Próximo Consejo Académico


Filosofía requiere la aprobación de las designaciones pendientes


Desde que accedimos a formar parte de la gestión del Departamento de Filosofía a finales del año 2017, frente a la gran cantidad de cargos vacantes en Filosofía -con presupuesto asignado-, hemos impulsado la realización de Registros de Antecedentes para cubrirlos a la espera de los correspondientes concursos.

Todas las gestiones anteriores priorizaron las designaciones a dedo a la hora de realizar designaciones interinas. Por eso, defendemos la realización de registros como una opción más democrática, que permite la presentación de los currículums de quienes tengan interés en trabajar en las diferentes cátedras.

En estos años hemos convocado casi una decena de Registros, lamentablemente no con todos hemos logrado el objetivo de cubrir las vacantes.

El listado de los registros realizados:
Marzo de 2018:

Ayudante Graduado Simple en Estética.

Jurado: Gabriel Cabrejas – Romina Conti – Leticia Basso – Cristian Bianculli.

Ganador: Mariano Martínez

Designado

Abril 2018:

Ayudante Graduado Simple en Filosofía Medieval.

Jurado: Susana Violante – Leandro Catoggio – Nora Bustos – Juan Francisco Arias

Ganador: Nicolás Martínez Saez

Designado

Mayo 2018:

Ayudante Graduado Simple en Filosofía del Lenguaje.

Jurado: Federico Penelas – Andrés Crelier – Alejandro Silva – Iván Sastre

Ganador: Esteban Ferreyro

Designado

Julio de 2018:

Ayudante Graduado Simple y Profesor Adjunto Simple en Gnoseología.

Jurado: Susana Violante – Gustavo Salerno – Romina Verón – Juan Francisco Arias

Ganadoras: Ayudante Graduada: Leticia Basso – Profesora Adjunta: Sonia López Hana

PENDIENTES DE DESIGNACIÓN

Ayudante Graduado Simple en Antropología Filosófica.

Jurado: Diego Parente – Gustavo Salerno – Mariano Martínez – Ana Álvarez

Ganadora: Catalina Barrio

PENDIENTE DE DESIGNACIÓN

Profesor Adjunto Simple en Ética.

Jurado: Luis Varela – Andrés Crelier – María Elisa Rossi – Ana Álvarez

Ganador: Gustavo Salerno

Designado

Profesor Adjunto Simple en Filosofía Medieval.

Jurado: Susana Violante – Catalina Barrio – Ana Álvarez

Ganador: Julián Barenstein

PENDIENTE DE DESIGNACIÓN

 

2018/2019

 

Ayudante Graduado Simple en Filosofía Moderna

Jurado: Cecilia Colombani – Leandro Catoggio – Romina Verón – Juan Francisco Arias

No se realizó por hacerse efectiva la sustanciación del concurso correspondiente.

 

Julio 2019

Ayudante Graduado Simple en Filosofía Antigua

Jurado: Cecilia Colombani – Susana Violante – Romina Verón – Juan Francisco Arias

Ganador: Miguel Alberti

Designado

 

Dado que aún nos quedan docentes por designar desde hace ya dos años, recursos del Departamento de Filosofía que están siendo subejecutados y no pueden ser utilizados para cubrir las necesidades de la propia carrera, la imposibilidad de realizar concursos por tiempo indeterminado y las solicitudes de mayores opciones de cursadas durante el segundo cuatrimestre, apelamos a la voluntad política del Consejo Académico y las autoridades que lo presiden para aprobar dichas designaciones interinas.

 

**********

Por más derechos estudiantiles…

…que garanticen la permanencia 

El ciclo lectivo 2020 nos encontró en situación de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. Tras 90 días del comienzo de clases, tanto estudiantes como docentes continuamos encontrando dificultades a la hora de llevar adelante las cursadas virtuales. Diversas son las problemáticas y las limitaciones que surgen, y que tienden a profundizar la desigualdad de acceso a la educación pública. La falta de acceso a internet, o a los distintos dispositivos para ingresar a la plataforma virtual, dio como resultado que un gran número de compañeres se hayan visto excluides de las aulas. A su vez, tanto las autoridades de la facultad como la conducción del Centro de Estudiantes (HxEP), no estuvieron presentes ni brindaron soluciones para garantizar la permanencia durante los primeros meses del año.

Ante esta situación, les estudiantes de la Facultad de Humanidades nos organizamos para proponer medidas que garanticen nuestros derechos y contemplen las distintas realidades que nos atraviesan, indispensables para generar más igualdad de oportunidades a la hora de acceder a la Universidad Pública. En esta línea, y luego de haber impulsado reclamos estudiantiles en las diversas instancias gremiales e institucionales, conseguimos que muchos fueran incluidos en el “Plan de Contingencia” promulgado a través de la Resolución de Decanato N° 583, la cual determina un marco normativo para regular la cursada y adaptar nuestros derechos a la modalidad virtual. Si bien consideramos que este plan es un importante avance que les estudiantes ganamos en materia de derechos, es claro que todavía se necesitan sustanciar una serie de normativas e instancias de mayor participación, para resolver las problemáticas de fondo. A diferencia de la postura que HxEP y la Decana tomaron, creemos indispensable seguir atendiendo a las dificultades que día a día surgen entre nuestres compañeres, y pensar respuestas colectivas para impulsar políticas que avancen en materia de derechos estudiantiles.

En este sentido, les estudiantes necesitamos que se garanticen las mesas de finales virtuales, para que todes tengamos la posibilidad de acceder a ellas. Los finales nos permiten avanzar en la carrera; habilitar el porcentaje para anotarnos en los listados docentes; anotarnos, adquirir y/o sostener una beca;  aplicar a programas de intercambio, etc. A su vez, creemos que es importante que se nos permita presentar los planes de tesis, para su tratamiento y aprobación en los distintos departamentos como en el Consejo Académico. Dado también que este último ya se encuentra sesionando de manera virtual y se podrían tratar los nuevos planes presentados.

