ACADEMIC THINGS

lechutips_para_blog.jpg

 

Cuando la gente piensa en la Universidad, lo primero que viene a la mente es el prestigio de esta institución, la asociación directa con el conocimiento, con el desarrollo de ideas, con el esfuerzo mancomunado para alcanzar objetivos que mejoren a nuestra sociedad. Cuando, además, se piensa en la Facultad de Humanidades, las expectativas son quizás mayores y se cree que quienes allí enseñan y gobiernan, se dedican a sembrar ideas y prácticas democráticas, que tienen la capacidad de la reflexión, que la razón ocupa un lugar preponderante a la hora de tomar decisiones y más aún las expectativas por un mundo más justo. Porque ¿dónde más que en Humanidades? Un pueblito idílico…

Sin embargo, la cara de lo que se quiere mostrar oculta un trasfondo oscuro. En la medida en que uno transita los pasillos y las aulas de la facultad van apareciendo indicios de que hay cosas que suceden y contrastan con aquella idea. De pronto, las condiciones en las que hay que cursar son muy negativas: aulas que explotan de gente, faltantes de bancos, baños clausurados hace años, docentes que maltratan, que acosan, que abusan de su rol de autoridad. Desorganización en la formación, fachadas educativas que tienen “objetivos públicos” y verdaderos objetivos, privados. En la Facultad de Humanidades se disputan recursos y poder, y nuestra formación depende de esas tensiones que no se presentan abiertamente. El lugar donde emerge esa otra cara es en el Consejo Académico. Allí se encuentra la grieta por donde podemos espiar y escabullirnos en el upside down. Sabemos que lo que encontraremos allí no nos recibirá con alegría…

d

 

¿QUÉ ES EL CONSEJO ACADÉMICO?

El Consejo Académico (CA) es, técnicamente, el lugar donde se definen desde la fecha de inicio de clases, pasando por las fechas de las mesas de finales y hasta los asuetos académicos. Qué docentes ingresan a nuestras carreras y cuáles no. Hasta cuándo nos recibimos se desprende de la combinación de elementos que allí se deciden. Habitualmente, el CA sesiona una vez por semana alternándose entre plenarios y comisiones. En las comisiones, varios grupos conformados por consejerxs de todos los cuerpos (estudiantes, graduadxs, docentes y no docentes), se organizan por temática para escribir dictámenes acerca de lo evaluado. A la semana siguiente se tratan en el plenario para su aprobación o rechazo.

Lo que oculta la descripción anterior es que el CA es un terreno de disputa política. Lo que condiciona todo es el modo en que se administra el presupuesto, el cual es utilizado casi en su totalidad para cubrir la planta docente. Y esto es el huevo de Demogorgon: los cargos docentes indican quienes pueden formar parte del co-gobierno, quienes pueden acceder a los cargos de poder y, casi como una consecuencia indirecta, quienes dan clase. La actual gestión conformada por la decana Sleimen, sus docentes y graduados, y los estudiantes de HxEP, tienen mayoría automática para aprobar todo a su antojo. Dicha coalición no atiende razonamientos, en el upside down reina la fuerza.

ACADEMIC THINGS

 

¿QUIENES LO COMPONEN?

El Consejo Académico cuenta con seis representantes docentes, cuatro por la mayoría (Docentes por Humanidades) y dos por la minoría (Pluriversidad), cuatro estudiantes, tres por la mayoría (HxEP) y uno por la minoría (Colectivo Mundo x Ganar), dos graduadxs (Alianza Docentes por Humanidades y Pluriversidad) y unx trabajadorx universitarix (sin voto). A su vez, participa la decana Sleimen (con voto en caso de empate) y el secretario, Takla (quien se encarga de las actas). Son 12 votos, 6 de los cuales conforman un bloque inquebrantable, sumado al eventual voto desempate. De esta manera, la gestión de la decana Sleimen, representa tanto a la histórica Franja Morada (UCR-Pro) de Rodolfo Rodríguez y Porta, como al sector de Romanin y Humanidades x el Proyecto (Nuevo Encuentro y La Cámpora).

