Memoria CAD 12/2018 Filosofía [20/11/2018]

El pasado martes 20 de Noviembre tuvo lugar el duodécimo Consejo Asesor Departamental de Filosofía. Récord absoluto respecto de todos los años anteriores –no sólo en términos cuantitativos, sino también por voluntad de diálogo y coordinación a lo largo del año­– cuando lxs estudiantes no podíamos siquiera decidir sobre el día de sesión. A la sesión, que estuvo coordinada por el Secretario del Departamento, asistimos la mayoría estudiantil (Asamblea de Filosofía), la minoría estudiantil (HxeP), la minoría docente (FNE) y el director de la carrera, Andrés Crelier.

Este año se sostuvieron consejos departamentales periódicos, en buenos términos, y con un trabajo interclaustral muy interesante y enriquecedor. De no ser por la intervención (nos rechazan o modifican las decisiones tomadas en el seno del CAD para beneficio de otras carreras y en perjuicio directo de Filosofía) que sufre el Departamento de Filosofía por lxs consejerxs académicos de Sleimen (Radicalismo y Kirchnerismo) los efectos materiales de esta construcción se verían aún más reflejados en la planta docente y en la oferta horaria de la carrera.

Enunciamos a continuación los temas tratados.

-Informe del Director. El director nos pone al tanto de un viaje de investigación que realizará durante el 2019. En relación a la asignatura que dicta, nos informa que los docentes Diego Parente y Federico Penelas se harán cargo de la asignatura Filosofía Contemporánea durante el primer cuatrimestre del próximo año.

-Aprobación de las actas de la sesión anterior (ordinaria N° 11).

-Presentación de plan de Tesina del estudiante Daniel Pared.

-Notas de la Lic. Martin. La nota solicita que las actas de la sesión donde fueron tratados los últimos registros de antecedentes realizados en Filosofía sean incorporadas al expediente.

-Nota de la Dra. Conti donde solicita que no se computen las inasistencias para facilitar la concurrencia de lxs estudiantes a las II Jornadas Internacionales de Filosofía y Ciencias Sociales y I Coloquio Nacional de Arte, Estética y política. “De la crítica a la transformación: rebelión y resistencia. A 50 años de los movimientos sociales del ’68”

-Pedido de comisión de trabajo de la Prof. Nahir Fernández.

-Coordinación de horarios de sesiones ordinarias desde la incorporación de lxs nuevxs consejerxs estudiantiles.

Casi todos los puntos eran de forma o para tomar conocimiento. Lamentablemente, el último punto no se pudo coordinar dado que la mayoría docente decidió no asistir a la sesión, más allá de haber confirmado su presencia previamente mediante un mail. Resolveremos este punto de manera virtual, siempre promoviendo la participación y en vistas de continuar con este proceso de democratización del órgano de cogobierno que venimos llevando adelante.

En el siguiente link pueden consultar y/o descargar el acta de la sesión: CAD 12 Filosofía – 20/11/2018

Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 12 [21-11-18]

 

Lxs invitamos al plenario del Consejo Académico a realizarse hoy miércoles, a las 16hs en el aula 66.

En esta ocasión, volvemos a encontrarnos ante otra arbitrariedad por parte de la Gestión de Humanidades. Nuevamente, hacen oídos sordos al pedido del Consejo Departamental de Filosofía en su conjunto. Una vez más, el CAD pasa a ser un mero acto administrativo, en donde nos niegan el derecho a administrar los pocos recursos disponibles y distribuirlos en función de las necesidades de la carrera y no de ciertos intereses individuales.

Estos llamados a concursos que la Gestión Sleimen / Valcarce pretende aprobar, fueron impuestos por la anterior directora del departamento Patricia Britos, desconociendo las necesidades de las cátedras.

En el siguiente link encontrarán el orden del día.

¡Basta de intervenir las decisiones tomadas en conjunto en los órganos de co- gobierno!

¡Tomemos entre todxs las decisiones de la Facultad!

