Hay Alternativa: La Juntada

Las elecciones que tendrán lugar durante esta semana en la Facultad de Humanidades se enmarcan en un contexto muy particular. En primer lugar, porque se eligen representantes gremiales y del cogobierno estudiantiles, graduadxs y docentes de manera simultánea por segunda vez en la historia de la UNMDP. Pero, a su vez, porque vivimos en la Argentina en un contexto de endeudamiento con el FMI (con todo lo que ello implica) y a nivel electoral todo parece indicar que habrá un cambio de gobierno.

Ante este panorama, desde el Colectivo Mundo x Ganar, entendemos que gane quien gane el poder ejecutivo, lxs de abajo tenemos que organizarnos en unidad para salir a pelear por nuestras reivindicaciones. En nuestra sociedad, y particularmente en Argentina, la democracia es muy débil pues hay escasos canales de participación política. La democracia se encuentra determinada por las relaciones de producción y, por lo tanto, se encuentra supeditada a las decisiones de la clase capitalista. Los mercados presionan, gobierne quien gobierne. Por eso, no podemos quedarnos quietxs. No debemos conformarnos con ejercer el voto. Tenemos que presionar nosotrxs también. Nuestra tarea es construir junto a los sectores populares, desde los sindicatos, desde los centros de estudiantes y desde todos los lugares donde transitamos nuestra vida, la resistencia en la que paso a paso vayamos prefigurando la sociedad que queremos construir.

En la Facultad de Humanidades, los sectores populares atravesamos un proceso de avances y retrocesos constante. En este momento, logramos conducir los Departamentos de Filosofía y Geografía no sin dificultades. La gestión radical histórica, con la decana Sleimen y HxEP como sus aliados estudiantiles, no cesa sus ataques contra estos departamentos y otros opositores como Historia y Letras, votaron en contra de registros de antecedentes y concursos que podrían haber garantizado más bandas horarias para las carreras, cajonearon las ayudantías estudiantiles durante todo este año, hicieron silencio ante los reclamos por más presupuesto para las carreras, en resumen, se ha atentado contra la cursada de lxs estudiantes. Es así que la democracia en los órganos de cogobierno se ha visto sumamente debilitada en estos dos años de gestión de Sleimen y se ha profundizado la persecución política contra aquellxs graduadxs y docentes opositores. 

Frente a esta coyuntura, la conducción del CEH, Humanidades a la Lucha, hoy Frente estudiantil en Lucha, se mantuvo en silencio, evitando así la confrontación con la Decana e incluso en algunos casos se sentaron a negociar con la gestión a espaldas de lxs estudiantes. Una conducción que proponía un CEH asambleario se negó a convocar asambleas y desmovilizó a lxs estudiantes. La falta de perspectiva política y de lectura de la situación llevó su experiencia de conducción a un fracaso rotundo que afectó negativamente no solo a lxs estudiantes sino a los procesos políticos contrahegemónicos de la facultad.

Desde el Colectivo Mundo x Ganar, asumimos la responsabilidad de enfrentar a la gestión de Sleimen y sus prácticas antidemocráticas desde su asunción en cada lugar en el que nos encontramos. Así lo hicimos por ejemplo, durante dos años, con nuestra representación minoritaria en el Consejo Académico de la Facultad. Lxs estudiantes venimos apaleados por la crisis y por la situación en Humanidades. Por eso, vemos la necesidad de construir en unidad una alternativa independiente de los gobiernos y verdaderamente independiente de la gestión, no sólo para resistir, sino para avanzar posiciones para la transformación de la Facultad de Humanidades. Por eso, decidimos construir La Juntada en estudiantil y Despierta Humanidades en graduadxs. Quienes trabajamos todo el año para transformar la universidad, desde sus aspectos académicos, políticos y disciplinares, tenemos la experiencia, el conocimiento y el compromiso necesario para hacerlo. Queremos otras carreras, queremos otra Humanidades. Queremos una facultad democrática y popular donde el conocimiento esté al servicio de lxs trabajadores, donde ningunx compañerx se quede afuera por ausencia de opciones para cursar, donde exista la pluralidad de voces en las materias, donde nuestrxs docentes ingresen por evaluación y de manera democrática, donde lxs estudiantes participemos de las decisiones sin someternos al mandato de los poderosos como hace HxEP, entre otras cosas.

Lxs estudiantes estamos frente a la oportunidad histórica de llevar a la victoria desde las bases una alternativa de gremio y de cogobierno independiente, abierta y participativa que se organice para derrotar las políticas de ajuste y para avanzar en todas nuestras reivindicaciones. Otra Humanidades es posible. Otra Humanidades está cada vez más cerca. Del 16 al 20 de septiembre, elegimos apoyar a las nuevas coordinaciones de los Departamentos de Geografía y de Filosofía. Elegimos pararle la mano a la lógica clientelista, autoritaria y persecutoria de Sleimen. Elegimos un ingreso a la docencia, a la investigación y a la extensión democrático. Del 16 al 20 de septiembre, no solo elegimos una lista, elegimos transformar la Facultad de Humanidades de una vez y para siempre.

lechu

 

 

Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 21 [14-08-19]

.

Nada de revoque: la estructura está podrida

EL PROTOCOLO ES LA NUEVA 822

Pasó el primer plenario desde que volvimos del receso de invierno y, en cuanto a expedientes, estuvo bastante “tranquilo”. Si bien no hubo demasiados temas para tratar, un expediente en particular merece ser mencionado.

Dicho expediente llegó desde las oficinas de Rectorado, enviado por el protocolo de violencia de género con un dictamen de Legales para que el Consejo Académico hiciera efectiva una sanción hacia un estudiante, a raíz de una denuncia realizada en su contra. En este sentido, como minoría estudiantil, queremos expresar nuestro posicionamiento al respecto. Creemos que es  necesario recuperar la historia reciente sobre lo sucedido.