La participación no es tan democrática como se muestra a primera vista. Por empezar,  sólo los docentes regulares pueden participar de las elecciones, tanto para votar como para ser candidatxs. Los docentes regulares son aquellos que accedieron a su cargo a través de un concurso, es decir, no son ni interinos ni designados a término. He aquí, una vez más, el huevo de Demogorgon: este requisito es el que condiciona políticamente la publicación de concursos: docente concursado = un voto más. Por lo tanto, la gestión sólo realiza aquellos concursos que garanticen votos favorables para su continuidad. En el mismo movimiento en que definen qué concurso sale, se determinan los que se cajonean por tiempo indefinido cuando no hay manera de manipular los jurados y existen posibilidades de que gane algunx opositorx políticx. El aire que se respira en el upside down envenena durante la eterna espera.

sombras con lechuPor otra parte, lxs graduadxs que responden al Devorador de Mentes —los grupos de poder— son utilizados como peones de su política a cambio de cargos interinos (designaciones a dedo, nunca registros de antecedentes) o de su mera promesa, es decir, clientelismo. Asimismo, las estructuras que manejan exceden a la Facultad y llegan hasta las escuelas y las conducciones de los gremios de ADUM y SUTEBA, con lo cual siempre hay alguna promesa para realizar. Como contrapartida, desde el Colectivo Mundo x Ganar, impulsamos desde hace más de 10 años la construcción del Frente 20 de Diciembre, junto a otrxs compañerxs graduadxs, para combatir esta lógica acompañando la conformación de espacios asamblearios de discusión en cada carrera y fomentando la construcción de conocimiento crítico.

Finalmente, lxs estudiantes, el cuerpo más numeroso de la Universidad, cuentan con una representación de consejerxs no proporcional a esa mayoría. Los grupos de poder docente suelen comenzar a moldear la lógica clientelar a través de las promesas de ayudantías, becas y grupos de investigación. Por parte del Colectivo Mundo x Ganar, reivindicamos la democracia directa y participativa. Intentamos resignificar la tarea del consejerx académicx para democratizar el cogobierno de la Universidad prefigurando una nueva práctica política. Nuestra consejera toma las decisiones en función de las posiciones discutidas en las bases, en espacios democráticos como las asambleas o los Departamentos que no están bajo el control de la gestión.

lechu eleven

¿CONSEJO TRANSPARENTE?

Hace algunas semanas, HxEP, inició una campaña con este nombre pero en realidad sólo disfraza una estructura liberal de entender la democracia. Lo único transparente sobre su actividad en el Consejo es que, por más reuniones con estudiantes que realicen, las decisiones las toman en la oficina de decanato y a puertas cerradas, pues estamos frente a los Demodogs. HxEP jamás cumplió el mandato de una asamblea, ni de Humanidades, ni de ninguna carrera. Más bien, han votado en contra de cualquier tipo de iniciativa asamblearia, siempre fieles a la decana. A la lógica representativa liberal y de fortalecimiento de las camarillas que impulsa HxEP, le contraponemos la socialización de la información, la organización desde abajo y la toma de decisiones en las bases.

SOCIALIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN COMO VICTORIA DE LXS ESTUDIANTXS

Desde que contamos con representación en estos espacios, evidenciamos el cercenamiento de la información. Eso que se cocina del otro lado siempre ha permanecido en la oscuridad. Por eso, la socialización de los acontecimientos políticos y académicos es uno de nuestros principios fundamentales para avanzar en el combate.

El Consejo Académico es el lugar donde podemos construir nuestros proyectos para transformar la facultad. Hemos impulsado la discusión por concursos transparentes, el reclamo de implementación de la doble banda horaria y el aumento de las ayudantías estudiantiles, además de haber acompañado las propuestas de cada una de las asambleas por carrera y las resoluciones de las asambleas de Humanidades. Sin embargo, parafraseando a Kant: representación sin participación es vacía, participación sin representación es ciega. En este sentido, no hemos dejado de impulsar la participación activa de lxs estudiantes en el Consejo Académico a través de convocatorias públicas durante todas las semanas. Estas convocatorias también son parte de la socialización y visibilización del co-gobierno. Sin dudas, la única forma de conquistar nuestras demandas y de transformar la universidad es a partir de la lucha y la organización.

Finalmente, participar del Consejo Académico significa acceder a información, disputar la toma de decisiones, definir el modo en que se gobierna una institución pública y el rol de nuestras carreras en la sociedad. Por eso, podemos celebrar que desde que asumimos, por primera vez en la historia, lxs estudiantes de Humanidades pueden acceder a la información de lo discutido en cada Consejo Académico. Cada semana, subimos a nuestra página el orden del día y una memoria de la sesión para que todxs puedan estar al tanto de lo que pudimos pelear o de los detalles del autoritarismo reinante. Entendemos que cuantos más estudiantes, graduadxs, docentes, trabajadores universitarixs e investigadorxs estemos presentes y participemos activamente de las decisiones, venceremos los oscuros tentáculos del poder y la democratización será un hecho.

