Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 14 [13-03-19]

 

Lxs invitamos al primer plenario del año del Consejo Académico,  que se realizará el miércoles 13 de marzo en un aula a confirmar.

Cabe destacar que las comisiones en donde se trataron los expedientes del orden del día, se llevaron a cabo en medio del paro docente y que, además, las mismas fueron convocadas durante el fin de semana de carnaval. Ante esta situación particular, nos llama la atención que todxs les consejerxs docentes se sentaran a analizar los expedientes propuestos por la Gestión Radical de la Facultad. Dado que el gremio docente ADUM – al que la mayoría de ellxs pertenece – convocaba abiertamente al paro y a la movilización como medida de fuerza, reclamando la re apertura de las paritarias y un mejor salario docente.

Párrafo aparte merece la mayoría estudiantil, que le sigue haciendo el caldo gordo a lxs docentes, deslegitimando una lucha que como futurxs docentes e investigadorxs debemos hacer propia. Queda en evidencia, una vez más, que obedecen a las directivas de lxs docentes, en este caso: sentarse a firmar expedientes, en vez de priorizar las luchas y necesidades estudiantiles.

En el siguiente link podrán encontrar el orden del día.

Tomemos entre todxs las decisiones de la Facultad!

Mesas de examen final

Febrero y Marzo de 2019

 

Compañerxs:

compartimos las fechas de las mesas de examen correspondientes a los meses Febrero y Marzo de cada uno de los Departamentos de la Facultad de Humanidades.

Cualquier duda o pregunta pueden consultarnos.

Abrazo Rebelde!

HISTORIA

Febrero

Marzo

FILOSOFÍA

Febrero

Marzo

CIENCIA POLÍTICA

Febrero

Marzo

LETRAS

Febrero

Marzo

GEOGRAFÍA

Febrero

Marzo

CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN

Febrero

Marzo

CIENCIA DE LA INFORMACIÓN

Febrero

Marzo

 

Pensar el feminismo

Derivas punitivistas y nuevas problemáticas

 

               A raíz de la situación que nos tocó vivir como organización durante los últimos meses y la expansión de ciertas prácticas que venimos observando desde hace un poco más de tiempo, nos vimos en la urgencia y en la necesidad de acceder a material para la reflexión, la formación, la discusión y la elaboración de los elementos novedosos en las problemáticas de género. El avance de los movimientos feministas en las calles y en la agenda nacional e internacional abrió un panorama novedoso de exigencias y desafíos para esta generación. De pronto, pareciera que nada volverá a ser como antes. Sin embargo es necesario hacer prevalecer la crítica hasta en esta afirmación. ¿Realmente nada volverá a ser como antes o cambia la superficie para conservar las estructuras opresivas?

            Estamos frente a un momento de resquebrajamiento y restitución en la subjetividad general, esto nos coloca en un lugar de responsabilidad histórica -especialmente quienes hemos tenido acceso a las herramientas de la formación superior-. Todo aquello que elaboremos y reproduzcamos en nuestros espacios, sentará precedentes, decantará sentidos y asentará las bases para la proyección ética y política de las próximas décadas. No podemos mantenernos acríticos ni con nosotres mismes. Es necesario pararnos y observar el panorama más completo posible, salir de la inmediatez y lograr ver las posibles derivas de nuestras acciones u omisiones de este momento.

            Si bien la tendencia genera una dinámica arrolladora y pareciera que ser critiques con actitudes, definiciones o métodos de distintos sectores de los feminismos nos coloca en un lugar de culpables, es justamente por eso que necesitamos insistir con la crítica, el método de les revolucionaries por antonomasia. Si este ejercicio nos vuelve criminales, si no podemos poner en tela de juicio las metodologías que estamos llevando adelante, ése no es nuestro camino. No estamos dispuestes a abonar a la reproducción de prácticas por mandatos sin la posibilidad de pensar si estamos de acuerdo o no. Eso es dogmatismo y ya hemos visto las derivas de esas actitudes epistemológicas y políticas a lo largo de la historia.

