Próximo Consejo Académico


Filosofía requiere la aprobación de las designaciones pendientes


Desde que accedimos a formar parte de la gestión del Departamento de Filosofía a finales del año 2017, frente a la gran cantidad de cargos vacantes en Filosofía -con presupuesto asignado-, hemos impulsado la realización de Registros de Antecedentes para cubrirlos a la espera de los correspondientes concursos.

Todas las gestiones anteriores priorizaron las designaciones a dedo a la hora de realizar designaciones interinas. Por eso, defendemos la realización de registros como una opción más democrática, que permite la presentación de los currículums de quienes tengan interés en trabajar en las diferentes cátedras.

En estos años hemos convocado casi una decena de Registros, lamentablemente no con todos hemos logrado el objetivo de cubrir las vacantes.

El listado de los registros realizados:
Marzo de 2018:

Ayudante Graduado Simple en Estética.

Jurado: Gabriel Cabrejas – Romina Conti – Leticia Basso – Cristian Bianculli.

Ganador: Mariano Martínez

Designado

Abril 2018:

Ayudante Graduado Simple en Filosofía Medieval.

Jurado: Susana Violante – Leandro Catoggio – Nora Bustos – Juan Francisco Arias

Ganador: Nicolás Martínez Saez

Designado

Mayo 2018:

Ayudante Graduado Simple en Filosofía del Lenguaje.

Jurado: Federico Penelas – Andrés Crelier – Alejandro Silva – Iván Sastre

Ganador: Esteban Ferreyro

Designado

Julio de 2018:

Ayudante Graduado Simple y Profesor Adjunto Simple en Gnoseología.

Jurado: Susana Violante – Gustavo Salerno – Romina Verón – Juan Francisco Arias

Ganadoras: Ayudante Graduada: Leticia Basso – Profesora Adjunta: Sonia López Hana

PENDIENTES DE DESIGNACIÓN

Ayudante Graduado Simple en Antropología Filosófica.

Jurado: Diego Parente – Gustavo Salerno – Mariano Martínez – Ana Álvarez

Ganadora: Catalina Barrio

PENDIENTE DE DESIGNACIÓN

Profesor Adjunto Simple en Ética.

Jurado: Luis Varela – Andrés Crelier – María Elisa Rossi – Ana Álvarez

Ganador: Gustavo Salerno

Designado

Profesor Adjunto Simple en Filosofía Medieval.

Jurado: Susana Violante – Catalina Barrio – Ana Álvarez

Ganador: Julián Barenstein

PENDIENTE DE DESIGNACIÓN

 

2018/2019

 

Ayudante Graduado Simple en Filosofía Moderna

Jurado: Cecilia Colombani – Leandro Catoggio – Romina Verón – Juan Francisco Arias

No se realizó por hacerse efectiva la sustanciación del concurso correspondiente.

 

Julio 2019

Ayudante Graduado Simple en Filosofía Antigua

Jurado: Cecilia Colombani – Susana Violante – Romina Verón – Juan Francisco Arias

Ganador: Miguel Alberti

Designado

 

Dado que aún nos quedan docentes por designar desde hace ya dos años, recursos del Departamento de Filosofía que están siendo subejecutados y no pueden ser utilizados para cubrir las necesidades de la propia carrera, la imposibilidad de realizar concursos por tiempo indeterminado y las solicitudes de mayores opciones de cursadas durante el segundo cuatrimestre, apelamos a la voluntad política del Consejo Académico y las autoridades que lo presiden para aprobar dichas designaciones interinas.

 

**********

Reunión informativa – Departamento de Filosofía 10/06/2020

El día de ayer nos reunimos de manera virtual todxs lxs consejerxs del Departamento de Filosofía. La reunión sostuvo, a pesar de las circunstancias, el carácter que tiene el Departamento de Filosofía desde el año 2017: democrático, con pluralidad de voces, activo y participativo. Como una muestra cabal de lo que decimos, destacamos la importancia de otro hecho que marca tendencia en las reuniones departamentales: transmisión en vivo por el canal de YouTube del Departamento, para que toda la comunidad de Filosofía pueda participar. El video de la reunión, que ya tiene más de cien vistas, lo podrán encontrar al final de la publicación.

Para dar comienzo a la reunión, se realizó un balance del trabajo llevado adelante por el Departamento de Filosofía desde que empezó la cuarentena para acompañar y garantizar la continuidad pedagógica de estudiantes y docentes en este contexto tan complejo. El Director Diego Parente comenzó con la socialización de lo realizado por el departamento desde la última sesión del CAD y destacó el trabajo realizado por el Secretario del Departamento, Federico Giorgini.

El Departamento de Filosofía recibió múltiples inquietudes y ha realizado las gestiones necesarias para solucionarlas. Además, socializó toda la información institucional de la facultad y de la universidad. Se destaca la difusión de las herramientas del SIED. También coordinó las estrategias entre el personal encargado del aula virtual y lxs docentes de las materias. Esto permitió, por ejemplo, la admisión de lxs estudiantes en la plataforma. Realizó la difusión de los instructivos virtuales. Llevó a cabo un seguimiento y recopilación detallado de las problemáticas presentadas por lxs estudiantes y lxs docentes e hizo un diagnóstico sobre las dificultades de la cursada virtual. En particular, resultaron preocupantes las dificultades técnicas de las primeras semanas en la plataforma virtual. La misma se cayó y no permitió el intercambio entre docentes y estudiantes. Sin embargo, pudo resolverse a partir de la tercera semana de clases.

Durante este período se presentaron algunas dificultades concretas. Por ejemplo, la profesora a cargo de Nivel de Idioma I, Karen Cresci, quien viajó a EEUU por una beca de estudio, quedó barada y sin la posibilidad de volver al país por la situación de la pandemia. El departamento se comunicó con la Directora de Lenguas Modernas para solucionar la situación y asegurar la cursada de la materia durante ese tiempo en el que la profesora no pudo regresar.

El Departamento también gestionó y coordinó las mesas de finales de mayo y las dos defensas de tesis que se realizaron de manera virtual. Por otra parte, mantuvo una actitud activa frente al problema de la matriculación de lxs estudiantes ingresantes. En el área de ingreso de los datos hubo inconvenientes desde diciembre hasta marzo y persistieron durante la cuarentena. El Departamento, en este sentido, funcionó como un puente entre lxs estudiantes ingresantes que tuvieron esas dificultades y las autoridades para solucionar el problema.

Es muy importante el fortalecimiento del Canal de Youtube del Departamento de Filosofía. Desde el 2019 se encuentra en funcionamiento pero se hizo aun más relevante por el contexto de la educación y la producción de conocimiento virtual. En dicha plataforma se subió, durante la cuarentena, la entrevista a Cristina Lafont realizada por el Leandro Paolicchi y la conferencia brindada por Diego Lawler. Además, el departamento pudo garantizar la continuidad del Ciclo de Conferencias de manera virtual. La primera conferencia estuvo a cargo de Santiago Ginóbili y contó con la coordinación de Sonia López. Resultó muy exitosa porque permite establecer una relación entre la comunidad local y la comunidad internacional de la Filosofía. Lxs invitamos a participar de la próxima conferencia, el martes 16 de mayo, a cargo de la Dra. Luisina Bolla.

El director comentó algunas gestiones realizadas frente a las autoridades de Humanidades. Se destacan las comunicaciones con las autoridades para que lxs docentes del curso de ingreso cobren su sueldo y para que siete de las ocho ayudantías estudiantiles sean designadas. Otro tema planteado a las autoridades fue la problemática en Didáctica Especial de la Filosofía y Prácticas Docentes. Las autoridades de Humanidades y HXEP se niegan a aprobar la designación de Vásquez como profesor a cargo poniendo en peligro que lxs estudiantes puedan cursar la materia. Frente a esta situación, el Director Parente se dispuso a coordinar las actividades de los auxiliares docentes para garantizar el dictado de la materia. Por otra parte, las prácticas docentes no se están llevando adelante y no tenemos respuestas de las autoridades de Humanidades. El Departamento de Filosofía se encuentra trabajando en una solución. En este orden de cosas, se consiguió la aprobación de la suplencia de la docente Florencia Sal en lugar de Maximiliano Loria, quien se pidió licencia, en Filosofía Medieval para continuar garantizando la doble banda horaria de prácticos. 

El departamento de Filosofía realizó gestiones para garantizar los cierres de cursadas del 2019. Algunas listas de aprobadxs de materias no tenían aun la firma de lxs docentes y se accionó para solucionarlo. Además, se coordinó un cronograma de parciales y la relación entre la Secretaría de Extensión y lxs docentes para realizar una selección de la bibliografía mínima de las materias y facilitar el envío impreso de la misma a lxs estudiantes que tienen dificultades con sus dispositivos.

Una situación preocupante es el problema de la subejecución del presupuesto. Las autoridades de Humanidades con el aval de HXEP solo responden negativas frente a los pedidos de designaciones y promociones a término del Departamento de Filosofía. En este caso, el problema es agravado por la pandemia y por la demanda de virtualidad que se transfiere a estudiantes y docentes. El Departamento de Filosofía cuenta con cargos docentes vacantes, es decir, presupuesto sin utilizar, desde hace mucho tiempo. Las autoridades no realizaron movimientos en dirección a la realización de los concursos, lo que permitiría regularizar los cargos, y tampoco aprueba las designaciones a término. Solo en el marco de que las autoridades de Humanidades muestren la voluntad política de solucionar este problema el departamento puede empezar a plantear un proyecto de contracursadas elaborado en el marco del cogobierno, en el marco del Consejo Asesor Departamental, con datos cuantitativos sobre el desgranamiento estudiantil, en especial, de las materias de primero y segundo año.

El Secretario del Departamento, Federico Giorgini, también hizo algunos aportes para completar el balance público del departamento. Hizo mención a la renovación estética de las redes sociales y a la transmisión en vivo de la reunión informativa agradeciendo especialmente la ayuda de la Prof. Sonia López. También agradeció el rol de lxs consejerxs de la Asamblea de Filosofía en la socialización de la información del departamento.

Por otra parte, aseguró la acreditación de las adscripciones de este primer cuatrimestre, comentó que se recibieron pedidos de licencias docentes que serán tratadas en el seno del CAD y que se están haciendo gestiones para realizar dos nuevas defensas de tesis. Respecto de la coordinación de las mesas de finales de Junio, informó que el departamento ya está en comunicación con Secretaría Académica para ofrecer la posibilidad de que los exámenes se amplíen a todxs lxs estudiantes. Además, ya se están evaluando alternativas para la realización de las prácticas docentes en este contexto. 

Es interesante mencionar también la intervención de Federico Penelas, ex presidente de AFRA, quien aseguró que el congreso de AFRA realizado durante diciembre de 2019 en la UNMDP fue el mejor de los últimos años, destacó la participación estudiantil en las distintas jornadas y agradeció especialmente el trabajo del Departamento de Filosofía.

Luego, comenzaron a tomar la palabra lxs consejerxs estudiantiles, docentes y graduadxs. Entre los temas discutidos destacamos los siguientes: la posibilidad de garantizar mesas virtuales de finales para todxs lxs estudiantes, la construcción de un proyecto de prácticas docentes y la necesidad de contar con la totalidad de los recursos del departamento.

