Memoria CAD 13/2018 Filosofía [18/12/2018]

En el pasado, el Consejo Asesor Departamental de Filosofía no sesionaba de forma lícita ni regular. Durante algún tiempo, el CAD fue reemplazado por reuniones privadas sin estudiantes ni graduadxs o docentes opositores. Otros años simplemente no sesionó. Recordamos, también, cuando nos pedían el documento de identidad para asistir a sesiones que no se realizaban en la Facultad de Humanidades sino en el Colegio Illia. Por si esto fuera poco ─y como regla general─, sólo se sesionaba cuando le interesaba a la gestión, que montaba un escenario “democrático” absolutamente ficticio; a lxs estudiantxs nos silenciaban, ninguneaban y atacaban de manera sistemática mientras el temario meramente enumeraba resoluciones que habían sido negociadas previamente en una mesa chica y familiar. Sin embargo, este año fue disruptivo: el pasado martes 18 de diciembre llevamos adelante la 13º sesión ordinaria. Además de estas sesiones, realizamos otras 3 extraordinarias: un récord para Filosofía. Todas en buenos términos, con debates enriquecedores y trabajando de forma conjunta e interclaustral en pos de refundar una carrera que ha sido siempre la caja chica de Humanidades.

En esta última sesión ─y con asistencia perfecta a las 16 sesiones del año─ estuvo presente la Asamblea de Filosofía: mayoría estudiantil y claustro graduado. También asistió, como a todas las sesiones, la minoría docente. En contraposición y por el lado de la mayoría docente, sólo estuvo Mariano Iriart. La minoría estudiantil (Mayéutica – HxEP) se ausentó una vez más.

Iniciamos la sesión haciendo un balance del año, repasando todas las Jornadas de Filosofía en las que, de alguna u otra manera, el Departamento fue parte y, sobretodo destacando la gran participación estudiantil en cada una de ellas ─algo que hasta el momento era más que un déficit de y para la carrera─. También se valoraron los ciclos de Cine – Debate y de Conferencias que se desarrollaron durante el año. En los mismos coordinaron y expusieron distintxs docentes de nuestra carrera e invitadxs como López Elizaga, Néstor Cordero y Eleonora Orlando, entre otrxs. En el mismo sentido, aprovechamos para recordar que el 11 y 12 de marzo de 2019 se llevarán a cabo las Jornadas Internas del Departamento, destinadas a docentes, graduadxs y estudiantes de la carrera así como también a grupos de investigación y cátedras.

A pesar de estos logros, desde hace meses estamos denunciando la intervención que sufre nuestro co-gobierno por parte de la gestión de Humanidades; por esto es importante volver a remarcar las ausencias de una parte de la mayoría docente al igual que de la minoría estudiantil. Sus ausencias ─además de sus intervenciones cuando se dignan a asistir─ muestran su menosprecio a este espacio dado que especulan con el Consejo Académico, el cual les garantiza que cualquier decisión de Filosofía que a ellxs no les cuadra es pasada a archivo o entra en un circuito burocrático que funciona cual flipper, con el único objetivo de retrasar e imposibilitar cualquier decisión del Consejo Asesor Departamental.

Pese a la intervención, Filosofía sesiona. Discute. Propone. Busca soluciones en un panorama sumamente desalentador, ante la gestión de Sleimen y aliadxs que nos desestiman, ningunean, nos pisotean. Un ejemplo de esto fue el comportamiento de Mariano Iriart durante la sesión: a pesar de los buenos términos en los que se llevó adelante la sesión y que todos compartíamos, el docente designado a dedo en el 2013 por una RD de la ex decana Coira, y luego “concursado” ─presentando antecedentes como, por ejemplo, la designación a dedo─ no lo entendió. Pasada una hora y media de la sesión nos percatamos que nos estaba grabando. Se lo preguntamos y sin miramientos lo afirmó. Nosotrxs hemos filmado sesiones tanto del CAD como del Consejo Académico cuando algún sector hacía una puesta en escena, cuando no se socializaba la información, con el diáfano fin de preguntar y exigir respuestas ─a sabiendas que las mismas siempre pero siempre escondían y refugiaban intereses indecibles─; así logramos exponer a las camarillas que ejercen el poder en la UNMDP. Pero grabar sin previo aviso, sin hacerlo explícito, responde una vez más a su lógica servil. No está de más recordar que Mariano Iriart ─en 2017─ votó en contra una nota nuestra que pedía un repudio al 2 x 1 a los genocidas de la última dictadura cívico-militar-escolástica. Una vez que manifestamos su actitud de servilleta, comenzó su propio show que, incluso, él mismo se festejó. Se convirtió en un niño que quería llamar la atención de lxs mayores; chicaneó a la consejera graduada por no estar concursada en la carrera ─cuando bien sabe que la compañera ya concursó dos veces pero las gestiones oscurantistas le han negado el trabajo─ y ninguneó a las estudiantes presentes cuando se mencionó la problemática que genera, en la carrera y en la facultad, que Marcelo Lobosco siga cobrando un sueldo y no se haga efectiva su suspensión.