Con respecto al proyecto de contracursadas para el segundo cuatrimestre, desde el comienzo de la cursada virtual, presentamos entre distintas organizaciones una nota a la Decana Silvia Sleimen manifestando la necesidad de que se garanticen contracursadas de las materias troncales y, sobre todo, de los primeros años de las respectivas carreras. La implementación de las contra cursadas permitirá generar mayores instancias para igualar oportunidades entre quienes tienen acceso al aula virtual y quienes no pueden hacerlo por falta de dispositivos o conexión a internet. Entendemos que este pedido debe ser ejecutado y trabajado también en los distintos Departamentos por carrera, para tener así un análisis minucioso de la estructura de planta docente de los mismos y que sea posible contemplar las proyecciones necesarias para cada caso.

En este sentido, nos parece pertinente mencionar la necesidad de que se incremente el presupuesto destinado a la Facultad de Humanidades y de que sea administrado de forma democrática en los órganos de cogobierno (tanto en el consejo académico como en los consejos asesores departamentales) para reforzar la planta docente actual y que los distintos departamentos puedan garantizar las Contra-Cursadas en el segundo cuatrimestre.

Es importante mencionar que hasta el día de hoy, la gestión de Humanidades obstaculiza las designaciones docentes en departamentos como Filosofía, Geografía y Letras, los cuáles, en consecuencia, no disponen de la totalidad de sus recursos. Es necesario revertir esta situación para garantizar el proyecto de contracursadas de la manera más efectiva, siendo indispensable el análisis sobre las condiciones materiales y estructurales que presenta cada carrera. Hacemos un llamado a la reflexión a la Conducción del CEH, HXEP, quienes tienen representación estudiantil en el Consejo Académico, para que apoyen la aprobación inmediata de las designaciones docentes pendientes en esos departamentos y para que defienden el proyecto de Contra-Cursadas en dicha instancia. Además, consideramos que no debe cercenarse la posibilidad de participación al resto de la comunidad y debemos tener en cuenta todas las problemáticas de les estudiantes que aún esperan una respuesta de la Gestión de la Facultad de Humanidades.

Por último, vemos necesario discutir la situación actual del funcionamiento del Consejo Académico de Humanidades. El mismo regularizó su actividad quince días atrás, es decir, comenzó a sesionar de manera virtual y en carácter resolutivo. Sin embargo, a pesar de que distintas organizaciones de la Facultad solicitamos que se garantice su carácter público y participativo, les consejeres estudiantiles (HxEP) no estuvieron de acuerdo y avalaron una sesión limitada en cuanto a la participación, en la que solo accedieron les consejeres y las autoridades de Humanidades. Este hecho nos preocupa, ya que entendemos que la virtualidad no puede ser excusa para limitar la voz de les estudiantes en nuestros espacios de representación, y atenta contra la construcción democrática de los órganos del Cogobierno. Lo que sucedió fue escandaloso: ni siquiera nos permitieron comentar durante la transmisión en vivo y lxs consejerxs estudiantiles de HXEP no tomaron la palabra para representar nuestras voces.

¡Vamos por políticas concretas que garanticen la permanencia de lxs estudiantes y su participación en los espacios de cogobierno! Estamos convencidxs de la importancia de defender un Centro de Estudiantes que ponga por delante siempre la defensa de los derechos estudiantiles, así como  la distribución de nuestros recursos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Virtualidad: ¿con lxs estudiantes adentro?

1Cursadas virtuales (para quienes pueden). ¿Y los finales? ¿Y las prácticas docentes?

Pasó un largo tramo del cuatrimestre de cursadas virtuales bajo el slogan “Quedate en casa”. Aunque no vemos las sillas vacías es evidente el desgranamiento estudiantil. Lxs estudiantes, se han visto expulsadxs de las aulas virtuales por diversos motivos: falta de acceso a las plataformas, ausencia de dispositivos para leer, problemas de conectividad, desinformación por parte de la facultad, dificultades para acceder a los materiales (virtuales o fotocopiados) y sobre todo la ausencia de un acompañamiento sostenido. Sumado a todo esto, la llamada continuidad pedagógica no contiene a lxs estudiantes, quienes, por la cuarentena, vieron afectadas sus condiciones de vida. Nos referimos a quienes además de estudiar trabajan, tienen niñxs o personas a cargo y/o no disponen de tiempos ni espacios aptos para estudiar. Además, lxs estudiantes que vienen transitando sus carreras se ven imposibilitadxs de rendir exámenes finales y lxs estudiantes del profesorado no pueden realizar sus prácticas docentes. En cuanto a los exámenes finales, la decana Silvia Sleimen manifestó públicamente en la sesión informativa del mes de abril  del Consejo Académico que frente a las consultas del Rector, fueron ella y el resto de lxs decanxs, quienes dieron la negativa para su realización.

2Ingresar a la Universidad en el contexto habitual, con modalidad presencial, suele ser complejo. Siempre entendimos que la mejor manera de llevarlo adelante es mediante el compañerismo,  la solidaridad y las prácticas colectivas. En un contexto como el actual, de aislamiento, el proceso se vuelve dificultoso y hostil. Y lo es aún mucho más cuando la conducción del Centro de Estudiantes de Humanidades, Humanidades x el Proyecto, se preocupa más por su alianza con las autoridades que por los derechos de lxs estudiantes. Es necesario que el CEH se organice con independencia de las autoridades para combatir el desgranamiento estudiantil y que elabore colectivamente políticas propias para que ningunx compañerx se quede afuera.


En este contexto, no podemos dejar de resaltar que también aparecen en escena los problemas estructurales de la universidad. Son aquellos que no son exclusivos de la situación de cuarentena. La educación pública de calidad no es para todxs. Las cuestiones de clase continúan prevaleciendo ante la falta de respuestas de las autoridades. La Universidad no contiene y no se comunica, lo cual provoca, por ejemplo, que el Servicio Social Universitario se encuentre desbordado, además de que ofrece respuestas bajo parámetros cuantitativos obsoletos. ¿Quién puede sostener que unx estudiante con un teléfono al que a veces le puede activar los datos móviles reúne las condiciones básicas para estudiar? Todxs sabemos lo que cuesta, en relación a la vista, leer desde el teléfono pero aun es más difícil plantear la posibilidad de la construcción de conocimiento en igualdad de condiciones a partir de la actividad exclusiva desde ese tipo de dispositivos. 