En primer lugar, Legales –como suele llamarse a la Secretaría Legal y Técnica de rectorado- sugiere que se le aplique al estudiante una suspensión de 60 días además de que realice un curso de reeducación. Este es el primer caso en el cual el Consejo Académico puede “argumentar” la utilización de la ordenanza del Reglamento Disciplinar Estudiantil (OCS Nº822) para castigar a un estudiante. Un dato no menor es que dicha ordenanza no contempla casos de violencia de género. La ordenanza data del año 1990 y solo la han tratado de utilizar para aleccionar y perseguir políticamente a lxs estudiantes opositorxs. En el año 2007, Manual Comesaña –mejor conocido hoy como el docente jubilado que Sleimen designó a dedo en Gnoseología- intentó aplicarle dicha ordenanza a un grupo de estudiantes de la Asamblea de Filosofía que luchaban por concursos transparentes. En el año 2010, fue Cristina Rosenthal, por ese entonces Decana de Humanidades, quien intentó aplicar la ordenanza a estudiantes que – ¡oh, casualidad! – también peleaban por concursos transparentes. Los dos intentos fueron anulados por la capacidad de organización y de movilización de los sectores contrahegemónicos de la universidad. Parecía que habíamos logrado enterrar la persecución política y las formas de adoctrinamiento que buscaban imponer las autoridades de la universidad. 

En el plenario del que hablamos, tanto la mayoría estudiantil –HxEP–, así como la minoría docente – Pluriversidad–  y su graduado, decidieron acatar lo dictaminado por Legales y aplicar la suspensión al estudiante por este cuatrimestre –ya que el máximo de faltas permitidas por cuatrimestre es del 25%, es decir 4 faltas, lo que corresponde a un mes de clases–. Además, previo al tratamiento del expediente, la Decana interrumpió el circuito de la designación de dicho estudiante en un cargo de ayudante de segunda que había concursado y ganado el año pasado. Como en otras ocasiones, sacó de las cajas de las comisiones el expediente de designación, sin consultar al resto del CA, lo que produjo que no pudiera asumir el cargo que ganó durante el período estipulado. Esto le fue informado a posteriori de haber ganado, por lo cual el estudiante perdió no solo la oportunidad de seguir formándose en la cátedra que ganó, sino que se quedó sin trabajo. Lo que implica una doble pérdida, monetaria y académica. Esto es una avanzada por sobre sus derechos laborales. Además, los perjuicios no solo impactan contra el estudiante, el Departamento de Letras perdió un recurso importantísimo para la estructura de una de las materias y para la formación de sus estudiantes.

La OCS Nº 822 siempre ha sido utilizada como herramienta aleccionadora y de amedrentamiento para el cese de los reclamos por mejoras para las carreras y por concursos transparentes. Fue gracias al movimiento estudiantil y la lucha que, por ejemplo, Comesaña se tuvo que comer la saña contra lxs estudiantes que defendían la educación pública y exigían transparencia en el Departamento y no pudo aplicarles la medida disciplinar. Este caso es distinto a esos precedentes y allí lo conflictivo: La pena, en ese momento, era aplicada a estudiantes luchadorxs por la educación pública y la transparencia en el acceso a los cargos docentes. En este caso particular, la están aplicando por “sugerencia” del Protocolo de Género (OCS 2380/17). 

Sigamos recordando la historia, el Protocolo fue aprobado durante la lucha llevada adelante contra el docente acosador de Filosofía, Marcelo Lobosco. El caso fue silenciado y cajoneado por las gestiones de Humanidades y del Departamento de Filosofía, incluso bajo la dirección de Patricia Britos. Fueron 7 denuncias radicadas en la Universidad escondidas durante años. La movilización estudiantil y del conjunto de la comunidad universitaria sacó el caso a la luz de los medios locales y nacionales. Dada la escasa perspectiva de género en la institución, aprobaron el Protocolo para apaciguar un poco los ánimos. Un Protocolo era necesario para que lxs compañerxs puedan denunciar y tengan un acompañamiento en todo el proceso. Sin embargo, el actual, considerando las circunstancias en las que fue aprobado, tiene vacíos, ambivalencias e irregularidades a considerar. La aprobación del Protocolo tuvo como único fin acallar al movimiento organizado, para continuar tapando las problemáticas estructurales en torno a las violencias de género en la UNMDP. El Protocolo fue elaborado a espaldas de la comunidad universitaria y sin tener en cuenta a los diferentes sectores. Esto es un agravante si consideramos que la Universidad ostenta una estructura patriarcal.

Lo paradójico del Protocolo es que las reglas no están claras: Recientemente se le negó, esta vez a una graduada opositora a la Gestión de Sleimen, la designación de un cargo para Filosofía por “estar comprendida en un expediente del Protocolo”. La designación había sido sugerida por el CAD el año pasado y había sido rechazada igualmente por el CA. Y también fue rechazada durante la primera parte del año sin el “argumento” del Protocolo. Esto expuso a la gestión de Sleimen por dos aspectos. El primero: la intervención de la decana sobre el Departamento de Filosofía. Desde que el Departamento tiene una nueva gestión no alineada a Decanato, la gestión no permite que administren el presupuesto. En este caso, perjudicando a lxs estudiantes de segundo año que tienen que cursar Gnoseología y se quedan sin la posibilidad de contar con una docente especializada en el tema y con doble banda horaria de teóricos. El segundo: la discriminación contra los graduadxs de Filosofía que son opositorxs. La persecución contra la oposición en Filosofía tiene larga data y no se termina sino que se recrudece. De esta manera, la gestión de Sleimen y de HxEP quedó en evidencia. Sin embargo, ahora aparece el “argumento” del Protocolo y es utilizado por la Decana. Entonces, redacta una simple nota y la presenta en el momento del tratamiento de la designación a lxs consejerxs académicos. Allí menciona el número de ordenanza del protocolo y no brinda más información al respecto. Parece ser que de dicha mención –que no menciona nada– se desprende la culpabilidad de algo y resulta ser argumento suficiente para no designar. Es decir, estar comprendidx en un expediente del Protocolo está por sobre el estado de derecho. Y hay algo más que contiene gravedad: la docente no fue notificada de nada al día de la fecha, sin embargo la decana no solo parece estar al tanto del expediente, sino que lo utiliza públicamente para operar política. 

