ACADEMIC THINGS

lechutips_para_blog.jpg

 

Cuando la gente piensa en la Universidad, lo primero que viene a la mente es el prestigio de esta institución, la asociación directa con el conocimiento, con el desarrollo de ideas, con el esfuerzo mancomunado para alcanzar objetivos que mejoren a nuestra sociedad. Cuando, además, se piensa en la Facultad de Humanidades, las expectativas son quizás mayores y se cree que quienes allí enseñan y gobiernan, se dedican a sembrar ideas y prácticas democráticas, que tienen la capacidad de la reflexión, que la razón ocupa un lugar preponderante a la hora de tomar decisiones y más aún las expectativas por un mundo más justo. Porque ¿dónde más que en Humanidades? Un pueblito idílico…

Sin embargo, la cara de lo que se quiere mostrar oculta un trasfondo oscuro. En la medida en que uno transita los pasillos y las aulas de la facultad van apareciendo indicios de que hay cosas que suceden y contrastan con aquella idea. De pronto, las condiciones en las que hay que cursar son muy negativas: aulas que explotan de gente, faltantes de bancos, baños clausurados hace años, docentes que maltratan, que acosan, que abusan de su rol de autoridad. Desorganización en la formación, fachadas educativas que tienen “objetivos públicos” y verdaderos objetivos, privados. En la Facultad de Humanidades se disputan recursos y poder, y nuestra formación depende de esas tensiones que no se presentan abiertamente. El lugar donde emerge esa otra cara es en el Consejo Académico. Allí se encuentra la grieta por donde podemos espiar y escabullirnos en el upside down. Sabemos que lo que encontraremos allí no nos recibirá con alegría…

d

 

¿QUÉ ES EL CONSEJO ACADÉMICO?

El Consejo Académico (CA) es, técnicamente, el lugar donde se definen desde la fecha de inicio de clases, pasando por las fechas de las mesas de finales y hasta los asuetos académicos. Qué docentes ingresan a nuestras carreras y cuáles no. Hasta cuándo nos recibimos se desprende de la combinación de elementos que allí se deciden. Habitualmente, el CA sesiona una vez por semana alternándose entre plenarios y comisiones. En las comisiones, varios grupos conformados por consejerxs de todos los cuerpos (estudiantes, graduadxs, docentes y no docentes), se organizan por temática para escribir dictámenes acerca de lo evaluado. A la semana siguiente se tratan en el plenario para su aprobación o rechazo.

Lo que oculta la descripción anterior es que el CA es un terreno de disputa política. Lo que condiciona todo es el modo en que se administra el presupuesto, el cual es utilizado casi en su totalidad para cubrir la planta docente. Y esto es el huevo de Demogorgon: los cargos docentes indican quienes pueden formar parte del co-gobierno, quienes pueden acceder a los cargos de poder y, casi como una consecuencia indirecta, quienes dan clase. La actual gestión conformada por la decana Sleimen, sus docentes y graduados, y los estudiantes de HxEP, tienen mayoría automática para aprobar todo a su antojo. Dicha coalición no atiende razonamientos, en el upside down reina la fuerza.

ACADEMIC THINGS

 

¿QUIENES LO COMPONEN?

El Consejo Académico cuenta con seis representantes docentes, cuatro por la mayoría (Docentes por Humanidades) y dos por la minoría (Pluriversidad), cuatro estudiantes, tres por la mayoría (HxEP) y uno por la minoría (Colectivo Mundo x Ganar), dos graduadxs (Alianza Docentes por Humanidades y Pluriversidad) y unx trabajadorx universitarix (sin voto). A su vez, participa la decana Sleimen (con voto en caso de empate) y el secretario, Takla (quien se encarga de las actas). Son 12 votos, 6 de los cuales conforman un bloque inquebrantable, sumado al eventual voto desempate. De esta manera, la gestión de la decana Sleimen, representa tanto a la histórica Franja Morada (UCR-Pro) de Rodolfo Rodríguez y Porta, como al sector de Romanin y Humanidades x el Proyecto (Nuevo Encuentro y La Cámpora).

