CAD

.

Cosa Mostra

.

top_gr_2681

.

Lo monstruoso en la literatura ha sido siempre un recurso para mostrar lo abyecto y vulnerable de la condición humana. El monstruo es el reflejo deformado de nosotros mismos. El funcionamiento monstruoso del consejo departamental explicita el carácter precario y vulnerable del cogobierno académico y de la democracia institucional. La gestión del Dr. Gil y sus acólitos se permite sesionar sin la representación mayoritaria de los estudiantes, a puertas cerradas, en lugares ocultos. La mano derecha de la oscuridad hace y deshace en la carrera como si fuese suya. Paradójico accionar de lo monstruoso que en vez de reflejar lo otro hace del cogobierno académico una lógica incestuosa de lo idéntico. De lo nuestro hacen lo de ellos. De la precariedad del cogobierno nace la fortaleza monstruosa de la autocracia. Ay divina mímesis de lo diestro, he aquí la cosa mostra

Una vez más, el Director de la Carrera amenaza la representación estudiantil en el Consejo Departamental de Filosofía. Por supuesto, tal accionar no significa otra cosa que el cercenamiento de la única oposición política en el órgano de decisión de la carrera.

Es importante recordar que, en las anteriores reuniones del CAD de Filosofía, la gestión decidió sesionar sin la presencia estudiantil. La cuestión se agrava más aún, la última sesión fue realizada fuera del Complejo Universitario y el Director Gil pidió los datos personales a quienes quisieran asistir para armar una lista (ver “CAD: Sesionar sin estudiantes...”). Las sesiones del CAD son públicas y deben ser abiertas para todos aquellos que quieran participar de las mismas sin ningún tipo de acreditación ni obstáculo.

Esta vez, la Dirección del Departamento nos envió un mail imponiendo una fecha para el próximo CAD. Sería el día lunes 17 de noviembre. Nuestros consejeros, por estar afectados a parciales, propusieron una fecha alternativa. Como respuesta obtuvimos una negativa rotunda que afecta directamente nuestra posición como representantes estudiantiles. Además, nos enteramos que este mail convocando a un CAD para el 17 de Noviembre fue enviado oficialmente por el departamento a toda la carrera de filosofía (menos a nosotros, claro). Es decir, en el marco de que nuestros consejeros estaban intentando coordinar una fecha para la realización del CAD, la gestión convocó imponiendo una fecha. Las fechas de los CAD no se imponen, se consensúan entre los tres claustros que lo componen. Ahora, ni siquiera pudimos coordinar una fecha, desconocemos si el CAD sesionó o no y el departamento no nos está brindando ningún tipo de información al respecto.

.

maildepto

.

Por otro lado, la Dirección del Departamento envió por mail el “orden del día”. En el orden del día deberían detallarse claramente los temas que se van a tratar en el CAD, y no enumerarse de manera ininteligible. El orden del día debe comunicar lo que se va a tratar para que los consejeros y todos aquellos que quieran acceder a esa información puedan hacerlo. Asimismo, el orden del día también debe ser consensuado. Hace tiempo vemos que no contienen las problemáticas importantes que venimos teniendo como carrera. Sin ir más lejos, los casos de los contratos de los profesores Maliandi y Viau, la falta de bandas horarias o el recorte de comisiones para cursar en los primeros años; son temas que brillan por su ausencia en el orden del día que la gestión impone.

Ciertamente, la gestión no puede sentarse a discutir con su oposición política. La organización de los estudiantes pidiendo explicaciones es la causa principal de que la gestión de Coira y su representante Gil en la carrera prefieran las sesiones a escondidas, y el silencio y el regateo de la información. Sus intenciones son inconfesables, sin embargo no cuentan siquiera con la habilidad para velarlas. En cada una de sus decisiones y acciones queda sobre la mesa qué es lo que pretenden para la carrera: administrar el espacio público y los cargos académicos como si fuese un emprendimiento familiar. Y para ser decorosos hablamos de familia, pero en honor a la verdad lo que los une más que filiaciones son complicidades. A pesar de su falta de capacidad política cuentan con el resguardo que les da el privilegio de saberse impunes. Solo por esto su accionar despótico es posible. La falta de recursos políticos tácticos y su incapacidad para actuar en el marco de los mecanismos institucionales legítimos deriva en el accionar descarnado y autoritario que ni siquiera intenta conservar los ropajes democráticos mínimos que tiene el cogobierno universitario luego de la reforma de 1918. 

Solo en este contexto pueril puede resultar lógico el siguiente razonamiento: Si la carrera es nuestra quinta, si los cargos se reparten por vínculos filiales entonces tomemos las decisiones en la mesa de nuestra casa.

Pero la carrera no es propiedad exclusiva de ellos, ni los cargos pueden repartirse de forma mezquina entre los personajes que conforman la camarilla adicta a las administraciones de la Facultad y de nuestra carrera, ergo, no pueden tomar las decisiones en la privacidad –y comodidad- que se atribuyen. Pongámosnos de pie, construyamos colectivamente y avancemos en la transformación de nuestra carrera. Pasos necesarios para democratizar Filosofía entre todos.

.

COLECTIVO de FILOSOFÍA

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s