            Por todo esto y con el objetivo de abonar al repensar nuestras prácticas y dinámicas, como sociedad y como activistas, vemos la necesidad de socializar análisis enriquecedores y problematizaciones. Podemos acordar en la totalidad, en alguna parte o no acordar, pero lo que se presenta imperativo es la profundización y la lectura más amplia de las acciones, su impacto, su deriva y su resonancia. En algunos aspectos estamos frente a un terreno desconocido, por eso mismo es importante poder comparar elementos con otros procesos históricos, quizás de esta manera obtengamos algunos parámetros para establecer proyecciones más confiables.

            De esta manera, nos parece importante avanzar en la distinción de elementos. Se presenta alarmante la homogeneización de hechos, situaciones, relaciones, vínculos, violencias, etc. Urge la necesidad de identificación, las cosas no son todas iguales, el mundo es complejo, múltiple, y nosotres nos constituimos en base a las contradicciones que lo componen, así como nos constituimos de aquello que combatimos. En este sentido, debemos comenzar por desarrollar distinciones, lograr identificar grados de violencias, lograr avanzar hacia la identificación de situaciones entre pares o en las que existe una diferencia jerárquica, poder caracterizar una situación de acoso, de abuso o de malestar y profundizar en la caracterización del punitivismo como vía de la resolución de problemas. El abanico de posibilidades es muy amplio, asumimos la complejidad.

            A continuación, compartimos una serie de notas, entrevistas y noticias que han circulado en los medios y en las redes estas últimas semanas. Hay enfoques más reflexivos y otros, como en el caso de la noticia del suicidio de una activista en Chaco, que por un lado muestra las consecuencias negativas del feminismo punitivo, pero a la vez es utilizado como propaganda revanchista en contra de las causas justas del feminismo como el derecho al aborto. Circunstancias como estas no pueden hacer más que alarmarnos, a la vez que nos compromete a dar nuestro mayor esfuerzo para elaborar nuevas herramientas metodológicas.

Entrevistas:

Diario Página 12. Rita Segato: “El problema de la violencia sexual es político, no moral”

Radio con Vos. Rita Segato visitó a Reynaldo Sietecase

Revista Integración Nacional. Rita Segato: “Tirar el mandato de la masculinidad es la única forma de cambiar la historia”

La Capital (Rosario). Rita Segato: “La primera víctima del mandato de masculinidad es el hombre”

Revista Integración Nacional. Dora Barrancos: riesgos del feminismo punitivista e inclusión de varones en lucha feminista

Notas de opinión:

Diario Página 12. Susana Toporosi: “Intervenimos para evitar que sean adultos abusadores”

Diario Página 12. Colectivo Antroposex: El deseo nace del derrumbe

Latfem. Santiago Ginés Nabaes Jodar: una contestacion feminista al punitivismo

Agencia Paco Urondo. Nurit Engelberger: ¿Quiénes somos para decirles a las demás cómo deben experimentar el feminismo?

Noticias:

Diario Perfil. Qué dijo la familia del joven que se suicidó tras una falsa denuncia de abuso

Diario Perfil. Indignante: festejó el suicidio del joven acusado de un falso abuso

El disenso. Militante feminista se suicidó tras ser escrachada y hostigada por sus compañeras de colectivo

La verdad oculta. India aprueba ley de pena de muerte por abuso sexual infantil

Memoria CAD 13/2018 Filosofía [18/12/2018]

En el pasado, el Consejo Asesor Departamental de Filosofía no sesionaba de forma lícita ni regular. Durante algún tiempo, el CAD fue reemplazado por reuniones privadas sin estudiantes ni graduadxs o docentes opositores. Otros años simplemente no sesionó. Recordamos, también, cuando nos pedían el documento de identidad para asistir a sesiones que no se realizaban en la Facultad de Humanidades sino en el Colegio Illia. Por si esto fuera poco ─y como regla general─, sólo se sesionaba cuando le interesaba a la gestión, que montaba un escenario “democrático” absolutamente ficticio; a lxs estudiantxs nos silenciaban, ninguneaban y atacaban de manera sistemática mientras el temario meramente enumeraba resoluciones que habían sido negociadas previamente en una mesa chica y familiar. Sin embargo, este año fue disruptivo: el pasado martes 18 de diciembre llevamos adelante la 13º sesión ordinaria. Además de estas sesiones, realizamos otras 3 extraordinarias: un récord para Filosofía. Todas en buenos términos, con debates enriquecedores y trabajando de forma conjunta e interclaustral en pos de refundar una carrera que ha sido siempre la caja chica de Humanidades.