La participación no es tan democrática como se muestra a primera vista. Por empezar,  sólo los docentes regulares pueden participar de las elecciones, tanto para votar como para ser candidatxs. Los docentes regulares son aquellos que accedieron a su cargo a través de un concurso, es decir, no son ni interinos ni designados a término. He aquí, una vez más, el huevo de Demogorgon: este requisito es el que condiciona políticamente la publicación de concursos: docente concursado = un voto más. Por lo tanto, la gestión sólo realiza aquellos concursos que garanticen votos favorables para su continuidad. En el mismo movimiento en que definen qué concurso sale, se determinan los que se cajonean por tiempo indefinido cuando no hay manera de manipular los jurados y existen posibilidades de que gane algunx opositorx políticx. El aire que se respira en el upside down envenena durante la eterna espera.

sombras con lechuPor otra parte, lxs graduadxs que responden al Devorador de Mentes —los grupos de poder— son utilizados como peones de su política a cambio de cargos interinos (designaciones a dedo, nunca registros de antecedentes) o de su mera promesa, es decir, clientelismo. Asimismo, las estructuras que manejan exceden a la Facultad y llegan hasta las escuelas y las conducciones de los gremios de ADUM y SUTEBA, con lo cual siempre hay alguna promesa para realizar. Como contrapartida, desde el Colectivo Mundo x Ganar, impulsamos desde hace más de 10 años la construcción del Frente 20 de Diciembre, junto a otrxs compañerxs graduadxs, para combatir esta lógica acompañando la conformación de espacios asamblearios de discusión en cada carrera y fomentando la construcción de conocimiento crítico.

Finalmente, lxs estudiantes, el cuerpo más numeroso de la Universidad, cuentan con una representación de consejerxs no proporcional a esa mayoría. Los grupos de poder docente suelen comenzar a moldear la lógica clientelar a través de las promesas de ayudantías, becas y grupos de investigación. Por parte del Colectivo Mundo x Ganar, reivindicamos la democracia directa y participativa. Intentamos resignificar la tarea del consejerx académicx para democratizar el cogobierno de la Universidad prefigurando una nueva práctica política. Nuestra consejera toma las decisiones en función de las posiciones discutidas en las bases, en espacios democráticos como las asambleas o los Departamentos que no están bajo el control de la gestión.

lechu eleven

¿CONSEJO TRANSPARENTE?

Hace algunas semanas, HxEP, inició una campaña con este nombre pero en realidad sólo disfraza una estructura liberal de entender la democracia. Lo único transparente sobre su actividad en el Consejo es que, por más reuniones con estudiantes que realicen, las decisiones las toman en la oficina de decanato y a puertas cerradas, pues estamos frente a los Demodogs. HxEP jamás cumplió el mandato de una asamblea, ni de Humanidades, ni de ninguna carrera. Más bien, han votado en contra de cualquier tipo de iniciativa asamblearia, siempre fieles a la decana. A la lógica representativa liberal y de fortalecimiento de las camarillas que impulsa HxEP, le contraponemos la socialización de la información, la organización desde abajo y la toma de decisiones en las bases.

SOCIALIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN COMO VICTORIA DE LXS ESTUDIANTXS

Desde que contamos con representación en estos espacios, evidenciamos el cercenamiento de la información. Eso que se cocina del otro lado siempre ha permanecido en la oscuridad. Por eso, la socialización de los acontecimientos políticos y académicos es uno de nuestros principios fundamentales para avanzar en el combate.

El Consejo Académico es el lugar donde podemos construir nuestros proyectos para transformar la facultad. Hemos impulsado la discusión por concursos transparentes, el reclamo de implementación de la doble banda horaria y el aumento de las ayudantías estudiantiles, además de haber acompañado las propuestas de cada una de las asambleas por carrera y las resoluciones de las asambleas de Humanidades. Sin embargo, parafraseando a Kant: representación sin participación es vacía, participación sin representación es ciega. En este sentido, no hemos dejado de impulsar la participación activa de lxs estudiantes en el Consejo Académico a través de convocatorias públicas durante todas las semanas. Estas convocatorias también son parte de la socialización y visibilización del co-gobierno. Sin dudas, la única forma de conquistar nuestras demandas y de transformar la universidad es a partir de la lucha y la organización.

Finalmente, participar del Consejo Académico significa acceder a información, disputar la toma de decisiones, definir el modo en que se gobierna una institución pública y el rol de nuestras carreras en la sociedad. Por eso, podemos celebrar que desde que asumimos, por primera vez en la historia, lxs estudiantes de Humanidades pueden acceder a la información de lo discutido en cada Consejo Académico. Cada semana, subimos a nuestra página el orden del día y una memoria de la sesión para que todxs puedan estar al tanto de lo que pudimos pelear o de los detalles del autoritarismo reinante. Entendemos que cuantos más estudiantes, graduadxs, docentes, trabajadores universitarixs e investigadorxs estemos presentes y participemos activamente de las decisiones, venceremos los oscuros tentáculos del poder y la democratización será un hecho.

ACADEMIC THINGS – Boletín Junio de 2019

 

 

Intervención. Espisodio 3

.