Sobre los dos primeros aspectos, consideramos que es un perjuicio para la mayoría de lxs estudiantes no contar con la posibilidad de rendir finales y, a su vez, no tener la posibilidad de realizar las prácticas docentes como consecuencia de las decisiones que tomaron las autoridades de Humanidades a mediados de Abril. Lo más grave a nivel estudiantil es que las mismas fueron avaladas por HxEP, la conducción del Centro de Estudiantes. La Resolución de la Decana Sleimen (Resolución de Decanato – RD) no contempla estos problemas que afectan al conjunto del estudiantado de Humanidades, actualmente sólo pueden rendir finales quienes adeudan no más de 3 materias.

Por otro lado, la situación de los recursos de la carrera es aún más alarmante. Desde hace años estamos pidiendo que se cubran los cargos vacantes que tenemos para brindar cursadas que puedan atender a las necesidades de la carrera. Por ejemplo, con esos cargos vacantes podríamos solucionar algunos problemas estructurales garantizando una doble banda horaria en algunas materias estratégicas. Lo grave es que el presupuesto está disponible pero las autoridades de Humanidades se niegan a que el departamento pueda usarlo, superponiendo excusas de todo tipo y de manera sistemática o directamente votando en contra de las designaciones docentes elevadas por el Departamento de Filosofía. Una vez más, el agravante de la situación a nivel estudiantil es que los representantes por Hxep votan demagógicamente a favor en los Consejos Departamentales de la carrera de Filosofía, y luego votan en contra en el Consejo Académico (donde tienen 4 representantes estudiantiles) eso mismo que habían votado a favor, impidiendo así que las decisiones del Departamento puedan ser efectivizadas.

En ese sentido, venimos planteando que la gestión de la Facultad no cesa sus acciones interventoras sobre las decisiones del Consejo Departamental y la comunidad de Filosofía, así como de la administración de sus recursos. Un ejemplo claro y actualizado de esto que señalamos es la situación de público conocimiento que transcurrió durante este cuatrimestre. Recién tras una gran lucha llevada adelante por el movimiento estudiantil y con el acompañamiento de graduadxs, docentes y trabajadores se consiguió que le paguen el salario a lxs docentes que dictaron el curso de ingreso a Filosofía y, unos meses más tarde, que se designe a lxs estudiantes en sus cargos de ayudantes estudiantes.

La minoría estudiantil en el departamento, HXEP, se dispuso a hacer una defensa de la Gestión de Humanidades y a atacar a la dirección del Departamento de Filosofía recriminando que no nos posicionábamos a favor de un proyecto de contracursadas que ni siquiera fue enviado a lxs consejeros. Por nuestra parte, pedimos que dicho proyecto sea enviado para poder discutirlo. Al mismo tiempo, marcamos a la consejera de Hxep la importancia de socializar la información para poder tomar decisiones en conjunto. Por último, enfatizamos la necesidad de considerar al Consejo Departamental como el órgano que discute y asesora sobre propuestas de la carrera, evitando de este modo los personalismos.  Consideramos que es necesario mayor presupuesto, como Asamblea de Filosofía lo venimos reclamando desde el 2001, ya hemos hablado mucho de los problemas estructurales de la carrera de Filosofía y no queremos redundar. Pero, estamos convencidos de que no sólo es una cuestión cuantitativa (mayor presupuesto) sino también cualitativa: que nos permitan ejercer el rol de consejrxs por el cual fuimos democráticamente electos y que implica, entre otras cosas, administrar dicho presupuesto. Para ello es necesario poner un coto a la política de subejecución del presupuesto de Filosofía que realiza la gestión de Humanidades con el aval de HXEP. 

Por esto insistimos, necesitamos consejerxs comprometidxs con Filosofía, mandatadxs por asamblea, que no claudiquen en pos de sostener alianzas con las autoridades de Humanidades y que, por ejemplo, entiendan las necesidades reales de lxs estudiantes en relación a las cursadas, en relación a las mesas de finales (que podrían aumentar el porcentaje de materias y por ende habilitarlxs para trabajar) y a las prácticas docentes (materia final de los profesorados). Creemos que son puntos fundamentales para poder garantizar la permanencia de lxs estudiantes en la Universidad en este contexto tan complejo.

Seguimos en el camino de la refundación de Filosofía.

Les dejamos abajo el video completo de la reunión informativa.

Respuesta al correo electrónico de la Gestión de Sleimen

Tras la difusión de la situación, tras la participación activa de las diferentes fuerzas del campo popular que conforman la vida en la Facultad y la Universidad, tras el tratamiento del tema y el pronunciamiento por parte de la Federación Universitaria Marplatense, recién luego de todo eso, la Decana elaboró las Resoluciones de decanato (RD) correspondientes para designar a lxs docentes que dictaron el curso de ingreso en Filosofía y para designar a lxs ayudantes estudiantes en los cargos obtenidos por concurso público de oposición. Sin embargo, la designación no fue total, sólo aprobó 5 (cinco)  de las 8 (ocho) ayudantías concursadas. Las razones esgrimidas en la RD -ser inédito que un estudiante gane 3 cargos- desnudaron las verdaderas razones (en el mismo expediente se aprueba a otro estudiante que obtuvo 2 cargos). Decíamos, desnudaron las verdaderas razones: Juan Francisco Arias hace política y es un militante de una organización opositora a la gestión de Humanidades. A eso le llamamos persecución política: ser discriminado por diferencias ideológicas con quienes ejercen el poder y tienen una relación jerárquica, asimétrica, respecto del estudiante. Hace tiempo que habitamos la Facultad de Humanidades y lamentablemente no podemos comprender esta situación como un hecho aislado, es más bien un eslabón más de una cadena extensa.

Portada 1

Luego de que hiciéramos pública nuevamente esta situación, el equipo de gestión de la Facultad de Humanidades, decidió, mediante un mail que envió a la comunidad universitaria, explicar por qué hicieron lo que hicieron. Que se hayan visto en la obligación de explicar, luego de las exigencias de que así lo hicieran, nos hace pensar que existe todavía en esos sectores que conforman la gestión cierta cuota de racionalidad y estima de la democracia, que entiende que las tareas de un funcionario público contienen responsabilidades, obligaciones y se hallan dentro de un entramado legal que no puede ser desconocido.

Sin embargo, consideramos que las razones aducidas en el mail del que hablamos trasladan infantilmente responsabilidades, contienen información que no se condice con los hechos, desconoce los reglamentos y dice demasiado sobre cómo esta gestión comprende el ejercicio de los cargos públicos. Es por ello que vamos a responder punto por punto a lo enunciado por el equipo de gestión en su mail. No nos molesta tener que escribir y escribir, la pereza no es aliada de quienes hemos elegido transitar críticamente las instituciones que habitamos.

No es fácil, dado que mientras escribíamos este texto, la persecución política denunciada fue explicitada públicamente mediante el comunicado de la agrupación de la decana: Pluriversidad. Sin embargo, haremos el esfuerzo porque estamos convencidos que un buen ejercicio democrático supone discutir los mejores argumentos del interlocutor. Y esos argumentos no están en el comunicado de Pluriversidad, allí solo vemos el facilismo de atacar al otrx convirtiéndolo en el espantapájaros. La caricaturización del otrx, su demonización, no tiene otro cometido que el de desautorizar su palabra, convertirlo en nada. Más si ello se hace desde el ejercicio de la autoridad y del poder. Pensamos que no se trata sólo de ganar batallas, creemos que es bueno ganarlas con buenas razones.

Pero, basta de preámbulos. Vayamos al mail.

Dicen:

En ambos casos, se trata de expedientes de designaciones docentes del Departamento de Filosofía, que debían ser tratados por el Consejo Académico a finales de marzo y que, en el marco de la situación actual de interrupción de su funcionamiento, debieron ser objeto de Resoluciones de Decanato. Es menester recordar que todas las designaciones docentes se realizan a través de una ordenanza del Consejo Académico, y que las resoluciones del Decanato son un recurso extraordinario que se utiliza exclusivamente para resolver cuestiones sencillas o urgentes. Los decanos no están obligados a utilizar este recurso estatutario, pero pueden hacerlo con total legitimidad, teniendo en consideración que sus decisiones deberán luego ser refrendadas por el Consejo Académico.

Claro, exactamente. Venimos diciendo esto hace semanas. En el marco de la pandemia, el Consejo Académico no está funcionando. De ahí la necesidad de que se arbitren los medios necesarios para que lxs ayudantes estudiantes y lxs docentes del curso de ingreso de Filosofía puedan cobrar su salario. El único modo de hacerlo a nuestro entender era justamente una Resolución de Decanato (RD). Así que en este punto han acordado con nosotrxs. Efectivamente, como las RD son un recurso extraordinario que se utiliza para resolver cuestiones sencillas y urgentes, añadimos que cobrar el salario es a nuestro entender un tema de urgencia.

Los dos casos “denunciados” tienen algunas similitudes, pero también diferencias importantes. Por ello los explicaremos separadamente, siguiendo simplemente el desarrollo de las acciones contenidas en el expediente y aludiendo a las más elementales normas de funcionamiento de la Universidad, definidas por su Estatuto y sus ordenanzas.

Claro que sí, hay similitudes: que en ambos casos lxs trabajadores no estaban percibiendo su salario. Y diferencias, algunas relevantes, por ejemplo que lxs docentes del curso de ingreso ya habían trabajado durante los meses de febrero y marzo; lxs estudiantes ganadores de los concursos, por su parte, había que darlos de alta para que puedan comenzar a trabajar y así percibir su correspondiente salario. Volveremos sobre este punto más adelante, especialmente sobre la última oración. Porque creemos que justamente el accionar de la Decana en su RD lo que NO hace es seguir las normas de funcionamiento de la Universidad, definidas por su Estatuto y sus ordenanzas.

En primer lugar, se denuncia a la Facultad por la (no) designación de dos graduados que habrían dictado el curso introductorio que ofreció el Departamento de Filosofía en marzo de este año. 

En primer lugar la denuncia es a la Decana quien es la encargada de firmar la RD. Más allá de cómo sea la deliberación previa a la publicación de la RD, lo cierto es que quien tiene la potestad para elaborarla y firmarla es la Decana Silvia Sleimen.

El 18 de diciembre de 2019, dicho Departamento solicitó la designación de dos graduados para tales fines, y el expediente le fue inmediatamente devuelto por no adjuntar la documentación necesaria para su tratamiento. Con esa documentación adjunta, la solicitud volvió a ser elevada por el Departamento el 28 de febrero de 2020, y recibida el 2 de marzo por la Secretaría Académica de la Facultad. Seguidamente, se informó al Dr. Diego Parente -cosa que ya se había hecho para otros dos casos similares unos días antes- que la designación debía realizarse en alguna asignatura del Plan de Estudios, debido a que los cursos de ingreso no forman parte de la oferta académica, y que tanto la Facultad como los demás Departamentos organizan los cursos, talleres y charlas para ingresantes a través de la participación voluntaria de docentes, graduados y estudiantes avanzados. En cumplimiento de lo solicitado, y habiendo tomado conocimiento del contenido del expediente, el Dr. Parente elevó el 29 de abril la nota con las especificaciones requeridas oportunamente, solicitando la designación de ambos graduados en la asignatura Introducción a la Filosofía. 