 

Memoria Consejo Académico - Plenario 21 de noviembre de 2018

 

Es un hecho. Lo veníamos denunciando desde principio de año: Filosofía fue intervenida por la gestión de Sleimen-Valcarce y Humanidades por el Proyecto. Nuevamente, el sector compuesto por lxs docentes de Pluriversidad (UCR- Cambiemos), su graduado Joaquín Artieda y la mayoría estudiantil, HxEP, aprobaron 5 llamados a concursos pasando por arriba lo decidido por el CAD de Filosofía. Dato a mencionar, en esta sesión se encontraba quien manejó durante años el Departamento de Filosofía –Rodolfo “Ruda” Rodríguez– consejero departamental docente de la gestión anterior en Filosofía, ex decano, ex consejero académico, quién cobra su abultado sueldo por Filosofía y apenas se le conoce la cara pues da clases en Historia y Bibliotecología. Esta situación data desde los 90 pero ¡ojo con las preguntas! Para las gestiones (siempre los mismos sectores y hasta las mismas personas, por cierto) de eso no se habla. Además, se encontraba Fernando Folcher (quién también cobra su abultado sueldo por Filosofía),  jefe de la cátedra para la cual irían la mayoría de estos concursos. Porque de eso se trataba, de seguir sacándole presupuesto a Filosofía para ejecutarlo bajo otras conveniencias.

Con este accionar, el Departamento fue intervenido de facto. Todo lo que aprobaron en el Consejo Académico hasta ahora, en relación a lo presupuestario, responde a la gestión anterior de Filosofía. Todo lo que hemos hecho como nueva gestión fue desaprobado o ninguneado. Es menester historizar un poco sobre estos concursos. Provienen de un paquete que fueron seleccionados por la antigua Gestión del Depto. –con Patricia Britos como directora– allá por el año 2017, utilizando presupuesto de futuras jubilaciones. Selección que no solo se realizó de manera completamente arbitraria, a último momento, antes de irse, a las apuradas; sino que no contemplaba las grandes necesidades de la carrera. En su lugar, y para no variar, se actuó de acuerdo a las viejas prácticas y tradiciones. ¡Están tan orgullosxs de su conservadurismo! Es decir, repartirse los cargos entre lxs amigxs. Este fue el último golpe de dicha Gestión en Filosofía, condicionar todo futuro recurso que se liberara. Sin embargo, al archivar estos llamados, como lo pidió la nueva conformación del CAD, previo análisis de planta docente, nos permitiría redistribuir lo que se libera para cátedras que actualmente se encuentran pendientes de un hilo y en condiciones sumamente precarias.

La intervención del consejero por la mayoría estudiantil, HxEP, solo se apoyó en falacias y citas de reglamentos que sostenían vaya a saber qué cosa, porque estamos frente a un caso de hablar y no decir nada. Suele pasar cuando de lo que se trata es de defender lo indefendible. Igual no nos importa qué digan o intenten decir, lo cierto y relevante es que levantaron la mano bajo la orden de Sleimen una vez más. En el caso de lxs consejerxs docentes, solo se limitaron a apelar a las viejas costumbres y a los “problemas” que Filosofía viene trayendo a cada Académico. En este sentido, hay que decirlo, los supuestos “problemas” provienen de no aceptar la sumisión que nos proponen (por decirlo elegantemente, porque en realidad siempre es a la fuerza). Les molesta tener que explicar, básicamente porque no pueden explicar nada.

Finalmente, los llamados a concursos se aprobaron con la impunidad con la que históricamente se vienen manejando. Lxs radicales de siempre, lxs kirchneristas “que quieren cambiar las cosas”…bah, patrañas! En política universitaria son lo mismo. ¡Si! ¡Exactamente lo mismo! Utilizan los recursos públicos como una PYME, deciden quién entra a trabajar y quién no con los criterios del clientelismo y el nepotismo. Persiguen a quienes no se callan y si siguen hablando lxs siguen persiguiendo. Reducen al otrx al lugar del mal o al de “lxs violentxs”, se afanan en el manodurismo para poder llevar adelante tranquilxs su miserable ajuste contra lxs estudiantes, contra nuestra formación, contra nuestrxs trabajos. Cualquier parecido con el gobierno nacional no es mera coincidencia. Los efectos concretos en este caso particular son simples: hoy en día, el órgano de co-gobierno de Filosofía no puede tomar decisiones sobre qué hacer con sus escasos recursos. Esto y que directamente cierren los departamentos opositores es lo mismo.

Otro de los temas, fue la aprobación de una modificación del plan de estudios para Bibliotecología. Cabe destacar que tal modificación no fue discutida por el CAD de esa carrera. Tampoco se le permitió a la consejera departamental de la Asamblea de Bibliotecología obtener información previa sobre el tema, sino que fue impuesto para su votación, alegando que era algo “menor” a tratar. Además, entendemos que cada pequeña modificación permite estar más cerca de la acreditación a organismos externos, que vulneran la autonomía, como lo es la CONEAU. Sin embargo, cuando nuestra consejera académica pidió en el plenario, con el mandato de la Asamblea de Biblio, una comisión ampliada –para poder interiorizarnos más sobre el asunto– volvieron a insistir en que no era necesario y utilizaron la vieja carta de la tiranía del tiempo. No son muy originales, más bien nulos en originalidad: cuando no quieren discutir algo, o bien apelan al “poco tiempo” o bien hacen tiempo llevándolo a comisión.