Filosofía ha sido víctima de una nueva discriminación por parte de la gestión de Humanidades

 

“¿Cuántos estudiantes hay en sus cátedras? ¿cuántos docentes? ¿cuáles son sus nombres?”

Comenzado el año, en pleno hacinamiento por la falta de aulas, desbordadxs por la apertura de una nueva carrera sin infraestructura ni recursos, con nuestros bolsillos golpeadísimos con la crisis desatada por el macrismo, retomamos la participación en el cogobierno de la Facultad. En la segunda sesión plenaria del Consejo Académico, no tardó en manifestarse nuevamente lo que sucedió a lo largo de todo el año pasado: la intervención por parte de la gestión Sleimen, secundada por HXEP, del Departamento de Filosofía. Aunque esta vez, hubo un elemento que fue mucho más explícito y palpable que antes, la discriminación.

                Como siempre sucede a comienzos de año, es necesario aprobar las plantas docentes de cada carrera. A la vez, con la política de sólo realizar designaciones el 1ro de Abril y el 1ro de Agosto, las sesiones de CA previas a esas fechas suelen estar cargadas de designaciones discutidas antes en cada Departamento. Así fue en la sesión ordinaria del 27 de Marzo. No obstante, como ya vimos el año pasado con las Ayudantías de Estudiantes, Filosofía no corre con la misma suerte que el resto.

                Para poder ilustrar un poco la situación, en el último Consejo Académico se aprobaron casi sin pestañar: 4 (cuatro) Ayudantes Graduados y la promoción de una docente JTP a Adjunta para Geografía, la promoción de un docente Adjunto para Ciencias Políticas, 8 (ocho) Ayudantías Estudiantiles para Ciencias de Información, un cargo docente para Inglés, otro para Sociología, entre otras cosas. Todos estos pedidos tenían carácter urgente por diferentes problemáticas particulares de cada una de las carreras. Ahora bien, cuando llegó el turno de Filosofía la urgencia dejó de existir. Como bien dijimos, todas las designaciones solicitadas por otros departamentos de la facultad fueron aprobadas. En algunos casos, ni siquiera hubo consejerxs que tomaron la palabra frente al tema, se aprobaron por unanimidad como un mero trámite formal. Para Filosofía, en cambio, todo es cuesta arriba. Comenzando por la formalidad más simple de todas: si no fuera por la consejera de la minoría estudiantil que presentó sobre tablas las notas elevadas por el Departamento -en tiempo y forma-, no habría habido siquiera tratamiento porque no fueron incluidas en el orden del día. Para esto no hubo ni siquiera explicación. Luego, cuando finalmente llegó el turno de discutirlas todo el ambiente cambió.

                De pronto, eso que había sido una mera formalidad, se volvió un procedimiento rocoso y retorcido. Cabe aclarar que las notas presentadas fueron dos: una solicitaba las designaciones de quienes el año pasado ganaron registros de antecedentes y fueron frenadas por la gestión con la excusa de que antes del 1ro de Abril ya se iban a realizar los concursos pertinentes. Dado que llegó la fecha y los concursos aún no se sustanciaron, el Consejo Departamental de Filosofía decidió por unanimidad reiterar el pedido para poder aprovechar los recursos propios, sobretodo teniendo en cuenta que existen cátedras sin unx sólx docente designadx y otras sólo con unx o dos. La otra nota, solicitaba una promoción de Ayudante Graduado a JTP en Didáctica Especial, la cátedra donde tiene uno de los cargos radicados Lobosco -quien cobra sin dar clases desde que visibilizamos las múltiples denuncias por acoso y abuso de poder, hace ya dos años-. Para intentar solucionar el problema -sin poder utilizar los propios recursos-, el CAD dispuso que el JTP de la asignatura, Prof. Mario Beade, quedara a cargo de la misma. Dado que este año presentó su renuncia condicionada a causa del inicio de los trámites por su jubilación, la nueva conformación del CAD, en una actitud inédita para nuestra carrera, previó la pronta acefalía de la asignatura. Entonces, en lugar de esperar que la renuncia se haga efectiva y que les estudiantes corran el riesgo de perder sus prácticas docentes, solicitó la promoción de un docente de la asignatura que pueda quedar a cargo cuando lleguen los papeles de la jubilación de Beade.