En este caso, la implicada es una mujer (cosa rarísima, teniendo en cuenta que desde el mismo Protocolo nos han explicitado que las denuncias no pueden ser hacia mujeres), graduada, docente, compañera, que siempre ha acompañado a lxs estudiantes y ha participado activamente de la lucha en defensa de la Educación Pública. La gestión está avanzando por encima de sus garantías constitucionales y por sobre su trabajo. La justicia burguesa, en estos casos, estaría siendo más garantista que la UNMDP, embanderada con los DDHH y distintas reivindicaciones de género, como la adhesión a la Ley Micaela y a la utilización del lenguaje inclusivo. Asimismo, la diferencia con el caso Lobosco es transparente, a la docente ya se le vulneró el derecho al trabajo, mientras que Lobosco continúa con licencia médica y sigue cobrando su sueldo y, por supuesto, el juicio todavía no se ha llevado a cabo (ya pasaron dos años de aquella promesa).

Es menester considerar que parte de lxs consejerxs que conforman el CA, son lxs mismxs personas que se encuentran, entre otrxs docentes de otras unidades académicas, en las comisiones del Protocolo que evalúan si los casos presentados por las denunciantes son pertinentes para que Legales sugiera una pena y para que el Consejo Académico haga efectiva la misma. El Secretario del CA Germán Takla, la consejera docente por Pluriversidad Cecilia Rustoyburu y la ex directora del Departamento de Filosofía, Patricia Britos, son lxs representantes de Humanidades en el Protocolo de Género. Todxs pertenecientes al mismo sector político (Recordemos que en Humanidades hay una alianza fuerte entre radicales y Nuevo Encuentro – HxEP). Es decir, lxs mismxs que juzgan son lxs que aplican la pena. Se convierten con total complicidad de sus aliadxs de la Gestión, en jueces y verdugxs.

mirò


Este Protocolo avala la discrecionalidad de los sectores que gobiernan la universidad. Es la Decana quien elige a dedo las personas que van a conformar la comisión. Por lo tanto, no todxs pueden ir a denunciar, algunas denuncias tendrán curso y otras no. Pero fundamentalmente el Protocolo no está hecho para lxs opositorxs. Si sos opositorx y vas a hacer una denuncia estás desprotegidx. Si los cargos son políticos, el Protocolo lo manejan las gestiones. Un Protocolo de Género debería estar integrado por una comisión técnica, con Planta Permanente, que ingrese a los cargos a través de concursos transparentes. Sí, parece sencillo, pero la Universidad tiene una lógica punteril que le impide cumplir con una simple estructura democrática. 

Como movimiento estudiantil, seguimos esperando que finalice el juicio académico, mientras tanto, Lobosco sigue con licencia, ya que nunca se lo apartó del cargo. Por otra parte, las compañeras que fueron víctimas de este docente, siguen sin poder volver a cursar la materia, por miedo a que se le termine la licencia y vuelva a ejercer como titular de la cátedra.

Otro aspecto a mencionar fueron los juicios de valor expresados en este último CA contra el estudiante que provinieron de docentes. Entre los argumentos mencionados para aplicar la medida contra lxs estudiantes figuraron los siguientes: que era “militante”, que era “buen estudiante” y que era “varón hetero cis”. Como si de pronto todxs lxs presentes ese día, estuviésemos deconstruidxs y capacitadxs para juzgar cada uno de los aspectos. Queda expuesta la doble vara de quienes se posicionan desde un lugar pulcro, de quienes consideran que ya no pueden ejercer violencia de género o violencia en general por que se dedican a estudiar género. Esto responde a que,  incontables veces por parte de estxs mismxs consejerxs, se ha querido silenciar con interrupciones, gritos y chicanas a las distintas voces disidentes, especialmente la de estudiantes. Porque para quienes no estamos alineadxs a la gestión radical, lxs violentxs, somos nosotrxs. Es por ello que consideramos menester repensar constantemente nuestras prácticas, porque todxs estamos atravesadxs por el machismo y el patriarcado.

A modo de cierre, con todo esto vislumbramos que el protocolo de un tiempo a esta parte,  ha demostrado no llenar las expectativas de convertirse en una herramienta empoderadora para quienes quieren denunciar, sino que ha profundizado el camino hacia una especie de embudo selectivo en el que solo unxs pocxs pueden realmente utilizarlo. El Protocolo se volvió la herramienta punitivista de las gestiones en contra de sus opositores políticos que pueden usar con total legitimidad. En el caso de lxs estudiantes, es la posibilidad de volver a utilizar la famosa ordenanza 822 como método de castigo aleccionador. Como movimiento estudiantil y como comunidad universitaria, nos debemos la tarea crítica de elaborar nuevas herramientas para problematizar las violencias de géneros y la violencia institucional que es moneda corriente. Necesitamos la organización de todas nuestras fuerzas para construir mediante la más amplia discusión herramientas populares y democráticas. 

cropped-academic-things.jpg

Reunión abierta de estudiantes, docentes y graduades por una facultad popular y democrática

El próximo Lunes 02/09 a las 16hs en el aula 66 de Humanidades estudiantes, docentes y graduades de la UNMDP llevaremos adelante una reunión abierta para debatir sobre la democratización de los órganos de co-gobierno, representación en los tres claustros, autonomía universitaria, experiencias anteriores y proyecciones a futuro.
Todxs invitadxs!

Por una universidad popular y democrática

Que los claustros no nos dividan!

Invitan: Colectivo Mundo x Ganar / Confluencia Humanidades / Agrupación Graduadxs y docentes 20 de Diciembre – Universidad Popular

IMG-20190828-WA0021-1

Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 20 [17-07-19]

 

Lxs invitamos al último plenario de este cuatrimestre del Consejo Académico, que se realizará este miércoles 17 de julio a las 16 hs., en el aula 66.

En esta ocasión, encontramos en el orden del día numerosas designaciones de cargos docentes para las distintas carreras. Sin embargo y para nuestra sorpresa, varias designaciones —producto de registros de antecedentes— que se presentaron semanas atrás por las carreras opositoras a la gestión de Sleimen – Valcarce y HxEP, es decir, Geografía y Filosofía, no se incluyeron para ser tratadas. Parece ser que el apuro de la Gestión por sacar ciertos concursos antes del 1 de agosto, no incluye a las carreras que hoy en día se encuentran con cátedras acéfalas; cátedras que actualmente no cuentan con docentes a cargo. Un ejemplo preocupante es el caso de Gnoseología, cátedra de segundo año de Filosofía. En este sentido, resulta de suma urgencia de cara al próximo cuatrimestre, aprobar las designaciones solicitadas por cada Consejo Departamental para garantizar las cursadas de todas las materias. Queda claro, una vez más, que la gestión de la Facultad no tiene en cuenta las decisiones tomadas en conjunto y de manera interclaustral, respecto a dónde destinar el presupuesto.