En este contexto, es increíble recibir noticias de que en algunas asignaturas se han empezado a “purificar” las aulas virtuales y las planillas de estudiantes, enviando un email a quienes hace tiempo no acceden a la plataforma. Es más, si no accediste al aula virtual por falta de conexión probablemente tampoco te puedas enterar de que quedaste afuera porque te lo comunican por un email que no podrás leer por la falta de conexión. 


¿Es el trabajo de lxs docentes solucionar los problemas de cada estudiante? No, claro que no. Y reconocemos el trabajo que están llevando adelante de manera incansable en este contexto. Son las autoridades quienes deben responder a estas problemáticas y llevar adelante las políticas de inclusión y de diálogo constante entre docentes, estudiantes y servicio social. 

3Es un hecho: lxs estudiantes se mantienen en la universidad como pueden. La sobrecarga de material para trabajar, la poca actividad multimedia y de clases virtuales son un claro retroceso en materia pedagógica. La resolución constante de guías de actividades y trabajos prácticos simultáneos, que solo en ocasiones obtienen devolución, no garantiza un proceso de enseñanza aprendizaje. ¿Acaso consideramos a lxs estudiantes como una tabula rasa? ¡Ni siquiera pasó Freire por acá!

Lxs estudiantes que llevan más tiempo lidiando con sus disciplinas han naturalizado el caos en Humanidades. En un contexto excluyente, las autoridades optaron por tomar medidas que provocan la exclusión también de esos sectores: ¿qué hacen lxs estudiantes que solo tienen los exámenes finales o las prácticas docentes por delante? La suspensión de mesas de finales en Mayo y la imposibilidad de rendir para quienes adeudan más de tres finales, sumado a la imposibilidad de llevar adelante las prácticas docentes está generando un estancamiento en la formación de lxs estudiantes avanzadxs. Las autoridades de Humanidades nuevamente se entregan a la lógica del “todo pasa” y te dejan en espera, en stand by. ¿Por qué consideran que se puede cursar de manera virtual pero no dar finales o hacer las prácticas docentes? ¿Cuál es el currículum oculto prescindible de la cursada presencial y cuál el de los exámenes finales que resulta imprescindible? 

4

De esta manera, nos interesa continuar profundizando el debate sobre la “continuidad pedagógica” en Humanidades. A nuestro humilde entender, a pesar de los esfuerzos de lxs docentes y de lxs estudiantes, la misma no se está garantizando para todxs. Por eso, proponemos una serie de cuestiones concretas en vistas del cierre del cuatrimestre y de un segundo cuatrimestre sobre el cual todavía no tenemos precisiones pero que imaginamos bajo condiciones sanitarias similares: 

– Plan integral de desarrollo de las clases virtuales que garantice la continuidad pedagógica.

– Mesas virtuales de examen final para todxs lxs estudiantes que lo requieran.

– Programa de prácticas docentes virtuales.

– Gestiones para que Servicio Social Universitario cuente con más y mejores herramientas de cara a la situación actual.

¡Que la Facultad de Humanidades no deje a nadie afuera! 

¡Organicémonos para frenar el desgranamiento y para lograr condiciones de cursadas más justas!

5

Triunfo del movimiento estudiantil

Gracias al trabajo, la organización y la lucha llevada a cabo en unidad con distintas fuerzas políticas estudiantiles, de graduadxs, docentes y de trabajadores y a la enorme solidaridad y el acompañamiento del conjunto de la comunidad universitaria y, en especial, de la Federación Universitaria Marplatense, hemos podido conquistar un triunfo de carácter histórico. Logramos que el Consejo Académico de Humanidades apruebe por unanimidad dos de las tres ayudantías concursadas por nuestro compañero Juan Francisco Arias, quien ya está designado en Introducción a la Filosofía y Gnoseología. Además, conseguimos que no puedan votar en contra de su designación en Filosofía de las Ciencias. Este tercer concurso se enviará a la Sub Secretaría Legal y Técnica de Rectorado.

El acompañamiento de los distintos sectores que componemos la Universidad ha sido clave en defender el trabajo del compañero (aunque la decana considere que las ayudantías no son un trabajo). Logramos poner en agenda la lucha contra la discriminación, la persecución y la desigualdad ejercida por un sector oscurantista que maneja parte de la Universidad. Lamentamos profundamente una nueva manifestación servil en el accionar de HxEP, la conducción del CEH. El movimiento estudiantil se mostró dispuesto a discutir frontalmente en todo momento el tema con su conducción, sin embargo, HxEP decidió priorizar su alianza con la decana y se comportó como una verdadera burocracia incluso guardándose información para operar contra el estudiante a espaldas del conjunto.

Lamentablemente, en cuanto a la tercera designación, en Filosofía de las Ciencias, lxs Consejerxs de Pluriversidad y de HxEP, decidieron desconocer la conformación del jurado votada por unanimidad en el CAD de Filosofía y en el Consejo Académico (es decir, por ellxs mismos), la ausencia de recusaciones al jurado, la convocatoria pública del concurso encuadrada en la OCA 1636/99 y sus modificatorias, así como la inscripción de todxs lxs postulantes, la sustanciación del concurso, el dictamen unánime con el orden de mérito que da como ganador a Arias y la ausencia de impugnaciones frente al resultado. Sin embargo, dieron por válida una nota de uno de los profesores de la materia, Fernández Acevedo, presentada con posterioridad al desarrollo del concurso, en la que manifiesta disconformidad por no ser parte del jurado y solicita que se rehaga el concurso. El problema repentinamente cambió. Ya no se trataba de la “naturaleza de las ayudantías” como aparece en los considerandos de la RD inicial (que excluye al estudiante de su designación), ahora había otro elemento: la nota del docente enviada un mes después de que los concursos ya habían sido elevados para su designación (la nota es del 29 de abril) apelando a otro reglamento diferente al que encuadra los concursos de ayudante estudiante. A caballo de tan burda maniobra desplegaron sus incoherencias. Por más que intenten disfrazar la discriminación y la persecución, resulta transparente que el problema es que quien resultó ganador es un estudiante opositor. Agregamos que el jurado se conformó de acuerdo a la normativa que se utiliza en Humanidades desde hace años en todos los concursos de ayudantes estudiantes (la OCA 1636), contaba con docentes del área y fue aprobado en todos los órganos de cogobierno correspondientes. 