                Ante este panorama, que resultaba incluso más grave que el de otras urgencias antes tratadas, comenzó el ejercicio del sembrado de dudas, suspicacias, datos improcedentes, etc. Frente al pedido de Filosofía se dio algo nunca antes visto: de pronto se solicitan informes a la Secretaria Académica para ver cuantos estudiantes hubo en años anteriores de cursadas, para saber cuántos docentes tiene la asignatura o cosas por el estilo. De pronto aparecían justificaciones, ad hoc, de que las asignaturas estuvieran compuestas por uno o dos docentes y que en rigor no hacía falta designar a nadie con urgencia. Se corría el eje de las necesidades de Filosofía, de las decisiones tomadas -como nunca antes- democráticamente, para evitar que la carrera pueda ejecutar sus propios recursos (los cuales son muy codiciados a la hora de abrir una carrera como Ciencias de la Educación sin recursos propios). Así, tuvimos una reedición de la intervención[1], intervención que pone en evidencia algo contundente: hay discriminación hacia Filosofía.

                 Además de todos estos procedimientos fraudulentos, el ambiente que se despliega a la hora de tocar los temas de Filosofía es extremo. Esto se ve con mayor claridad cuando se pone el foco en el contraste. Hay consejerxs o integrantes de la comunidad de Humanidades que toman la palabra y no tienen ninguna clase de inconveniente a la hora de utilizarla. Inclusive, muchas veces hemos sido testigos de exabruptos, chicanas e ironías. Sin ir más lejos, en esta última sesión, el consejero Porta lanzaba ironías patoteriles sin más, y nadie le dijo nada. Sin embargo, cuando se trata de Filosofía, todo cambia radicalmente, el aire se corta sólo, los ánimos de la gestión se exasperan como si hubiera un switch. Todo lo que digan estudiantes, graduadxs o docentes de Filosofía que defienden el proceso colectivo que se viene desarrollando, será objeto de dudas, de chistadas, de interrupciones abruptas. Sino, se tiñe todo lo que se diga con un manto de sospecha o directamente se intenta silenciar (en ocasiones hasta se intentó negar el uso de la palabra). De pronto, los estudiantes de HXEP se dan cuenta que tienen voz y hablan, sólo para bastardear el camino de apertura en las decisiones de las carreras de Filosofía.

                Es así, parece exagerado pero no lo es. Las personas que a lo largo de los años han conocido la realidad de nuestras carreras a través de la difusión y los relatos, cuando se han acercado a las instancias públicas (antes a los Consejos Departamentales, hoy a los Consejos Académicos) quedan boquiabiertas. En las conversaciones informales se sienten cosas como: “pensé que eran recursos retóricos, pero esto es peor de lo que ustedes cuentan”. Una vez que se compara el tratamiento de otras carreras con Filosofía, no hay vuelta atrás, es como la pastilla de Matrix.

                A todo esto hay que sumar la virulencia en los métodos de imposición desplegados a lo largo de los años. Desde la lista negra de Manolo Comesaña, allá por el 2007, hasta la actualidad con las diferentes modalidades que incluyen desaprobaciones de cursadas y finales, manipulación fraudulenta de concursos y registros de antecedentes, pedidos de sumarios, difamaciones, amedrentamientos, cartas documento, montajes de todo tipo. Los clásicos métodos de Bullrich, TN y Clarín, retorciendo la realidad con cosas como la RAM, los cuadernos o los tesoros enterrados en la Patagonia para correr la atención de lo que está sucediendo: el vaciamiento sistemático y la persecución política a quienes lo denuncian.

                Hace años que venimos padeciendo este trato diferencial. A partir de lo que sucedió en la última sesión del CA ya no quedan dudas para nadie, hay discriminación hacia Filosofía. Especialmente hacia quienes formamos parte de la conducción del Departamento. La Universidad no es un kiosco privado, es una institución pública, por lo tanto, quienes allí desempeñan funciones en el cogobierno no son kiosqueros, son funcionarixs públicos y no pueden elegir a quién atender y a quién no.

                Esta vez fue distinta. No fue sólo una vez más. Cuando la consejera graduada del Departamento de Filosofía tomó la palabra, tras el desempate de la Decana en la votación que determinó la negativa para que haya nuevxs docentes durante este cuatrimestre en nuestras carreras, todxs lxs presentes pudieron verlo con más claridad que nunca: discriminan a Filosofía, discriminan a quienes luchamos por su democratización y discriminan a trabajadorxs docentes (con nombre y apellido). Esta última manifestación de la discriminación es, además, doblemente grave porque muchxs de quienes la llevan a cabo forman parte de la conducción del gremio docente ADUM. Hay una discriminación disciplinaria, política y laboral. Inclusive, la mayoría docente intervino acertadamente remarcando que nunca había visto algo así con ninguna otra carrera. Ya no se puede ocultar más, el silenzio stampa de la gestión y sus cabezas gachas tras la faena no hizo más que confirmarlo con contundencia.