Más allá de esta situación de total arbitrariedad, en donde la Decana elije qué cargos elevar por sobre las necesidades urgentes de las carreras, debemos participar de manera colectiva de la toma de decisiones.

Enterate de todos los temas que serán tratados en el siguiente link.

¡Basta de discriminar a las carreras opositoras!

¡Responsabilizamos a Sleimen – Valcarce y HxEP por la desidia y el desgranamiento estudiantil!

¡No dejemos que decidan por nosotrxs!

Memoria Consejo Académico – Sesión plenaria 17 de julio de 2019

 

Leer Memoria completa acá

MANUAL DE

SUPERVIVENCIA ACADÉMICA

[Una soga para que no te ahorques]

 


 

¿Cómo me anoto a las materias?

 

Entrá a la página de la Universidad (www.mdp.edu.ar) luego vas a la opción “SIU Guaraní” en la barra oscura del final de la página. También podés ingresar a través del siguiente link: alumnos-web.mdp.edu.ar/inicio/ Seleccionás “Facultad de Humanidades” y “Acceso al SIU Guaraní”. Una vez allí, ingresás tu DNI y tu clave personal. Una vez cargados tus datos, hacés click en la opción “Cursadas”, luego “Inscripción a cursadas” y finalmente, elegís la carrera de la materia a la que te querés inscribir. Ahí podrás ver la lista de las materias disponibles para cursar, seleccionás la que quieras. Podés ingresar al apartado “Consulta” dentro de “Cursadas” para comprobar que tu inscripción haya sido aprobada. Antes de inscribirte sería conveniente que hayas visto la oferta académica del cuatrimestre, ya que en el SIU las materias figuran sin distinción de año. Como esta plataforma, hablando filosóficamente, suele andar como el culo, también podés inscribirte en la misma cursada con el/la docente o en División Alumnos.

 

¿Cuál es el régimen que regula la aprobación de materias?

 

El 15 de marzo del 2016 se aprobó el expediente N° 7-1721/12, (OCA 4173) en el Consejo Académico de la Facultad de Humanidades, que modificó la ordenanza de aprobación de materias N.º 1562/95. Dicho régimen establece que las asignaturas anuales y/o cuatrimestrales podrán ser regulares o promocionales.

 

¿Cómo apruebo una cursada?

 

Aquellas materias que no entran en el régimen de promoción (es decir, las materias regulares) requieren que sea aprobada la cursada para acceder así a la instancia de final. Habitualmente las cursadas se aprueban con uno o dos parciales, con nota mínima de 4 (cuatro), con el 75% de asistencia a las clases prácticas y con la aprobación de un 75% de los trabajos prácticos.

 

¿Qué sucede si no cumplo con la regularidad?

 

Cuando un estudiante no cumple con el porcentaje mínimo de asistencia, o no alcanza el porcentaje requerido de trabajos prácticos aprobados, o no aprobó los parciales o sus recuperatorios, perderá la condición de regular y será considerado estudiante libre.

 

¡Atentxs!

 

Las fechas de parciales deberán ser comunicadas por lxs docentes con un plazo mínimo de 15 días hábiles antes del mismo.

Debe existir un plazo mínimo de 7 días entre la comunicación de las notas de un parcial y la fecha para rendir su recuperatorio.

Las instancias evaluativas tendrán lugar en los horarios y días de la cursada y debe haber un intervalo de 48hs entre parciales del mismo año, según el plan de estudios de la carrera. Sin embargo, este intervalo no contempla a las materias optativas de otros departamentos.

Los temas de un recuperatorio deberán ser los mismos que los del parcial. No se puede agregar o cambiar ningún tema.

 

Ilustración: Lucía Candela Minardi

 

¿Qué es una materia optativa?

 

Cada plan de estudios exige rendir una serie de asignaturas optativas para terminar la carrera, oscilando entre dos y cuatro materias según la carrera (o si se trata de un profesorado o una licenciatura). Éstas se pueden elegir entre una lista donde contás con materias ofrecidas por el departamento correspondiente a tu carrera, otros departamentos y otras facultades. Para aquellas materias que quieras cursar, que se ofrezcan en otros departamentos y no estén incluidas en la lista anteriormente mencionada, tenés que consultar la oferta académica del departamento en donde se dicta la materia. En el caso de querer cursar una materia de otra facultad, tenés que presentar una nota al departamento de tu carrera solicitando cursarla y, además, debes consultar la oferta académica de la respectiva facultad.

 

¿Qué son las correlatividades?

 

La correlatividad marca la relación entre materias. Existen materias que no se pueden rendir sin antes haber aprobado el final de alguna otra. Cabe aclarar que en nuestra facultad las correlatividades corresponden a los finales y no a las cursadas, esto es, podés cursar las materias en el momento que quieras pero tendrás que respetar el orden a la hora de rendir los finales. En el plan de estudios se encuentra el régimen de correlatividades.

 

¿Qué es una materia con final?

 

Es toda aquella materia que exige que se rinda un final obligatorio, cuyas características son definidas en cada caso por el docente. Para rendir el final de estas materias antes tenés que haber aprobado la cursada. El final de las materias lo podés rendir cuando quieras, a partir del momento en que aprobaste la cursada, siempre que la materia no posea una correlatividad previa, pero si lo hacés luego de dos años y medio el docente puede evaluarte según el programa vigente, es decir, un programa distinto de aquel con el que la cursaste. Sin embargo, a veces sucede que dicha normativa no necesariamente se cumple.

 

¿Quiénes toman el final?

 

Los finales los toman una comisión evaluadora compuesta por 3 docentes con categoría de Profesor (Adjunto, Asociado o Titular). Preside la comisión quien sea titular o esté a cargo de la materia. En caso de ausencia de lxs mismxs será presidida por quien tenga mayor rango en la materia o el Área y en casos excepcionales se constituirá con el Directorx, lx Secretarix Académicx o lx Decanx (o alguna autoridad). La designación de la comisión evaluadora no podrá ser renunciada y la imposibilidad de asistir deberá ser informada al Consejo Académico quien decidirá eximir o no al renunciante. Lxs docentes podrán excusarse de tomar un examen final a un estudiante en particular por a) parentesco; b) enemistad o resentimiento manifiesto; c) cualquier otro vínculo o situación que pueda afectar o poner en duda la libertad de juicio o imparcialidad del docente. Todos los casos serán evaluados por el Consejo Académico.