El departamento de Filosofía elevó para su aprobación la designación de lxs docentes que habían trabajado en el curso de ingreso, como lo venía haciendo años anteriores. Cuando el Departamento de Filosofía recibe esos expedientes nuevamente lo que solicitaba la Decana de la Facultad era que se adjunten las firmas de todxs lxs consejerxs departamentales que habían estado en la sesión de Consejo Departamental en la que se había tratado dicho tema. Exigencia que no se encuentra normada y que dilata el tratamiento. De todos modos, el Departamento de Filosofía, tratando de cumplir con lo solicitado, elevó nuevamente el expediente con el pedido de designación adjuntando el acta de la sesión de Consejo Departamental.

Nunca se solicitó al Departamento de Filosofía que lxs docentes sean designadxs en alguna asignatura del Plan de Estudios, debido a que los cursos de ingreso no forman parte de la oferta académica, y que tanto la Facultad como los demás Departamentos organizan los cursos, talleres y charlas para ingresantes a través de la participación voluntaria de docentes, graduados y estudiantes avanzados. De hecho, esta directiva es novedosa y extraña, más aún cuando se hace sin el funcionamiento de los órganos de cogobierno en medio de la cuarentena.

Para la gestión la culpa es del otro siempre. Un clásico. En este caso, afirman, que la culpa es del Departamento de Filosofía. Pero no. El Departamento de Filosofía elevó todo en tiempo y forma, de la misma manera que lo ha hecho durante los últimos 3 (tres) años, tiempo que lleva funcionando el curso de ingreso. Dicho curso fue propuesto por la entonces directora del Departamento de Filosofía: Patricia Britos durante su dirección, se sostuvo durante la dirección de Crelier y funciona en la dirección actual de Parente. El curso de ingreso se realiza desde hace 3 (tres) gestiones del departamento. Siempre se hizo igual. Siempre se aprobaron lxs docentes para trabajar en el curso de ingreso. Aquí abajo les dejamos para que vean la OCA del 2019 donde las mismas funcionarias que hoy lo niegan, aprueban el pedido.

Siempre fue un mero trámite que no requirió más que la presentación de la nota. Estamos hablando de dos designaciones a término de Ayudantes Graduados durante 1 (un) mes, sueldos de a lo sumo 10.000 pesos. La gente que decide que esos sueldos no se cobren tienen cargos exclusivos, cargos de gestión y vaya a saber qué más. Deben ganar más de 80.000 pesos al mes.

Con todo, el director del Departamento de Filosofía, atendiendo a la gravedad del caso y a la urgencia de que los salarios puedan ser cobrados por lxs trabajadorxs, elevó ahora el pedido de designación de lxs docentes del curso de ingreso en una asignatura de la currícula tal cual fue solicitado por la Secretaria Académica. De todos modos, es llamativo que en el medio de la cuarentena se nos dé una nueva directiva que continuamos sin comprender. Continúa pendiente que la gestión explique por qué cambió las reglas.

A su vez, el Centro de Graduados de Humanidades nos solicitó que atendiéramos a esta situación extraordinaria, y procediéramos con las herramientas que el Estatuto habilita. De este modo, el problema fue resuelto a través de la RD 591/20 (disponible en el Boletín Oficial, nº 323 del 6 de mayo de 2020, y que adjuntamos). 

Aquí es necesario aclarar que la conducción del Centro de Graduados de Humanidades es parte de la gestión de la Facultad. Por esa misma razón, el CGH se negó a denunciar la situación que atravesaban lxs graduadxs afectadxs y a responsabilizar a decanato por el incumplimiento en el pago de sus sueldos. Hicieron público un comunicado en el que decían haber hablado con las autoridades y que la respuesta había sido favorable. Nada más. Lo cierto es que ninguna de esas charlas privadas hizo que la RD se aprobara para que lxs docentes pudieran cobrar, más bien fue la publicidad que le dimos a la situación y la aceptación del Departamento de Filosofía de elevar ahora la designación como secretaría académica estaba exigiendo.

Reiteramos que esta medida extraordinaria reemplaza por razones de fuerza mayor a las ordenanzas del Consejo Académico, órgano de cogobierno en el que está representados todos los claustros y en el que se expresan democráticamente todos los sectores de la Facultad. Al utilizarla, la Decana demostró su vocación de resolver el problema, ocasionado en repetidos errores administrativos del Departamento de Filosofía.

En el Consejo Académico no están representados todos los sectores de la facultad. Ni cerca. En este momento, la Decana, la mayoría docente, lxs graduadxs y lxs estudiantes son del mismo sector político (Pluriversidad + Nuevo Encuentro). Mientras que solo hay dos consejerxs de otro sector político, la minoría docente. Por otra parte, lxs trabajadores no docentes no cuentan con voto en dicho órgano de cogobierno. El consejo académico no solo deja afuera a múltiples sectores políticos sino que privilegia al claustro docente por sobre los otros. Ustedes dirán, ganamos las elecciones. Ciertamente, es indiscutible (aunque podríamos discutir largo y tendido las prácticas viciadas de la propia institución que derivan en tal endogamia, o la naturaleza misma de los órganos de cogobierno, pero ese es otro tema). Ahora bien, eso no significa que sea un espacio en el que se expresan democráticamente todos los sectores de la Facultad. De hecho, cuesta mucho poder dialogar en los consejos académicos sin consejerxs que nos den la palabra. Lo que también es indiscutible es que el Departamento de Filosofía tiene sus propias elecciones de claustro aún cuando los resultados no sean de su agrado, sus representantes han sido legítimamente elegidos. Quienes somos representantes en el cogobierno de Filosofía podremos ser sectores minoritarios como ustedes nos llaman, pero aún así representamos a la comunidad de una carrera que forma parte de la Facultad de Humanidades. Creemos que una práctica democrática en el ejercicio del poder debería bregar por la tolerancia, la convivencia y el pluralismo.

Respecto de la “voluntad de la Decana para resolver el problema”. Ni la Decana ni las autoridades de la Facultad de Humanidades mostraron voluntad de resolver el asunto. La respuesta de la Secretaria Académica a una de las docentes que dictó el curso de ingreso para Filosofía lo muestra con claridad. Abajo pueden verlo. Increíblemente, la docente casi que es acusada por haber trabajado y no se le responde absolutamente nada en relación a su salario.

Nota 1

Nota 2

Podemos ver en éstas dos imágenes la nota presentada por lxs docentes del Curso Introductorio a las Carreras de Filosofía. Y, a continuación, también en dos imágenes la respuesta de la Secretaria Académica.

SEC 1SEC 2

 

Siguiendo con el tema de la voluntad. No es voluntad lo que exigimos, este asunto no es una cuestión de buenas intenciones. Lo que exigimos es que lxs funcionarixs públicos cumplan con sus deberes. En el presente caso, la RD se torna un deber de la Decana. Respecto de la última oración del párrafo “errores administrativos del Departamento de Filosofía, ya lo contestamos más arriba. No hubo ningún error, hubo una solicitud diferente, en el medio de la cuarentena y con el reclamo por los salarios adeudados ya iniciado. Y si fuera un error, entonces hace 3 años que lo venimos cometiendo, y no sería exclusivo del Departamento de Filosofía, sino también de la gestión que aprobó las ordenanzas durante esos 3 años.

En segundo lugar, se denuncia a la Facultad por la (no) designación de un estudiante en tres cargos de ayudante alumno del mismo Departamento. Como todos los años, se realizaron entre diciembre y marzo distintos concursos de ayudantías estudiantiles en todos los Departamentos. Estos se tramitan por las vías administrativas corrientes: las comisiones asesoras elaboran propuestas que, tras el cumplimiento de todos los pasos necesarios en la oficina de Concursos (en particular, la firma de los dictámenes por los integrantes de las comisiones asesoras y la notificación de los resultados por los aspirantes), son sometidos al Consejo Académico. En el caso de los concursos del Departamento de Filosofía, algunas comisiones asesoras entregaron sus dictámenes a comienzos de marzo, en ciertos casos ya con firmas digitales por estar sus integrantes en cuarentena obligatoria o residir fuera de la ciudad, y el día 17 de marzo se notificó el último de los estudiantes que podía hacerlo, quedando pendiente la notificación de otro más que no se encontraría en la ciudad hasta fin de mes.

No obstante faltar este paso requerido para el tratamiento del expediente, la administración le dio curso, para que pudiese tratarse en el Consejo Académico antes de la finalización del mes, y hacer posible las designaciones el 1º de abril. Lamentablemente, dicho cuerpo sesionó por última vez el día 18 de marzo, sin posibilidad de que se reuniera la comisión de asuntos académicos, y luego el pleno del cuerpo. Junto con muchos otros, este expediente quedó en el edificio de la Facultad. En el marco de las numerosas dificultades y urgencias de las primeras semanas del cuatrimestre, y en particular de la organización de las cursadas virtuales, nos reunimos con la comisión directiva del Centro de Estudiantes de Humanidades, que nos manifestó su preocupación por este expediente. En ese encuentro, celebrado el día 22 de abril, nos comprometimos a dar una respuesta en el curso de la siguiente semana. 

Denunciamos a la Decana Silvia Sleimen por haber discriminado a Juan Francisco Arias al realizar una RD que aprobaba a todxs lxs ganadores de los concursos menos al mencionado estudiante. Por incumplir con su deber. Por persecución política. Volveremos sobre este punto.

Antes de eso, queremos aclarar que en primer lugar denunciamos que durante el periodo 2018-2019 la Gestión de la Facultad se negó sistemáticamente a realizar los concursos de las ayudantías estudiantiles alegando, falsamente, que se presentaron fuera de término las documentaciones para la conformación de las comisiones asesoras. Si no fuera falso el motivo, no se explica por qué durante todo el año 2019 nos vimos obligadxs a reclamar en cada una de las instancias formales la realización de los concursos, e incluso hubo posibilidad de organizarlos para Agosto de 2019, pero tampoco sucedió. El resultado fue que durante todo el año 2019, Filosofía no pudo hacer uso de los recursos correspondientes a las ayudantías. ¿Dónde fue a parar ese dinero? Nunca recibimos una explicación.

Los concursos pendientes recién se llamaron para ser sustanciados entre diciembre del 2019 y marzo del 2020, algo que solo fue garantizado por la colaboración activa del Departamento para organizar las comisiones asesoras. Finalmente, una vez que todos los concursos finalizaron, y luego de esperar un tiempo considerable para que las ayudantías sean aprobadas, pasamos a reclamar la designación de lxs estudiantes de Filosofía tal como se hizo en las demás carreras.

Continuando, si tal como expresan “los expedientes debían ser tratados en marzo”, ¿por qué no lo trataron en el último Consejo Académico que hubo previo a la cuarentena? Realizaron un Consejo Académico de urgencia el 18 de marzo (comisiones express y plenario en el mismo día) en el que se aprobaron las plantas docentes para que todos lxs docentes pudieran cobrar -algo que correspondía-, en ese mismo momento se podrían haber aprobado estas designaciones también.  No está demás aclarar que es la gestión de la Decana Sleimen la que se encarga de los expedientes y su organización, no los Departamentos de las distintas carreras.