En tal caso, si la conformación de la comisión asesora se trata de una violación al reglamento, tal violación fue realizada por el propio Consejo Académico y habría que revisar todos los concursos realizados bajo esa normativa hasta la fecha. Sin embargo, la salida para nada elegante de la mayoría docente, la Decana, graduadxs y estudiantes (Hxep), tan populares ellxs, fue la de pretender subsanar justo ahora, justo cuando había que designar a un estudiante en particular (“referente de una organización política” según sus propios dichos), sus “errores” pasados, violando flagrantemente los derechos del estudiante en el presente. En síntesis. Para no violar una norma (que no es la que rige los concursos y que aparece porque es citada por Fernández Acevedo en su nota) decidieron violar otra norma (la que rige los concursos) al tiempo que avasallar los derechos del postulante ganador y sentar un precedente preocupante y regresivo para lxs derechos estudiantiles en su conjunto. Y por qué no de todos los cuerpos que conforman la comunidad universitaria. 

Vivimos un momento complicado, más aún si consideramos la necesidad de organizarnos y expresar nuestro desacuerdo frente a las injusticias. Pero esta victoria da cuenta de que no podemos dejar de insistir. La lucha sirve. La organización sirve. Si en nuestro horizonte tenemos una sociedad más justa y democrática, si en nuestro horizonte tenemos una universidad más justa y más democrática, es gracias a que otrxs como nosotrxs no han dejado de alzar la voz. La lucha no termina acá. Las autoridades continúan discriminando al estudiante con maniobras que a esta altura carecen de cualquier maquillaje. Pero eso no es del todo negativo, que tengan que exponerse desnudos, tal cual son, es resultado de la lucha y la unidad, de un movimiento estudiantil crítico y combativo. Mientras las autoridades pretendan continuar con el uso privado de lo que es público, la rebeldía seguirá siendo nuestro derecho. 

Compartimos el link a la sesión de Consejo Académico para que lo veas vos mismx:

 

Retroceso en derechos estudiantiles:

HxEP y las autoridades le niegan la participación a la Comisión Directiva del CEH en el próximo Consejo Académico.

 

El día de hoy, martes 2 de junio, la actual conducción del Centro de Estudiantes de Humanidades, HxEP, se comunicó con lxs vocales de la Comisión Directiva del CEH para notificarnos de que además de que el consejo académico de mañana privará de participación al conjunto de la comunidad educativa, tampoco se permitirá la participación a lxs vocales de la Comisión Directiva del CEH.

Arrogando que podremos verlo por sus redes sociales, mandarles audio para que sean reproducidos durante la sesión, hacerles un llamado o enviarles una nota a lxs Consejerxs Estudiantiles – todo menos pasar el link para participar de la videollamada– pretenden justificar que no se permitirá la participación del resto de la comunidad educativa en el espacio donde se dirimen todas y cada una de las decisiones de nuestra facultad.

Asimismo, en la sesión anterior, que fue informativa, si permitieron la participación de lxs vocales de la Comisión Directiva. ¿Por qué ahora no se les permite? En ésta sesión se tratará la situación del estudiante de filosofía que ganó las 3 ayudantías y aún se encuentra sin cobrar su sueldo. Como se pudo ver en la última Comisión Directiva, hay diferencias de caracterización entre la conducción y todo el resto de lxs representantes estudiantiles en relación a ese tema puntual. Por lo tanto, creemos que lo más democrático es que todas esas voces puedan expresarse durante el tratamiento del tema en el Consejo Académico.

No sabemos cuánto durará la cuarentena, pero el funcionamiento del Consejo Académico es un hecho. Ésta situación sienta un precedente que nos hace retroceder en derechos como comunidad educativa y como movimiento estudiantil. No se están garantizando las condiciones mínimas para que todas las voces estén representadas. Por el contrario, la propuesta es que nos conformemos mirando, cuando lo que queremos garantizar es que la comunidad educativa forme parte de las decisiones.

¡Basta de cercenamiento de la información!

¡No al retroceso de derechos estudiantiles!

¡Designación ya del compañero Francisco Arias en los cargos que ganó de manera justa!

Adhieren:

Colectivo Mundo x Ganar
Confluencia Humanidades
Movimiento Universitario Evita
CEPA

 

WhatsApp Image 2020-06-02 at 9.36.01 PM

¡Que la Facultad de Humanidades arbitre los medios para que le pague el sueldo a lxs trabajadorxs!

Solicitamos la designación inmediata de lxs ganadores de los concursos para cubrir los cargos de ayudantías estudiantiles en Filosofía y exigimos el pago de los salarios a lxs docentes que dictaron el curso de ingreso en Filosofía. 

La gestión de Humanidades se niega a realizar las diligencias necesarias para las designaciones de lxs ayudantes estudiantiles que concursaron durante diciembre de 2019 y febrero de 2020. Además, tampoco hizo lo necesario para que lxs docentes que dictaron el curso de ingreso en Filosofía cobren su salario.