ACADEMIC THINGS – Boletín Junio de 2019

 

 

Pensar el feminismo

Derivas punitivistas y nuevas problemáticas

 

               A raíz de la situación que nos tocó vivir como organización durante los últimos meses y la expansión de ciertas prácticas que venimos observando desde hace un poco más de tiempo, nos vimos en la urgencia y en la necesidad de acceder a material para la reflexión, la formación, la discusión y la elaboración de los elementos novedosos en las problemáticas de género. El avance de los movimientos feministas en las calles y en la agenda nacional e internacional abrió un panorama novedoso de exigencias y desafíos para esta generación. De pronto, pareciera que nada volverá a ser como antes. Sin embargo es necesario hacer prevalecer la crítica hasta en esta afirmación. ¿Realmente nada volverá a ser como antes o cambia la superficie para conservar las estructuras opresivas?

            Estamos frente a un momento de resquebrajamiento y restitución en la subjetividad general, esto nos coloca en un lugar de responsabilidad histórica -especialmente quienes hemos tenido acceso a las herramientas de la formación superior-. Todo aquello que elaboremos y reproduzcamos en nuestros espacios, sentará precedentes, decantará sentidos y asentará las bases para la proyección ética y política de las próximas décadas. No podemos mantenernos acríticos ni con nosotres mismes. Es necesario pararnos y observar el panorama más completo posible, salir de la inmediatez y lograr ver las posibles derivas de nuestras acciones u omisiones de este momento.

            Si bien la tendencia genera una dinámica arrolladora y pareciera que ser critiques con actitudes, definiciones o métodos de distintos sectores de los feminismos nos coloca en un lugar de culpables, es justamente por eso que necesitamos insistir con la crítica, el método de les revolucionaries por antonomasia. Si este ejercicio nos vuelve criminales, si no podemos poner en tela de juicio las metodologías que estamos llevando adelante, ése no es nuestro camino. No estamos dispuestes a abonar a la reproducción de prácticas por mandatos sin la posibilidad de pensar si estamos de acuerdo o no. Eso es dogmatismo y ya hemos visto las derivas de esas actitudes epistemológicas y políticas a lo largo de la historia.

            Por todo esto y con el objetivo de abonar al repensar nuestras prácticas y dinámicas, como sociedad y como activistas, vemos la necesidad de socializar análisis enriquecedores y problematizaciones. Podemos acordar en la totalidad, en alguna parte o no acordar, pero lo que se presenta imperativo es la profundización y la lectura más amplia de las acciones, su impacto, su deriva y su resonancia. En algunos aspectos estamos frente a un terreno desconocido, por eso mismo es importante poder comparar elementos con otros procesos históricos, quizás de esta manera obtengamos algunos parámetros para establecer proyecciones más confiables.

            De esta manera, nos parece importante avanzar en la distinción de elementos. Se presenta alarmante la homogeneización de hechos, situaciones, relaciones, vínculos, violencias, etc. Urge la necesidad de identificación, las cosas no son todas iguales, el mundo es complejo, múltiple, y nosotres nos constituimos en base a las contradicciones que lo componen, así como nos constituimos de aquello que combatimos. En este sentido, debemos comenzar por desarrollar distinciones, lograr identificar grados de violencias, lograr avanzar hacia la identificación de situaciones entre pares o en las que existe una diferencia jerárquica, poder caracterizar una situación de acoso, de abuso o de malestar y profundizar en la caracterización del punitivismo como vía de la resolución de problemas. El abanico de posibilidades es muy amplio, asumimos la complejidad.

            A continuación, compartimos una serie de notas, entrevistas y noticias que han circulado en los medios y en las redes estas últimas semanas. Hay enfoques más reflexivos y otros, como en el caso de la noticia del suicidio de una activista en Chaco, que por un lado muestra las consecuencias negativas del feminismo punitivo, pero a la vez es utilizado como propaganda revanchista en contra de las causas justas del feminismo como el derecho al aborto. Circunstancias como estas no pueden hacer más que alarmarnos, a la vez que nos compromete a dar nuestro mayor esfuerzo para elaborar nuevas herramientas metodológicas.

Entrevistas:

Diario Página 12. Rita Segato: “El problema de la violencia sexual es político, no moral”

Radio con Vos. Rita Segato visitó a Reynaldo Sietecase

Revista Integración Nacional. Rita Segato: “Tirar el mandato de la masculinidad es la única forma de cambiar la historia”

La Capital (Rosario). Rita Segato: “La primera víctima del mandato de masculinidad es el hombre”

Revista Integración Nacional. Dora Barrancos: riesgos del feminismo punitivista e inclusión de varones en lucha feminista

Notas de opinión:

Diario Página 12. Susana Toporosi: “Intervenimos para evitar que sean adultos abusadores”

Diario Página 12. Colectivo Antroposex: El deseo nace del derrumbe

Latfem. Santiago Ginés Nabaes Jodar: una contestacion feminista al punitivismo

Agencia Paco Urondo. Nurit Engelberger: ¿Quiénes somos para decirles a las demás cómo deben experimentar el feminismo?