Otro punto importante que nos interesa mencionar. Se aprobaron todas las ayudantías de todas las carreras, menos las de Filosofía. Incluso, en Cs. de la Información terminaron de hacer los concursos para la misma época que en Filosofía. Con lo cual, la voluntad que mencionan, aunque queramos asirla se nos hace cada vez más lejana.

Respecto de la reunión que se menciona con la Comisión Directiva del Centro de Estudiantes. Estamos perfectamente al tanto pues gracias a la organización colectiva, a la insistencia por los medios formales, a la publicación y socialización de los hechos, se logró que el problema de las no designaciones sea tratado en una Comisión Directiva del Centro de Estudiantes en la que por supuesto participamos. De la misma derivaron dos resoluciones: realizar una reunión con el equipo de gestión FH (reunión que mencionan en el mail) y la participación de estudiantes en el Consejo Académico virtual (donde también volvimos a plantear la preocupación y solicitamos la designación por RD). Lo cierto es que en ninguno de los casos, permitieron que la totalidad de la comisión directiva participe. Luego, en ninguna de las instancias contestaron por qué no designaban a lxs ayudantes de Filosofía. La respuesta giró siempre alrededor de la misma tónica: no vamos a hablar de eso ahora, esto no es parte del temario, ya va a salir y otras evasivas por el estilo. Nunca la respuesta fue como enuncian “nos comprometemos a dar una respuesta en el curso de la siguiente semana”.

44:59 pueden ver la intervención del compañero en el CA, tal lo decidido en la comision directiva del CEH, la respuesta de la Decana y los contundentes silencios de lxs Consejerxs Docentes por la mayoría, de Hxep y del Centro de Graduados.

 

Y eso hicimos: nos desplazamos hasta el edificio de la Facultad, recuperamos el expediente y procedimos a su estudio para elaborar una respuesta institucional. Al hacerlo, observamos con sorpresa que tres de las ocho designaciones propuestas tenían como destinatario a un mismo estudiante, y que esto constituía un hecho inédito en la Facultad de Humanidades. A nuestro entender, este caso ponía en discusión la naturaleza misma de las ayudantías estudiantiles, que son una experiencia formativa y acompañan la realización de los estudios de una carrera, tal como se desprende de los fundamentos de la normativa de la Universidad y de cada una de sus unidades académicas. Pensamos que una triple designación, que equivale a una dedicación de 30 horas semanales, resulta ajena a una política ajustada al espíritu de las normas que definen las ayudantías estudiantiles, y a la visión de una universidad plural, inclusiva y democrática. Estamos convencidos de que dicha dedicación a la docencia desnaturaliza la condición de alumno de quien la ejerce y, a su vez, priva a otras y otros estudiantes de la posibilidad de acceder a este tipo de oportunidades formativas. Si el Consejo Académico no comparte esta posición, podrá fundamentarlo y actuar en consecuencia, desautorizando las designaciones realizadas y, eventualmente, proponiendo aquellas que considere convenientes.

Finalmente, tras la difusión de la situación, tras la participación activa de las diferentes fuerzas del campo popular que conforman la vida en la Facultad y la Universidad, tras el tratamiento del tema y el pronunciamiento por parte de la Federación Universitaria Marplatense, recién luego de todo eso, la Decana decide realizar la RD correspondiente. En primer lugar, nos parece necesario decir que si no era responsabilidad de la Decana hacerla (tal como dicen en el mail) entonces por qué finalmente la hizo. Más que buena voluntad, nos permitimos interpretar su accionar como efecto del conflicto. Si la hubiese sacado ni bien se comunicó el Departamento de Filosofía o lxs propixs afectadxs, ninguna denuncia hubiese tenido lugar.

Bien, volvamos. La decana finalmente sacó la RD que aprobaba las ayudantías, pero decidió en el mismo acto realizar la designación de 5 (cinco) ayudantías de 8 (ocho). Dejando a uno de lxs estudiantes que había ganado 3 de ellas sin ningún cargo. Todo lo que aparece como razones para su no designación son inconducentes. Las comisiones asesoras fueron aprobadas por el Consejo Académico, los concursos se realizaron de acuerdo a los reglamentos, participaron varixs estudiantes, las comisiones asesoras elaboraron sus dictámenes con lxs ganadores, no hubo impugnaciones. ¿qué sigue? Aprobar a lxs ganadores de los concursos. No hay mucho más para discutir en este punto y la Decana Silvia Sleimen lo sabe. Puede que el ganador no sea de su agrado, que le parezca raro que haya ganado 3 cargos (y no 2, recordemos que hay un mismo estudiante que gana 2 cargos y es aprobado sin problemas) o incluso hasta creer que no se los merece, en cualquier caso: tiene que aprobar su designación porque es su deber. Porque no existe un reglamento que limite la cantidad de ayudantías. Lo mismo vale para el Consejo Académico. Pueden discutir la naturaleza de los cargos todo lo que quieran, pueden incluso elaborar una nueva ordenanza, lo que no pueden es desconocer los reglamentos vigentes. Y aún cuando elaboraran una nueva norma, no podrían aplicarla de manera retroactiva. En este punto, tanto la Decana con una RD como el CA debe designar al ganador de los concursos. Vale subrayar que la participación en un concurso, genera una serie de derechos, uno de ellos es ser designado si se gana el concurso. Si unx no va a ser designadx tras ganar un concurso, no se entiende como se le permite presentarse. Nosotrxs creemos que no tenemos que explicarles esto. No los subestimamos. Y es por esa razón es que no nos dejan otra opción que pensar que es un caso de persecución política.

Pero, por mor del argumento, dejemos de lado esa cuestión y seamos benevolentes. Consideramos muy sano debatir sobre “la naturaleza de las ayudantías estudiantiles” así como tantas otras cuestiones que hacen a la vida académica, por ejemplo los atributos que se arrogan las autoridades institucionales cuando consideran que el ocupar un cargo público les da legitimidad para hacer y deshacer sin mayores explicaciones, por mero verticalismo. Nos parece sano discutir el modo de acceso a la docencia universitaria y los objetivos que se persiguen. Nos interesa discutir cómo se realizan los concursos y el tratamiento que se les da a las impugnaciones con sustento concreto. Es decir, nos parece sano discutir cuestiones de fondo que atañen a la Universidad Pública, a la educación, y consideramos que la instancia de deliberación -cuando es genuina- es bienvenida.

Ahora, no consideramos que el momento de discutirlo sea a la hora de designar una ayudantía estudiantil ya concursada. Otra vez. No se legisla de manera retroactiva, eso es una máxima del Estado de Derecho en el que se encuentra la institución universitaria. Por ejemplo: consideramos que los resultados de la virtualidad en la educación son muy discutibles, sin embargo, no hemos realizado acciones para impedir que las clases continúen ni mucho menos para que lxs docentes cobren su salario. Hay momentos e instancias para plantear las discusiones, así como modos de ejecutar acciones que atañen a trabajadores. Luego, si el consejo académico no está de acuerdo, tampoco podría votar en contra, porque no se puede votar algo contra las normas: no se puede votar que el que ganó pierda porque no me gusta que haya ganado justo ése.

Por otra parte y respecto a las 30 horas: muchas veces sucede que hay estudiantes con dos ayudantías y también son adscriptos en otra asignatura. Eso implica 30 horas. También existen casos de estudiantes que se adscriben en 3 asignaturas o más. Sucedió y seguirá sucediendo. Nunca se trató de un problema. ¿El problema sería que cobren?  3 (tres) ayudantías sería algo así como 15.000 pesos ¿es mucho para una Facultad que no para de agrandar su planta de gestión creando subsecretarías de subsecretarías? Más allá de que la norma permite explícitamente a los docentes tener hasta 5 (cinco) cargos simples, tampoco parece ser un problema de fondo para la gestión a la hora de designarlos en 3  (tres) cargos o más. De hecho en Filosofía hay casos y la gestión no discutió la naturaleza de los cargos simples y no “resulta ajena a una política ajustada al espíritu de las normas que definen las ayudantías [docentes], y a la visión de una universidad plural, inclusiva y democrática.” Es muy notorio el cambio de criterio.

Algo más queremos agregar. Si el problema fue ganar 3 cargos y no 2 y si existe buena voluntad para resolver la situación ¿no podían comunicarse con el afectado para hacer explícito el problema? Si fuera genuina la preocupación le hubieran ofrecido elegir dos y mantener una en suspenso, por ejemplo, pero ni siquiera le respondieron los mails (como podrán leer a continuación de éste párrafo). Esto muestra que el argumento utilizado es, no sólo algo por fuera de las normas, sino un inocultable acto de discriminación.

A continuación les dejamos el mail escrito por lxs estudiantes (con fecha 27 de abril) y la respuesta de mesa de entradas de la Facultad de Humanidades confirmando el recibo. Todavía no ha recibido respuesta de las autoridades.

 

Solicitud de Arias y otrxs ayudantes estudiantes.

Única respuesta institucional.

 

Algunas preguntas que nos hacemos al releer: ¿quiénes piensan esto que dice el párrafo que citamos?¿Quiénes están convencidos de esto? ¿a quienes refiere el plural? ¿con qué comunidad se discutieron tales valoraciones? Para nosotrxs es claro que quien dictaminó que no era apropiado designar a Francisco Arias fue la Decana Sleimen, porque las RD las hace la decana. Consideramos que si todos los pasos del concurso se cumplieron al pie de la letra de la normativa y no hay impugnaciones, la Decana no debería dedicarse a realizar juicios valorativos, debería designar. Los concursos fueron de hecho plurales, democráticos e inclusivos. Si existen ciertas pautas para poder concursar y quien las cumplió además ganó, tiene el derecho de acceder a esta instancia laboral y de formación.

Mientras tanto, nada obliga a un Decano o una Decana a actuar contra sus convicciones, sin ninguna norma que lo prescriba. En la Universidad pública, los cuerpos colegiados constituyen el espacio de definición de la política académica institucional.

A esta sentencia le vamos a dedicar sus propias líneas. Nos llama poderosamente la atención la siguiente afirmación: nada obliga a un Decano o una Decana a actuar contra sus convicciones, sin ninguna norma que lo prescriba”. Si lo que eso significa es que no se puede ir en contra de las normas aún cuando sean contrarias a las convicciones de la Decana, entonces estaríamos frente a lo que Maliandi llama “autocontradicción performativa”. A saber, afirmar justamente aquello que no cumple en su RD. Atenerse a la norma. Designar al ganador de los concursos aún cuando sea contrario a sus creencias. Ahora bien, si lo que esa oración significa es que las normas solo son cumplidas cuando se adecúan a las convicciones de quien debe cumplirlas, la propia función de las normas se volvería fútil. Y la discrecionalidad de los funcionarios públicos sería moneda corriente.