****

[1] El año pasado, primero fueron los concursos impuestos a las apuradas, antes de irse, por la gestión Britos. Eso se trató en el CAD de Filosofía, se solicitó aprobar las prioridades desprendidas del análisis público de la planta docente en lugar de esos pedidos caprichosos pero la gestión, junto a HXEP, lo impidió. Luego, se realizaron Registros de Antecedentes -en lugar de las tristemente célebres designaciones a dedo- para cubrir los cargos de esos concursos que impusieron, porque se sabe que los concursos se aprueban, pero se realizan 3, 4 o 5 años más tarde. Estos registros arrojaron informes evaluatorios mucho más detallados que la mayoría de los concursos que se realizan en Filosofía, sin embargo, como táctica de guerra, la gestión mandó a su gente a ensuciarlos. No obstante, el CAD ratificó los resultados e insistió por las designaciones. De pronto, casi en Diciembre del año pasado, la gestión prometió que realizaría los concursos antes de Abril y por eso no designarían. Asimismo, aseguraron que si se llegaba a esta fecha y los concursos no estaban hechos, se vería la posibilidad de las designaciones. Llegamos a ese punto y aparecieron las nuevas excusas ad hoc antes mencionadas. Al menos, y en favor de la seguridad de la cursada de Didáctica Especial, se logró aprobar la promoción solicitada.

Mesas de examen final

Febrero y Marzo de 2019

 

Compañerxs:

compartimos las fechas de las mesas de examen correspondientes a los meses Febrero y Marzo de cada uno de los Departamentos de la Facultad de Humanidades.

Cualquier duda o pregunta pueden consultarnos.

Abrazo Rebelde!

HISTORIA

Febrero

Marzo

FILOSOFÍA

Febrero

Marzo

CIENCIA POLÍTICA

Febrero

Marzo

LETRAS

Febrero

Marzo

GEOGRAFÍA

Febrero

Marzo

CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

Febrero

Marzo

CIENCIA DE LA INFORMACIÓN

Febrero

Marzo

 

Memoria CAD 13/2018 Filosofía [18/12/2018]

En el pasado, el Consejo Asesor Departamental de Filosofía no sesionaba de forma lícita ni regular. Durante algún tiempo, el CAD fue reemplazado por reuniones privadas sin estudiantes ni graduadxs o docentes opositores. Otros años simplemente no sesionó. Recordamos, también, cuando nos pedían el documento de identidad para asistir a sesiones que no se realizaban en la Facultad de Humanidades sino en el Colegio Illia. Por si esto fuera poco ─y como regla general─, sólo se sesionaba cuando le interesaba a la gestión, que montaba un escenario “democrático” absolutamente ficticio; a lxs estudiantxs nos silenciaban, ninguneaban y atacaban de manera sistemática mientras el temario meramente enumeraba resoluciones que habían sido negociadas previamente en una mesa chica y familiar. Sin embargo, este año fue disruptivo: el pasado martes 18 de diciembre llevamos adelante la 13º sesión ordinaria. Además de estas sesiones, realizamos otras 3 extraordinarias: un récord para Filosofía. Todas en buenos términos, con debates enriquecedores y trabajando de forma conjunta e interclaustral en pos de refundar una carrera que ha sido siempre la caja chica de Humanidades.

En esta última sesión ─y con asistencia perfecta a las 16 sesiones del año─ estuvo presente la Asamblea de Filosofía: mayoría estudiantil y claustro graduado. También asistió, como a todas las sesiones, la minoría docente. En contraposición y por el lado de la mayoría docente, sólo estuvo Mariano Iriart. La minoría estudiantil (Mayéutica – HxEP) se ausentó una vez más.

Iniciamos la sesión haciendo un balance del año, repasando todas las Jornadas de Filosofía en las que, de alguna u otra manera, el Departamento fue parte y, sobretodo destacando la gran participación estudiantil en cada una de ellas ─algo que hasta el momento era más que un déficit de y para la carrera─. También se valoraron los ciclos de Cine – Debate y de Conferencias que se desarrollaron durante el año. En los mismos coordinaron y expusieron distintxs docentes de nuestra carrera e invitadxs como López Elizaga, Néstor Cordero y Eleonora Orlando, entre otrxs. En el mismo sentido, aprovechamos para recordar que el 11 y 12 de marzo de 2019 se llevarán a cabo las Jornadas Internas del Departamento, destinadas a docentes, graduadxs y estudiantes de la carrera así como también a grupos de investigación y cátedras.