En esta última sesión ─y con asistencia perfecta a las 16 sesiones del año─ estuvo presente la Asamblea de Filosofía: mayoría estudiantil y claustro graduado. También asistió, como a todas las sesiones, la minoría docente. En contraposición y por el lado de la mayoría docente, sólo estuvo Mariano Iriart. La minoría estudiantil (Mayéutica – HxEP) se ausentó una vez más.

Iniciamos la sesión haciendo un balance del año, repasando todas las Jornadas de Filosofía en las que, de alguna u otra manera, el Departamento fue parte y, sobretodo destacando la gran participación estudiantil en cada una de ellas ─algo que hasta el momento era más que un déficit de y para la carrera─. También se valoraron los ciclos de Cine – Debate y de Conferencias que se desarrollaron durante el año. En los mismos coordinaron y expusieron distintxs docentes de nuestra carrera e invitadxs como López Elizaga, Néstor Cordero y Eleonora Orlando, entre otrxs. En el mismo sentido, aprovechamos para recordar que el 11 y 12 de marzo de 2019 se llevarán a cabo las Jornadas Internas del Departamento, destinadas a docentes, graduadxs y estudiantes de la carrera así como también a grupos de investigación y cátedras.

A pesar de estos logros, desde hace meses estamos denunciando la intervención que sufre nuestro co-gobierno por parte de la gestión de Humanidades; por esto es importante volver a remarcar las ausencias de una parte de la mayoría docente al igual que de la minoría estudiantil. Sus ausencias ─además de sus intervenciones cuando se dignan a asistir─ muestran su menosprecio a este espacio dado que especulan con el Consejo Académico, el cual les garantiza que cualquier decisión de Filosofía que a ellxs no les cuadra es pasada a archivo o entra en un circuito burocrático que funciona cual flipper, con el único objetivo de retrasar e imposibilitar cualquier decisión del Consejo Asesor Departamental.

Pese a la intervención, Filosofía sesiona. Discute. Propone. Busca soluciones en un panorama sumamente desalentador, ante la gestión de Sleimen y aliadxs que nos desestiman, ningunean, nos pisotean. Un ejemplo de esto fue el comportamiento de Mariano Iriart durante la sesión: a pesar de los buenos términos en los que se llevó adelante la sesión y que todos compartíamos, el docente designado a dedo en el 2013 por una RD de la ex decana Coira, y luego “concursado” ─presentando antecedentes como, por ejemplo, la designación a dedo─ no lo entendió. Pasada una hora y media de la sesión nos percatamos que nos estaba grabando. Se lo preguntamos y sin miramientos lo afirmó. Nosotrxs hemos filmado sesiones tanto del CAD como del Consejo Académico cuando algún sector hacía una puesta en escena, cuando no se socializaba la información, con el diáfano fin de preguntar y exigir respuestas ─a sabiendas que las mismas siempre pero siempre escondían y refugiaban intereses indecibles─; así logramos exponer a las camarillas que ejercen el poder en la UNMDP. Pero grabar sin previo aviso, sin hacerlo explícito, responde una vez más a su lógica servil. No está de más recordar que Mariano Iriart ─en 2017─ votó en contra una nota nuestra que pedía un repudio al 2 x 1 a los genocidas de la última dictadura cívico-militar-escolástica. Una vez que manifestamos su actitud de servilleta, comenzó su propio show que, incluso, él mismo se festejó. Se convirtió en un niño que quería llamar la atención de lxs mayores; chicaneó a la consejera graduada por no estar concursada en la carrera ─cuando bien sabe que la compañera ya concursó dos veces pero las gestiones oscurantistas le han negado el trabajo─ y ninguneó a las estudiantes presentes cuando se mencionó la problemática que genera, en la carrera y en la facultad, que Marcelo Lobosco siga cobrando un sueldo y no se haga efectiva su suspensión.

