Consejo Académico – Sesión extraordinaria 4 [26-06-2019]

 

Lxs invitamos al próximo plenario del Consejo Académico, que se realizará este miércoles 19 de junio a las 16 hs., en el aula 66.

En esta ocasión, el orden del día es bastante extenso. Entre los temas a tratar se encuentran varios expedientes de concursos para carreras como Historia, Sociología y Filosofía. En este sentido, hay varios concursos de CCT (corresponden al Convenio Colectivo de Trabajo) en donde, en algunos casos, nos encontramos con dictámenes divididos para dichos concursos. Recordemos que los mismos regularizan a docentes que llevan tiempo siendo interinxs en determinados cargos. Razón por la cual resulta extraño que nos encontremos ante expedientes con varios dictámenes por parte del jurado evaluador.

Encontrá todos los temas del orden del día en el siguiente link.

¡No dejemos que decidan por nosotrxs!

¡Tomemos entre todxs las decisiones de las carreras!

lechu

  Memoria Consejo Académico – Plenario extraordinario 26 de junio de 2019

El plenario pasado del Consejo Académico fue llamado como extraordinario. La razón del cambio, siendo que en un principio fue convocado como un plenario ordinario más, fue el asueto académico dictado por la Decana —Silvia Sleimen— la semana anterior. Dicho asueto fue consecuencia del alerta meteorológico que duró varios días y por el cual se vieron afectadas distintas instituciones, incluida la Universidad. En este sentido, entendemos que ya habiendo un orden del día y un plenario previsto, llamar a una sesión extraordinaria y de golpe, imposibilitó a los distintos Departamentos aprobar sobre tablas temas que pudieran considerarse de suma urgencia. Decisión completamente arbitraria de la gestión que, una vez más, pasó encima a los consejerxs académicos, es decir, al órgano de cogobierno de la Facultad.

En un principio, la Decana –Silvia Sleimen– comenzó exponiendo un informe que daba cuenta supuestamente sobre cómo se elegían todos los concursos pendientes y los sustanciados durante su gestión. Lo que se expuso una vez más, en su lectura de más de 20 páginas —en donde incluía un anexo de concursos sustanciados de todas las carreras de Humanidades y un listado de los concursos de CCT—, fue la arbitrariedad con la que deciden sacar ciertos concursos por sobre otros. Algunxs consejerxs insistieron en que se expliquen los criterios por los cuales eligen priorizar determinadas carreras (concursos) por sobre otras y por qué se sigue haciendo oídos sordos a los pedidos de los distintos Departamentos opositores, que desde el año pasado vienen pidiendo concursos en base a necesidades puntuales y estructurales. A fin de cuentas, lo que se reclama es poder hacer uso del presupuesto destinado a cada carrera. Por supuesto, nunca se explicaron los criterios, no porque no los tengan, sino porque son inconfesables. Hay al menos uno que es claro, aunque indecible: están sacando las cuentas de cuántos docentes regulares (votos) necesitan para ganar las elecciones, para perpetuarse en el poder, para seguir administrando la miseria, para seguir sacando concursos a sus acólitos, y así…

Un ejemplo claro es el de Filosofía, puntualmente entre otras cátedras, la de Gnoseología, materia que se dicta en el segundo cuatrimestre y para el segundo año. En donde, ya terminando el primer cuatrimestre, aún no sabemos quién va a dictar la cursada, ya que esta cátedra actualmente no cuenta con docentes de teóricos ni de prácticos. Si, la cátedra se encuentra actualmente pendiente de un hilo. Recordemos que la docente a cargo de Filosofía Moderna y Gnoseología se jubiló en el año 2017. En ese entonces la gestión Radical de la mano de Patricia Britos, decidió unilateralmente utilizar esos recursos liberados para destinarlos a promocionar a sus docentes afines, en vez de asegurar la conformación de la cátedra. (Ver: https://colectivomundoxganar.org/2017/05/15/miseria-de-filosofia/ y https://colectivomundoxganar.org/2017/07/14/cuando-el-argumento-es-la-agresion/).

La solución en su momento fue utilizar funciones de docentes especializadxs en otras áreas para que “den clases”, así el siempre listo Manuel Comesaña comenzó a dictar las clases de Gnosología. Hay que decirlo, Filosofía siempre fue atada con alambres a medida que surgían los problemas. Sin embargo, desde el momento en que asumió la nueva gestión, con su proyecto interclaustral, se realizó en conjunto con lxs consejerxs departamentales, un análisis de planta docente —pedido histórico por parte de la comunidad de Filosofía— en donde elevamos una lista de concursos para realizar con suma urgencia, atendiendo las necesidades de la carrera. Además, dicha asignatura mencionada previamente, fue tema de discusión incontables veces tanto en las distintas sesiones del CAD, así como también del CA, cuando el mismo Departamental decidió elevar al CA designaciones de docentes, realizadas por medio de registros de antecedentes, para cubrir su dictado hasta la sustanciación del concurso. Sin embargo en el CA, sin ningún tipo de argumento, fueron rechazadas sistemáticamente. Su negativa a designar docentes y a que Filosofía pueda usar su presupuesto trae como consecuencia inmediata el perjuicio para los estudiantes que tienen que cursar una materia que actualmente no cuenta con ningún docente para su dictado.

Párrafo aparte merecen algunos expedientes de sustanciaciones de los concursos de CCT (corresponden al Convenio Colectivo de Trabajo) que llegaron al CA con dictámenes dudosos. Un ejemplo claro es el concurso de Sociología del Desarrollo, materia de la carrera de Sociología. En este caso, se prioriza cualquier otro antecedente, menos el que corresponde para el cargo. Razón por la cual, nos encontramos ante diversos dictámenes para un mismo concurso y además con una impugnación de un postulante, en donde expresa la falta de objetividad y la omisión de antecedentes por parte de ciertxs juradxs. Al parecer ya no alcanza con tener especialidad en el cargo objeto de concurso o haber estado interinx por años y años, si cuando se trata de meter a sus amigxs, solo necesitan jurados afines que designen con total impunidad.

Ante estos intentos aleccionadores hacia quienes peleamos por carreras mejores y quienes pedimos por docentes formadxs en las cátedras de las distintas carreras, no nos quedaremos calladxs y seguiremos luchando de manera colectiva para construir las carreras que queremos.

¡Visibilicemos los atropellos de la gestión!

¡Basta de fomentar la precariedad de las carreras!

¡Tomemos entre todxs las decisiones de la Facultad!