Por último, el Centro de Estudiantes podrá solicitar al Consejo Académico una intervención de la comisión evaluadora, así como la asignación de veedores estudiantes o docentes.

 

¿Cómo me anoto en un final?

 

Al igual que para anotarte en una materia, entrás a SIU Guaraní y luego seleccionás “Exámenes” e “Inscripción a examen”. Elegís la mesa de la asignatura y seleccionás uno de los horarios disponibles (generalmente solo existe una opción). Recordá que sólo podés inscribirte al final hasta 72 horas hábiles antes de la fecha del mismo, sin contar el día en el que te anotaste y en el que rendís. Las fechas de las mesas de finales son decididas todos los años por el Consejo Académico. Podes consultarlo en la página de la Facultad de Humanidades, en la pestaña del Calendario Académico.

 

¿Cómo rindo una materia libre?

 

Una materia libre es toda aquella materia que se rinde sin haber sido cursada. Esto significa que deberás preparar todo el programa de la materia para el día del final. Los finales de estas materias consisten en una parte escrita y una oral. Para pasar a la defensa oral antes tenés que haber aprobado el correspondiente examen escrito con una nota no inferior a 4 (cuatro). Cualquier materia de la carrera puede ser rendida de esta forma, el único requisito es respetar las correlatividades. Hay que tener en cuenta que algunxs docentes arbitrariamente suelen desaprobarte cuando rendís libre con el argumento de que lo consideran “un acto de soberbia”. En ese sentido, es recomendable hablar antes con le docente.

 

¿Qué es una materia promocional?

 

Que una materia sea promocional depende de la decisión del docente y lo debe comunicar al comenzar el cuatrimestre, además de quedar claro en el PTD (Plan de Trabajo Docente). La promoción requiere de la obtención de un promedio no menor a 6 (seis) en los parciales correspondientes, no tener aplazos en ninguna de las dos instancias[1], sumado al 75% de la asistencia en las clases teóricas y prácticas y la presentación y aprobación del 75% de los trabajos prácticos. Para pasar la nota de la materia promocional tenés que anotarte en la mesa de final como si la fueras a rendir y hacer que te pasen la nota correspondiente en el acta (y en tu libreta, si contás con ella). Si obtenés una nota inferior a 6 (seis) y superior a 4 (cuatro) aprobás la cursada de la materia, pero no promocionas, por lo que tenés que rendir el final. Si te sacas una nota inferior a 4 (cuatro) tenés que recursar la materia[2].

 

¿Cuál es el mínimo de asistencia necesario para aprobar una cursada?

 

En el caso de las materias promocionales la asistencia debe ser de un mínimo de 75% en los teóricos y un mínimo de 75% en los prácticos. En el caso de las materias con final obligatorio el requisito es cumplir una asistencia mínima del 75% en los prácticos, no siendo obligatoria la asistencia a los teóricos.

 

¿Qué son las equivalencias?

 

Si tenés hechas materias de otra carrera que coincidan con el contenido de materias de tu carrera, podés pedir el reconocimiento de equivalencias. Para ello tenés que solicitar los programas (autenticados) de las materias que querés homologar en la facultad en la que las cursaste y los programas de las materias por las cuales las querés homologar en esta facultad (se solicitan en el Departamento correspondiente a tu carrera), presentarlos con una carta de pedido de homologación en dicho Departamento y esperar una respuesta. En general se hace una evaluación de los programas para analizar si los contenidos son pertinentes.

 

¿Qué significa ser estudiante activx?

 

Sos estudiante activx si rendís al menos un final o promocionás alguna materia durante el ciclo lectivo (de abril a marzo del siguiente año). La condición de estudiante activx te habilita a votar y a ser parte del co-gobierno como representante (Consejo Departamental, Consejo Académico, etc.). También es requisito para ser adscriptx, presentarte a becas, concursos, etc. Sos estudiante pasivx si durante un ciclo lectivo no rendiste ningún final o no  promocionaste ninguna materia. Para volver a obtener la condición de estudiante activx sólo es necesario rendir un final. Lxs estudiantes pasivxs no pueden votar a co-gobierno, ni ser parte del mismo como consejerxs, pero sí pueden votar en las elecciones del Centro de Estudiantes.

 

¿Qué es una adscripción?

 

Ser adscriptx de una materia significa ser ayudante no pago de una cátedra. Si los temas que se tratan en una materia te interesan y querés desarrollarlos, tanto en tu carrera docente como de investigador, podés presentar los requisitos que te solicitan en el Departamento. Ellos son: tener aprobado el final de la materia, ser alumno activx, solicitar la firma del titular de la cátedra y su aprobación a tu adscripción, presentar un plan de tareas docentes o de investigación y el formulario de adscripción junto con el comprobante de la materia aprobada, (esto se imprime de Siu) cuando sean publicados los llamados a adscripción. Existen dos llamados, uno en marzo que es para las materias del primer cuatrimestre y otro, en general antes del receso, que es para las materias del segundo cuatrimestre. Una vez que tu adscripción sea aprobada, primero por el Consejo Departamental de tu carrera y luego por el Consejo Académico, ya podés trabajar en la cátedra.

 

¿Qué es una ayudantía de segunda?

 

Hay un tipo de concurso en la carrera al que podés presentarte siendo estudiante, el cargo es Ayudante de segunda. Antes no salían muchos de estos concursos, pero con la participación logramos que haya concursos anuales y seguimos luchando por más. Para presentarte, tenés que cumplir con los mismos requisitos de la adscripción sumado a un coloquio público (una clase). Esto es, luego de que presentaste todos los papeles se pone una fecha para tu defensa junto con todxs aquellxs que se hayan presentado también. Se confecciona un orden de mérito, resultado de la suma del puntaje que se reparte entre tus antecedentes, tu defensa oral el día del coloquio y lo que el jurado considere. Este cargo, a diferencia de la adscripción, es pobremente remunerado.

 

¿Cómo puedo conseguir certificados de alumno regular, de examen, de porcentaje de materias, analítico parcial?