Noticias:

Diario Perfil. Qué dijo la familia del joven que se suicidó tras una falsa denuncia de abuso

Diario Perfil. Indignante: festejó el suicidio del joven acusado de un falso abuso

El disenso. Militante feminista se suicidó tras ser escrachada y hostigada por sus compañeras de colectivo

La verdad oculta. India aprueba ley de pena de muerte por abuso sexual infantil

Del lado de lxs que se organizan y luchan

Por la unidad de la izquierda en Humanidades

.

Es momento de parar la pelota, terminó el primer cuatrimestre. Mientras nos preparamos para rendir en las mesas de examen de agosto, el ajuste del macrismo nos sigue pegando abajo. La inflación y los tarifazos del gobierno se devoran el presupuesto miserable de la Universidad. Los trabajadores universitarios, docentes y no docentes, no reciben aumentos razonables y sus condiciones de trabajo no mejoran. Los estudiantes no tenemos doble franja horaria, ni comedor al costo y tampoco tenemos el tan necesario Boleto Educativo Gratuito. Las autoridades de la Universidad y de la FUM, gremio que representa a los estudiantes de todas las facultades, son cómplices de estas políticas que nos golpean todo el tiempo.

Este año, en Humanidades, no nos callamos más: salimos a denunciar a Lobosco, un docente acosador de Filosofía que gozó de impunidad durante 6 años gracias al silencio y la complicidad de las gestiones de Decanto y Rectorado. La ex Decana Rosenthal, la Decana Coira y el Rector Morea son responsables. Nos organizamos desde abajo, con asambleas en muchas carreras y facultades, salimos a la calle y logramos el inicio del juicio académico a Lobosco y la suspensión de sus funciones docentes.

educación

Ante este panorama, la actual conducción del CEH, Humanidades x el Proyecto, mantiene una alianza con las autoridades de la facultad. Su tarea es silenciar cualquier problema y disipar cualquier tipo de conflicto que pueda afectar a la gobernabilidad y la institucionalidad de la facultad. Esta política, lejos de ser innovadora, es la misma que llevan adelante las conducciones radicales a lo largo y  ancho del país: la famosa Franja Morada, como el Dios de Nietzsche, todavía posee una representación fantasmagórica en Humanidades, incluso después de casi una década de no tener participación política de manera pública en la Facultad. Como si esto fuera poco, nuestra conducción está más preocupada por la rosca electoral y por promover al docente Romanin como candidato a Rector o Decano que por impulsar la organización y la participación estudiantil.

Ante la proximidad de las elecciones a CEH, no podemos dejar de mencionar a quienes usufructuaron históricamente el lugar de ALTERNATIVA: Confluencia. Los compañeros profundizaron sus acuerdos con el kirchnerismo en función de obtener cargos y lugares de poder. Este año, armaron un frente con Humanidades x el Proyecto en las elecciones de la Federación Universitaria Marplatense. En Capital Federal, se sumaron a las listas electorales del PJ de Moreno y Filmus. Finalmente, en Provincia de Buenos Aires decidieron que su lista de Diputados (Vamos) sea una colectora de la candidatura a Senadora de Cristina Fernández de Kirchner. Por lo tanto, Confluencia no representa una alternativa a Humanidades x el Proyecto y debe clarificar su posición en relación a la conducción de cara al estudiantado de Humanidades.

En este marco, los estudiantes nos organizamos por abajo a pesar de las políticas desmovilizantes de la conducción del gremio. Las asambleas por carrera son el motor que impulsa la resistencia contra el ajuste y el vaciamiento en la Facultad. Para cada conflicto, en cada cursada, contra toda injusticia y por cada reivindicación, hay una respuesta colectiva, horizontal, participativa y permanente desde la organización en los espacios públicos de las asambleas donde confluyen distintas tendencias políticas y estudiantes no agrupades. La Asamblea de Estudiantes de Geografía, la Asamblea de Estudiantes de Sociología, la Asamblea de Historia, la Asamblea de Letras, la Asamblea de Filosofía y la Asamblea de Ciencia Política representan la forma de construcción que debemos defender en las próximas elecciones a CEH, no solamente en las carreras, sino también como organización gremial en general.

Por eso entendemos, que más allá de las diferencias políticas, los compañeros combativos debemos consolidar una propuesta para disputar las elecciones estudiantiles. Porque la lucha política que libramos este año, más allá de las diferencias tácticas en relación a las medidas de fuerza, debe sostenerse en una alternativa electoral que nos permita recuperar el CEH.

En este sentido, queremos llamar a las fuerzas compañeras: al Partido Obrero, al Nuevo MAS, a la Juventud Insurgente, a Liberación y al Partido de los Trabajadores por el Socialismo para conformar un Frente de Unidad por la Recuperación del CEH que promueva la conformación de listas de las asambleas en todas las carreras de la facultad y que ponga el gremio a disposición de la organización y la lucha contra el ajuste de Macri y contra la gestión.