No podemos naturalizar esta situación y aún menos en este contexto. Se hace difícil continuar los trayectos universitarios como si la situación fuese normal. Sabemos que Muchxs se están quedando afuera de la universidad. Quienes están adentro, tanto estudiantes como docentes, no poseen todas las herramientas para que la situación se desarrolle en las mismas condiciones que de manera presencial. El rol de lxs ayudantes es estratégico. Pueden funcionar como un nexo en las materias, ayudar a comunicar y brindar contención donde se lo necesite. Mientras que lxs docentes del ingreso de Filosofía ¡ya trabajaron!

Por otra parte, no es para nada fácil afrontar esta situación sin salario, sin obra social, sin los derechos que lxs trabajadores han conquistado con la lucha para afrontar sus vidas. Por eso, solicitamos a las autoridades una rápida resolución de esta penosa situación que deja a estudiantes y docentes trabajadores en condiciones de precariedad cuando podría ser de otra forma.

A su vez, como es costumbre, la conducción del CEH – Humanidades x El Proyecto – deja en evidencia su desinterés por los reclamos que afectan transversalmente a lxs estudiantes. En este caso, incumplieron con lo decidido en la última comisión directiva. En lugar de defender este reclamo, eligieron hacer silencio ante las evasivas y las excusas de la Decana Sleimen.

👉Reiteramos de este modo el pedido de designación de los ocho cargos de las ayudantías estudiantiles de Filosofía y el pago urgente de los salarios de lxs docentes que dictaron el curso de ingreso de Filosofía. Entendemos que, como en otros casos, y dada la situación excepcional, puede realizarse mediante una resolución de decanato. Si, con un poco voluntad política lxs estudiantes y lxs docentes trabajadores podrían estar cobrando su sueldo. Pero la Decana se niega a realizarla mostrando su cara más cruel, abandonandolxs a su suerte en el contexto de la cuarentena.
👉Solicitamos el acompañamiento, a través de adhesiones, de los más amplios sectores para terminar con esta injusticia.

¡Viva la clase obrera! ¡Abajo las patronales y los funcionarios públicos que actúan como tales! 

Exigimos:
🔥¡Designación urgente de lxs ayudantes estudiantes y de lxs docentes!
🔥¡Pago inmediato los sueldos correspondientes!

Colectivo Mundo x Ganar
Confluencia Humanidades
Ya Basta!
Movimiento Universitario Evita
Agrupación Mariano Ferreyra
Asamblea de Filosofía
Hagamos lo Imposible
C.E.P.A.
Asamblea Abierta de Ciencia Política

66058033-2c40-4d88-93b6-91e26e19777d

La gestión de Sleimen dejó a estudiantes y docentes sin cobrar

WhatsApp Image 2020-04-22 at 20.39.40

📣📣 Es increíble que haya que explicar esto. Pero acá vamos 📣📣

😡 El salario de los trabajadores no se toca.
❎ La gestión de Humanidades no aprobó ni las ayudantías, ni la designación de docentes del curso de ingreso, quienes ya trabajaron.
😡 El salario de los trabajadores NO SE TOCA NUNCA.
SIEMPRE que se toque está mal, y en este contexto tan adverso y desesperante: es una canallada.
❎ La gestión de Sleimen dejó a estudiantes y docentes sin cobrar.

👉 Está mal siempre, no hay excusa, reglamento, ni burocracia que pueda justificarlo.
👉 Es ridículo.
Es una injusticia flagrante.

⏸ Las cosas son justas cuando las plantea su sector político, son injustas cuando no.
Esto es muy peligroso, ya sabemos a dónde llevaron esas lógicas en la historia de la humanidad.
🔵 Sería bueno que HXEP, al menos, defienda cuestiones básicas de los derechos estudiantiles…

✔️ ¡EXIGIMOS la URGENTE designación de los ayudantes estudiantes!
✔️ ¡EXIGIMOS el pago URGENTE a los docentes del Curso de Ingreso de Filosofía!

▶️ A continuación, socializamos el video completo de la sesión “informativa” del Consejo Académico de hoy. Podrán verlo ingresando al siguiente link:

Aula Virtual: otro déficit estructural

Transcurre el primer cuatrimestre en Humanidades, en plena cuarentena debido a la propagación del virus COVID-19, de manera completamente incierta. Desde las redes sociales y canales virtuales de la Facultad sólo se difunde información criptica, poco clara y hasta contradictoria dependiendo de qué autoridad se encuentre atrás. Como resultado, tanto docente como estudiantes carecemos de las herramientas necesarias para comenzar las clases. Sin embargo, la gestión de la Facultad prefiere asimilar el problema y hacer como si todo esto fuera normal.

Antes de que se decretara la cuarentena, la mayoría de lxs docentes no utilizaban el Aula Virtual debido a la falta de formación que se brinda al respecto. No obstante, la gestión de la Facultad anunció que las clases comenzarían por ese medio sin antes notificar a lxs docentes para que planificaran las materias acorde a la virtualidad. Es así que lxs estudiantes que pudimos nos auto-matriculamos en una plataforma que estuvo por lo menos diez días desértica. ¿Alguien recibió un mensaje de contención ante semejante desconcierto? Claro que de la Facultad, más allá de los mencionados posteos confusos e intentonas de avanzar como si nada, no hubo mucho más.

Llegó Abril y el Aula Virtual se encuentra al borde del colapso. Se cae constantemente por falta de soporte, por la cantidad de material que fue cargado abruptamente y por las conexiones en simultáneo. De esta manera, la virtualidad sigue sin poder escapar del mundo concreto: se replica la deficiencia áulica del edificio de la Facultad. Además, ahora le sumamos que la falta de formación de lxs docentes y el poco tiempo que les dieron para que planifiquen las clases produjo que haya materias que sólo tengan las lecturas cargadas –sin ningún tipo de recurso pedagógico para que lxs estudiantes podamos acceder a los contenidos de las mismas-.

En pocos casos está claro cómo vamos a ser evaluadxs, cuál será la modalidad de las clases virtuales, cuáles son los objetivos de las materias, y así podríamos seguir. La modalidad de las clases virtuales no puede sólo depender de la voluntad de lxs docentes y estudiantes. Debemos darnos una política al respecto, aunque lleve más tiempo.