Imaginemos que un decano tiene la convicción de que el Consejo Académico no debe estar integrado por estudiantes. Lamentablemente, sus convicciones quedarán para la esfera privada, en tanto decano está obligado a cumplir los estatutos. Incluso si sus convicciones concuerdan con los estatutos, lo relevante en tanto funcionario público es que cumpla con los estatutos, no cuáles sean sus convicciones.

Por último, efectivamente “en la Universidad pública los cuerpos colegiados constituyen el espacio de definición de la política académica institucional”, acordamos. Pero existen normas que regulan a los cuerpos colegiados y también deben ser respetadas.

Por lo tanto, entendimos que una Resolución del Decanato no podía resolver un tema tan delicado, y reemplazar al Consejo Académico en un asunto que, sin dudas, merece el debate entre los diferentes claustros. Por eso, tal como se observa en la RD 586/20 (que adjuntamos, y también se halla en el Boletín Oficial), fueron designados los ayudantes que se ajustaban a lo que sucede año a año en nuestra Facultad, y se trasladó al máximo órgano de cogobierno la resolución del caso anómalo. Es decir, por si cabe aclararlo, la Decana designó a los aspirantes propuestos en los cinco casos que se encuadraban dentro de los patrones ordinarios, y la resolución de los tres cargos restantes permanece en el Consejo Académico para su tratamiento correspondiente.

¿Por qué es delicado el tema? Evidentemente jerarquizamos distinto lo que consideramos delicado. Lo delicado es dejar sin cobrar a un estudiante que ganó concursos y no permitirle trabajar mientras que a otros sí se les permite. Lo delicado es no cumplir con las obligaciones acorde al Estatuto Universitario. Si Francisco Arias cumple con los mismos requisitos que el resto de lxs postulantes que ganaron, ¿por qué elige no designarlo? Si toda RD debe luego ser refrendada por el CA, por qué no lo designó primero y que luego sea tratado por el Consejo Académico. ¿Por qué no elevan un proyecto para regular las ayudantías estudiantiles para su discusión? Todo eso se puede hacer. Lo que no puede hacer es no designar al ganador de los concursos, ni la Decana, ni el Consejo Académico.

¿Cuáles son esos patrones ordinarios? ¿Dónde se encuentran? En ninguna de las ordenanzas, ni las del Superior ni la del Académico figura el criterio “inédito” de ganar 3 (tres) ayudantías como motivo para no designar a un estudiante. Tampoco en el estatuto de la universidad que es claro al respecto. En su artículo 36 del Capítulo III puede leerse: Los Ayudantes Estudiantes se designarán por las pautas y procedimientos de evaluación que fije el Consejo Superior y por el término de un (1) año.

En síntesis, en ambos casos se observa que los expedientes tuvieron el circuito pertinente. Si no se hubieran interrumpido las actividades presenciales, se habrían resuelto según el trámite habitual, en el Consejo Académico. Es de público conocimiento que este contexto nos obligó a priorizar la organización de la cursada virtual de 19 carreras, coordinando el trabajo de cerca de 500 docentes y atendiendo las necesidades de casi 5000 estudiantes. La capacidad de resolver muchas cuestiones pendientes se vio así limitada. En estos dos casos, y como se observa claramente en los expedientes, atendimos las inquietudes del Centro de Estudiantes de Humanidades, y del Centro de Graduados de Humanidades, además de las del Departamento de Filosofía, quienes nos solicitaron una solución que con todo nuestro esfuerzo dimos en un cortísimo tiempo.

Si los expedientes tuvieron “en ambos casos el circuito pertinente” y si se “habrían resuelto según el trámite habitual, en el Consejo Académico” ¿qué son todas esas disquisiciones sobre la naturaleza y las cuestiones de fondo a la hora de aprobar una RD que luego debe ser refrendada por el Consejo Académico?

Si se priorizó el aula virtual luego de asegurarse que algunxs docentes cobraran su sueldo y por eso se aprobó la planta docente, entonces, ¿por qué la diferenciación para con los ayudantes estudiantes? ¿Acaso no se lxs considera también trabajadores? Los ayudantes estudiantes también necesitan trabajar para poder solventar estos momentos tan complejos de pandemia. Y necesitan trabajar todxs, no sólo lxs que son de su agrado.

Por otra parte, la situación no hubiera llegado hasta el punto actual si desde el comienzo hubiera habido una vocación de diálogo y solución. Por el contrario, se negó la posibilidad de solucionar el tema en el corto término y se accionó -provocativamente- una vez que la situación cobró carácter público.

Como bien sabe la comunidad de la Facultad, las autoridades han mostrado en estos más de dos años la mejor predisposición para responder las demandas y necesidades de todos los sectores, y atender a ellas desde una perspectiva de interés común y de política institucional. En la medida de lo posible, seguimos haciéndolo en este tiempo de pandemia y aislamiento social, en el que muchos de nuestros docentes y estudiantes deben enfrentar graves dificultades para llevar adelante sus vidas. Lamentamos que algunos actores, y en particular aquellos que tienen responsabilidades de gobierno en nuestra Facultad y lo ejercen dentro de los marcos de la institución, no solamente carezcan de la prolijidad administrativa necesaria para gestionar sus asuntos, sino que también recurran sistemáticamente a la mentira, el escrache y la difamación como herramientas de acción política.

El estudiante al que la Decana Sleimen eligió no designar también es un estudiante de esta Facultad y contaba con este sueldo para poder llevar adelante su vida. Tampoco se vio la predisposición cuando nos negaron la posibilidad de concursar un año entero, eliminando un año de ayudantías. ¿a dónde fue a parar ese presupuesto?

Por otra parte, la Decana es la que está incurriendo en una desprolijidad administrativa. Porque los concursos de las ayudantías fueron más prolijos que todos los que hubo en la historia de Filosofía. Lo único que tenía que hacer era designar y se tomó atribuciones, valorativas y discriminatorias, que no le corresponden en su rol de Decana. Señalar que una funcionaria pública está incumpliendo con sus obligaciones no es un escrache, es la crítica al mal desempeño, a la utilización de lo público como si se tratara de algo privado y eso es lo que no se acepta. Se espera que la comunidad permanezca mansa y sumisa ante los atropellos institucionales. No nos interesa la vida de la Decana, cuestionamos su desempeño en dicha función.

Asimismo, no es cierto que “las autoridades han mostrado en estos más de dos años la mejor predisposición para responder las demandas y necesidades de todos los sectores, y atender a ellas desde una perspectiva de interés común y de política institucional”. Ha sido explícito en sesiones de Consejo Académico, por la propia Decana, que el Departamento de Filosofía está considerado de una manera diferente y negativa en relación al resto. La prueba está en esta situación: lo que para otros Departamentos se trata de un mero trámite administrativo (como aprobar ayudantías o docentes de un curso de ingreso) para el Departamento de Filosofía se convierte en una aventura infernal, llena de obstáculos y persecución.

Quien utiliza la institución pública para perseguir actores políticos es la propia gestión de la facultad, y de eso se trata el caso que estamos discutiendo. Y no tenemos problema en continuar el diálogo que iniciamos. Pero, tenemos muy en claro que la discriminación ideológica no es una invitación al diálogo, sino todo lo contrario, es una práctica que mina cualquier posibilidad de convivencia democrática. Y no estamos dispuestos a hacer silencio, la crítica es una elección y también es un modo de rechazo a todo aquello que nos sofoca, nos discrimina, nos aísla, nos desautoriza. No nos importa ser hoy una minoría. Nos importa transformar todo lo que deba ser transformado para que la Universidad Pública sea en los hechos un territorio del pueblo.

Colectivo Mundo x Ganar, 18 de Mayo de 2020

 

La Decana persigue, lxs estudiantes perdemos derechos!

Persecución política y castigo a uno de lxs estudiantes que impulsó la lucha por las designaciones de lxs ganadores de las ayudantías estudiantiles de Filosofía y de lxs graduadxs que dictaron el curso de ingreso de Filosofía durante Febrero y Marzo 2020.

En plena pandemia, contexto sumamente difícil para toda la comunidad, y en especial, para lxs estudiantes trabajadores, la Decana no garantiza los derechos para permanecer en la universidad, sino, que por el contrario, los vulnera. En este caso, la Decana decide de manera totalmente arbitraria y sin ningún sustento normativo no designar a un estudiante en tres ayudantías que ganó por concurso.

Tras el enorme gesto de unidad, lucha y solidaridad por parte de organizaciones del campo popular, estudiantes, graduadxs y docentes logramos la defensa de los puestos de trabajo en el Departamento de Filosofía de la Facultad de Humanidades: designaron a cinco de los ocho estudiantes y lxs dos docentes del curso de ingreso van a cobrar su sueldo.

Sin embargo, la Decana Silvia Sleimen ejecuta un castigo ejemplar a uno de los estudiantes, Francisco Arias, decidiendo de manera arbitraria no designarlo en las ayudantías estudiantiles que ganó de manera justa: Introducción a la Filosofía, Filosofía de las Ciencias y Gnoseología.

El pasado 5 de mayo, la Decana emitió la tan reclamada RD (Resolución de Decanato) donde designa a 5 de los 8 ayudantes exceptuando a Francisco Arias. El motivo es de lo más escandaloso, se alega una “situación inédita”: que ganó tres concursos. En el mismo párrafo también aclaran que no hay impugnaciones en ninguno de los concursos que se realizaron y que ninguno de lxs otrxs postulantes en los concursos alega disconformidad con los procedimientos. Hubo otros casos donde estudiantes han ganado más de una ayudantía de acuerdo a la normativa y fueron designadxs sin ninguna objeción al respecto, incluso en este último llamado a concursos de Filosofía. No hay ninguna normativa que limite la cantidad de cargos que un estudiante puede ganar, de hecho, la misma RD lo menciona. Incluso, la normativa universitaria y el Convenio Colectivo de Trabajo dicen que un docente puede tener hasta 5 cargos simples. ¿Por qué un estudiante no puede tener 3?

Las razones, por ridículas que suenen, fueron sentenciosas: dejaron a un estudiante sin salario y sin obra social en plena pandemia. Además, lo dejaron sin poder continuar con su formación académica. Lo único irregular en todo el proceso es el accionar de la Decana Silvia Sleimen. Entendemos que el único objetivo de las digresiones en la RD fue no designar a Francisco Arias. Plantear argumentos dilatorios que no contestan a la urgencia del momento cuando la función de la Decana era designar a lxs ayudantes para que comiencen a cobrar en este contexto tan hostil implica un mal desempeño de sus funciones. El estatuto de la Universidad Nacional de Mar del Plata dice que cuando un Decanx o Vicedecanx ejerce un mal desempeño de sus funciones debe ser apartado de su cargo. En este caso, la Decana ejerce discriminación contra el estudiante con el único fin de no designarlo porque es opositor político. Lisa y llanamente se trata de otro caso de persecución política en Humanidades.

Lamentablemente, la conducción del Centro de Estudiantes de Humanidades, Humanidades por el Proyecto, ante las consultas, ya informó que no va a hacer absolutamente nada respecto a esta grave situación porque están de acuerdo con la RD emitida. Nos preguntamos: ¿Están de acuerdo con que se deje a un estudiante sin salario y sin obra social en plena pandemia? ¿Están de acuerdo con el castigo ejemplar a quienes piensan distinto a la gestión de turno? Finalmente, ¿están de acuerdo con las atribuciones que se toma la Decana por sobre los reglamentos institucionales?

