. El hecho de que Pronesis apunte contra la jurada estudiantil y omita hablar de la arbitrariedad de los docentes es cortar la cadena por el eslabón más débil.

.

Según pronesix “para ganar cualquier concurso se debería estudiar, cursar, leer, rendir finales, asistir a congresos, adscribirse y asistir a las materias. Y no querer ganarlo a como dé lugar, porque el fin no justifica los medios.” Frónesis se ha tomado en serio la máxima de Protágoras y creen que son la medida de todas las cosas. ¿De qué fin y de qué medios hablan?, ¿su fin es ganar concursos?, ¿quién les dio esa potestad? Prótesis, ¡por favor!

.

Con respecto a los agravios y a las difamaciones constantes, sólo resta un repudio contundente. Pueden ver aquíEl diablo se llama López  y la siguiente captura de FacebookRepudio.

.

Ellos dicen que no le deben nada a nadie y esto es cierto: es ahora la gestión la que les debe a ellos por hacer el sistemático y cotidiano trabajo sucio de deslegitimarnos. ¡Cuándo será el día que la tinta gastada esté dirigida a criticar a esta gestión nefasta! Dicen que tenemos cargos y no pueden mencionar ninguno, ¿se referirán a los registros de antecedentes que ganamos con la lucha? ¿Aquellos que hicieron posible que Barbosa, Crelier, Colombani, Arroche, Conti, Pico Estrada, Di Venosa, Misseri, Cattogio y otros puedan ingresar a trabajar? Porque si hablan de eso, de eso nos sentimos orgullosos.

.

No sabemos a qué reuniones con Coira en decanato se refieren, la última vez que nos acercamos nos cerraron la puerta en la cara. (Ver: Knockin’ on Coira’s Door). Por el contrario, en su último comunicado afirmaron haberse reunido con la decana.

.

Para ellos un verdadero proyecto sólo tiene en cuenta a los estudiantes y tiene que ser independiente de los docentes y de los graduados. Reivindicar lo dado como el mejor estado de cosas posible los convierte en los apologetas de lo existente.  No tenemos reparo en criticar la división en claustros, que no es más que la herencia de los viejos estamentos. Es un secreto a voces que el principio de la división en claustros sigue la regla de que a mayor saber acreditado, mayor poder detentado (Ver: Coca la Rectora ). Tampoco tenemos reparo en declararnos claustrofóbicos: el rechazo, el malestar, la repugnancia que nos provoca el aire viciado de los claustros académicos. Deseamos, más bien, una universidad abierta, igualitaria y asamblearia.

.

.

533069_10200691702004655_486654442_n

COLECTIVO DE FILOSOFÍA
Abril de 2014

 

Concurso de Lógica

.

.

Si a ella le suma, entonces no lo contamos

.

El mismo cuento: clientelismo, amiguismo, arbitrariedad. Esta vez en el concurso de Lógica. Perjudicados: el Colectivo de Filosofía.

 .

El miércoles 26 de marzo se sustanció el concurso para cubrir un cargo de Ayudante Alumno para la materia Lógica I. Concurso repleto de irregularidades y discrecionalidad por parte de los jurados docentes: Manuel Comesaña y José Gil. Nuestra compañera Silvina Sánchez fue una de las postulantes; el otro, Matías Delfino, integrante de Phrónesis. El concurso fue manipulado para que Silvina no ganara.

.

Si bien nuestra compañera se acercó a una clase de Comesaña para preguntarle por la modalidad del coloquio, jamás recibió de su parte una respuesta clara y contundente, aún cuando el docente ha sido jurado numerosas veces en este tipo de concursos.

.

Instantes antes de comenzar el concurso el profesor Gil, chiste machista mediante –las damas primero-, le comunicó a los postulantes que tendrían 15 minutos para hacer una exposición y luego otros 10 minutos para contestar preguntas. Luego del concurso nos enteramos por la jurada estudiantil que una vez dentro del aula, y a solas con el resto de los jurados, Gil había afirmado que Silvina Sánchez está entusiasmada por exponer un tema y no vamos a contradecirla. No sabemos de dónde derivó el profesor Gil esa inferencia, pero sí sabemos que influyó en el comportamiento posterior de los jurados. Cuando nuestra compañera ingresó al aula volvió a preguntar por la metodología del coloquio, puesto que el reglamento no es específico al respecto. Los jurados se mostraron confusos; pero aun así le encomendaron que expusiera un tema. He aquí el primer acto del artero accionar de los docentes.

.

Silvina expuso el tema que había preparado, siendo interrumpida en reiteradas ocasiones con comentarios confusos y preguntas capciosas. Luego, chiste machista mediante, ahora de Comesaña –las damas primero– instó a la jurada estudiantil a hacer una pregunta. Las otras cuatro las hicieron los docentes. Silvina contestó correctamente todas, menos una. El siguiente postulante, Matías Delfino, fue dispensado de realizar su exposición y se le hicieron las mismas cinco preguntas que a Silvina. Respondió correctamente a todas, menos una. Nuestra compañera estuvo más de media hora dentro del aula. Matías Delfino entró y salió. Las exigencias fueron desiguales, las evaluaciones también. La exposición fue un criterio optativo durante el coloquio, pero necesario para restarle puntos a Silvina. He aquí la segunda treta.