A pesar de estos logros, desde hace meses estamos denunciando la intervención que sufre nuestro co-gobierno por parte de la gestión de Humanidades; por esto es importante volver a remarcar las ausencias de una parte de la mayoría docente al igual que de la minoría estudiantil. Sus ausencias ─además de sus intervenciones cuando se dignan a asistir─ muestran su menosprecio a este espacio dado que especulan con el Consejo Académico, el cual les garantiza que cualquier decisión de Filosofía que a ellxs no les cuadra es pasada a archivo o entra en un circuito burocrático que funciona cual flipper, con el único objetivo de retrasar e imposibilitar cualquier decisión del Consejo Asesor Departamental.

Pese a la intervención, Filosofía sesiona. Discute. Propone. Busca soluciones en un panorama sumamente desalentador, ante la gestión de Sleimen y aliadxs que nos desestiman, ningunean, nos pisotean. Un ejemplo de esto fue el comportamiento de Mariano Iriart durante la sesión: a pesar de los buenos términos en los que se llevó adelante la sesión y que todos compartíamos, el docente designado a dedo en el 2013 por una RD de la ex decana Coira, y luego “concursado” ─presentando antecedentes como, por ejemplo, la designación a dedo─ no lo entendió. Pasada una hora y media de la sesión nos percatamos que nos estaba grabando. Se lo preguntamos y sin miramientos lo afirmó. Nosotrxs hemos filmado sesiones tanto del CAD como del Consejo Académico cuando algún sector hacía una puesta en escena, cuando no se socializaba la información, con el diáfano fin de preguntar y exigir respuestas ─a sabiendas que las mismas siempre pero siempre escondían y refugiaban intereses indecibles─; así logramos exponer a las camarillas que ejercen el poder en la UNMDP. Pero grabar sin previo aviso, sin hacerlo explícito, responde una vez más a su lógica servil. No está de más recordar que Mariano Iriart ─en 2017─ votó en contra una nota nuestra que pedía un repudio al 2 x 1 a los genocidas de la última dictadura cívico-militar-escolástica. Una vez que manifestamos su actitud de servilleta, comenzó su propio show que, incluso, él mismo se festejó. Se convirtió en un niño que quería llamar la atención de lxs mayores; chicaneó a la consejera graduada por no estar concursada en la carrera ─cuando bien sabe que la compañera ya concursó dos veces pero las gestiones oscurantistas le han negado el trabajo─ y ninguneó a las estudiantes presentes cuando se mencionó la problemática que genera, en la carrera y en la facultad, que Marcelo Lobosco siga cobrando un sueldo y no se haga efectiva su suspensión.

Por suerte, la irracionalidad y los desvaríos de gente como Iriart ya no imperan en las sesiones del CAD. Así que, con sus comentarios de fondo, continuamos trabajando con el temario del día. Se aprobaron por unanimidad los planes de Tesina (Marcelo Scelzo, Lucio Viggiano, Leo Pérez Hegi y Silvia Rigonatto) y distintas notas por licencias y comisiones de trabajo así como otras sobre asuntos docentes. Dadas las anunciadas ausencias de Colombani y Violante para las mesas de Febrero de 2019 ─ambas estarán exponiendo en jornadas fuera del país─ decidimos buscar soluciones para sostener las mesas de Introducción a la Filosofía, Filosofía Antigua y Filosofía Medieval. Se renovaron los cargos del Programa Ingreso y Permanencia, programa que se complementará con una articulación entre quienes dictan el curso de Ingreso y quienes sostienen las tutorías durante ambos cuatrimestres.

Por último, realizamos un repaso sobre los recursos con los que cuenta la carrera para el año próximo y las posibles variantes entre la oferta académica del 2018 y el 2019. Analizando esto, confirmamos que al menos cuatro docentes de Filosofía se encuentran ofreciendo seminarios y hasta un taller de tesis de forma exclusiva para otra carrera: Historia. Uno de los docentes en esa situación es Rodolfo “Ruda” Rodríguez, con título en dicha carrera. Así, los pocos recursos con los que cuenta Filosofía están siendo destinados de forma adrede a otra carrera ─la cual, por cierto, posee buena cantidad de recursos comparado con Filosofía─. Otra docente es Patricia Britos, anterior directora del Departamento y responsable directa de haber vaciado Filosofía durante sus años de gestión, ahora destina sus clases a la carrera mencionada.

Obstáculos como estos son los que necesariamente se deben resolver para construir, con bases sólidas, una Filosofía crítica, democrática y de calidad. Invitamos a todxs a sumarse a esta refundación, participando de la Asamblea de Filosofía y asistiendo a las sesiones del Consejo Asesor Departamental.