Llamamos a la reflexión a Humanidades por el Proyecto y convocamos a una Comisión Directiva del CEH para el próximo Martes. Entendemos que ante la gravedad de la situación es necesaria una deliberación democrática que concluya con un posicionamiento firme por parte del Centro de Estudiantes en su conjunto que defienda los derechos estudiantiles y que no permita la avanzada de políticas persecutorias por parte de la gestión.

Ante una avanzada de la gestión de la Facultad de Humanidades sobre los derechos estudiantiles y laborales de un estudiante y ante el silencio cómplice de la conducción del Centro de Estudiantes -Humanidades por el Proyecto-, la salida es colectiva. Las organizaciones abajo firmantes decimos:

¡Basta de persecución política!

¡No a la vulneración de derechos estudiantiles y laborales!

¡Designación inmediata de Francisco Arias en las tres ayudantías que ganó!

Colectivo Mundo x Ganar – Confluencia Humanidades – Movimiento Universitario Evita – Ya Basta! – Asamblea de Filosofía UNMDP – A.D.U.M. Desde el Pie – Agrupación Graduadxs y Docentes “20 de Diciembre  Universidad Popular” – La Mariano Ferreyra –Movimiento Universitario de Izquierda (MUI) – Hagamos lo Imposible – Espacio de Pensamiento y Acción Jauretche- Unión de Juventudes por el Socialismo-Partido Obrero – Asamblea de Filosofía FFyH-UNC (Córdoba) – Graduados Activos – Colectivo de Graduadxs de Sociología – Asamblea de Graduados de Geografía

Memoria CAD Extraordinario 1/2020 Filosofía [27/02/2020]

El jueves 27 de febrero se llevó a cabo la primera sesión del Consejo Asesor Departamental de Filosofía del año. La misma fue de carácter extraordinaria. Esto se debe a que no se ha consensuado aun un día fijo para realizar las sesiones departamentales.

Acreditaron: por la minoría docente, Romina Conti, por el claustro graduado, Romina Verón, por la mayoría estudiantil, lxs consejerxs de la Asamblea de Filosofía, Macarena Spinelli y Lourdes Prieto, y, por la minoría estudiantil, Micaela Rielo de HxEP. Respecto a la mayoría docente, algunxs de lxs consejerxs manifestaron su imposibilidad de asistir a la sesión, sin proponer algún tipo de modificación de fecha u horario, excepto Emiliano Aldegani, quien  llegó luego de haber comenzado el CAD.

Habiendo completado el quórum necesario, el CAD comenzó con el informe del Director Diego Parente. El mismo comentó sobre las diversas reuniones que sostuvo durante los primeros días del año académico. Entre ellas, se reunió con lxs distintxs directorxs con el fin de socializar las problemáticas que atraviesan las demás carreras, así como también los inconvenientes que surgieron respecto al sistema de ingreso. Otro punto a destacar, fue la propuesta proveniente del Depto. de Prácticas Socio comunitaria para comenzar a articular cómo se podrían llevar a cabo las prácticas en las carreras de Filosofía. Dichas prácticas se están llevando a cabo actualmente en otros Deptos, como el de Geografía. Si bien es algo muy reciente y que es necesario debatirlo en profundidad, celebramos el poder discutir de manera horizontal en el seno del CAD el formato de las mismas.

Respecto a las solicitudes de licencia, el Prof. Maximiliano Loria, pidió licencia sin goce de sueldo de su cargo de Ayudante en Filosofía Medieval. Esto implicaba que lxs estudiantes se queden sin una comisión de prácticos para poder elegir. Por lo tanto, desde nuestra representación estudiantil, dado al poco margen de tiempo con el que disponemos, propusimos que dicho cargo sea ocupado por una suplencia. En este caso, contamos con los resultados de un registro de antecedentes para un Ayudante en la materia realizado hace poco tiempo. Entonces, se votó la designación de la segunda en el orden de mérito: Florencia Sal. Con esto, logramos mantener la misma cantidad de prácticos de años anteriores, así lxs estudiantes pueden elegir y no se ven obligados a dejar la materia en caso de no poder asistir a los prácticos.

Otro tema de importancia tuvo que ver con tomar conocimiento de la jubilación de Mario Beade. El mismo se encuentra a cargo de Didáctica Especial y Práctica docente, ultima materia pedagógica del profesorado. Lamentablemente es una materia cuyas irregularidades no son nuevas, recordemos que dicha materia se ve desequilibrada desde que se iniciaron, hace un tiempo atrás, las incontables denuncias, que llevaron a que se le inicie el Juicio Académico al docente Marcelo Lobosco. Es por ello, que volvimos a solicitar información acerca del mismo.

Luego, se trataron las ayudantías estudiantiles que corresponden al 2021. Su tratamiento tuvo como finalidad la presentación anticipada con posterior modificación de juradxs estudiantes y docentes para que las mismas puedan llamarse y sustanciarse en tiempo y forma.

Por otra parte, se trataron y avalaron con algunas modificaciones los planes de estudio (PTD) correspondientes al primer cuatrimestre. Cabe mencionar que desde el último CAD realizado el año pasado, se propuso que lxs docentes envíen los mismos con el fin de poder analizarlos antes de que comience el cuatrimestre.

Para finalizar, se avaló el proyecto del ciclo de conferencias y el inicio del proceso de reforma del plan de estudios. Respecto al ciclo de conferencias, tenemos el agrado de informar nuevas charlas de docentes e investigadorxs de distintas partes del país y con diferentes temáticas afines a problemas de la Filosofía. En cuanto al inicio de la reforma del plan de estudios, plan que por cierto data desde el año ‘99, lxs consejerxs presentes acordamos en pedirles a otros Departamentos, incluso de otros lugares del país, información para comenzar a pensar cómo reformaríamos nuestras carreras. También se convocarán instancias de debate públicas para que el conjunto de la comunidad pueda participar.

En este sentido, seguiremos debatiendo en conjunto las distintas problemáticas de las carreras y seguiremos construyendo, paso a paso, las carreras que queremos.

TODO X 2 VOTOS

Sobre la última sesión del Consejo Académico

El cambio en la conformación del Consejo Académico de Humanidades tras los resultados de las elecciones realizadas en septiembre no pasó desapercibido. En el plenario pasado, el penúltimo del año, se votaron los proyectos de dirección de los distintos Departamentos de Humanidades. Sin embargo, también se incorporaron a la sesión las designaciones de algunos concursos muy problemáticos que fueron discutidos durante al menos el último año con la conformación anterior del CA. Un detalle no menor es que los expedientes de esos concursos aun no contaban con un dictamen de comisión (requisito necesario para ser tratado en el plenario). Pero eso no fue un problema para las autoridades de la facultad: “marche una comisión exprés” ordenó la decana y, entonces, tan solo una hora antes del plenario, se llevaron a cabo, de manera apresurada, a espaldas de la comunidad universitaria y con el aval de HxEP (actual conducción del Centro de Estudiantes).

Respecto a la dirección de los departamentos, lxs consejerxs del CA de la alianza UCR – Nuevo Encuentro, llevaron un descargo a favor de cada uno de sus amigxs, lxs flamantes directorxs. Por otra parte, lxs consejerxs, a la orden de la gestión, vociferaron todo tipo de falacias, mentiras y difamaciones contra lxs candidatxs de “los departamentos opositores”: Filosofía y Geografía. Y ahora también las acusaciones recayeron contra uno de los proyectos de dirección del departamento de Lenguas Modernas –Inglés– que tampoco se ajusta a los deseos de la alianza política UCR – Nuevo Encuentro. Su carta de acusación favorita es la violencia. Solo hace falta cumplir con un criterio: ser oposición. No importa en qué departamento de la facultad suceda. Desobedecer es violencia. Denunciar los manejes es violencia. Ser oposición es violencia contra una estructura de poder que no admite la pluralidad de voces.

Es curioso que apelen a un discurso institucionalista para justificar sus acciones cuando poco les importan las decisiones políticas o los proyectos realizados para mejorar las carreras. Les molesta mucho que exista una oposición que haya realizado proyectos coordinados entre estudiantes, graduadxs y docentes. También les molesta que lxs estudiantes participen activamente de las decisiones. Les molesta que en esos “departamentos opositorxs” se haya consolidado un único proyecto y que ese proyecto no esté alineado a su gusto. Les molesta incluso que los “departamento opositores” sean democráticos y que sus propuestas sean contempladas allí. La alianza UCR – Nuevo Encuentro no presentó proyecto alternativo ni para Filosofía ni para Geografía pero además se abstuvieron durante la votación de directorxs en el CA. Nos preguntamos: ¿la acefalía les parece algo institucional? En fin, por más trabas que nos pongan en el camino, seguiremos construyendo departamentos de forma interclaustral, democrática y participativa. Saludamos a las nuevas coordinaciones independientes de los Departamentos de Filosofía, de Geografía y al proyecto alternativo presentado en Lenguas Modernas porque necesitamos más voces discutiendo en pos de una facultad democrática y popular.

Inmediatamente después de la votación de lxs directorxs, continuó la sesión del CA. Dos expedientes figuraban de manera muy críptica en el orden del día. En efecto, se trataba de dos concursos de Ayudante Graduado para Filosofía que tras meses de ser cajoneados por la Decana –Silvia Sleimen– finalmente aparecieron. Es menester mencionar que no es casual que ahora, llegando a fin de año, sean tratados. Ahora la decana tiene la cantidad de votos necesarios (10) para designar a dos de sus amigxs: Assalone y Bedín. En la conformación anterior, la alianza UCR – Nuevo Encuentro solo contaba con 6 votos. Esto resultaba insuficiente pues el CA requiere de 8 votos para realizar designaciones docentes regulares. De esta manera, Sleimen paga su deuda beneficiando a Assalone y a Bedín con un cargo para cada uno. Estos personajes cumplen con el requisito principal: la obediencia. Actuaron de “opositores” en su momento, pero hoy son ese perro fiel que a la primera de cambio te tira un tarascón y te mueve la cola esperando el hueso.

En ambos concursos se pasó por alto la participación estudiantil. Bueno, como pasa en todas las instancias. Muchas veces a lxs estudiantes no les queda otra que estar de acuerdo. Sería interesante empezar a discutir en Humanidades cuál es el rol que tenemos como estudiantes. Hace unos años estaba claro. Pero hoy hemos retrocedido y nos dejamos pasar por arriba. Esto no sucedió en los concursos de los que hablamos, la jurada estudiante alzó la voz para denunciar las irregularidades que vio. Obviamente, su voz fue desoída y desautorizada, pues no se correspondía con la tarea que lxs juradxs docentes y graduada habían ido a cumplir. Incluso el CA participó posteriormente de esa desautorización: no le pidió a la jurada estudiante la ampliación del dictamen correspondiente en respuesta a las impugnaciones del concurso realizadas por lxs postulantes. ¿Para qué hay jurado estudiantil?