El CEH tiene que ser de les estudiantes y no de un grupo de futuros funcionarios que tienen arreglos con las autoridades. El CEH debe dejar de funcionar como una PyME y pasar a ser un espacio genuino de participación abierta y plural donde confluyan distintas expresiones políticas, compañeres agrupades y no agrupades que se organicen para luchar contra las injusticias y conquistar nuestras reivindicaciones. A la apropiación privada del CEH que ejerce la actual conducción, HxEP, debemos oponerle una pluralidad de tendencias construyendo desde abajo, propulsando la democracia de base y creando espacios abiertos de trabajo colectivo.

mxg-sin-fondo

1976 – 24 de marzo – 2017

 

¡Marchamos con López, Fuentealba, Arruga y Ferreyra. Con Milani no marchamos!

.

Compañerxs:

Este 24 de marzo nos encuentra movilizados en unidad con lxs luchadores contra la impunidad de ayer y de hoy. Exigimos: ¡justicia por los 30.000 compañerxs desaparecidxs y cárcel efectiva para todxs lxs genocidas!

Entendemos que también es necesario ganar las calles contra la impunidad de los gobiernos, desde Alfonsín hasta Macri, porque continuaron y continúan utilizando la represión, el gatillo fácil, el secuestro y la tortura como formas de detener la organización popular. Por eso: ¡Marchamos con López, Fuentealba, Arruga y Ferreyra. Con Milani no marchamos!

Los convocamos al acto y movilización en Luro y San Juan a las 16 hs.

¡Son 30.001! ¡Fue genocidio!

¡Cárcel a Milani y todxs lxs genocidas!

¡Derrotemos el ajuste, el saqueo y la represión de Macri y lxs gobernadores!

.

manual de

supervivencia académica

[Una soga para que no te ahorques]

manual_de_supervivencia_academica_2017

 


¿Cómo me anoto a las materias?

Entrá a la página de la Universidad (http://www.mdp.edu.ar) luego vas a la opción “SIU Guaraní” en la barra oscura del final de la página. También podés ingresar a través del siguiente link: alumnos-web.mdp.edu.ar/inicio/. Seleccionás “Facultad de Humanidades” y “Acceso al SIU Guaraní”. Una vez allí, ingresás tu DNI y tu clave personal. Una vez cargados  tus datos, hacés click en la opción “Cursadas”, luego “Inscripción a cursadas” y finalmente, elegís la carrera de la materia a la que te querés inscribir. Ahí podrás ver la lista de las materias disponibles para cursar, seleccionás la que quieras. Podés ingresar al apartado “Consulta” dentro de “Cursadas” para comprobar que tu inscripción ha sido aprobada. Antes de inscribirte sería conveniente que hayas visto la oferta académica del cuatrimestre, ya que en SIU las materias figuran sin distinción de año. Como esta plataforma, hablando filosóficamente, suele andar como el culo; también podés inscribirte en la misma cursada con el/la docente.

¿Cómo apruebo una cursada? 

Aquellas materias que no entran en el régimen de promoción requieren que sea aprobada la cursada para poder así acceder a la instancia de final. Habitualmente las cursadas se aprueban con uno o dos parciales, con nota mínima de 4 y el 75%  de asistencia a las clases prácticas.

¿Cómo me anoto en un final?

Al igual que para anotarte en una materia, entrás a SIU Guaraní y luego seleccionás “Exámenes” e “Inscripción a examen”. Elegís la mesa de la asignatura y seleccionás uno de los horarios disponibles (generalmente solo existe una opción). Recordá que sólo podés inscribirte al final hasta 72 horas hábiles antes de la fecha del mismo, sin contar el día en el que te anotaste y en el que rendís.

2

Ilustración: Lucía Candela Minardi – Estudiante de Filosofía

¿Qué es una materia optativa?

Cada plan de estudios exige rendir una serie de asignaturas optativas para terminar la carrera, oscilando entre dos y cuatro materias según la carrera (o si se trata de un profesorado o una licenciatura). Dichas materias se pueden elegir entre una lista donde contás con materias ofrecidas por el departamento correspondiente a tu carrera, otros departamentos y otras facultades. Para aquellas materias que quieras cursar y que se ofrezcan en otros departamentos u otras facultades, y no estén incluídas en la lista anteriormente mencionada, tenés que consultar la oferta académica del departamento o facultad correspondiente.

¿Qué son las correlatividades?

La correlatividad marca la relación entre dos materias. Existen materias que no se pueden rendir sin antes haber rendido el final de alguna otra. Cabe aclarar que en nuestra facultad las correlatividades corresponden a los finales y no a las cursadas, esto es, podés cursar las materias en el momento que quieras pero tendrás que respetar el orden a la hora de rendir los finales. En el plan de estudios se encuentran las correlatividades.