Por suerte, la irracionalidad y los desvaríos de gente como Iriart ya no imperan en las sesiones del CAD. Así que, con sus comentarios de fondo, continuamos trabajando con el temario del día. Se aprobaron por unanimidad los planes de Tesina (Marcelo Scelzo, Lucio Viggiano, Leo Pérez Hegi y Silvia Rigonatto) y distintas notas por licencias y comisiones de trabajo así como otras sobre asuntos docentes. Dadas las anunciadas ausencias de Colombani y Violante para las mesas de Febrero de 2019 ─ambas estarán exponiendo en jornadas fuera del país─ decidimos buscar soluciones para sostener las mesas de Introducción a la Filosofía, Filosofía Antigua y Filosofía Medieval. Se renovaron los cargos del Programa Ingreso y Permanencia, programa que se complementará con una articulación entre quienes dictan el curso de Ingreso y quienes sostienen las tutorías durante ambos cuatrimestres.

Por último, realizamos un repaso sobre los recursos con los que cuenta la carrera para el año próximo y las posibles variantes entre la oferta académica del 2018 y el 2019. Analizando esto, confirmamos que al menos cuatro docentes de Filosofía se encuentran ofreciendo seminarios y hasta un taller de tesis de forma exclusiva para otra carrera: Historia. Uno de los docentes en esa situación es Rodolfo “Ruda” Rodríguez, con título en dicha carrera. Así, los pocos recursos con los que cuenta Filosofía están siendo destinados de forma adrede a otra carrera ─la cual, por cierto, posee buena cantidad de recursos comparado con Filosofía─. Otra docente es Patricia Britos, anterior directora del Departamento y responsable directa de haber vaciado Filosofía durante sus años de gestión, ahora destina sus clases a la carrera mencionada.

Obstáculos como estos son los que necesariamente se deben resolver para construir, con bases sólidas, una Filosofía crítica, democrática y de calidad. Invitamos a todxs a sumarse a esta refundación, participando de la Asamblea de Filosofía y asistiendo a las sesiones del Consejo Asesor Departamental.

¡No al vaciamiento de Filosofía!

¡Defendamos los recursos de la carrera y el órgano de co-gobierno!

¡Refundemos Filosofía!

Intervención/Episodio 2

Sobre las Ayudantías estudiantiles

Las ayudantías estudiantiles se encuentran en peligro. La gestión de la Decana Sleimen y HxEP se niega a llamar a los concursos de ayudantes estudiantes aun cuando ya se encuentran aprobados por el Departamento de Filosofía y cuentan con toda la documentación correspondiente. Una muestra más de la intervención que venimos denunciando.

El año pasado conseguimos, luego de exigirlo durante mucho tiempo, que se sumen 3 ayudantías más, obteniendo 8 en total. Este año, después de hacer un análisis público de la planta docente y de establecer un orden de prioridades en la utilización de los pocos recursos con los que cuenta nuestro departamento, sumamos al pedido 4 ayudantías. Así tendríamos ayudantías en las siguientes asignaturas: Introducción a la Filosofía, Filosofía Medieval, Filosofía Moderna, Filosofía Contemporánea, Filosofía de las Ciencias, Estética, Ética, Pensamiento argentino y latinoamericano, Gnoseología, Antropología Filosófica y dos para el Programa de Ingreso y Permanencia.

Pero, como efecto de la política intervencionista de la gestión de Sleimen 4 de las ayudantías mencionadas fueron directamente rechazadas. Al resto no les tocó mejor suerte: sus concursos no salieron. Desde el Departamento, elevamos la nota para su llamado los primeros días de noviembre, con la clara intención de que su inscripción se realice en diciembre y en marzo se concursen los cargos. De esta manera, brindaríamos un tiempo considerable para la difusión, la inscripción y la preparación del concurso. A pesar de que el Departamento elevó el pedido con anticipación, las ayudantías estudiantiles de Filosofía no fueron tratadas en el Consejo Académico. La gestión de Sleimen y HxEP, lejos de asumir su responsabilidad política, cargó las tintas contra lxs trabajadores no docentes de la oficina de concursos y contra el Departamento aludiendo a que los expedientes no habían sido elevados a tiempo. ¿Qué pasó desde noviembre a diciembre que nunca llegaron las ayudantías estudiantiles para tratar en el Consejo Académico?