Para el concurso de Antropología Filosófica la gestión decidió no convocar como jurado al Profesor Adjunto de la materia, Diego Parente. En su lugar, lxs juradxs fueron Patricia Britos, Antonio Mana (jubilado) y Mogensen (docente del departamento de Historia). Ya que se convocó a un docente jubilado, nos preguntamos ¿por qué no se convocó a Lamarche, quien estuvo a cargo de la materia durante años? En el caso del concurso de Filosofía Moderna, lxs juradxs docentes fueron Britos (otra vez), Comesaña (el jurado jubilado y comodín que se encargó de asegurar el resultado de todos los concursos) y Guardia. Otra vez, ya que se convocó a un docente jubilado, nos preguntamos ¿por qué no se convocó a Graciela Fernández, quien estuvo a cargo de la materia durante años? Las dos materias son troncales en Filosofía y poseen contenidos específicos. Por lo tanto, no da lo mismo cualquier tipo de docente para conformar el jurado. Si queremos mejorar la carrera necesitamos docentes especializados y para eso necesitamos juradxs que sean capaces de evaluar en estas instancias. La respuesta a nuestras inquietudes no posee fundamentación académica. Estxs juradxs son lxs que garantizan los resultados necesarios para la continuidad de la gestión en el poder. Un docente regular representa un voto en las elecciones de ese cuerpo. Si el docente es amigo, el voto es favorable.

Durante el concurso de Antropología sucedieron algunas irregularidades muy fuertes. Uno de los jurados se paró y se fue en el medio del concurso. Eso no se puede hacer. El jurado debe estar durante toda la exposición de lxs postulantes pues es quien evalúa. El jurado es un equipo de evaluación donde cada unx debe aportar su perspectiva elaborada y consciente de lo que pasó. Entonces, ningún miembro del jurado puede ausentarse en ningún momento. Por otra parte, lxs miembros del jurado maltrataron a lxs postulantes durante el desarrollo del concurso. Entre otras cosas, interrumpieron las exposiciones de dos de lxs postulantes con comentarios malintencionados, le dijeron a uno de los postulantes algo así como “la próxima vez por ahí te va mejor” y “después de que te presentes quince veces capaz que ganas un concurso”, a otra le dijeron “hablas como enojada” y “te ofendes muy rápido”, entre otras cosas.

En cuanto al análisis de los antecedentes de lxs postulantes, el dictamen en disidencia de la jurada estudiantil deja en evidencia el análisis poco riguroso en el dictamen que da como ganadora a Bedín. Básicamente, no se analizaron los currículums vitae de manera detallada y se eligió ignorar antecedentes fundamentales del resto de lxs postulantes.

El concurso de Filosofía Moderna directamente nos traslada a un escenario escandaloso en el cuál el postulante Assalone admite en el plan de clase que el tema preparado para su coloquio se encuentra por fuera de los contenidos mínimos de la materia pero que su incorporación fue acordada con lxs juradxs. Cabe aclarar que cuando la jurada estudiantil alerta sobre esta situación, el jurado docente Manuel Comesaña la interrumpe y la desacredita para dar lugar a la farsa. Assalone intenta justificar su accionar reduciendo la discusión a una expresión lingüística y lxs consejerxs de la alianza UCR – Nuevo Encuentro hacen propia la argumentación. Sin embargo, la OCS 690 y la OCA 1313 son muy claras. Los temas sorteados para la realización del coloquio en los concursos deben ser parte de los contenidos mínimos de la materia. Y, por otra parte, no puede haber comunicación ni ningún tipo de acuerdo entre lxs postulantes y lxs juradxs. Este accionar reviste una falta gravísima a esa pretendida institucionalidad que dicen defender. Agrava la situación que el tema expuesto no sólo no se encuentra en los contenidos mínimos de la asignatura sino que es el tema de investigación del ganador. Casi como si la comisión asesora dijera: ¡quedate tranquilo, te ponemos jurados amigxs y vos hablás de lo que querés, total ya lo tenés ganado!

Las argumentaciones en el CA durante la sesión dejaron al descubierto la matriz del poder. El vicedecano Valcarce, quien presidió la sesión por la ausencia de Sleimen, intentó reducir las discusiones políticas a cuestiones semánticas. A su vez, cuando se criticaron las actitudes de lxs juradxs, sostuvo que nadie presentó una recusación previa (cuando sabe muy bien que jamás aprueban las recusaciones por más causales objetivas que existan: ver acá). El gremio docente ADUM que obviamente cuenta con su representante en el CA, la consejera Lombardi, quien debería abogar por que lxs concursos se den en circunstancias democráticas y abiertas, eligió callarse cuando el consejero graduado de su bancada – momentos después que el vicedecano hubiera dicho que nadie había presentado recusaciones– puso en tela de juicio la validez de las impugnaciones de los concursos y la recusación de los juradxs. Dichas instancias son  derechos adquiridos de los trabajadores docentes y de todxs lxs postulantes, más aun si en los concursos atentan contra la transparencia, contra la posibilidad de acceder a un cargo y encima sufren maltratos y son desmoralizados por parte del jurado. A su vez, cuando hubo notas con argumentos muy débiles contra los registros de antecedentes, fueron tomadas en cuenta como verdad absoluta, ahora que hay lluvia de impugnaciones con testigos de hechos bochornosos sólo se trata de “evaluaciones de concursos” y se las desecha sin siquiera responder las situaciones expuestas. Por su parte, HxEP, continúa con su práctica de tomar decisiones a espaldas de lxs estudiantes y de obedecer todos los mandatos docentes encomendados desde decanato.

La institucionalidad de la que hablan está hecha a su imagen y semejanza. Una institucionalidad tan profunda y compleja como la acción de levantar 10 manos para votar, como la acción de armar una comisión en 10 minutos. ¿Cómo llegaron a tener los 10 votos? Llamaron concursos donde pusieron juradxs para garantizar el ingreso de lxs amigxs, luego eligieron sustanciar primero los concursos donde se presentarían sus amigxs: un docente regular es un voto. Así ganaron la elección docente. Prometieron cargos (como siempre). Ganaron la elección de graduadxs. Abrieron dos carreras nuevas donde metieron a sus docentes: Ciencia Política y Cs. de la Educación. En ambas carreras le hicieron campaña a su brazo estudiantil. Ganaron la elección de estudiantes.

Esta institucionalidad de la que se jactan es la que les permite el lawfare que tanto le critican al macrismo. Las mismas herramientas institucionales les permiten camuflar la persecución política como cuestiones administrativas, formales o burocráticas, despersonalizadas, como si nadie se encargara de construir un entramado discriminatorio y bien planificado. Así, construyen causas contra trabajadorxs y estudiantes, intervienen espacios que se erigen opositores de manera democrática, avasallan carreras completas junto a sus comunidades y se escudan en reglamentos o figuras pomposas como memorandum. ¡Pero qué cultos, si hasta hablan en latín!

Ante estas arbitrariedades seguiremos peleando por el acceso democrático a la docencia. Seguiremos peleando para que de una vez por toda cese la violencia en los concursos y sean tomados en cuenta los derechos de lxs graduadxs y de toda la comunidad de Humanidades.

Memoria CAD Extraordinario 6/2019 Filosofía [16/12/2019]

La última sesión del año del Consejo Asesor Departamental de Filosofía se realizó el Lunes 16 de Diciembre del saliente año, siendo la sesión número nueve (9) entre ordinarias y extraordinarias del año -más de cuatro sesiones por cuatrimestre-. Como en cada una de las sesiones de este consejo, se comenzó por la aprobación de actas de la sesión anterior, parece un dato menor, pero no lo es. La gestión anterior jamás sistematizó en actas escritas lo sucedido en el Consejo Departamental, nos negó parte de la oscura historia de la carrera. ¿Tendrá algo que ocultar?

Siguiendo con el orden del día, se prosiguió con el informe del director.Allí se discutió en base a la necesidad de modificar el Plan de Estudios, el actual data del año 1999. Se resolvió que a partir del primer CAD del año entrante, en Febrero de 2020, se comenzará a dar tratamiento para ir vislumbrando cómo se llevará a cabo la reforma del Plan de estudios de nuestra carrera. La comunidad entera de Filosofía viene reclamando una actualización del Plan hace años: ¡seamos parte del proceso!

Luego, se trataron distintos pedidos de comisiones de trabajo y funciones docentes, todas aprobadas por unanimidad. También se trató una nota de la Dra. Susana Violante, docente a cargo de la asignatura Filosofía Medieval, en la cual manifestó algunos problemas dentro de la cátedra a causa de la desidia del docente Maximiliano Loria (quien se ausenta de las reuniones de cátedra, dicta contenido por fuera del PTD, evalúa por fuera de lo acordado, entre otras cosas). Dada la inmensa preocupación que causó y en pos de resguardar la cursada de lxs estudiantes, se resolvió de manera conjunta enviar un mail institucional desde el Departamento de Filosofía al docente, con el fin de invitar al diálogo al interior de la cátedra.

A continuación, siguiendo el orden del día, se trataron distintos asuntos estudiantiles, entre ellos la asignación de juradxs docentes para la evaluación de las tesinas de los estudiantes Castaño y Pared.

También se establecieron las fechas de entrega de los PTD, de las adscripciones y de  las solicitudes para cursar materias optativas para el 2020, quedando establecido que hasta el 13/03 habrá tiempo de presentar la documentación para las adscripciones, y hasta el 18/03 se podrán hacer los pedidos para materias optativas de otras Facultades.  Asimismo, se estableció la fecha para las II Jornadas del Departamento de Filosofía, quedando finalmente los días 9 y 10 de abril como fecha definitiva.

Por otro lado, nos alegra comunicar que por tercer año consecutivo se dictará el curso de Ingreso a las carreras de Filosofía, el mismo se llevará a cabo del 2 al 13 de marzo.

El 5° tema fue sobre los cargos vacantes en la carrera: dos cargos en Gnoseología, que aún continúa sin docentes propios de la materia, uno en Medieval y otro en Antropología. Los cargos vacantes son aquellos que corresponden a concursos ya llamados pero que aún no han sido sustanciados. Teniendo en cuenta que los tiempos de la institución suelen ser prolongados y que la estructura de las cursadas para lxs estudiantes es deficitaria, a fines de 2018, el Departamento realizó registros de antecedentes para cubrirlos hasta la sustanciación de los respectivos concursos. Posteriormente, al elevar las designaciones de quienes resultaron ganadorxs de dichas evaluaciones, el Consejo Académico (hoy representado en más de su 90% por el frente UCR-Nuevo Encuentro-Cámpora) votó en contra dichas designaciones argumentando que los concursos “ya salían”. Comienza el 2020 y aún no han salido dichos concursos. Mientras tanto, muchxs estudiantes deben dejar de cursar por la ausencia de franjas horarias que se ajusten a sus necesidades ¿Acaso el Centro de Estudiantes no piensa en lxs estudiantes? Esto fue una muestra más de discriminación a Filosofía, la falta de voluntad política de estos sectores de mejorar las condiciones de la carrera, además del desprecio hacia quienes han dispuesto de su tiempo y trabajo en estos registros: juradxs y postulantes han realizado sus respectivas exposiciones y dictámenes en 2018 y éstos sectores no los han tenido en cuenta, de forma completamente consiente y arbitraria, optando por continuar vaciando la carrera.

