Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 23 [25-09-19]

La semana anterior el Consejo Académico no sesionó debido al desarrollo de las elecciones de todos los claustros en la UNMDP. Por otra parte, la mayoría de los temas tratados en la sesión plenaria del miércoles 25 no requirieron demasiada discusión ya que se trataban de temas de forma para aprobar, como por ejemplo: adscripciones de graduadxs y estudiantes para el segundo cuatrimestre de varias carreras, licencias o comisiones de trabajo docente, proyectos de extensión, entre otros. Pero como siempre comentaremos destacadamente aquellos que sí suscitaron un debate más prolongado.

El tema que produjo mayor discusión, por ser de interés para el conjunto de la comunidad académica, fue la aprobación del proyecto para el uso en el ámbito académico del lenguaje inclusivo. Respecto a este punto, desde el Colectivo Mundo x Ganar, saludamos la propuesta de debate pero rechazamos los métodos de la gestión de Sleimen y de HxEP. En primer lugar, dicho sector presentó una nota de dos páginas con una propuesta. Es importante aclarar que no es lo mismo una nota que un proyecto elaborado y listo para la aprobación, sobre todo teniendo en cuenta su importancia para el conjunto de la comunidad académica. En segundo lugar, el debate propuesto por ese mismo sector careció de contenido pues luego de plantear la inquietud la nota no ofrece soluciones a algunas problemáticas prácticas que pueden tener lugar en el desarrollo de cursadas, exámenes, tesinas, etcétera. Tampoco mencionaba cómo se deberían corregir los trabajos en cátedras de Letras, como por ejemplo en Gramática. En tercer lugar, nos preocupa que el tratamiento de esta cuestión tan importante para nuestra universidad se haya realizado sin un debate amplio con todos los sectores que componemos la facultad. El debate no se desarrolló en asambleas, HxEP no lo discutió con lxs estudiantes, ni siquiera se realizó una comisión ampliada del Consejo Académico para invitar a todxs aquellxs que quisieran participar de la discusión. En cuarto lugar, durante toda la discusión fue recurrente la hostilidad por parte de ese sector contra quienes intentamos plantear el debate para que el proyecto fuese fructífero. Frente a nuestras inquietudes sobre cómo se íbamos a aplicar el uso académico del lenguaje inclusivo en las distintas carreras, las únicas respuestas que recibimos, tanto del consejero Bóxer como del graduado Joaquín Artieda e incluso de la propia Decana –Silvia Sleimen–, fueron chicanas y tergiversaciones. Ya no nos asombra el maltrato que sufrimos en los académicos, pero nos preocupa de sobremanera ese posicionamiento político frente a las voces disidentes sobretodo porque en unos meses ese sector contará con mayoría especial en el CA. En quinto y último lugar, nos manifestamos a favor del uso académico del lenguaje inclusivo y si lo que querían impulsar en el última CA era un aval o un pronunciamiento hubiéramos votado a favor, pero como se trata de un proyecto vemos la necesidad de continuar trabajando con el mismo en una comisión ampliada donde todas las actrices interesadas de la comunidad académica puedan participar y donde demos solución a los posibles problemas prácticos que puedan surgir. Estamos segurxs de que esa instancia, más temprano que tarde, será necesaria pues lo que se aprobó en el último CA no fue más que algo propagandístico y declamatorio. Llamamos a la reflexión sobre estas prácticas, que distan mucho de permitir una genuina discusión ante los temas que se deben tratar de manera democrática en los plenarios. 

Fueron muchas las maniobras que realizó la gestión para que el “proyecto” se pase a votar sin debate, entre ellas, en una intentona por cancelar rápido la discusión, la Decana –Silvia Sleimen– mencionó que al día siguiente se iba a aprobar en el Consejo Superior un proyecto que también permitiría utilizar el lenguaje inclusivo en la Universidad. Ante este comentario, desde la minoría estudiantil quisimos interiorizarnos más sobre el tema, es así que la Decana contestó que se trataba de una guía -en sus palabras, un manual de los tipos de lenguaje inclusivo que podrían ser aceptados en el ámbito académico- y que aún no había nada definido al respecto. Su respuesta oscureció la discusión más de lo que aclaró. 

Párrafo aparte merece la intervención del consejero por la mayoría estudiantil de HxEP, quien no solo monopolizó la palabra, interrumpiendo y no dejando hablar a sus compañeras, sino que fue su discurso, luego de haber hablado mínimo 30 minutos, quien se llevó los aplausos de sus compañerxs de agrupación que lxs acompañaban. Ni hablar de la constante directiva hacia sus compañeras sobre cuándo y a quién se le debía ceder la palabra a la hora de hablar. Es menester hacer esta observación, dado que se viene haciendo hincapié en las cuestiones de género en los distintos CA. 

Por último, pero no menos importante, se presentó sobre tablas una nota sobre la situación actual del concurso ya sustanciado de Antropología Filosófica para el Departamento de Filosofía. Para lxs estudiantes y el conjunto de la comunidad académica es un recurso indispensable y por lo tanto requerimos el tratamiento urgente desde hace más de un año y medio. En una primera instancia se realizaron registros de antecedentes que en el momento de la aprobación de las designaciones en el CA fueron rechazadas sistemáticamente. Luego, con el concurso ya sustanciado y debido a una serie de irregularidades cometidas por parte del jurado y de la gestión de la Facultad, aún seguimos sin poder tener un docente que se haga cargo de los prácticos de dicha materia. La misma actualmente cuenta solo con un docente Adjunto regular, esto se debe a que quien se encuentra en los prácticos, cumple funciones de su cargo radicado en otra materia –es decir, jamás fue evaluado para dar un práctico de Antropología Filosófica. Ante este pedido, la negativa de parte de la Decana fue expresa. Seguimos preguntándonos aun porqué no se quiso tratar, cuando desde que somos parte del CA, cualquier expediente que se trae para ser tratado sobre tablas es aprobado sin ningún tipo de impedimento o cuestionamiento. Cabe mencionar que nos asombró aun más la negativa virulenta de HxEP, que en un acto de provocación comenzó a esgrimir una serie de falacias sin sentido alguno. Un acto tal tenía como único fin justificar porqué para ciertos temas, sus temas, ellxs piden celeridad y acusan de boicot a quienes queremos discutir políticamente sus propuestas. Ahora bien, cuando se está pidiendo poder utilizar los recursos genuinos de una carrera que quieren continuar vaciando, ahí se enervan sin motivo y el tiempo deja de ser un argumento para avanzar. 

Más allá de las constantes negativas por parte de la Gestión de Sleimen–Valcarce y de HxEP, seguiremos peleando para que cada carrera pueda administrar sus recursos. Continuamos organizados contra la intervención del Decanato sobre los departamentos opositores.ACADEMIC THINGS 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s