No sólo se ensañan con los concursos docentes (los cuáles modifican el padrón docente y podrían alterar el poder de la camarilla), sino que ahora también con las ayudantías estudiantiles. No sólo continúan poniendo trabas en la democratización de la carrera respecto a los concursos docentes, sino que ahora la gestión de Humanidades decide postergar el tratamiento en el Consejo Académico de las ayudantías estudiantiles, afectando así todo el circuito administrativo y lo que es peor la posibilidad de inserción laboral de los estudiantes[1]. Una vez más, lo que eleva el Consejo Asesor Departamental es desoído y atacado de manera sistemática. Los expedientes de Filosofía son destinados a un proceso kafkiano: o bien circulan a la deriva sin ninguna respuesta o bien la respuesta nunca coincide con los procedimientos legales. Finalizaron los Consejos Académicos del ciclo lectivo y nunca le dieron tratamiento a pesar de que fueron elevadas hace más de dos meses. División Concursos sostiene, con razón, que mientras no se traten en el CA no se puede realizar el llamado. Para que estas ayudantías se renueven de manera efectiva deberían continuar el siguiente circuito: 1) Elevación del Departamento (hecho) 2) Tratamiento en el CA (pendiente por falta de voluntad política) 3) Convocatoria pública (pendiente hasta la aprobación en el CA por falta de voluntad política) 4) Inscripción a los concursos (ídem anterior) 5) Sustanciación de los concursos (ídem anterior) 6) Aprobación de las nuevas designaciones en el CA (ídem anterior).

Lo que agrava la situación es que teniendo en cuenta el circuito administrativo este tema será tratado en abril del año próximo y las ayudantías se sustanciarían para el segundo Cuatrimestre del 2019. De esta manera, los estudiantes perdemos la posibilidad de acceder a esos cargos durante un año mientras la camarilla usa el dinero público que no le corresponde.

¡Por la inmediata aprobación de las ayudantías estudiantiles en Filosofía!

¡Abajo la intervención del Departamento de Filosofía!

¡Defendamos los órganos de co-gobierno!

 

 

[1] Una ayudantía estudiantil es un cargo anual rentado para estudiantes al cual se accede por medio de un concurso de oposición. Es decir, se evalúan los antecedentes de lxs postulantes y también sus exposiciones sobre un tema relacionado con la materia que se concursa. Las tareas que realiza un ayudante estudiante son similares a las que realiza unx adscriptx pero con mayor grado de responsabilidad a la hora de coordinar actividades entre la cátedra y lxs estudiantes. Son muy importantes para nuestra formación pues nos permiten acercarnos a la docencia dentro de una asignatura y desarrollar nuestras primeras herramientas en este sentido. De esta manera, lxs estudiantes comenzamos a dar nuestros primeros pasos en la tarea docente. Para acceder a una ayudantía estudiantil los requisitos son: tener más del 20% de la carrera, contar con la materia objeto del concurso aprobada y no tener más del 80% de la carrera. Las ayudantías de segunda –como se las llamaba antes– en Filosofía tienen una historia ligada a la Asamblea de Filosofía (para leer más al respecto, hacé click acá). Allá por el 2002, conseguimos las primeras cinco (5) ayudantías. Como siempre, cada victoria estudiantil trajo aparejada la trampa institucional. En aquel entonces la mayoría estudiantil en el CAD, Franja Morada (lo que luego fue Phrónesis y ahora se convirtió en Mayéutica), tenía el acceso privilegiado a la información sobre los llamados a concursos. Información que no socializaban, evitando así la competencia en los concursos. Si por casualidad algunx estudiante ajenx a su sector político lograba enterarse y se postulaba, lxs juradxs, que habían sido elegidxs por la Franja Morada, garantizaban que la victoria, el cargo y el antecedente quedaran entre sus amigos y/o aliados políticos. De todos modos, continuamos socializando la información sobre las ayudantías estudiantiles, peleando para que los concursos se realicen de modo transparente y exigiendo mayor presupuesto para aumentar el número.

Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 13 [12-12-18]

.
Lxs invitamos al último plenario de año, a realizarse este miércoles, a las 16hs en el aula 66.
.
En esta ocasión, nos encontramos ante la ultima intervención del año para la carrera de Filosofía por parte de la Gestión Sleimen- Valcarce y de su brazo estudiantil, HxEP. En este caso, buscan no aprobar un paquete de registros de antecedentes, realizados hace meses y que serán tratados recién ahora. Éstos, ayudarían a reestructurar de manera urgente cátedras que actualmente se encuentran desarticuladas. En algunos casos, nos encontramos ante cátedras que no poseen banda horaria y en otros, directamente se encuentran sin docentes a cargo.
.
En el siguiente link encontrarán el orden del día.
.
¡Basta de ir en contra de un Departamento que decide en conjunto e interclaustralmente!
.
¡Basta de fomentar la precariedad de las carreras!
.
¡Basta de decidir en contra de lxs estudiantes!
..
¡Tomemos entre todxs las decisiones de las carreras!
Memoria Consejo Académico - Plenario 12 de diciembre de 2018

 

Et ¡Voilà! La farsa ha sido ejecutada

 

 

El plenario pasado, en el cierre del año, nos convocó al último golpe de la gestión Sleimen-Valcarce para este 2018. Así es, la gestión de Humanidades, sin decoro ni pudor, aprobó el llamado de un paquete de concursos –que habían sido impuestos de forma completamente antidemocrática por la antigua gestión de Patricia Britos– burlándose, por enésima vez, de las decisiones de la actual conformación del Consejo Asesor Departamental de Filosofía. Es importante resaltar que el CAD es la primera instancia de representación claustral de nuestras carreras. En este sentido, es el primer espacio donde se discute y proyecta el futuro de Filosofía y como tal debe ser potenciado para lograr mayor participación tanto de estudiantes como graduades y docentes, y no ninguneado como la gestión de nuestra facultad ha hecho durante todo el año. Además, esa es la base primordial que posibilita(rá) la democratización de la educación pública, democratización que a la gestión Sleimen-Valcarce le incomoda y por eso ha intervenido el Departamento de Filosofía.

Como parte de la actual conducción del Departamental, y en contraposición a los mencionados concursos de Britos que ignoran completamente las necesidades de las cátedras, hemos promovido la realización de registros de antecedentes. No obstante, el paquete de designaciones producto de estos registros –que fueron realizados hace meses– apareció recién en este último plenario del Consejo Académico. Por si esto fuera poco, y como veníamos anticipando, la gestión de Humanidades decidió hacer oídos sordos al pedido del Departamental de designar a les que se eligieron en dichos registros. Filosofía, que desde el año pasado se ha librado –al menos momentáneamente– de la histórica camorra que la gobernó desde su reapertura, está ahora subyugada a los atropellos, abusos y caprichos de las facciones que gestionan nuestra facultad.