En este sentido, se mocionó elevar una vez más estos pedidos de designación, así como la pronta sustanciación de los concursos (moción que ya se realizó por 3era vez desde que se realizaron los registros, y a causa de las votaciones del Consejo Académico las cátedras no tienen el reflejo del trabajo realizado en el CAD). Esta votación resultó aprobada por la mayoría del CAD, a excepción del docente Aldegani, quien votó en contra en 4 de los 5 pedidos de designación sin responder con argumentos fuertes a nuestro cuestionamiento: ¿Por qué en contra? ¿Qué intereses se representan cuando se vota en contra de designar democráticamente docentes en una cátedra vaciada por completo? Los intereses por fortalecer la carrera, no. El interés por la transparencia en una gestión como la actual de Filosofía que elige realizar registros de antecedentes, en vez de designar a dedo (como se ha dado históricamente en la carrera) tampoco.

A fin de cuentas, el Departamento de Filosofía continúa la marcha que comenzó en 2017, que procura transparencia, democracia y fortalecimiento de la carrera.

Que los eunucos bufen. ¡El futuro es nuestro por prepotencia de trabajo!

Memoria CAD Extraordinario 5/2019 Filosofía [12/11/2019]

Elección de Proyecto de Dirección del Departamento de Filosofía

.

El día martes 12 de noviembre a las 14hs se realizó la sesión extraordinaria del Consejo Departamental de Filosofía con el motivo de la elección de Proyecto de Dirección para el Departamento. Estuvieron presentes quienes conforman a partir del 1° de noviembre el Consejo Departamental, dirigiendo la sesión, el secretario Federico Giorgini y Diego Parente, por la mayoría docente del sector UCR-Cambiemos Lucrecia Gaich y Emiliano Aldegani, por la minoría docente de Filosofía Nuevo Espacio Romina Conti, por la representación de graduadxs de la Asamblea de Filosofía Luciana Zachi, por la mayoría estudiantil de la Asamblea de Filosofía Facundo Robles y Macarena Spinelli, y por la minoría estudiantil de HxEP Filo Micaela Rielo.

Como ya mencionamos, el tema que nos convocó fue la presentación del único Proyecto de Dirección del Departamento de Filosofía que encarnará Diego Parente, construido de manera colectiva en una Asamblea Interclaustros de la cual somos parte activa. Hace apenas dos años que ganamos “Filosofía por Asalto ” quienes venimos luchando por reivindicaciones bien propias de la carrera desde hace años. La lucha por la socialización de la información, por más recursos, por doble o triple banda horaria para las materias, y por concursos transparentes son las banderas que sostenemos desde hace años. Desde el 2017 hacia acá, y con muchas piedras en el camino, se ha logrado avanzar en este sentido de manera significativa. En el marco del órgano de co-gobierno, el avance de este sector ha abierto las puertas para nunca más cerrárselas a lxs estudiantes: Recordemos que hubo tiempos donde a lxs estudiantes, en ese espacio, se lxs ninguneaba, se lxs chicaneaba “por ser jóvenes”, o les pedían documento para asistir a las sesiones.
¡Hace dos años que lxs estudiantes somos parte del proyecto de dirección!

Asímismo, logramos fortalecer las cátedras de los primeros años para que quienes ingresen no sean expulsadxs por las dinámicas que tiene la academia. Tampoco es menor tener una carrera que pretende la excelencia académica, y al mismo tiempo defienda la educación pública y gratuita en los tiempos que corren. Durante la gestión 2017-2019 se desarrollaron innumerables actividades académicas y extracurriculares sin costo alguno, se realizó por primera vez un análisis de la planta docente serio del cual obtuvimos un orden de prioridades de registros de antecedentes y concursos para el fortalecimiento de la carrera, priorizando aquellas cátedras que se encontraban sin docentes o con unx sólx, así como logramos garantizar la doble y triple banda horaria en las asignaturas de 1° año, también se obtuvieron convenios con otras unidades académicas, por primera vez en la historia realizamos las Jornadas Internas del Departamento de Filosofía donde expusieron tanto docentes, grupos de investigación, graduadxs y estudiantes. Es sin dudas un momento histórico para nuestra carrera. Todo lo que se hizo es inédito y es fruto de muchísimos años de lucha y trabajo para lograr transformar la carrera que tanto queremos.

Quizás habrá algunxs que no les guste que las decisiones de la carrera se tomen colectivamente, que el espacio del Consejo Departamental se de en términos cordiales, que lxs estudiantes seamos parte activa en las decisiones de la carrera, que al fin haya actas que constaten todo lo que hacemos por la carrera (lamentamos que la gestión radical que tuvo la dirección desde 1994 a 2017 no haya dejado la historia administrativa de Filosofía) y que cumplamos con lo que exigimos durante tantos años: Democratización de la carrera, socialización de la información y concursos transparentes.
El proyecto fue avalado por mayoría en el Consejo Departamental, ahora sólo queda esperar la aprobación definitiva en el próximo Consejo Académico. Participemos todxs!
Tenemos la convicción que es por acá! Sigamos construyendo la carrera que queremos, en conjunto Estudiantes, Graduadxs y Docentes profundizaremos en la refundación de Filosofía, y que quienes conservan las viejas prácticas oscurantistas bufen!

Elección del Departamento

Compañerxs de Filosofía

.

Acá socializamos el proyecto para la dirección del Departamento. Este proyecto se construyó tomando en cuenta las voces de estudiantes, graduadxs y docentes de nuestra carrera, un proceso inédito que tuvo su máxima expresión en la última asamblea interclaustro. (Propuesta para el Departamento de Filosofía).

Mañana, martes 12 de noviembre, a las 14hs. está convocada la sesión de Consejo Departamental donde se decidirán los avales. Cabe destacar que éste ha sido el único proyecto presentado.

Desde hace dos años venimos coordinando estudiantes, graduadxs y docentes para transformar la carrera. De a poco y con muchísimo esfuerzo hemos logrado cosas impensadas, desde una doble banda horaria en los primeros años hasta infinidad de actividades académicas en nuestra facultad.

Adelante compañerxs, continuemos en camino hacia la carrera que queremos!

 

CONCURSOS PARA ESTUDIANTES

CONSEGUIMOS LAS AYUDANTÍAS ESTUDIANTILES

Luego de un año entero sin ayudantes estudiantes en las materias. Luego de un año sin que ningún compañerx estudiante pueda cobrar su sueldo. Salió el llamado a concurso de las ayudantías estudiantiles para Filosofía. Y no fue magia, fue resultado de infinitos reclamos y presentaciones durante todo un año.

Abajo te contamos la historia de lo sucedido y socializamos algunas herramientas e información útil para que puedas presentarte a concursar.

¿Qué pasó con las ayudantías estudiantiles de Filosofía?

Las ayudantías estudiantiles son cargos públicos a los que podemos acceder lxs estudiantes. Son muy importantes dado que permiten comenzar a formarte en el área que desees de la/s carrera/s, tener tus primeras experiencias en docencia o investigación, y es un cargo remunerado (pobremente, pero remunerado al fin). El ingreso a las mismas es mediante concurso, con llamado público y juradx evaluador al igual que un concurso docente. Cada carrera tiene sus ayudantías y es el Consejo Departamental de cada una el que decide cuántas pedir y a qué materias destinarlas. Como todas las decisiones de los CAD, luego de tratado ingresa a un circuito burocrático, que incluye su aprobación en el Consejo Académico de la Facultad, hasta que, finalmente, se realiza el llamado y posteriormente, la sustanciación del concurso.

En Filosofía ha sido un trabajo arduo y cargado de lucha por parte del movimiento estudiantil el que ha conseguido, en primera instancia, tener ayudantías (fue recién en 2003 –recuerden que la carrera se reabrió en 1994– que gracias a un sinnúmero de presentaciones de la Asamblea de Filosofía se logró conquistar las primeras), y progresivamente aumentar su número. Actualmente Filosofía dispone de 8 (ocho) ayudantías estudiantiles, las cuales el año pasado ingresaron en tiempo y forma, al igual que las del resto de las carreras, en el circuito burocrático. Lo paradójico fue que, a diferencia del resto de las carreras, las de Filosofía fueron elevadas por el departamento y quedaron congeladas en Secretaría Académica.

¿Cómo puede ser? ¿Qué sucedió en el medio? Pasó un año… ¿qué hicieron con las ayudantías? ¿Qué hicieron con el dinero destinado a dichos sueldos?

Tras un año de que el Departamento de Filosofía haya elevado la propuesta de ayudantías estudiantiles, la gestión de la Decana radical Sleimen y HxEP (conducción actual del CEH), después de muchísima insistencia (nuestra), sacó la convocatoria para sus respectivos concursos.

Como venimos anunciando: la intervención por parte de la gestión de Humanidades en las decisiones que toma el Departamento de Filosofía es un hecho y no tiene ningún prurito en demorar concursos (a esta altura, ya no sólo los docentes sino también estudiantiles) o imponer juradxs fieles a su gestión, o enemistadxs con postulantes a lxs que consideran “peligrosxs”, a sabiendas que ese juradx nunca sería imparcial (El caso de Comesaña de jurado en los concursos de Gnoseología es un claro ejemplo de esto).

Durante todo un año nos dieron miles de excusas por las cuales las ayudantías de la carrera no tenían su llamado a concurso (para más información acá).  Ciertamente, la verdad caprichosa que se oculta detrás de toda esta situación es que la gestión no tiene pensado aprobar nada que provenga de la nueva conformación del Consejo Departamental de Filosofía, pasando por encima de decisiones tomadas democráticamente. De esta manera, actúan en detrimento de lxs estudiantes que vienen formándose durante años para poder acceder a una Ayudantía Estudiantil.

Ustedes, como nosotrxs, se preguntarán por qué la representación estudiantil de HxEP avaló esta situación durante tanto tiempo (Los últimos dos años tuvieron 3 de 4 representantes estudiantiles, a partir de Noviembre tendrán lxs 4 consejerxs en el Consejo Académico). ¿Acaso se olvidaron que deben defender a lxs estudiantes? o ¿Es que vale más su pacto con lxs docentes? La respuesta no nos sorprenderá, ellxs tienen una alianza con la Decana de la Franja Morada – UCR Silvia Sleimen, lo cual les permite obtener algunos recursos (como designar a dedo a sus compañerxs graduadxs en las distintas carreras) y perpetuarse en el poder, dejando de lado así la conveniencia para la mayoría de lxs estudiantes.

Finalmente, les dejamos el llamado a concurso de las ayudantías y el reglamento del mismo. No duden en escribirnos si necesitan una ayuda con alguno de los trámites que pide el reglamento.

Desde la resistencia es que les hablamos, compañerxs. Sigamos luchando y socializando la información, aunque cada día la escondan más, porque saben bien que la información es poder, y ellxs quieren perpetuarse a costa del detrimento de las carreras que se les oponen. Las ayudantías hoy son un hecho porque hubo estudiantes comprometidxs para que así fuera, ¡súmate a la resistencia!