Viau

.

Historia de una Ciencia: ser docente contratado en Filosofía

.

Contratos. Precarización laboral. Sueldos que no existen. Docentes que trabajan sin cobrar. Cátedras unipersonales. Una serie que no deja de repetirse. Una serie que habla del vaciamiento de Filosofía, de la desidia ante las necesidades de las mayorías y las urgencias particulares de la camarilla que la administra.

.

Chiste Forges contrato temporal

.

Historia repetida, si las hay. En la Universidad de Mar del Plata la regla que se reproduce sin cesar es la condición precaria con que muchos docentes ejercen sus funciones y tareas. La Facultad de Humanidades, más precisamente Filosofía, no es la excepción. Más bien se aplica la regla de forma rigurosa, con el agravante del vaciamiento de los contenidos de nuestra carrera y el avance antidemocrático sobre los órganos de cogobierno.

Ya es conocido el caso del profesor Ricardo Maliandi. Año tras año venimos denunciando y dando pelea contra las trabas que la gestión pone para que no pueda renovar su contrato. Ahora nos enteramos que el profesor Javier Viau, docente de la materia Historia de la Ciencia, está en la misma situación, es decir, está dando clase sin haber firmado un contrato y sin que le paguen el sueldo.

El docente cumple funciones en nuestra carrera desde el año 2007 como contratado y, al igual que Maliandi, la Universidad todavía no le ha pagado el sueldo por sus funciones en lo que va del 2014. Es más, por diversas trabas burocráticas el contrato ha estado “paseando” desde Rectorado a Decanato sin llegar (todavía) a las manos del docente para que sea firmado.

Es evidente que en Filosofía los docentes no alineados a la camarilla son los que sufren las peores consecuencias. Los perjudicados terminan por encontrarse en condiciones laborales precarias. Mientras tanto, la camarilla alineada a la gestión se encarga sistemáticamente de engrosarse el salario mediante la repartija de cargos exclusivos, como sucedió este año con los fondos del prohum (ver: Coira y sus amigos, un club para exclusivos). 

Este es otro caso más que evidencia el vaciamiento de nuestra carrera. La llegada de Gil a la dirección departamental no ha hecho más que profundizar la pauperización en Filosofía.

Breve historia de Historia de la Ciencia o Breve historia de los docentes contratados.

Episodio II: Javier Viau

Hubo un tiempo en que la carrera de Filosofía contaba con cátedras unipersonales, materias a cargo de un solo docente. Y no eran casos excepcionales, sino más bien constituían la norma. Por medio de largos procesos de lucha, la Asamblea de Filosofía logró avanzar sobre esta problemática consiguiendo la apertura de nuevos cargos para crear nuevas comisiones en diversas materias. Difícil fue el caso de Historia de la Ciencia.

Desde la reapertura de la carrera en el año ’94, Gladys Martínez de Tomba fue la docente a cargo de Historia de la Ciencia. Estuvo al frente de la cátedra hasta el año 2004. Con Manolo Comesaña a la cabeza del Departamento de Filosofía, se designó a Zamorano para dictar los teóricos de la materia y, unos años más tarde se incorporó a los prácticos el docente Javier Viau en calidad de interino y con una dedicación simple.

En el año 2010, Zamorano presentó la renuncia a su cargo, quedando la cátedra nuevamente con un solo docente a cargo, Javier Viau. Por ese entonces una reforma de estatuto declaró la incompatibilidad de cargos exclusivos con los cargos simples, por lo que el docente Viau, que cuenta con un cargo de titular exclusivo en la Facultad de Ingeniería, debió acceder a su cargo en Humanidades a través de un contrato docente.

Por otro lado, los consejeros de la Asamblea de Filosofía solicitaron la apertura de un cargo para cubrir la vacante que se generaba en la materia. El cargo se aprobó, pero nunca se llamó a un registro de antecedentes ni se terminó de cubrir debido a que, desde Decanato, se había decidido destinar el presupuesto a otro fin, aunque nunca se aclaró a cuál. (Ver:  CAD Filosofía 25 de Agosto de 2010).

Así, la cátedra siguió funcionando con un solo docente, hasta que a mediados de 2012 volvió a tratarse el pedido de los cargos en el Consejo Departamental. Por segunda vez se aprobó la apertura de un cargo de Ayudante de Primera para Historia de la Ciencia (ver: Operación Coira) y se concretó un registro de antecedentes para cubrir dicho puesto. El mismo se materializó en julio de 2012 y resultó ganadora nuestra compañera Sonia López. Lo que se veía como un logro para nuestra carrera, representaba una amenaza para la  gestión. El actual director Gil tomó, arbitrariamente y en la soledad de su casa, la decisión de que Sonia López no podía estar a cargo del práctico de Historia de la Ciencia. Contó, a su vez, con la complicidad de la minoría estudiantil (phronesis) y del consejero graduado (Assalone) y, sin demasiadas vueltas, anularon el registro de antecedentes e hicieron que se perdiera el cargo. Cuando quien gana es la oposición política, las urgencias de la carrera pasan a segundo plano. (Ver: El dictamen de la animosidad y Pacto explícito, persecución permanente) Así, la gestión de la Decana María Coira y su fiel colaborador José Gil demostraron su falta de preocupación en relación a los problemas de los estudiantes y docentes de la carrera, imponiendo sus arbitrarias condiciones para delimitar quiénes son los docentes que pueden o no acceder a los cargos. Y claro, quienes accedan serán aquellos aspirantes a conformar la casta política que gobierna Humanidades y Filosofía.

Durante la primera sesión del consejo departamental del 2013 se trató y se aprobó el pase a planta interina del docente Javier Viau (ver: CAD Filosofía N° 1, año 2013 ) Pero en lugar de recibir buenas noticias,  cuando el docente se dispuso a renovar su contrato este año, se le informa que una nueva reforma estatutaria impedía su desempeño como docente, no sabemos por qué, a través de un contrato. Desde la Facultad proponían como “solución” designar sus funciones bajo la figura de “locación de servicios”. Esto implicaba que el docente tenía que inscribirse como monotributista, hacer aportes personales y seguir toda la instancia burocrático-institucional para que  pudiera seguir desempeñándose.

Es claro que se que se han propuesto iniciativas desde la Asamblea de Filosofía, ahora Colectivo de Filosofía, para que Historia de la Ciencia cuente con los docentes necesarios para su normal dictado. Algunas de estas decisiones fueron incluso aprobadas, pero nunca respetadas por la Decana Coira, el Director Gil y toda la gestión. Más bien han decidido continuar con la toma de decisiones a espaldas de la comunidad universitaria que van en perjuicio irremediable de nuestra carrera.

Ante esto estamos decididos a seguir oponiéndole la lucha y la organización de base, para demostrar que otra carrera es posible. Democratizar filosofía es tarea urgente y necesaria. Llevemos adelante esta lucha ahora o nunca.

.

Colectivo de Filosofía

Noviembre de 2014

.CC

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s