¿Qué es una materia promocional?

Es toda materia que se aprueba obteniendo una calificación igual o mayor a 6 (seis) en los parciales correspondientes, sumado al 75 % de la asistencia en las clases teóricas y prácticas y la presentación de los trabajos prácticos. Que una materia sea promocional depende de la decisión del docente. En este tipo de materias, la nota final es el resultado del promedio de todas las notas obtenidas (trabajos prácticos + parciales). Para pasar la nota de la materia promocional tenés que anotarte en la mesa de final como si la fueras a rendir y hacer que te pasen la nota correspondiente en el acta y en tu libreta. Si obtenés una nota inferior a 6 (seis) y superior a 4 (cuatro) aprobás la cursada de la materia, pero no la promoción, lo que significa que tenés que rendir el final. Si te sacas una nota inferior a 4 (cuatro) tenés que recursar la materia.[1]

¿Qué es una materia con final?

Es toda aquella materia que exige que se rinda un final obligatorio, cuyas características son definidas en cada caso por el docente. Para rendir el final de estas materias antes tenés que aprobar la cursada. El final de las materias lo podés rendir cuando quieras, a partir del momento en que aprobaste la cursada, pero si lo hacés luego de dos años el docente puede evaluarte según un programa que no es aquel con el que la cursaste. El estatuto dice que las materias se vencen luego de dos años de cursada, sin embargo en los hechos, dicha normativa raramente se cumple.

¿Cómo rindo una materia libre?

Una materia libre es toda aquella materia que se rinde sin haber sido cursada. Esto significa que deberás preparar todo el programa de la materia para el día del final. Los finales de estas materias consisten en un escrito y un oral. Para pasar a la defensa oral antes tenés que haber aprobado el correspondiente examen escrito con una nota no inferior a 4 (cuatro). Cualquier materia de la carrera puede ser rendida de esta forma, el único requisito es respetar las correlatividades. Hay que tener en cuenta que algunos docentes arbitrariamente suelen desaprobarte cuando rendís libre con el argumento de que lo consideran “un acto de soberbia”.

¿Cuál es el mínimo de asistencia necesario para aprobar una cursada?

En el caso de las materias promocionales la asistencia debe ser de un 75 % de los teóricos y un 75 % de los prácticos. En el caso de las materias con final obligatorio el requisito es cumplir una asistencia del 75 % de los prácticos, no siendo obligatoria la asistencia a los teóricos.

¿Qué son las equivalencias?

Si tenés hechas materias de otra carrera que coincidan con el contenido de materias de tu carrera, podés pedir el reconocimiento de equivalencias. Para ello tenés que solicitar los programas (autenticados) de las materias que querés homologar en la facultad en la que las cursaste, y los programas de las materias por las cuales las querés homologar en esta facultad (se solicitan en el Departamento correspondiente a tu carrera), presentarlos con una carta de pedido de homologación en dicho Departamento y esperar una respuesta. En general se hace una evaluación de los programas para analizar si los contenidos son pertinentes.

¿Qué significa ser un estudiante activo?

Sos estudiante activo si rendís al menos un final o promocionás alguna materia durante el ciclo lectivo (de abril a marzo del siguiente año). La condición de alumno activo te habilita a votar y a ser parte del co-gobierno como representante (Consejo Departamental, Consejo Académico, etc.). También es requisito para ser adscripto, presentarte a becas, concursos, etc. Sos alumno pasivo si durante un ciclo lectivo no rendiste ningún final o promocionaste ninguna materia. Para volver a obtener la condición de alumno activo sólo es necesario rendir un final. El alumno pasivo no puede votar, ni ser parte del co-gobierno, pero sí puede votar en las elecciones del Centro de Estudiantes.

¿Cómo puedo conseguir certificados de alumno regular, de examen, de porcentaje de materias?

Para solicitar alguno de estos certificados tenés que dirigirte a División Alumnos (sexto piso), pedir el formulario correspondiente, completarlo y dejarlo en la misma oficina. Luego, te lo devuelven certificado. En el caso de que necesites un certificado de examen para tu trabajo, tenés que dirigirte a División Alumnos, solicitar el papel, completarlo, hacerlo firmar por el docente correspondiente y luego llevarlo al Departamento de Filosofía para que te lo certifiquen. Para solicitar un certificado de porcentaje de materias, tenés que dirigirte a División Alumnos, pedir el formulario correspondiente, completarlo y dejarlo ahí. Al cabo de una semana, te lo entregan firmado y certificado por el/la decano/a.

¿Cómo consigo un analítico parcial?