¡No al vaciamiento de Filosofía!

¡Defendamos los recursos de la carrera y el órgano de co-gobierno!

¡Refundemos Filosofía!

Intervención/Episodio 2

Sobre las Ayudantías estudiantiles

Las ayudantías estudiantiles se encuentran en peligro. La gestión de la Decana Sleimen y HxEP se niega a llamar a los concursos de ayudantes estudiantes aun cuando ya se encuentran aprobados por el Departamento de Filosofía y cuentan con toda la documentación correspondiente. Una muestra más de la intervención que venimos denunciando.

El año pasado conseguimos, luego de exigirlo durante mucho tiempo, que se sumen 3 ayudantías más, obteniendo 8 en total. Este año, después de hacer un análisis público de la planta docente y de establecer un orden de prioridades en la utilización de los pocos recursos con los que cuenta nuestro departamento, sumamos al pedido 4 ayudantías. Así tendríamos ayudantías en las siguientes asignaturas: Introducción a la Filosofía, Filosofía Medieval, Filosofía Moderna, Filosofía Contemporánea, Filosofía de las Ciencias, Estética, Ética, Pensamiento argentino y latinoamericano, Gnoseología, Antropología Filosófica y dos para el Programa de Ingreso y Permanencia.

Pero, como efecto de la política intervencionista de la gestión de Sleimen 4 de las ayudantías mencionadas fueron directamente rechazadas. Al resto no les tocó mejor suerte: sus concursos no salieron. Desde el Departamento, elevamos la nota para su llamado los primeros días de noviembre, con la clara intención de que su inscripción se realice en diciembre y en marzo se concursen los cargos. De esta manera, brindaríamos un tiempo considerable para la difusión, la inscripción y la preparación del concurso. A pesar de que el Departamento elevó el pedido con anticipación, las ayudantías estudiantiles de Filosofía no fueron tratadas en el Consejo Académico. La gestión de Sleimen y HxEP, lejos de asumir su responsabilidad política, cargó las tintas contra lxs trabajadores no docentes de la oficina de concursos y contra el Departamento aludiendo a que los expedientes no habían sido elevados a tiempo. ¿Qué pasó desde noviembre a diciembre que nunca llegaron las ayudantías estudiantiles para tratar en el Consejo Académico?

No sólo se ensañan con los concursos docentes (los cuáles modifican el padrón docente y podrían alterar el poder de la camarilla), sino que ahora también con las ayudantías estudiantiles. No sólo continúan poniendo trabas en la democratización de la carrera respecto a los concursos docentes, sino que ahora la gestión de Humanidades decide postergar el tratamiento en el Consejo Académico de las ayudantías estudiantiles, afectando así todo el circuito administrativo y lo que es peor la posibilidad de inserción laboral de los estudiantes[1]. Una vez más, lo que eleva el Consejo Asesor Departamental es desoído y atacado de manera sistemática. Los expedientes de Filosofía son destinados a un proceso kafkiano: o bien circulan a la deriva sin ninguna respuesta o bien la respuesta nunca coincide con los procedimientos legales. Finalizaron los Consejos Académicos del ciclo lectivo y nunca le dieron tratamiento a pesar de que fueron elevadas hace más de dos meses. División Concursos sostiene, con razón, que mientras no se traten en el CA no se puede realizar el llamado. Para que estas ayudantías se renueven de manera efectiva deberían continuar el siguiente circuito: 1) Elevación del Departamento (hecho) 2) Tratamiento en el CA (pendiente por falta de voluntad política) 3) Convocatoria pública (pendiente hasta la aprobación en el CA por falta de voluntad política) 4) Inscripción a los concursos (ídem anterior) 5) Sustanciación de los concursos (ídem anterior) 6) Aprobación de las nuevas designaciones en el CA (ídem anterior).

Lo que agrava la situación es que teniendo en cuenta el circuito administrativo este tema será tratado en abril del año próximo y las ayudantías se sustanciarían para el segundo Cuatrimestre del 2019. De esta manera, los estudiantes perdemos la posibilidad de acceder a esos cargos durante un año mientras la camarilla usa el dinero público que no le corresponde.

¡Por la inmediata aprobación de las ayudantías estudiantiles en Filosofía!

¡Abajo la intervención del Departamento de Filosofía!

¡Defendamos los órganos de co-gobierno!