 

Todos estos certificados se solicitan por el SIU Guaraní, y en los casos que te pidan sellos te acercás a la oficina de División Alumnos o al Departamento para que lo firmen y sellen.

 

¿Qué becas puedo pedir siendo estudiante?

 

Existen becas de ayuda económica para lxs estudiantes. Dichas becas son de apuntes, de ayuda económica, de comedor y de trabajo en el Centro de Copiados de la facultad. Estas becas requieren la evaluación del Servicio Social Universitario (Alvarado 4009) que realiza dos llamados anuales para su adquisición. Los requisitos pueden ser solicitados en dicho lugar o con las Trabajadoras Sociales que atienden en las oficinas de Decanato en horarios rotativos, también podés encontrar los formularios de inscripción y documentación en el siguiente link http://www.mdp.edu.ar/index.php/bienestar/servicio-social-universitario. Si sos beneficiriax de la Beca PROGRESAR y obtenés algún tipo de beca de la Universidad debés mantener una sola ya que estas presentan incompatibilidad entre sí.

 

¿Qué otros beneficios tengo como estudiante de la Universidad pública?

 

Iniciar una carrera en la UNMDP te da la posibilidad de realizar actividades de lo más variadas: asistir al Laboratorio de Idiomas, dependiente de nuestra Facultad de Humanidades; practicar un deporte de forma gratuita (como por ejemplo, básquet, fútbol, voley, handball, etc.) o con un importante descuento (como por ejemplo, natación en el EMDER) y participar de los Torneos Interfacultades; asistir a Talleres de orientación vocacional, manejo de la ansiedad o de la voz (muy útil para los estudiantes de algún profesorado). Además, siendo estudiante regular de la Universidad podés acceder al comedor sólo presentando el DNI y abonando un mínimo costo para poder almorzar o también se puede retirar hasta las 19hs, previo pago al mediodía, y llevarte la vianda para la cena.

 

Desde el Colectivo Mundo x Ganar creemos que es fundamental seguir apostando a la socialización de la información y realizar políticas concretas para la permanencia de todxs lxs estudiantes en la facultad como talleres de apoyo, talleres de lectura, cursos introductorios, tutorías entre otras actividades que hemos propuesto en el Consejo Académico del cual, actualmente, formamos parte como minoría estudiantil.

Si tenés algún problema relacionado a la aprobación de cursadas, no dudes en contactarnos!

En Facebook: https://www.facebook.com/colectivomundoxganar/

En Instagram: https://www.instagram.com/colectivomundoxganar/?igshid=1451922lvnha1

En Twitter: https://twitter.com/ardelechu

algunos sobrevivientes
[por ahora]

 

*********************************************

[1] No podés estar aplazado en ninguno de los dos parciales, pero recordá que si tenés un aplazo que luego levantás en el recuperatorio correspondiente, el aplazo es anulado por la nueva nota.

[2] Si bien el régimen de aprobación de la cursada de cada materia depende del profesor titular, éste tiene la obligación de dar a conocer al inicio de la cursada a los estudiantes las condiciones de promoción (con o sin final) que haya elegido y que deben constar en el programa de la materia. Vale aclarar que las condiciones de promoción definidas en cada programa tienen que ser respetadas por los docentes de la cátedra durante el período de vigencia del mismo. Sucede a menudo en Humanidades que los docentes deciden arbitrariamente con qué nota se promociona, obviando la ordenanza que estipula la promoción con una nota mínima de 6 (seis).

 

Consejo Académico – Sesión extraordinaria 4 [26-06-2019]

 

Lxs invitamos al próximo plenario del Consejo Académico, que se realizará este miércoles 19 de junio a las 16 hs., en el aula 66.

En esta ocasión, el orden del día es bastante extenso. Entre los temas a tratar se encuentran varios expedientes de concursos para carreras como Historia, Sociología y Filosofía. En este sentido, hay varios concursos de CCT (corresponden al Convenio Colectivo de Trabajo) en donde, en algunos casos, nos encontramos con dictámenes divididos para dichos concursos. Recordemos que los mismos regularizan a docentes que llevan tiempo siendo interinxs en determinados cargos. Razón por la cual resulta extraño que nos encontremos ante expedientes con varios dictámenes por parte del jurado evaluador.

Encontrá todos los temas del orden del día en el siguiente link.

¡No dejemos que decidan por nosotrxs!

¡Tomemos entre todxs las decisiones de las carreras!

lechu

  Memoria Consejo Académico – Plenario extraordinario 26 de junio de 2019

El plenario pasado del Consejo Académico fue llamado como extraordinario. La razón del cambio, siendo que en un principio fue convocado como un plenario ordinario más, fue el asueto académico dictado por la Decana —Silvia Sleimen— la semana anterior. Dicho asueto fue consecuencia del alerta meteorológico que duró varios días y por el cual se vieron afectadas distintas instituciones, incluida la Universidad. En este sentido, entendemos que ya habiendo un orden del día y un plenario previsto, llamar a una sesión extraordinaria y de golpe, imposibilitó a los distintos Departamentos aprobar sobre tablas temas que pudieran considerarse de suma urgencia. Decisión completamente arbitraria de la gestión que, una vez más, pasó encima a los consejerxs académicos, es decir, al órgano de cogobierno de la Facultad.

En un principio, la Decana –Silvia Sleimen– comenzó exponiendo un informe que daba cuenta supuestamente sobre cómo se elegían todos los concursos pendientes y los sustanciados durante su gestión. Lo que se expuso una vez más, en su lectura de más de 20 páginas —en donde incluía un anexo de concursos sustanciados de todas las carreras de Humanidades y un listado de los concursos de CCT—, fue la arbitrariedad con la que deciden sacar ciertos concursos por sobre otros. Algunxs consejerxs insistieron en que se expliquen los criterios por los cuales eligen priorizar determinadas carreras (concursos) por sobre otras y por qué se sigue haciendo oídos sordos a los pedidos de los distintos Departamentos opositores, que desde el año pasado vienen pidiendo concursos en base a necesidades puntuales y estructurales. A fin de cuentas, lo que se reclama es poder hacer uso del presupuesto destinado a cada carrera. Por supuesto, nunca se explicaron los criterios, no porque no los tengan, sino porque son inconfesables. Hay al menos uno que es claro, aunque indecible: están sacando las cuentas de cuántos docentes regulares (votos) necesitan para ganar las elecciones, para perpetuarse en el poder, para seguir administrando la miseria, para seguir sacando concursos a sus acólitos, y así…

