Para uno SI, para otros NO

Y tu cabeza está llena de ratas.

Te compraste las acciones de esta farsa

y el tiempo no para.

Yo veo el futuro repetir el pasado,

veo un museo de grandes novedades

y el tiempo no para, no para.

[Bersuit Vergarabat, El tiempo no para]

Siempre lo mismo. Las prácticas abominables de la Gestión de humanidades y del Departamento de Filosofía se acentúan a medida que pasa el tiempo. Porque la historia se repite siempre hace falta volver a ella para contar lo que acontece. Desde hace mucho tiempo dimos pelea por la recontratación del profesor Ricardo Maliandi, en cada ocasión que las gestiones quisieron prescindir de sus labores como docente. O dicho coloquialmente, cada vez que quisieron rajarlo de nuestra carrera. De hecho la expulsión de Ricardo fue lo que originó que un conjunto de compañeros nos agrupáramos dando origen a la Asamblea de Filosofía.

Pasaron los años y en cada uno de ellos se repetía la misma situación: la negativa para recontratar a Ricardo. Durante todo el 2012 hicimos una campaña para que la Gestión de Humanidades le otorgara la emeritud al profesor ( ver Por el nombramiento del Dr. Maliandi como profesor emérito) pero se negaron sin ningún fundamento. En caso de existir algún impedimento burocrático no fue un argumento suficiente. Lo que quedó en evidencia fue la falta de voluntad política. El profesor Ricardo Maliandi trabajó hasta el último año de su vida bajo un contrato sin percibir ningún tipo de remuneración. De hecho, trabajo todo el año 2014 y no cobró un centavo de ese sueldo. Sin embargo no todos los docentes contratados por esta Universidad reciben el mismo tratamiento (ver Historia de una ciencia ser docente contratado en Filosofía/ Una vez mas y van). El año pasado el que se jubiló fue Manolo Comesaña, docente que posee actualmente un contrato. Sin embargo este contrato contempla una remuneración mucho mayor que aquella que figuraba en los contratos de los docentes Ricardo Maliandi y Javier Viau. Comesaña ademas de cobrar el sueldo maximo por jubilarse de un cargo como docente exclusivo, se vio beneficido por la Gestión con un contrato de $10000 (ver imagen abajo).Obviamente la Gestión se encarga de cumplir con las cláusulas que dicho contrato prescribe en tiempo y forma. Vamos a decirlo claro: mientras se le rescindía el contrato a Ricardo Maliandi y a Javier Viau para sus funciones docentes, se contrataba a Manuel Comesaña. Mientras se le negaba la emeritud a Ricardo Maliandi, se le otorgaba a Comesaña.

IMG_0007 IMG_0009

Pero no basta. El cinismo de la Gestión y sus acólitos no tiene límites. El mismo Comesaña se tomo el atrevimiento de decir unas  palabras en el propio funeral de nuestro querido Ricardo. El mismo Departamento tiene la osadía de mandar un mail hablando de sus méritos y de la falta que nos hace. Insistimos, no tienen límites. Mal que les pese, nosotros tenemos memoria, nosotros sí los conocemos, sabemos de donde vienen y hacia dónde quieren llegar. Nosotros no  olvidamos, no nos reconciliamos con el pasado y por eso no perdonamos a quienes ofenden la memoria de aquellos que representaron intereses antagónicos a lo que ellos pregonan.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s