 

 

[1] Una ayudantía estudiantil es un cargo anual rentado para estudiantes al cual se accede por medio de un concurso de oposición. Es decir, se evalúan los antecedentes de lxs postulantes y también sus exposiciones sobre un tema relacionado con la materia que se concursa. Las tareas que realiza un ayudante estudiante son similares a las que realiza unx adscriptx pero con mayor grado de responsabilidad a la hora de coordinar actividades entre la cátedra y lxs estudiantes. Son muy importantes para nuestra formación pues nos permiten acercarnos a la docencia dentro de una asignatura y desarrollar nuestras primeras herramientas en este sentido. De esta manera, lxs estudiantes comenzamos a dar nuestros primeros pasos en la tarea docente. Para acceder a una ayudantía estudiantil los requisitos son: tener más del 20% de la carrera, contar con la materia objeto del concurso aprobada y no tener más del 80% de la carrera. Las ayudantías de segunda –como se las llamaba antes– en Filosofía tienen una historia ligada a la Asamblea de Filosofía (para leer más al respecto, hacé click acá). Allá por el 2002, conseguimos las primeras cinco (5) ayudantías. Como siempre, cada victoria estudiantil trajo aparejada la trampa institucional. En aquel entonces la mayoría estudiantil en el CAD, Franja Morada (lo que luego fue Phrónesis y ahora se convirtió en Mayéutica), tenía el acceso privilegiado a la información sobre los llamados a concursos. Información que no socializaban, evitando así la competencia en los concursos. Si por casualidad algunx estudiante ajenx a su sector político lograba enterarse y se postulaba, lxs juradxs, que habían sido elegidxs por la Franja Morada, garantizaban que la victoria, el cargo y el antecedente quedaran entre sus amigos y/o aliados políticos. De todos modos, continuamos socializando la información sobre las ayudantías estudiantiles, peleando para que los concursos se realicen de modo transparente y exigiendo mayor presupuesto para aumentar el número.

Memoria CAD 12/2018 Filosofía [20/11/2018]

El pasado martes 20 de Noviembre tuvo lugar el duodécimo Consejo Asesor Departamental de Filosofía. Récord absoluto respecto de todos los años anteriores –no sólo en términos cuantitativos, sino también por voluntad de diálogo y coordinación a lo largo del año­– cuando lxs estudiantes no podíamos siquiera decidir sobre el día de sesión. A la sesión, que estuvo coordinada por el Secretario del Departamento, asistimos la mayoría estudiantil (Asamblea de Filosofía), la minoría estudiantil (HxeP), la minoría docente (FNE) y el director de la carrera, Andrés Crelier.

Este año se sostuvieron consejos departamentales periódicos, en buenos términos, y con un trabajo interclaustral muy interesante y enriquecedor. De no ser por la intervención (nos rechazan o modifican las decisiones tomadas en el seno del CAD para beneficio de otras carreras y en perjuicio directo de Filosofía) que sufre el Departamento de Filosofía por lxs consejerxs académicos de Sleimen (Radicalismo y Kirchnerismo) los efectos materiales de esta construcción se verían aún más reflejados en la planta docente y en la oferta horaria de la carrera.

Enunciamos a continuación los temas tratados.

-Informe del Director. El director nos pone al tanto de un viaje de investigación que realizará durante el 2019. En relación a la asignatura que dicta, nos informa que los docentes Diego Parente y Federico Penelas se harán cargo de la asignatura Filosofía Contemporánea durante el primer cuatrimestre del próximo año.

-Aprobación de las actas de la sesión anterior (ordinaria N° 11).

-Presentación de plan de Tesina del estudiante Daniel Pared.

-Notas de la Lic. Martin. La nota solicita que las actas de la sesión donde fueron tratados los últimos registros de antecedentes realizados en Filosofía sean incorporadas al expediente.

-Nota de la Dra. Conti donde solicita que no se computen las inasistencias para facilitar la concurrencia de lxs estudiantes a las II Jornadas Internacionales de Filosofía y Ciencias Sociales y I Coloquio Nacional de Arte, Estética y política. “De la crítica a la transformación: rebelión y resistencia. A 50 años de los movimientos sociales del ’68”

-Pedido de comisión de trabajo de la Prof. Nahir Fernández.

-Coordinación de horarios de sesiones ordinarias desde la incorporación de lxs nuevxs consejerxs estudiantiles.

Casi todos los puntos eran de forma o para tomar conocimiento. Lamentablemente, el último punto no se pudo coordinar dado que la mayoría docente decidió no asistir a la sesión, más allá de haber confirmado su presencia previamente mediante un mail. Resolveremos este punto de manera virtual, siempre promoviendo la participación y en vistas de continuar con este proceso de democratización del órgano de cogobierno que venimos llevando adelante.

En el siguiente link pueden consultar y/o descargar el acta de la sesión: CAD 12 Filosofía – 20/11/2018