Un ejemplo claro es el de Filosofía, puntualmente entre otras cátedras, la de Gnoseología, materia que se dicta en el segundo cuatrimestre y para el segundo año. En donde, ya terminando el primer cuatrimestre, aún no sabemos quién va a dictar la cursada, ya que esta cátedra actualmente no cuenta con docentes de teóricos ni de prácticos. Si, la cátedra se encuentra actualmente pendiente de un hilo. Recordemos que la docente a cargo de Filosofía Moderna y Gnoseología se jubiló en el año 2017. En ese entonces la gestión Radical de la mano de Patricia Britos, decidió unilateralmente utilizar esos recursos liberados para destinarlos a promocionar a sus docentes afines, en vez de asegurar la conformación de la cátedra. (Ver: https://colectivomundoxganar.org/2017/05/15/miseria-de-filosofia/ y https://colectivomundoxganar.org/2017/07/14/cuando-el-argumento-es-la-agresion/).

La solución en su momento fue utilizar funciones de docentes especializadxs en otras áreas para que “den clases”, así el siempre listo Manuel Comesaña comenzó a dictar las clases de Gnosología. Hay que decirlo, Filosofía siempre fue atada con alambres a medida que surgían los problemas. Sin embargo, desde el momento en que asumió la nueva gestión, con su proyecto interclaustral, se realizó en conjunto con lxs consejerxs departamentales, un análisis de planta docente —pedido histórico por parte de la comunidad de Filosofía— en donde elevamos una lista de concursos para realizar con suma urgencia, atendiendo las necesidades de la carrera. Además, dicha asignatura mencionada previamente, fue tema de discusión incontables veces tanto en las distintas sesiones del CAD, así como también del CA, cuando el mismo Departamental decidió elevar al CA designaciones de docentes, realizadas por medio de registros de antecedentes, para cubrir su dictado hasta la sustanciación del concurso. Sin embargo en el CA, sin ningún tipo de argumento, fueron rechazadas sistemáticamente. Su negativa a designar docentes y a que Filosofía pueda usar su presupuesto trae como consecuencia inmediata el perjuicio para los estudiantes que tienen que cursar una materia que actualmente no cuenta con ningún docente para su dictado.

Párrafo aparte merecen algunos expedientes de sustanciaciones de los concursos de CCT (corresponden al Convenio Colectivo de Trabajo) que llegaron al CA con dictámenes dudosos. Un ejemplo claro es el concurso de Sociología del Desarrollo, materia de la carrera de Sociología. En este caso, se prioriza cualquier otro antecedente, menos el que corresponde para el cargo. Razón por la cual, nos encontramos ante diversos dictámenes para un mismo concurso y además con una impugnación de un postulante, en donde expresa la falta de objetividad y la omisión de antecedentes por parte de ciertxs juradxs. Al parecer ya no alcanza con tener especialidad en el cargo objeto de concurso o haber estado interinx por años y años, si cuando se trata de meter a sus amigxs, solo necesitan jurados afines que designen con total impunidad.

Ante estos intentos aleccionadores hacia quienes peleamos por carreras mejores y quienes pedimos por docentes formadxs en las cátedras de las distintas carreras, no nos quedaremos calladxs y seguiremos luchando de manera colectiva para construir las carreras que queremos.

¡Visibilicemos los atropellos de la gestión!

¡Basta de fomentar la precariedad de las carreras!

¡Tomemos entre todxs las decisiones de la Facultad!

ACADEMIC THINGS

lechutips_para_blog.jpg

 

Cuando la gente piensa en la Universidad, lo primero que viene a la mente es el prestigio de esta institución, la asociación directa con el conocimiento, con el desarrollo de ideas, con el esfuerzo mancomunado para alcanzar objetivos que mejoren a nuestra sociedad. Cuando, además, se piensa en la Facultad de Humanidades, las expectativas son quizás mayores y se cree que quienes allí enseñan y gobiernan, se dedican a sembrar ideas y prácticas democráticas, que tienen la capacidad de la reflexión, que la razón ocupa un lugar preponderante a la hora de tomar decisiones y más aún las expectativas por un mundo más justo. Porque ¿dónde más que en Humanidades? Un pueblito idílico…

Sin embargo, la cara de lo que se quiere mostrar oculta un trasfondo oscuro. En la medida en que uno transita los pasillos y las aulas de la facultad van apareciendo indicios de que hay cosas que suceden y contrastan con aquella idea. De pronto, las condiciones en las que hay que cursar son muy negativas: aulas que explotan de gente, faltantes de bancos, baños clausurados hace años, docentes que maltratan, que acosan, que abusan de su rol de autoridad. Desorganización en la formación, fachadas educativas que tienen “objetivos públicos” y verdaderos objetivos, privados. En la Facultad de Humanidades se disputan recursos y poder, y nuestra formación depende de esas tensiones que no se presentan abiertamente. El lugar donde emerge esa otra cara es en el Consejo Académico. Allí se encuentra la grieta por donde podemos espiar y escabullirnos en el upside down. Sabemos que lo que encontraremos allí no nos recibirá con alegría…

d

 

¿QUÉ ES EL CONSEJO ACADÉMICO?

El Consejo Académico (CA) es, técnicamente, el lugar donde se definen desde la fecha de inicio de clases, pasando por las fechas de las mesas de finales y hasta los asuetos académicos. Qué docentes ingresan a nuestras carreras y cuáles no. Hasta cuándo nos recibimos se desprende de la combinación de elementos que allí se deciden. Habitualmente, el CA sesiona una vez por semana alternándose entre plenarios y comisiones. En las comisiones, varios grupos conformados por consejerxs de todos los cuerpos (estudiantes, graduadxs, docentes y no docentes), se organizan por temática para escribir dictámenes acerca de lo evaluado. A la semana siguiente se tratan en el plenario para su aprobación o rechazo.

Lo que oculta la descripción anterior es que el CA es un terreno de disputa política. Lo que condiciona todo es el modo en que se administra el presupuesto, el cual es utilizado casi en su totalidad para cubrir la planta docente. Y esto es el huevo de Demogorgon: los cargos docentes indican quienes pueden formar parte del co-gobierno, quienes pueden acceder a los cargos de poder y, casi como una consecuencia indirecta, quienes dan clase. La actual gestión conformada por la decana Sleimen, sus docentes y graduados, y los estudiantes de HxEP, tienen mayoría automática para aprobar todo a su antojo. Dicha coalición no atiende razonamientos, en el upside down reina la fuerza.

