CAD 1- 2017

 

   El claustro oscurantista echa sombra sobre                        Filosofía Moderna

.

Una vez más, los mismos de siempre, nada cambia a pesar del maquillaje. Comesaña, Novo y Britos dictarán -un mes cada uno- los teóricos de Filosofía Moderna, Iriart los prácticos. Lo decidieron ellos mismos en sus casas. La conducción del CEH mantiene su silencio cómplice.

.

Primero lo primero. A raíz de la jubilación de Graciela Fernández, quien fuera durante más de 20 años la titular de la cátedra Filosofía Moderna, y de encontrarse con carpeta médica Leandro Catoggio, quien es el ATP regular de la materia hace más de 10 años; la camarilla de Filosofía decidió armar una nueva cátedra. ¿Cómo? Como hace las cosas la camarilla. A espaldas del cogobierno, impusieron docentes amigos: Manolo Comesaña, Rita Novo, Mariano Iriart y la propia Patricia Britos –actual Directora del Departamento de Filosofía– para conformar la cátedra y dar clases en Filosofía Moderna. Que la mayoría de los docentes mencionados no sean siquiera del área mucho no les importa, porque no importan los estudiantes y su formación. Menos aún la filosofía y su enseñanza. Lo único que importa siempre es la buena salud de la empresa privada que se armaron con recursos públicos.

Durante el año pasado, a raíz de la situación con la cátedra de Gnoseología (ARREMETIDA DE BRITOS CONTRA GNOSEOLOGÍA) desde el claustro estudiantil sugerimos resolver el tema de Moderna con anticipación, propusimos llamar a concurso para cubrir los cargos. Por supuesto, y para no variar, fuimos ignorados. Ahora la justificación de la nueva decisión sobre Moderna es el tiempo, apremia el tiempo.

Dos cosas nos interesan remarcar de estas prácticas regularizadas que constituyen la tiranía de la camarilla. En primer lugar, el deliberado desconocimiento del consejo departamental como órgano de gobierno de la carrera donde también los estudiantes somos un sector en la toma de decisiones. En segundo lugar, el desconocimiento total de la disciplina (la directora de la carrera y los docentes consejeros son docentes de historia), la holgazanería para llevar adelante las discusiones de manera racional y razonable, la negligencia de negarse a estar a la altura de las circunstancias y la rotunda ausencia de un proyecto de carrera de Filosofía.

A casi 100 años de la Reforma del 18, el cogobierno en Filosofía continúa siendo anacrónico. Los consejos departamentales son una mise en scène, una coartada de los sectores de poder para desvincularse de sus fechorías: hacer de lo público su empresa privada. La carrera de Filosofía no tiene cogobierno real, las decisiones están en manos de un manojo de docentes (con la complicidad del claustro graduado que acude sólo para levantar su mano cuando le dan la orden) que se toman la prerrogativa de ordenar la carrera bajo un único criterio: el clientelismo.

Por su parte, la discusión sobre la disciplina, sobre la formación, sobre la producción del conocimiento, sobre la enseñanza, brilla por su ausencia. Son gestores, burócratas al servicio de la producción de ignorancia. La carrera de Filosofía ha derivado en el lugar donde todas las formas de tiranizar y de insensibilizar hallaron la cátedra que las dictara. La brutal escisión entre quienes enseñan –sin importar a quién, cómo y para qué– y quienes aprehenden convierte la enseñanza en algo hostil e infecundo.

Nuestra batalla contra esta camarilla que gobierna filosofía es inmensa. Ellos se repiten año a año y el primer Consejo Asesor Departamental del 2017 no fue la excepción. Britos y su gestión decidieron todo a espaldas de la carrera, quisieron que tomáramos conocimiento. Del otro lado, dimos, nuevamente, la pelea por asumir nuestro rol como representantes estudiantiles y discutir los problemas de filosofía en el seno del CAD. Estamos convencidos de que es la tarea que tenemos que seguir ocupando contra este modo de gestionar los recursos públicos.

Por otro lado, creemos que es necesario discutir y tomar posicionamientos como Departamento en cuestiones políticas generales. Por eso, presentamos una nota (ver: acá) repudiando la brutal cacería que llevó adelante la policía en Capital Federal, capturando a mujeres que habían participado en la movilización del Paro Internacional del 8M y se encontraban, luego de la marcha, desconcentrando para volver a sus hogares. Además, en otra nota (ver: acá), planteamos nuestra solidaridad con el conjunto de los trabajadores de la ciencia y de la educación que vienen luchando contra el ajuste del gobierno e instamos a los otros representantes a tomar posición respecto de la lucha de los docentes, de los trabajadores universitarios y de los investigadores de CONICET. Según el claustro docente (Britos, Folcher y el Ruda, es decir, CAMBIEMOS): “no hay recortes en la universidad”. El representante por la minoría estudiantil, Elías Bravo, ahora de Humanidades por el Proyecto, dijo: “…”. ¡Exacto! No dijo nada, mantuvo un silencio acorde a lo que viene haciendo su agrupación en estos conflictos.

Está claro que los Britos, los Ruda, los Folcher y los graduados acólitos de la gestión, merecen la primera plana. Vienen acumulando méritos (léase “chanchullos”) desde hace más de veinte años. Ahora bien, Elías Bravo y Humanidades por el Proyecto hacen lo propio desde hace rato y por eso merecen una mención especial. En este caso, en un CAD que duró aproximadamente dos horas, las únicas participaciones del consejero por la minoría estudiantil, que debería representar a todos los estudiantes, fueron: una abstención (en el tema de Filosofía Moderna) y la presentación sobre tablas de una nota para resolver un problema personal. Es muy fuerte, lo sabemos. ¿Irresponsabilidad o inoperancia? El efecto es el mismo: los estudiantes de filosofía contamos con un consejero menos.

Desde el Colectivo Mundo x Ganar, seguimos considerando que organizados, desde abajo y a la izquierda, podemos derrotar al oscurantismo reinante. Continuaremos convocando a los CAD´s e impulsando el debate en las aulas para construir en conjunto la carrera que queremos.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s