Por otro lado, otrxs docentes nos han sobrecargado de lecturas y trabajos prácticos replicando el modelo home office donde quien ejerce de patrón supone unx trabajadorx online las 24hs. disponible para realizar tareas laborales. Quienes trabajamos y estudiamos, en condiciones normales de cursada, ya nos vemos afectectadxs por la falta de disponibilidad horaria para poder cursar (ni hablar para realizar tp’s o estudiar). Replicando el modelo home office, estudiantes trabajadorxs nos encontramos ante un doble supuesto: tanto el patrón como la Facultad nos consideran 24hs. online para realizar las tareas que requieren. Es necesario establecer modos claros de evaluación, con tiempos de entrega considerables y que puedan contemplar las condiciones materiales de todos los segmentos sociales que conformamos la comunidad universitaria. No todxs tienen un espacio propio y adecuado para desarrollar exclusivamente estas tareas, mucho menos en una situación extraordinaria de estas características, las cuales pueden acarrear el compartir simultáneamente espacios pequeños con varias personas de todas las edades.

¿Y lxs ingresantes? ¿Alguien piensa en ellxs?  ¡Sobre éste tema tenemos para rato! No hubo una política clara para lograr que se puedan matricular y acceder al Siu Guaraní, sistema por el cual lxs estudiantes debemos anotarnos a las materias, exámenes, conseguir certificados y hasta ¡OBTENER LAS CLAVES PARA INGRESAR A LAS MATERIAS DEL AULA VIRTUAL! Las claves no son socializadas por la Universidad de manera caprichosa, entonces hay que pedirlas por mensajería privada como si fuese un código ultra secreto. ¿Cuál es el miedo? Como resultado, hay que desarrollar habilidades en las redes sociales que muchxs no poseían, a través de medios que otrxs tantos no poseen, para encontrar, en una plataforma, una clave que permita ingresar a otra plataforma. Así, como se lee, como un RPG (juego de rol) de la vida real.

Por otro lado, las ayudantías estudiantiles en algunas carreras no han sido aprobadas, a pesar que el Consejo Académico sesionó para aprobar plantas docentes, concursos y otras designaciones. ¿No se podían aprobar en esa sesión? ¡Lxs estudiantes también necesitamos trabajar para sobrevivir! Una ayudantía permitiría que podamos dedicar tiempo a trabajar desde casa -¡sí, aunque sea home office, como tanto les gusta!- brindando tutoriales sobre el contenido de la materia, ayudando con el ingreso a la plataforma del aula virtual, y continuar formándonos en la cátedra que estamos. En los tiempos que corren, a quienes trabajan de manera informal y pudieron ganar un concurso (la mayoría de lxs estudiantes trabajadorxs de Humanidades trabajamos así), la Facultad les suelta la mano y lxs obliga a esperar. ¿Qué piensan hacer con la plata del sueldo de los meses que no paguen?

En este sentido, nos preguntamos qué pasará durante la cuarentena con las adscripciones de estudiantes y graduadxs. La gestión de la facultad no da respuestas. Las adscripciones como posibilidad de formación y como canal de comunicación necesario entre docentes y estudiantes quedaron en la nada. Su implementación depende únicamente de la predisposición de cada cátedra. No se cumplió el tiempo de inscripción y, por lo tanto, no se aprobaron las designaciones. En este momento, se ha generado una situación de desigualdad entre adscriptxs que están desempeñando su rol y otrxs que no. Pero: ¿quién define ese rol en esta nueva modalidad virtual? Por otra parte, ¿qué garantiza que ese trabajo será aprobado posteriormente como antecedente académico? Peor aún, si se diera esa situación, ¿por qué la facultad no propicia una comunicación socializando la información y posibilitando que todxs lxs intersadxs podamos ser adscriptxs?

Respecto a la suspensión de finales y defensas de tesis, se naturalizó la falta de mesas y de opciones alternativas para que podamos avanzar en la carrera. Si ya no te quedan materias por cursar, o sólo unas pocas, estás obligadx a esperar. ¿A esperar qué? ¿La virtualidad puede garantizar toda una cursada pero no la realización de un examen? Asimismo, hemos perdido la posibilidad de desarrollar las prácticas docentes si la carrera que cursás las tiene en el primer cuatrimestre, extendiendo por un año más tu carrera. Y quienes estaban a pocos finales de poder hacer las prácticas docentes o de anotarse en listados como el 108b o Fines 2 ¿Qué hacen? Insistimos con que las condiciones materiales de la comunidad de la Facultad no son iguales para los docentes con dedicación Exclusiva y cargos de gestión que para unx estudiante que changuea en la búsqueda de llegar a fin de mes.

Mientras escribimos esto nos preguntamos ¿y el Centro de Estudiantes de HxEP? Se encuentra justificando las pocas y arbitrarias medidas que toman en conjunto con la gestión de Sleimen (Radicales K + Franja Morada).

Tenemos más preguntas que respuestas ante este incierto panorama. En condiciones habituales, nuestras cursadas ya sufren problemas estructurales producto de las decisiones que toma la gestión que hoy gobierna en la Facultad. Bajo las actuales condiciones, ¡nos encontramos -aún más- arrojadxs a nuestra suerte! Como parte de la comunidad educativa no podemos quedarnos calladxs ¡porque lo que está en juego es nuestra educación y nuestra salud!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 27 [18-12-19]

El miércoles 18 de diciembre las 16hs en el aula 66 se llevará adelante la sesión número 27 del corriente año del Consejo Académico de Humanidades. La última del año.

Como es habitual, socializamos el orden del día con los temas que serán tratados, pueden verlo ACÁ.

Asimismo, convocamos a todxs lxs integrantes de Humanidades a participar de esta instancia donde se deciden todas las cuestiones atinentes a nuestras carreras.

