Resultado del registro de antecedentes de Filosofía Contemporánea

Breve historia de Filosofía Contemporánea

A propósito del reciente registro de antecedentes de Filosofía Contemporánea

He aquí una breve narración de los últimos 9 años de la cátedra Filosofía Contemporánea. Elegimos contar la historia pues el olvido de la misma es siempre una forma de conservadurismo. Evitar el debate y el cuestionamiento sobre cómo se han dado las condiciones que generaron la situación actual es, entre otras cosas, perder de vista que podemos modificarla.

En el año 2001 con la gestión de la Profesora Rita Novo en el Departamento de Filosofía se impone arbitrariamente la jubilación del Dr. Ricardo Maliandi. Ello implicó un contrato que le permitió seguir dando clases como titular de Ética y su cese como docente titular de Filosofía Contemporánea. A pesar de los insistentes debates dados por parte de la Asamblea de Filosofía por la injusticia de la medida tomada, dicha decisión siguió en pie, avalada por los consejeros docentes de la carrera y de la facultad.

Al despido del Dr. Ricardo Maliandi de la cátedra Filosofía Contemporánea, efectivizado en el año 2003, le sucedió la designación del Dr. Samuel Cabanchik. Los modos de esta decisión no fueron ni más justos ni más democráticos.  Una vez más, anulando el debate y haciendo gala de la dedocracia, se decide su cargo como titular de la cátedra Filosofía Contemporánea. Será ahora el mismo docente, Samuel Cabanchik, el que decidirá quién lo acompañará en el dictado de la materia. Así, durante los primeros dos años, Germán Súcar, abogado aunque aficionado a la filosofía, dictará las clases como adjunto de la cátedra; luego le seguirá Federico Penelas, todos ellos, por supuesto, provenientes de la venerada metrópolis. En contra de todos los intentos de democratizar y transparentar las decisiones llevados a cabo por la Asamblea de Filosofía, los docentes desfilaban –cada 15 días– por nuestra carrera con aires de conquista.

En el 2007 y gracias a que la Coalición Cívica de Elisa Carrió ganara representación en el Senado, Samuel Cabanchik –el nuevo senador de la Nación por dicha Coalición–, desapareció bruscamente de los pasillos de nuestra facultad. No había dicho ‘hola’, tampoco dijo ‘chau’. La gente importante no saluda.

Fue Federico Penelas quien quedaría como titular de Filosofía Contemporánea. Fiel a las prácticas de sus maestros, insistirá –durante dos años y con no menos de cinco cartas hablando de ‘necesidades y virtudes’– en la designación de Horacio Banega para integrar su cátedra.

Luego de nueve años de debate en el Consejo Departamental y Académico, de la divulgación de la información, de las cartas y pedidos, de los bombos afuera del Departamento, la Asamblea de Filosofía ha logrado revertir la dedocracia, resolviendo concursos y registros de antecedentes para la designación de docentes de todas las materias.

Así, el 30 de abril, se llevó a cabo el registro de antecedentes [1]de Filosofía Contemporánea. La comisión asesora, conformada por dos docentes de la carrera: Manuel Comesaña y Marcelo Lobosco, una graduada: Sonia López y un estudiante: Federico Giorgini, evaluó los antecedentes y las propuestas de los postulantes. Se confeccionó un cuadro estableciendo por consenso los criterios de evaluación y se fueron analizando una a una las presentaciones de los candidatos: Mag. Horacio Banega, Dr. Andrés Crelier y Lic. Eduardo Fernández. Los pormenores de la evaluación de cada uno pueden observarla en el cuadro que adjuntamos.

Nos interesa destacar, por una parte, que, en contra de las expectativas dedocráticas, hemos logrado la realización del registro de antecedentes de Filosofía Contemporánea, sin embargo todavía resta que el Consejo Académico apruebe lo decidido por la Comisión asesora. Entendemos que no tendría razones válidas para no hacerlo, pero también entendemos que la política intervencionista, dedocrática y clientelista de los docentes de la gestión de la Facultad de Humanidades ha sido, durante los nueve años narrados, el mayor obstáculo para democratizar las decisiones y abrir el juego.

Por otra parte, que, gracias a la realización del registro, pudieron evaluarse los antecedentes de los postulantes quedando así primero en el orden de mérito un graduado recibido de nuestra carrera y residente de nuestra ciudad, quien –como podrán observar en el currículo que adjuntamos– cuenta con sobrados méritos para ocupar el cargo. Felicitar que sea un docente residente de nuestra ciudad no es un caso de chauvinismo académico (pues entendemos la importancia de contar con docentes provenientes de otras unidades académicas),  sino, más bien, dar cuenta de que es vital para una carrera tener en su planta docente permanente profesores/as e investigadores/as que sean accesibles para la formación de nuevos/as docentes e investigadores/as.

Creemos –y no nos cansamos de repetirlo– que cambiar, aunque sea un pedacito, el mundo en el cual vivimos es resultado de la lucha y la participación abierta, pública y horizontal. Sabemos –y no nos cansamos de repetirlo– que llevar a cabo esa trasformación de forma justa y transparente depende exactamente de lo mismo.

Por eso –una vez más– te invitamos a que participes de las asambleas de Filosofía, seas estudiante, graduado/a, docente o investigador/a, para que sigamos decidiendo entre todos y todas.



[1] Los registros de antecedentes son un método que permite seleccionar a los/as docentes para un cargo vacante cuando todavía no se sustanció el concurso para dicho cargo. Puesto que para que los concursos se sustancien, además de la voluntad política de hacerlo, existen vericuetos legales que llevan su tiempo considerable, es necesario, en el ‘mientras tanto’, una instancia de elección lo más democrática y transparente posible que permita designar al/la docente que dictará las clases. Así, los registros de antecedentes, si bien no son un concurso, contemplan la conformación de una “comisión asesora” con representación de docentes, graduados/as y estudiantes que a partir de ciertos criterios de evaluación (similares a los de un concurso) pueda seleccionar a los candidatos, confeccionando un “orden de mérito”. Antes de los insistentes reclamos de la Asamblea de Filosofía, ese ‘mientras tanto’ era cubierto por el método de la dedocracia. Es decir, los/as docentes de la gestión de la carrera y de la facultad decidían –según sus criterios privados y clientelistas– la designación de tal o cual docente para ocupar el cargo vacante.

-Cuadro comparativo con los antecedentes de los postulantes:

Cuadro Registro de Antecedentes Contemporánea

-Dictamen de la Comisión Asesora:

Dictamen

-Curriculum completo de Andrés Crelier:

CV completo – Crelier

Un comentario en “Resultado del registro de antecedentes de Filosofía Contemporánea

  1. Lo primero que debo decir es que jamas hubiera creido que un logro electoral de Carrio (la nostradamus vernacula), pudiera redundar en algo positivo; como lo fue la partida de Cavanchik.

    El cambio en la modalidad de seleccion de profesores, logrado a travez del trabajo constante, leal y transparente de la asamblea, tiene una importancia que la modestia de este informe no representa del todo: implica el principio del fin de una modalidad de ordenamiento academico oligarca y clientelar.

    Felicitaciones por el importanticimo logro que beneficia a todos los compañeros de la carrera, y a modo de antecedente y referencia, a toda la comunidad universitaria.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s