Pero para ir en el orden de lo acontecido, lo primero que se retrató –pues ya se había tratado en el anterior plenario del CA– fue el resultado del Concurso de Ayudante Graduado en Didáctica Especial para Filosofía. Como ha sucedido prácticamente con todos los concursos que se llevaron a cabo con les jurades de las anteriores gestiones de Filosofía, el resultado es amañado. En este caso, para no perder la costumbre, realizaron un dictamen mayoritario que obviaba los puntos altos de les candidates que no eran les elegides, dando por ganadora a la candidata fiel a su sector, Yanina Zuconni. Sin embargo, esta vez, el jurado estudiantil realizó un dictamen en disidencia en el cual daba por ganador del concurso a un docente no alineado con el sector de Britos – “Ruda” Rodríguez – Folcher. Esta situación desembocó en el Consejo Académico y dada la existencia de dicho dictamen en disidencia, el sector Sleimen-Valcarce-HXEP necesitaba más votos de los que normalmente les alcanzan para dar vuelta las votaciones. Al darse un dictamen en disidencia, hace falta mayoría especial para aprobar el dictamen dividido de un concurso. Los votos de este sector suelen ser 6 (2 docentes, 3 estudiantes, un graduado y de haber empate desempata la Decana), no alcanzan a los 8 votos que constituyen la mayoría especial. Sin embargo, en una maniobra explícita a los ojos de todes les presentes, a la hora de tratar este tema, el sector de Docentes por Humanidades le preguntó a Sleimen si pedían cuarto intermedio en ese momento, la Decana asintió y les dijo “pídanlo ahora”. Así fue, a la vuelta, la designación que quería el sector Britos/Sleimen obtuvo 9 votos y se designó a su candidata. Una vez más, el sector que supuestamente es oposición docente, cerró filas en contra de Filosofía. Resultado: se engrosa la fila de designades a dedo oficializados con concursos truchos.

Por otro lado, cabe destacar que, a raíz del tratamiento de este concurso y del paquete de designaciones surgidas de los registros de antecedentes –¡realizados al principio del segundo cuatrimestre!–, se encontraba presente en la sesión la vieja guardia que gobernó Filosofía por años y sus discípulos. A través de este acto ejecutaron la pantomima del apoyo como si no fueran parte del entramado o como si no pretendieran estar invitades al reparto de la torta. Pura farsa de cartón, egomanía, codicia y egoísmo un cóctel perfecto que junto a una política de privatización de lo público como llevan adelante, desemboca inexorablemente en corruptelas rancias. Helos allí, les aplaudidores, cociéndose en sus jugos hediondos.

Como en el teatro, llegó el momento del acto central. El tratamiento de los pedidos de designaciones en Filosofía incluyó una escena lastimosa. Si bien la gestión no quiere reconocer la validez de los Registros de Antecedentes, hicieron una excepción (como las que hicieron con Ciencias Políticas) a la hora de permitir que la graduada Bedín –quién perdió el registro de antecedentes, pero fue propuesta para ser designada a dedo por la gestión–, del sector Britos, leyera un descargo que ya había sido leído y tratado en una sesión de Consejo Departamental donde defendía su propio cargo. El sector que siempre gobernó Filosofía, en connivencia con decanato, ha desarrollado la mecánica de llevar al Consejo Académico todas las discusiones que en el departamental les resultan insatisfactorias. No importan los argumentos, sólo importa el insistir con versiones apócrifas, conseguir a los aplaudidores y utilizar la fuerza del voto del académico para disfrazar de democrática la política del atropello y la intervención de los espacios de co-gobierno no alineados. Et ¡Voilà! La farsa ha sido ejecutada. Parados sobre la posibilidad de decir cualquier cosa y darla por válida, avanzaron rechazando los pedidos de designaciones (cosa que en Historia o Letras jamás sucede) y lanzaron un llamado a concursos express que resultó de una velocidad inédita en Filosofía. Casualmente, sólo se llamaron a concurso los únicos 5 cargos para los cuales se realizaron registros y que fueron aprobados hace menos de 6 meses. El resto de los concursos –así como las ayudantías estudiantiles– quedaron en el cajón. Lo más alevoso es que hay algunos que fueron aprobados hace unos 3 años y aún no han sido sustanciados. Contando las ayudantías estudiantiles que no se concursarán para el primer cuatrimestre, hay alrededor de 20 concursos pendientes. Se puede, pero se nota.