No nos damos por vencidxs. Seguimos peleando por carreras mejores y por órganos que realmente sean co- gobernados. A las camarillas que creen que las carreras son sus kioscos privados, les oponemos lucha en conjunto e interclaustral, autogestión y organización desde las bases.

¡El CEH es de y para les estudiantes!

Sobre las elecciones de Centro 2018

Del 5 al 9 de Noviembre se llevaron a cabo las elecciones de Centro de Estudiantes de la Facultad de Humanidades. En las mismas, Humanidades ¡a la lucha! se impuso entre las cinco listas que disputaban la conducción del CEH.

Desde el Colectivo Mundo x Ganar participamos activamente dentro de Humanidades ¡a la lucha!; espacio conformado por compañeres autoconvocades, en su mayoría participantes de las distintas asambleas por carrera, y también por distintas agrupaciones estudiantiles de izquierda. Lo novedoso de Humanidades ¡a la lucha! es que, además, algunos espacios de base como la Asamblea de Biblio y la Asamblea de Filosofía decidieron participar orgánicamente de la construcción política.

Desde el inicio, la propuesta representó cambios radicales respecto de cualquier otro frente que hayamos conformado antes. Dimos discusiones a fondo entre todes les participantes acerca del contexto nacional, de la organización del CEH y del Centro de Copiados, de la FUM, de las problemáticas de géneros y finalmente de la campaña que impulsamos para recuperar el gremio. Sin dudas, el conjunto del espacio dio un salto político en este proceso. En los hechos, trasvasamos las fronteras de un espacio electoralista para conformarnos como un espacio político con libertad de tendencias y con un gran poder de síntesis para tomar decisiones.

El balance no se agotó en ese plano. Humanidades ¡a la lucha! ha obtenido el 42% de los votos, arrebatándole así el Centro de Estudiantes a la burocracia de Humanidades x el Proyecto. No es casual: la génesis de la conformación de Humanidades ¡a la lucha! se da por los distintos procesos de organización antiburocrática que se vienen consolidando desde hace años. En particular, el 2018 es un año de crisis donde el ajuste del macrismo nos ha pegado fuerte. Las áreas de Educación y de Ciencia y Técnica no han sido la excepción. La toma del Consejo Escolar como expresión genuina de la bronca popular nos agrupó y marcó una brecha muy grande con las burocracias estudiantiles. Nuevo Encuentro (HxEP) nunca pisó el lugar tomado siendo que cuentan con un consejero escolar por Unidad Ciudadana. El proceso de las tomas de facultades en todo el país en defensa de la educación pública consolidó la unidad por abajo: mientras organizábamos cómo continuar con este proceso para demostrarle al gobierno de Macri que no lo dejaremos avanzar, las conducciones burocráticas sólo se encargaron de deslegitimar, estigmatizar y demonizar a les tomadores.

Otro punto a destacar es el rol de les consejeres académicos de Humanidades x el Proyecto, quienes de manera sistemática le han dado la espalda tanto a la Asamblea de Humanidades como a cada una de las asambleas por carrera (particularmente, a Filosofía y Geografía), priorizando los intereses de su organización y sus acuerdos con la decana, tomando las decisiones a espaldas de les estudiantes.

Ahora vamos a asumir la enorme responsabilidad de construir un gremio participativo que no agote la política estudiantil en las votaciones una vez al año. La participación se construye en las bases, con cada compañere que te invita a la asamblea de la carrera para organizarse contra el ajuste del gobierno pero también para defenderse de las prácticas nefastas de aquelles que mantienen la estructura de poder dentro de la Universidad.

Por mayor participación, por un CEH de todes, por la organización asamblearia, celebramos esta victoria y apostamos a la construcción colectiva, siendo consecuentes con nuestra trayectoria dentro de la UNMDP.

¡Arriba les tomadores, arriba les que luchan!

Felicitaciones a cada une de les compañeres que asumieron este compromiso convencides que podemos transformar la Universidad. ¡Refundar el CEH es posible y que les ambicioses de poder, bufen!

 

Foto HALL

Consejo Académico – Sesión plenaria ordinaria 11 [07-11-18]

Lxs invitamos al plenario del Consejo Académico a realizarse hoy miércoles, a las 16hs en el aula 66.