Por suerte, la irracionalidad y los desvaríos de gente como Iriart ya no imperan en las sesiones del CAD. Así que, con sus comentarios de fondo, continuamos trabajando con el temario del día. Se aprobaron por unanimidad los planes de Tesina (Marcelo Scelzo, Lucio Viggiano, Leo Pérez Hegi y Silvia Rigonatto) y distintas notas por licencias y comisiones de trabajo así como otras sobre asuntos docentes. Dadas las anunciadas ausencias de Colombani y Violante para las mesas de Febrero de 2019 ─ambas estarán exponiendo en jornadas fuera del país─ decidimos buscar soluciones para sostener las mesas de Introducción a la Filosofía, Filosofía Antigua y Filosofía Medieval. Se renovaron los cargos del Programa Ingreso y Permanencia, programa que se complementará con una articulación entre quienes dictan el curso de Ingreso y quienes sostienen las tutorías durante ambos cuatrimestres.

Por último, realizamos un repaso sobre los recursos con los que cuenta la carrera para el año próximo y las posibles variantes entre la oferta académica del 2018 y el 2019. Analizando esto, confirmamos que al menos cuatro docentes de Filosofía se encuentran ofreciendo seminarios y hasta un taller de tesis de forma exclusiva para otra carrera: Historia. Uno de los docentes en esa situación es Rodolfo “Ruda” Rodríguez, con título en dicha carrera. Así, los pocos recursos con los que cuenta Filosofía están siendo destinados de forma adrede a otra carrera ─la cual, por cierto, posee buena cantidad de recursos comparado con Filosofía─. Otra docente es Patricia Britos, anterior directora del Departamento y responsable directa de haber vaciado Filosofía durante sus años de gestión, ahora destina sus clases a la carrera mencionada.

Obstáculos como estos son los que necesariamente se deben resolver para construir, con bases sólidas, una Filosofía crítica, democrática y de calidad. Invitamos a todxs a sumarse a esta refundación, participando de la Asamblea de Filosofía y asistiendo a las sesiones del Consejo Asesor Departamental.

¡No al vaciamiento de Filosofía!

¡Defendamos los recursos de la carrera y el órgano de co-gobierno!

¡Refundemos Filosofía!

Intervención/Episodio 2

Sobre las Ayudantías estudiantiles

Las ayudantías estudiantiles se encuentran en peligro. La gestión de la Decana Sleimen y HxEP se niega a llamar a los concursos de ayudantes estudiantes aun cuando ya se encuentran aprobados por el Departamento de Filosofía y cuentan con toda la documentación correspondiente. Una muestra más de la intervención que venimos denunciando.

El año pasado conseguimos, luego de exigirlo durante mucho tiempo, que se sumen 3 ayudantías más, obteniendo 8 en total. Este año, después de hacer un análisis público de la planta docente y de establecer un orden de prioridades en la utilización de los pocos recursos con los que cuenta nuestro departamento, sumamos al pedido 4 ayudantías. Así tendríamos ayudantías en las siguientes asignaturas: Introducción a la Filosofía, Filosofía Medieval, Filosofía Moderna, Filosofía Contemporánea, Filosofía de las Ciencias, Estética, Ética, Pensamiento argentino y latinoamericano, Gnoseología, Antropología Filosófica y dos para el Programa de Ingreso y Permanencia.

Pero, como efecto de la política intervencionista de la gestión de Sleimen 4 de las ayudantías mencionadas fueron directamente rechazadas. Al resto no les tocó mejor suerte: sus concursos no salieron. Desde el Departamento, elevamos la nota para su llamado los primeros días de noviembre, con la clara intención de que su inscripción se realice en diciembre y en marzo se concursen los cargos. De esta manera, brindaríamos un tiempo considerable para la difusión, la inscripción y la preparación del concurso. A pesar de que el Departamento elevó el pedido con anticipación, las ayudantías estudiantiles de Filosofía no fueron tratadas en el Consejo Académico. La gestión de Sleimen y HxEP, lejos de asumir su responsabilidad política, cargó las tintas contra lxs trabajadores no docentes de la oficina de concursos y contra el Departamento aludiendo a que los expedientes no habían sido elevados a tiempo. ¿Qué pasó desde noviembre a diciembre que nunca llegaron las ayudantías estudiantiles para tratar en el Consejo Académico?