Por otra parte, tenemos que decir que nos alegra mucho que la consejera Rustoyburu haya reconocido públicamente la gravedad de la situación que se ha vivido en Filosofía. Si bien entendemos que no puede ser explícita, agradecemos que finalmente haya expresado su preocupación por el caso Lobosco. De todos modos, es menester remarcar que nos distanciamos del planteo de la consejera en este punto: la problemática de género es relevante en sí misma y no puede surgir como consecuencia del resultado del registro de antecedentes para la asignatura Antropología Filosófica que no dió como ganadora a una participante de su grupo de investigación. Estamos dispuestos a discutir procedimientos y consideramos la necesidad de avanzar sobre la inclusión de perspectivas de género en las asignaturas de las distintas carreras de Humanidades (incluso podría avanzarse sobre la introducción de dicha perspectiva en los órganos de cogobierno), pero no estamos dispuestos a discutir esos temas en función de nombres propios, pues estamos hablando de los recursos públicos de la universidad.

Volviendo al tema Lobosco y ante la parálisis del asunto, nos preguntamos con la consejera Rustoyburu: ¿qué vamos a hacer?, ¿por qué no hay novedades? Mientras el tiempo pasa, Lobosco continúa de licencia médica en sus dos cargos -uno de ellos parcial- y continúa cobrando su sueldo completo desde hace un año y medio. Ciertamente, para avanzar sobre la concientización de estas problemáticas en nuestra carrera, la consejera graduada del Departamental de Filosofía propuso, a mediados de año, la realización de una actividad institucional de la carrera. El objetivo que se planteó fue el de tematizar los avasallamientos de género cruzados con los lugares de autoridad en la Filosofía, la distinción entre las situaciones simétricas y asimétricas, la discusión sobre cómo funciona el machismo y la discriminación en el entramado de poder de la Filosofía, entre otros temas. Si bien no se llegó a concretar la actividad durante el año, se llevará a cabo para el año que viene y sería una gran noticia que el Grupo de Estudios de Género -en el cual trabaja la consejera académica- pudiera participar y poner a disposición los conocimientos que han construido durante estos años para abordar estas problemáticas. Sabemos que habrá debates intensos ya que, incluso en las filas de su agrupación, hay consejeros docentes de Filosofía pro-vida que no reconocen las asimetrías de los lugares de enunciación.

Otro de los puntos fuertes del último plenario del año fue la aprobación de la reapertura de Ciencias de la Educación. Una vez más, como sucedió hace 3 años con Ciencias Políticas, se reabre una carrera sin aulas y sin presupuesto. Si bien la re o la apertura de carreras es algo que nos alegra, es necesario remarcar que no nos alegra que suceda bajo estas condiciones. Entre muchos elementos problemáticos, inicialmente subrayamos con trazo grueso estas cuestiones: problemática edilicia y problemática presupuestaria. Si no hay condiciones, ¿cómo se garantizarán? Como viene sucediendo: en desmedro de las carreras ya existentes. Las opciones que quedan para cursar es hacerlo en horarios en que las pocas aulas –que albergan a 9 (nueve) departamentos con alrededor de 20 (veinte) carreras en total– estén vacías, es decir a las 9 de la noche o a las 6 de la mañana. El presupuesto y los recursos para los nuevos cargos saldrán inevitablemente de las carreras ya existentes, algunas de las cuales como Geografía o Filosofía vienen siendo relegadas desde hace más de una década. ¿Por qué se reabre una carrera bajo estas condiciones? No nos queda otra opción que barajar la misma hipótesis de siempre: engrosar el padrón docente del sector que comande el proceso para asegurarse la continuidad del control de la Facultad y sus recursos públicos. Esto es como el cuento de la buena pipa, el círculo vicioso o como quieran llamarlo, el asunto es que “son los mismos de siempre”.

Il grande finale irrumpió con romanticismo, sorpresa y mixtura de géneros. En un despliegue de amor casi inédito en los consejos académicos, el consejero graduado Artieda, como si se tratara de un viajero desconocido que llegó hace poco a estas tierras –y no como si fuera parte de las decisiones–, lanzó una Oda a Sleimen destacando sus dotes de liderazgo, su capacidad de gestión exitosa y su andar victorioso por los pasillos. Si algo faltaba para cerrar el año eran las autoalabanzas disfrazadas de alabanzas. Podemos quedarnos tranquilos, la gran farsa sigue más viva que nunca: ¡Bravo!, ¡bravo!, ¡bravissimo!