Este trámite también se realiza en la oficina de División Alumnos. Para solicitarlo tenés que completar un formulario con tus datos que te dan en dicha oficina, luego, con ese mismo papel, tenés que dirigirte a Rectorado y abonar la suma correspondiente, volver a División Alumnos para mostrar que pagaste y al cabo de diez días te lo darán en División Alumnos.

¿Cómo obtengo mi libreta y mi matrícula?

Una vez inscripto en la carrera tenés que esperar hasta el segundo cuatrimestre, fecha en la cual la facultad te otorga un número de matrícula. Este número será el que te servirá de allí en más para cualquier trámite que realices en la facultad. Una vez que conseguís el número de matrícula tenés que dirigirte a División Alumnos para que te den un turno y una tarjeta para el Servicio de Salud Universitario (Alvarado 4009). Allí, luego de una revisación médica obligatoria, te sellan la tarjeta, que significa que terminaste ese trámite (si no hacés este trámite a lo largo de dos años desde el comienzo de la carrera, te convertís en un no-alumno, es decir: no podes rendir, cursar, votar, etc.). Con esa tarjeta volvés y, habiendo rendido o promocionado al menos tres materias, te dan la libreta universitaria con tu número de matrícula o de legajo. Para que esas materias que rendiste estén en tu libreta, tenés que llevar la misma al Departamento de Filosofía y dejarla para que la completen. Eso es sólo la primera vez, luego, cada vez que rindas un final tenés que llevarla para que te pasen la nota. La libreta es un documento para el estudiante pero no es válida como certificado oficial para la facultad. Lo que vale para tu legajo como alumno es aquello que se vuelca en las actas correspondientes.

¿Qué es una adscripción?

Ser adscripto de una materia significa ser ayudante no pago de una cátedra. Si los temas que se tratan en una materia te interesan y querés desarrollarlos, tanto en tu carrera docente como de investigador, podés presentar los requisitos que te solicitan en el Departamento de Filosofía. Ellos son: tener aprobada la materia, solicitar la firma del titular de la cátedra y su aprobación a tu adscripción, presentar un plan de tareas docentes o de investigación y tu currículum personal cuando sean publicados los llamados a adscripción. Existen dos llamados, uno en marzo que es para las materias del primer cuatrimestre y otro, en general antes del receso, que es para las materias del segundo cuatrimestre. Una vez que tu adscripción sea aprobada primero por el Consejo Departamental de tu carrera y luego por el Consejo Académico, ya podés trabajar en la cátedra.

¿Qué es una ayudantía de segunda?

Hay un tipo de concurso en la carrera al que podés presentarte siendo estudiante, el cargo es Ayudante de segunda. Antes no salían muchos de estos concursos, pero con la participación logramos que haya concursos anuales y seguimos luchando por más. Para presentarte, tenés que cumplir con los mismos requisitos de la adscripción sumado a un coloquio público (una clase). Esto es, luego de que presentaste todos los papeles se pone una fecha para tu defensa junto con todos aquellos que se hayan presentado también. Se confecciona un orden de mérito, resultado de la suma del puntaje que se reparte entre tus antecedentes, tú defensa oral el día del coloquio y lo que el jurado considere. Este cargo, a diferencia de la adscripción, es pobremente remunerado.

¿Qué becas puedo pedir siendo estudiante?

Existen becas de ayuda económica, alumno avanzado y de investigación. Las becas que podés pedir siendo estudiante de primer año de la carrera son sólo de apuntes, de ayuda económica y de trabajo en el Centro de Copiado de la facultad y en el Comedor Universitario. Estas becas requieren la evaluación del Servicio Social Universitario (Alvarado 4009). Los requisitos también deben ser solicitados en dicho lugar.

¿Qué otros beneficios tengo como estudiante de la Universidad pública?

Iniciar una carrera en la UNMDP te da la posibilidad de realizar actividades de lo más variadas: asistir al Laboratorio de Idiomas, dependiente de nuestra Facultad de Humanidades; practicar un deporte de forma gratuita (como por ejemplo, básquet, fútbol, voley, handball, etc.) o con un importante descuento (como por ejemplo, natación en el EMDER) y participar de los Torneos Interfacultades; asistir a Talleres de orientación vocacional, manejo de la ansiedad o de la voz (muy útil para los estudiantes de algún profesorado). Para conocer más sobre las opciones que se te presentan por ser estudiante de nuestra Universidad, podés acercarte a la mesita de Colectivo Mundo x Ganar para recibir una mejor orientación.