No sólo se ensañan con los concursos docentes (los cuáles modifican el padrón docente y podrían alterar el poder de la camarilla), sino que ahora también con las ayudantías estudiantiles. No sólo continúan poniendo trabas en la democratización de la carrera respecto a los concursos docentes, sino que ahora la gestión de Humanidades decide postergar el tratamiento en el Consejo Académico de las ayudantías estudiantiles, afectando así todo el circuito administrativo y lo que es peor la posibilidad de inserción laboral de los estudiantes[1]. Una vez más, lo que eleva el Consejo Asesor Departamental es desoído y atacado de manera sistemática. Los expedientes de Filosofía son destinados a un proceso kafkiano: o bien circulan a la deriva sin ninguna respuesta o bien la respuesta nunca coincide con los procedimientos legales. Finalizaron los Consejos Académicos del ciclo lectivo y nunca le dieron tratamiento a pesar de que fueron elevadas hace más de dos meses. División Concursos sostiene, con razón, que mientras no se traten en el CA no se puede realizar el llamado. Para que estas ayudantías se renueven de manera efectiva deberían continuar el siguiente circuito: 1) Elevación del Departamento (hecho) 2) Tratamiento en el CA (pendiente por falta de voluntad política) 3) Convocatoria pública (pendiente hasta la aprobación en el CA por falta de voluntad política) 4) Inscripción a los concursos (ídem anterior) 5) Sustanciación de los concursos (ídem anterior) 6) Aprobación de las nuevas designaciones en el CA (ídem anterior).

Lo que agrava la situación es que teniendo en cuenta el circuito administrativo este tema será tratado en abril del año próximo y las ayudantías se sustanciarían para el segundo Cuatrimestre del 2019. De esta manera, los estudiantes perdemos la posibilidad de acceder a esos cargos durante un año mientras la camarilla usa el dinero público que no le corresponde.

¡Por la inmediata aprobación de las ayudantías estudiantiles en Filosofía!

¡Abajo la intervención del Departamento de Filosofía!

¡Defendamos los órganos de co-gobierno!

 

 

[1] Una ayudantía estudiantil es un cargo anual rentado para estudiantes al cual se accede por medio de un concurso de oposición. Es decir, se evalúan los antecedentes de lxs postulantes y también sus exposiciones sobre un tema relacionado con la materia que se concursa. Las tareas que realiza un ayudante estudiante son similares a las que realiza unx adscriptx pero con mayor grado de responsabilidad a la hora de coordinar actividades entre la cátedra y lxs estudiantes. Son muy importantes para nuestra formación pues nos permiten acercarnos a la docencia dentro de una asignatura y desarrollar nuestras primeras herramientas en este sentido. De esta manera, lxs estudiantes comenzamos a dar nuestros primeros pasos en la tarea docente. Para acceder a una ayudantía estudiantil los requisitos son: tener más del 20% de la carrera, contar con la materia objeto del concurso aprobada y no tener más del 80% de la carrera. Las ayudantías de segunda –como se las llamaba antes– en Filosofía tienen una historia ligada a la Asamblea de Filosofía (para leer más al respecto, hacé click acá). Allá por el 2002, conseguimos las primeras cinco (5) ayudantías. Como siempre, cada victoria estudiantil trajo aparejada la trampa institucional. En aquel entonces la mayoría estudiantil en el CAD, Franja Morada (lo que luego fue Phrónesis y ahora se convirtió en Mayéutica), tenía el acceso privilegiado a la información sobre los llamados a concursos. Información que no socializaban, evitando así la competencia en los concursos. Si por casualidad algunx estudiante ajenx a su sector político lograba enterarse y se postulaba, lxs juradxs, que habían sido elegidxs por la Franja Morada, garantizaban que la victoria, el cargo y el antecedente quedaran entre sus amigos y/o aliados políticos. De todos modos, continuamos socializando la información sobre las ayudantías estudiantiles, peleando para que los concursos se realicen de modo transparente y exigiendo mayor presupuesto para aumentar el número.