En esta ocasión, nos encontramos con un temario bastante escueto para la cantidad de expedientes que normalmente llegan de los distintos Departamentos. Y -oh casualidad-, sin recato alguno, en el medio de las elecciones de Centro de estudiantes. La Gestión vuelve a imponer qué temas tratar y cuáles dejar afuera.

Cabe destacar que los expedientes que habían quedado en comisiones, se perdieron en el circuito administrativo y no volvieron a aparecer en las cajas de comisiones de la semana pasada. Ante esta inquietud, silencio. No hay respuesta alguna por parte de la gestión. Ni hablar de las designaciones, realizadas por medio de registros de antecedentes, que hace semanas se elevaron desde el Departamento de Filosofía. Mientras tanto, seguimos a la espera que las cátedras puedan finalmente comenzar a reestructurarse.

Responsabilizamos tanto a la desidia y el silencio de la gestión de Sleimen como a lxs consejerxs de HxEP, quienes menosprecian las necesidades estudiantiles, por la precarización sistemática de nuestras carreras.

En el siguiente link encontrarán el orden del día.

¡Tomemos entre todxs las decisiones de la Facultad!

 

Memoria Consejo Académico - Plenario 07 de Noviembre de 2018

 

El plenario de la undécima sesión ordinaria del consejo académico fue básicamente un trámite. Es decir, no se trataron temas muy relevantes. Cabe destacar que la Gestión accionó para que fuera una sesión liviana ya que su brazo estudiantil (HxEP) tenía otras ocupaciones como la de disputar en las elecciones la conducción del centro de estudiantes.

Sin embargo, aparecieron en el orden del día cinco designaciones para la carrera de Historia. Designaciones que, como bien nos enteramos luego, fueron decididas por medio de registros de antecedentes. ¡Si, al parecer en la carrera de Historia también se hacen registros de antecedentes! Saludamos, por supuesto, que se utilicen estos métodos que consideramos más democráticos, lo que resulta repudiable es que no se aprueben las designaciones de Filosofía (ni siquiera entraron al académico para ser tratadas), producto también de registros de antecedentes, que esperan hace un mes en alguna mesa de decanato. Además, es menester recordar que a lo largo del año se aprobaron infinidad de designaciones producto de registros de antecedentes, tal vez el caso más claro fue el de Ciencia Política que en un académico se aprobaron alrededor de 10 cargos.

En el caso de las designaciones de Historia, la disputa entre los dos sectores compuestos por el sector docente: Pluriversidad (UCR- Cambiemos) + HxEP (sector estudiantil) y su graduado (Joaquín Artieda) en contraposición con la mayoría docente: Docentes por Humanidades y su graduada (Stefania di Meglio) fue evidente. En primera instancia, el consejero Bustos (Pluriversidad) planteó, como argumento para abstenerse, que dichas designaciones no contemplaban la democrática distribución de los recursos de la carrera y a su vez, pidió un informe para ver dónde y cómo se habían sido distribuido los recursos. ¡Ahora el consejero Bustos está preocupado por la distribución democrática de los recursos! No nos ilusionemos, al finalizar su discurso, se vislumbraría el verdadero motivo de su pedido: ninguna de esas designaciones fueron para su área, mucho menos para aumentar su sueldo.

En el medio de la disputa se mencionaron estafas y deshonras, de ambas partes,  en referencia a los pactos preexistentes. ¿Qué significa esto? Algo que nos viene resonando hace bastante tiempo. Ambos sectores fingen diferencias que no son tales cuando se trata de pasar por encima decisiones de los departamentales de Filosofía y/o Geografía, por ejemplo. Sin embargo, la auténtica diferencia aparece cuando de los que se trata son los recursos de Historia y Letras, carreras que han sido sobrebeneficiadas a lo largo del tiempo e incluso que utilizan recursos y presupuesto de de otras carreras. En síntesis, ese el gran pacto preexistente: mientras no se no se metan con lo que cada sector considera su patrimonio, por un lado, Letras e Historia – bastiones de Docentes por Humanidades- y, por otro, Inglés, Bibliotecología y Cs de la Educación – bastiones de Pluriversidad-, todo marcha sobre ruedas.