TODO X 2 VOTOS

Sobre la última sesión del Consejo Académico

El cambio en la conformación del Consejo Académico de Humanidades tras los resultados de las elecciones realizadas en septiembre no pasó desapercibido. En el plenario pasado, el penúltimo del año, se votaron los proyectos de dirección de los distintos Departamentos de Humanidades. Sin embargo, también se incorporaron a la sesión las designaciones de algunos concursos muy problemáticos que fueron discutidos durante al menos el último año con la conformación anterior del CA. Un detalle no menor es que los expedientes de esos concursos aun no contaban con un dictamen de comisión (requisito necesario para ser tratado en el plenario). Pero eso no fue un problema para las autoridades de la facultad: “marche una comisión exprés” ordenó la decana y, entonces, tan solo una hora antes del plenario, se llevaron a cabo, de manera apresurada, a espaldas de la comunidad universitaria y con el aval de HxEP (actual conducción del Centro de Estudiantes).

Respecto a la dirección de los departamentos, lxs consejerxs del CA de la alianza UCR – Nuevo Encuentro, llevaron un descargo a favor de cada uno de sus amigxs, lxs flamantes directorxs. Por otra parte, lxs consejerxs, a la orden de la gestión, vociferaron todo tipo de falacias, mentiras y difamaciones contra lxs candidatxs de “los departamentos opositores”: Filosofía y Geografía. Y ahora también las acusaciones recayeron contra uno de los proyectos de dirección del departamento de Lenguas Modernas –Inglés– que tampoco se ajusta a los deseos de la alianza política UCR – Nuevo Encuentro. Su carta de acusación favorita es la violencia. Solo hace falta cumplir con un criterio: ser oposición. No importa en qué departamento de la facultad suceda. Desobedecer es violencia. Denunciar los manejes es violencia. Ser oposición es violencia contra una estructura de poder que no admite la pluralidad de voces.

Es curioso que apelen a un discurso institucionalista para justificar sus acciones cuando poco les importan las decisiones políticas o los proyectos realizados para mejorar las carreras. Les molesta mucho que exista una oposición que haya realizado proyectos coordinados entre estudiantes, graduadxs y docentes. También les molesta que lxs estudiantes participen activamente de las decisiones. Les molesta que en esos “departamentos opositorxs” se haya consolidado un único proyecto y que ese proyecto no esté alineado a su gusto. Les molesta incluso que los “departamento opositores” sean democráticos y que sus propuestas sean contempladas allí. La alianza UCR – Nuevo Encuentro no presentó proyecto alternativo ni para Filosofía ni para Geografía pero además se abstuvieron durante la votación de directorxs en el CA. Nos preguntamos: ¿la acefalía les parece algo institucional? En fin, por más trabas que nos pongan en el camino, seguiremos construyendo departamentos de forma interclaustral, democrática y participativa. Saludamos a las nuevas coordinaciones independientes de los Departamentos de Filosofía, de Geografía y al proyecto alternativo presentado en Lenguas Modernas porque necesitamos más voces discutiendo en pos de una facultad democrática y popular.

Inmediatamente después de la votación de lxs directorxs, continuó la sesión del CA. Dos expedientes figuraban de manera muy críptica en el orden del día. En efecto, se trataba de dos concursos de Ayudante Graduado para Filosofía que tras meses de ser cajoneados por la Decana –Silvia Sleimen– finalmente aparecieron. Es menester mencionar que no es casual que ahora, llegando a fin de año, sean tratados. Ahora la decana tiene la cantidad de votos necesarios (10) para designar a dos de sus amigxs: Assalone y Bedín. En la conformación anterior, la alianza UCR – Nuevo Encuentro solo contaba con 6 votos. Esto resultaba insuficiente pues el CA requiere de 8 votos para realizar designaciones docentes regulares. De esta manera, Sleimen paga su deuda beneficiando a Assalone y a Bedín con un cargo para cada uno. Estos personajes cumplen con el requisito principal: la obediencia. Actuaron de “opositores” en su momento, pero hoy son ese perro fiel que a la primera de cambio te tira un tarascón y te mueve la cola esperando el hueso.

En ambos concursos se pasó por alto la participación estudiantil. Bueno, como pasa en todas las instancias. Muchas veces a lxs estudiantes no les queda otra que estar de acuerdo. Sería interesante empezar a discutir en Humanidades cuál es el rol que tenemos como estudiantes. Hace unos años estaba claro. Pero hoy hemos retrocedido y nos dejamos pasar por arriba. Esto no sucedió en los concursos de los que hablamos, la jurada estudiante alzó la voz para denunciar las irregularidades que vio. Obviamente, su voz fue desoída y desautorizada, pues no se correspondía con la tarea que lxs juradxs docentes y graduada habían ido a cumplir. Incluso el CA participó posteriormente de esa desautorización: no le pidió a la jurada estudiante la ampliación del dictamen correspondiente en respuesta a las impugnaciones del concurso realizadas por lxs postulantes. ¿Para qué hay jurado estudiantil?

Para el concurso de Antropología Filosófica la gestión decidió no convocar como jurado al Profesor Adjunto de la materia, Diego Parente. En su lugar, lxs juradxs fueron Patricia Britos, Antonio Mana (jubilado) y Mogensen (docente del departamento de Historia). Ya que se convocó a un docente jubilado, nos preguntamos ¿por qué no se convocó a Lamarche, quien estuvo a cargo de la materia durante años? En el caso del concurso de Filosofía Moderna, lxs juradxs docentes fueron Britos (otra vez), Comesaña (el jurado jubilado y comodín que se encargó de asegurar el resultado de todos los concursos) y Guardia. Otra vez, ya que se convocó a un docente jubilado, nos preguntamos ¿por qué no se convocó a Graciela Fernández, quien estuvo a cargo de la materia durante años? Las dos materias son troncales en Filosofía y poseen contenidos específicos. Por lo tanto, no da lo mismo cualquier tipo de docente para conformar el jurado. Si queremos mejorar la carrera necesitamos docentes especializados y para eso necesitamos juradxs que sean capaces de evaluar en estas instancias. La respuesta a nuestras inquietudes no posee fundamentación académica. Estxs juradxs son lxs que garantizan los resultados necesarios para la continuidad de la gestión en el poder. Un docente regular representa un voto en las elecciones de ese cuerpo. Si el docente es amigo, el voto es favorable.