ACADEMIC THINGS

 

¿QUIENES LO COMPONEN?

El Consejo Académico cuenta con seis representantes docentes, cuatro por la mayoría (Docentes por Humanidades) y dos por la minoría (Pluriversidad), cuatro estudiantes, tres por la mayoría (HxEP) y uno por la minoría (Colectivo Mundo x Ganar), dos graduadxs (Alianza Docentes por Humanidades y Pluriversidad) y unx trabajadorx universitarix (sin voto). A su vez, participa la decana Sleimen (con voto en caso de empate) y el secretario, Takla (quien se encarga de las actas). Son 12 votos, 6 de los cuales conforman un bloque inquebrantable, sumado al eventual voto desempate. De esta manera, la gestión de la decana Sleimen, representa tanto a la histórica Franja Morada (UCR-Pro) de Rodolfo Rodríguez y Porta, como al sector de Romanin y Humanidades x el Proyecto (Nuevo Encuentro y La Cámpora).

La participación no es tan democrática como se muestra a primera vista. Por empezar,  sólo los docentes regulares pueden participar de las elecciones, tanto para votar como para ser candidatxs. Los docentes regulares son aquellos que accedieron a su cargo a través de un concurso, es decir, no son ni interinos ni designados a término. He aquí, una vez más, el huevo de Demogorgon: este requisito es el que condiciona políticamente la publicación de concursos: docente concursado = un voto más. Por lo tanto, la gestión sólo realiza aquellos concursos que garanticen votos favorables para su continuidad. En el mismo movimiento en que definen qué concurso sale, se determinan los que se cajonean por tiempo indefinido cuando no hay manera de manipular los jurados y existen posibilidades de que gane algunx opositorx políticx. El aire que se respira en el upside down envenena durante la eterna espera.

sombras con lechuPor otra parte, lxs graduadxs que responden al Devorador de Mentes —los grupos de poder— son utilizados como peones de su política a cambio de cargos interinos (designaciones a dedo, nunca registros de antecedentes) o de su mera promesa, es decir, clientelismo. Asimismo, las estructuras que manejan exceden a la Facultad y llegan hasta las escuelas y las conducciones de los gremios de ADUM y SUTEBA, con lo cual siempre hay alguna promesa para realizar. Como contrapartida, desde el Colectivo Mundo x Ganar, impulsamos desde hace más de 10 años la construcción del Frente 20 de Diciembre, junto a otrxs compañerxs graduadxs, para combatir esta lógica acompañando la conformación de espacios asamblearios de discusión en cada carrera y fomentando la construcción de conocimiento crítico.

Finalmente, lxs estudiantes, el cuerpo más numeroso de la Universidad, cuentan con una representación de consejerxs no proporcional a esa mayoría. Los grupos de poder docente suelen comenzar a moldear la lógica clientelar a través de las promesas de ayudantías, becas y grupos de investigación. Por parte del Colectivo Mundo x Ganar, reivindicamos la democracia directa y participativa. Intentamos resignificar la tarea del consejerx académicx para democratizar el cogobierno de la Universidad prefigurando una nueva práctica política. Nuestra consejera toma las decisiones en función de las posiciones discutidas en las bases, en espacios democráticos como las asambleas o los Departamentos que no están bajo el control de la gestión.

lechu eleven

¿CONSEJO TRANSPARENTE?

Hace algunas semanas, HxEP, inició una campaña con este nombre pero en realidad sólo disfraza una estructura liberal de entender la democracia. Lo único transparente sobre su actividad en el Consejo es que, por más reuniones con estudiantes que realicen, las decisiones las toman en la oficina de decanato y a puertas cerradas, pues estamos frente a los Demodogs. HxEP jamás cumplió el mandato de una asamblea, ni de Humanidades, ni de ninguna carrera. Más bien, han votado en contra de cualquier tipo de iniciativa asamblearia, siempre fieles a la decana. A la lógica representativa liberal y de fortalecimiento de las camarillas que impulsa HxEP, le contraponemos la socialización de la información, la organización desde abajo y la toma de decisiones en las bases.

SOCIALIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN COMO VICTORIA DE LXS ESTUDIANTXS

Desde que contamos con representación en estos espacios, evidenciamos el cercenamiento de la información. Eso que se cocina del otro lado siempre ha permanecido en la oscuridad. Por eso, la socialización de los acontecimientos políticos y académicos es uno de nuestros principios fundamentales para avanzar en el combate.

El Consejo Académico es el lugar donde podemos construir nuestros proyectos para transformar la facultad. Hemos impulsado la discusión por concursos transparentes, el reclamo de implementación de la doble banda horaria y el aumento de las ayudantías estudiantiles, además de haber acompañado las propuestas de cada una de las asambleas por carrera y las resoluciones de las asambleas de Humanidades. Sin embargo, parafraseando a Kant: representación sin participación es vacía, participación sin representación es ciega. En este sentido, no hemos dejado de impulsar la participación activa de lxs estudiantes en el Consejo Académico a través de convocatorias públicas durante todas las semanas. Estas convocatorias también son parte de la socialización y visibilización del co-gobierno. Sin dudas, la única forma de conquistar nuestras demandas y de transformar la universidad es a partir de la lucha y la organización.

Finalmente, participar del Consejo Académico significa acceder a información, disputar la toma de decisiones, definir el modo en que se gobierna una institución pública y el rol de nuestras carreras en la sociedad. Por eso, podemos celebrar que desde que asumimos, por primera vez en la historia, lxs estudiantes de Humanidades pueden acceder a la información de lo discutido en cada Consejo Académico. Cada semana, subimos a nuestra página el orden del día y una memoria de la sesión para que todxs puedan estar al tanto de lo que pudimos pelear o de los detalles del autoritarismo reinante. Entendemos que cuantos más estudiantes, graduadxs, docentes, trabajadores universitarixs e investigadorxs estemos presentes y participemos activamente de las decisiones, venceremos los oscuros tentáculos del poder y la democratización será un hecho.

ACADEMIC THINGS – Boletín Junio de 2019