.

Párrafo aparte merece la evaluación de los antecedentes. No fueron considerados. Se desconoció la participación de Silvina en Congresos, Jornadas y Encuentros. Se desconocieron sus publicaciones, sus antecedentes docentes, en gestión y extensión. Como si eso fuera poco, los jurados docentes manipularon deliberadamente un ítem convirtiéndolo en otro. No cualquier otro, uno que a Silvina no le sumara. El criterio utilizado a lo largo del concurso puede sintetizarse en una máxima: si a ella le suma, entonces no cuenta.

.

Nuestra compañera participó de esa cátedra como adscripta el cuatrimestre anterior y paralelamente llevó adelante la coordinación de un grupo de ayuda informal para la materia. Desplegando sus aptitudes con la mayor dedicación y compromiso con y para sus compañeros. Porque no se trata de favores, sino de ser fieles a nuestros ideales.

.

En días posteriores se realizaron otros concursos de ayudantes de segunda, donde el profesor José Gil participó como jurado. Sin embargo, ahí se mantuvieron claros los criterios de evaluación. He aquí un síntoma más de arbitrariedad e impunidad. Saludamos a los compañeros que han ganado legítimamente en los demás concursos de ayudante y que han tenido la suerte de no haber sido víctimas de un atropello. No obstante, nos vemos en la obligación de señalar otro hecho lamentable: la profesora Susana Barbosa adelantó al ganador de Antropología Filosófica durante sus clases, restándole transparencia al mencionado concurso.

.

Vayamos a la historia reciente de la carrera. Tanto Comesaña como Gil tienen vastos antecedentes en el pésimo desempeño como jurados: recordemos el caso del registro de antecedentes que ganó nuestra compañera Sonia López, donde Gil (sin haber estado presente durante el registro) elevó un dictamen en disidencia al que se le dio curso; el último registro en Metodología de la Investigación Científica para la carrera de Documentación, donde Comesaña dejó el cargo desierto porque a su criterio “alguien de Filosofía debía ocuparlo”; el escandaloso dictamen del registro de antecedentes en la materia Metodología de la Investigación Científica para Filosofía, donde dieron por ganador del cargo de Adjunto a un recién graduado, desestimando otros currículums. ¡Pensemos que hubo docentes que trabajaron toda su vida en la carrera y jamás llegaron a obtener un cargo de Adjunto! (Consultar: El dictamen de la animosidadHumanidades: una granja sin rebeliones, ¿Que está pasando en Filosofía? Episodio: Metodología de la InvestigaciónLa chancha, los chanchitos y la maquina de designar a dedoEsa maldita costumbre de ocultar)

.

La moraleja de la gestión cada vez queda más clara: si hablás, si te quejás, si te organizás, si buscás transformar las cosas, entonces nunca vas a trabajar en Filosofía. No importan los méritos académicos ni el trabajo duro constatado; sino la aceptación sumisa de los negociados y del enquistamiento feudal que reina en Humanidades. Pero a nosotros no nos gustan las moralejas.

.

Y no nos confundamos, esto no se trata de un cargo. La proscripción es contra un proyecto distinto para filosofía. Los espadachines a sueldo han sustituido a la filosofía crítica; y la mala conciencia y las ruines intenciones de la apologética de lo dado ocuparon su sitial. A su estructura eclesiástica y jerárquica le seguiremos oponiendo la horizontalidad; a su filosofía solitaria y como producto del ocio le seguiremos oponiendo el trabajo colectivo y autogestivo; a su filosofía individualista le opondremos la socialización y circulación de los saberes; a su gobierno de amigos le opondremos la democratización; a su filosofía higienizada de lo social le seguiremos oponiendo una filosofía comprometida con la subalternidad; a su filosofía de justificación de lo dado le opondremos una filosofía rebelde y emancipatoria; a su filosofía privatista le opondremos la filosofía pública. Y es que como ya lo dijo Sartre “no nos convertimos en lo que somos sino mediante la negación íntima y radical de lo que han hecho de nosotros”.

.

Una vez más, por si no ha quedado claro: el concurso fue manipulado para perjudicar a nuestra compañera. Una vez más la arbitrariedad se impone. 

.

Adjuntamos en los siguientes links una copia del Dictamen. Dictamen, Página 1Dictamen, Página 2

.

¿Cuántas veces hay que repetir esto? ¿Cuántas veces más estamos dispuestos a tolerar estos atropellos? ¿Podremos, arrodillándonos ante el hecho consumado, afrontar el porvenir? Seguiremos repudiando la corrupción, la política de camarillas y la persecución.

.

Repetimos una vez más por si no ha quedado claro: cuando la arbitrariedad es la norma, la rebeldía es nuestro derecho.

.

.

.

.

533069_10200691702004655_486654442_n

Colectivo de Filosofía

Abril del 2014