******************

mxg-sin-fondo

algunos sobrevivientes [por ahora]

[1] Si bien el régimen de aprobación de la cursada de cada materia depende del profesor titular, éste tiene la obligación de dar a conocer al inicio de la cursada a los estudiantes las condiciones de promoción (con o sin final) que haya elegido y que deben constar en el programa de la materia. Vale aclarar que las condiciones de promoción definidas en cada programa tienen que ser respetadas por los docentes de la cátedra durante el período de vigencia del mismo. Sucede a menudo en Humanidades que los docentes deciden arbitrariamente con qué nota se promociona, obviando la ordenanza que estipula la promoción con una nota mínima de 6 (seis).

También, te dejamos un mapa de la Facultad de Humanidades

.

plano-filo-final

Acto y movilización

A 15 años de la rebelión popular

.

A continuación, compartimos la declaración que realizamos durante el acto del día martes 20 de diciembre de 2016 y una galería de fotos de la movilización.

“Compañeros, compañeras, organizaciones sociales, gremiales y políticas:

Preguntarse por el significado de la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre del 2001 significa indefectiblemente ver de qué modo ese pasado está actuando sobre el presente que hoy vivimos. Si hoy decidimos juntarnos por los 15 años de una de las jornadas de lucha más heroicas que ha protagonizado nuestro pueblo no es sólo por afán conmemorativo. Estamos convencidos de que aquella rebelión popular aún puede aclararnos la actual coyuntura política, si extraemos de la misma las enseñanzas correctas.

En aquella época, luego de la crisis económica desencadenada por el modelo neoliberal impuesto por el FMI a través de los partidos políticos burgueses, los gobiernos decidieron que el pueblo debería pagar sus cuentas. Para salvar a los bancos y al sistema financiero se descargó una enorme crisis sobre las espaldas del pueblo trabajador. Las cifras de desocupación alcanzaron números inéditos, mientras que el gobierno respondía al hambre y la miseria con balas y represión.

Los de abajo presentamos nuestra respuesta: asambleas populares, marchas cotidianas, “que se vayan todos” y cortes de ruta, encabezados por el movimiento piquetero que ya tenía un desarrollo incipiente desde las jornadas de Cultral-Co en 1996. Cuando los representantes de la burguesía mostraron su fractura interna, las condiciones para la rebelión popular estaban dadas. Sin una conducción política delimitada y de manera espontánea, distintos sectores del pueblo confluyeron en la calle. El resto de la historia, a esta altura, ya todos la conocemos.

Los sectores que actualmente manejan el poder político en la Argentina, a pesar de que lo escondan, mucho tienen por agradecerle al kirchnerismo. Éste encabezó, en 2003, el proceso de relegitimación de las instituciones burguesas que habían sido puestas en jaque apenas un año y medio antes. Algunos sectores abandonaron el movimiento piquetero y se reacomodaron al nuevo panorama. No nos debe llamar la atención que esas mismas organizaciones hoy firmen una paz social con el gobierno. Para ellos, las enseñanzas del 2001 son claras: ante cada crisis de las instituciones de los de arriba, hay que cooperar para reconstruirles la legitimidad.

El brutal ajuste que están llevando adelante Macri y los distintos gobernadores, como no podía ser de otra manera, está recayendo nuevamente sobre nuestras espaldas. Bajo la utilización de eufemismos como “sinceramiento” y “reacomodo de la economía”, el nuevo gobierno nacional ha decidido que los de abajo paguemos las nueva crisis que sus propios gobernantes generaron. Pero para nosotros, las enseñanzas del 2001 también son claras: ante los ataques de los de arriba, debemos construir desde las bases de la sociedad la resistencia. Debemos retomar las mejores tradiciones del movimiento piquetero; hacer proliferar las asambleas populares y los espacios de discusión y politización en los sindicatos, las universidades y los barrios; luchar contra el ajuste salvaje, contra el patriarcado y el machismo; por trabajo digno, vivienda, educación y acceso a la cultura.

Pero esta lucha debe comprender, junto a la resistencia, un proyecto político de la clase trabajadora y las organizaciones de izquierda debemos ser las encargadas de ponerlo en marcha. La lucha por el trabajo digno, contra los despidos y la precarización laboral, se debe transformar paulatinamente en la lucha por el fin de la explotación de hombres y mujeres; contra este sistema de injusticias que cuando sus ciclos de acumulación por una pequeña parte de la sociedad se ven afectados lanza a las grandes mayorías a la miseria y el hambre. Si no ponemos en jaque a este sistema, la lucha estará incompleta. Pero si construimos una alternativa propia, donde el trabajo de hombres y mujeres sea liberado de la explotación, podremos gritar “que se vayan todos”, estando confiados en que no volverán nunca más.

Muchas gracias”.

 

.

“¡Recuperemos nuestro pasado de manos de quienes lo mancillan, critiquemos lo que han hecho con nuestro presente y expropiemos el futuro porque no hay nada para nosotros en el que nos ofrecen!”

mxg-sin-fondo