Durante el concurso de Antropología sucedieron algunas irregularidades muy fuertes. Uno de los jurados se paró y se fue en el medio del concurso. Eso no se puede hacer. El jurado debe estar durante toda la exposición de lxs postulantes pues es quien evalúa. El jurado es un equipo de evaluación donde cada unx debe aportar su perspectiva elaborada y consciente de lo que pasó. Entonces, ningún miembro del jurado puede ausentarse en ningún momento. Por otra parte, lxs miembros del jurado maltrataron a lxs postulantes durante el desarrollo del concurso. Entre otras cosas, interrumpieron las exposiciones de dos de lxs postulantes con comentarios malintencionados, le dijeron a uno de los postulantes algo así como “la próxima vez por ahí te va mejor” y “después de que te presentes quince veces capaz que ganas un concurso”, a otra le dijeron “hablas como enojada” y “te ofendes muy rápido”, entre otras cosas.

En cuanto al análisis de los antecedentes de lxs postulantes, el dictamen en disidencia de la jurada estudiantil deja en evidencia el análisis poco riguroso en el dictamen que da como ganadora a Bedín. Básicamente, no se analizaron los currículums vitae de manera detallada y se eligió ignorar antecedentes fundamentales del resto de lxs postulantes.

El concurso de Filosofía Moderna directamente nos traslada a un escenario escandaloso en el cuál el postulante Assalone admite en el plan de clase que el tema preparado para su coloquio se encuentra por fuera de los contenidos mínimos de la materia pero que su incorporación fue acordada con lxs juradxs. Cabe aclarar que cuando la jurada estudiantil alerta sobre esta situación, el jurado docente Manuel Comesaña la interrumpe y la desacredita para dar lugar a la farsa. Assalone intenta justificar su accionar reduciendo la discusión a una expresión lingüística y lxs consejerxs de la alianza UCR – Nuevo Encuentro hacen propia la argumentación. Sin embargo, la OCS 690 y la OCA 1313 son muy claras. Los temas sorteados para la realización del coloquio en los concursos deben ser parte de los contenidos mínimos de la materia. Y, por otra parte, no puede haber comunicación ni ningún tipo de acuerdo entre lxs postulantes y lxs juradxs. Este accionar reviste una falta gravísima a esa pretendida institucionalidad que dicen defender. Agrava la situación que el tema expuesto no sólo no se encuentra en los contenidos mínimos de la asignatura sino que es el tema de investigación del ganador. Casi como si la comisión asesora dijera: ¡quedate tranquilo, te ponemos jurados amigxs y vos hablás de lo que querés, total ya lo tenés ganado!

Las argumentaciones en el CA durante la sesión dejaron al descubierto la matriz del poder. El vicedecano Valcarce, quien presidió la sesión por la ausencia de Sleimen, intentó reducir las discusiones políticas a cuestiones semánticas. A su vez, cuando se criticaron las actitudes de lxs juradxs, sostuvo que nadie presentó una recusación previa (cuando sabe muy bien que jamás aprueban las recusaciones por más causales objetivas que existan: ver acá). El gremio docente ADUM que obviamente cuenta con su representante en el CA, la consejera Lombardi, quien debería abogar por que lxs concursos se den en circunstancias democráticas y abiertas, eligió callarse cuando el consejero graduado de su bancada – momentos después que el vicedecano hubiera dicho que nadie había presentado recusaciones– puso en tela de juicio la validez de las impugnaciones de los concursos y la recusación de los juradxs. Dichas instancias son  derechos adquiridos de los trabajadores docentes y de todxs lxs postulantes, más aun si en los concursos atentan contra la transparencia, contra la posibilidad de acceder a un cargo y encima sufren maltratos y son desmoralizados por parte del jurado. A su vez, cuando hubo notas con argumentos muy débiles contra los registros de antecedentes, fueron tomadas en cuenta como verdad absoluta, ahora que hay lluvia de impugnaciones con testigos de hechos bochornosos sólo se trata de “evaluaciones de concursos” y se las desecha sin siquiera responder las situaciones expuestas. Por su parte, HxEP, continúa con su práctica de tomar decisiones a espaldas de lxs estudiantes y de obedecer todos los mandatos docentes encomendados desde decanato.

La institucionalidad de la que hablan está hecha a su imagen y semejanza. Una institucionalidad tan profunda y compleja como la acción de levantar 10 manos para votar, como la acción de armar una comisión en 10 minutos. ¿Cómo llegaron a tener los 10 votos? Llamaron concursos donde pusieron juradxs para garantizar el ingreso de lxs amigxs, luego eligieron sustanciar primero los concursos donde se presentarían sus amigxs: un docente regular es un voto. Así ganaron la elección docente. Prometieron cargos (como siempre). Ganaron la elección de graduadxs. Abrieron dos carreras nuevas donde metieron a sus docentes: Ciencia Política y Cs. de la Educación. En ambas carreras le hicieron campaña a su brazo estudiantil. Ganaron la elección de estudiantes.

Esta institucionalidad de la que se jactan es la que les permite el lawfare que tanto le critican al macrismo. Las mismas herramientas institucionales les permiten camuflar la persecución política como cuestiones administrativas, formales o burocráticas, despersonalizadas, como si nadie se encargara de construir un entramado discriminatorio y bien planificado. Así, construyen causas contra trabajadorxs y estudiantes, intervienen espacios que se erigen opositores de manera democrática, avasallan carreras completas junto a sus comunidades y se escudan en reglamentos o figuras pomposas como memorandum. ¡Pero qué cultos, si hasta hablan en latín!

Ante estas arbitrariedades seguiremos peleando por el acceso democrático a la docencia. Seguiremos peleando para que de una vez por toda cese la violencia en los concursos y sean tomados en cuenta los derechos de lxs graduadxs y de toda la comunidad de Humanidades.