Por otra parte, HxEP, realizó todo un sorprendente show con sus consejerxs departamentales, acusando a todo el mundo de ejercer contra ellxs persecución política. Plantearon que se debería poder distribuir los recursos de una manera justa y es por ello que votaban en contra de estos registros realizados en Historia. Argumento válido sí y sólo sí no se tratan de carreras como Filosofía o Geografía, claro. En ningún momento en lo que va del año, la adecuada distribución de los recursos fue el criterio utilizado por HxeP para tomar decisiones en el CA. Más bien parecían esperar la orden de Bustos, Rostoyburu o la propia Sleimen para ver qué votaban. Sin ir más lejos, si realmente les interesa ese punto, podrían haber estado en el análisis de la planta docente que hizo Filosofía, o incluso aceitar el diálogo con sus propios consejeros estudiantiles de los departamentos. Pero qué les vamos a pedir a lxs soldados de Sleimen…

Resulta transparente que no importan la conformación de las carreras, o si tenemos docentes formadxs, lograr la doble banda horaria o unas condiciones de cursadas dignas. Lo que importa realmente es si los recursos que se liberan van hacia un sector o hacia otro. Logrando así cuidar el patrimonio y por qué no acrecentarlo. Desde la minoría estudiantil, nos oponemos a estas clases de prácticas, donde los recursos se encuentran condicionados a las decisiones de unos pocxs y en detrimento de lxs estudiantes.

Por otra parte, no podemos dejar de expresar nuestra preocupación por los expedientes de Filosofía de los cuales ya algo dijimos párrafos arriba, elevados hace meses y que siguen sin aparecer. Hacerlos dormir en alguna oficina de decanato es una decisión de gestión. La impunidad con la que se manejan se evidencia cuando ni siquiera intentan soslayar la manipulación que hacen de los expedientes (el sector de Sleimen decide cuándo se le ocurre que esos expedientes tienen que llegar al Consejo Académico). Otra vez, los departamentos que muestran posiciones disidentes son lisa y llanamente ignorados en un doble sentido: o no tratan los temas que se elevan o votan en contra de lo decidido por el órgano de cogobierno. A esto le llamamos intervención por el hecho simple de que es una intervención.

Por último, se trató el expediente de una designación a dedo para un Jefe de Trabajos Prácticos Parcial para Letras. En este sentido, si bien se aprobó por casi todo el CA, desde la minoría estudiantil volvemos a remarcar – en consonancia con lo expresado por la Asamblea de Letras – que se designó arbitrariamente siguiendo dudosos criterios académicos del tipo: “es un docente que está hace mucho en la cátedra” y “todo docente merece su promoción”. Otro aspecto que se sigue evidenciando con casos como este es que los recursos que se liberan siguen perteneciendo a ciertas cátedras, mientras en otras se sigue padeciendo la desigual distribución. Aspectos considerables a la hora de pensar alguna de las causas de la preocupante deserción estudiantil en los primeros años de algunas carreras.

Lo repetiremos una vez más: los recursos de la facultad son recursos públicos, no el capital de negocios privados. Lo repetiremos una vez más: seguiremos peleando por la democrática distribución de los recursos y por más presupuesto para nuestras carreras. Por un acceso al trabajo transparente, por una conformación de las carreras que realmente tenga en cuenta las necesidades de lxs estudiantes.   

 

Memoria CAD 11/2018 Filosofía [30/10/2018]

El martes 30 de Octubre se llevó a cabo la sesión Nº 11 de Consejo Asesor Departamental de Filosofía. Por la mayoría docente sólo se hizo presente la Lic. Celina Martin, por la minoría docente la Dra. Romina Conti, el cuerpo Graduadx fue representado por nuestra compañera Prof. Sonia López, la mayoría estudiantil representada por la Asamblea de Filosofía con Macarena Spinelli y Floreal Villa, y la minoría estudiantil contó con la presencia de Mariano Olivera. La sesión fue presidida por el Dr. Andrés Crelier y contamos con la presencia del secretario del Depto Lic. Federico Giorgini.

Además del orden del día estipulado, se presentaron dos notas sobre tablas las cuales fueron aprobadas por unanimidad. Una de la Asamblea Abierta de Ciencias Políticas solicitando aval académico para realizar un debate público en vistas de las elecciones de CEH, la otra nota era de una estudiante de la FAUD solicitando cursar Estética.

En el informe del director, el Dr. Andrés Crelier informó el curso realizado por el Docente López Elizaga (Universidad de Zaragoza), agregando que existe la posibilidad de establecer convenio con el departamento de Filosofía de la UNIZAR, lo que favorecería intercambios estudiantiles y la realización de posgrados a distancia. Saludamos esta iniciativa, nos parece favorable para la carrera establecer canales de diálogo con otras Universidades.

Otro de los temas a tratar era una nota de las Profas. Arroche, Rusconi y Borelli sobre la evaluación realizada sobre sus antecedentes en el registro de antecedentes para el cargo de Adjunto Simple en Filosofía Medieval. Históricamente, en estas situaciones, a la espera del llamado a concurso (el cual puede llegar a tardar más de tres años) se realizaban designaciones a dedo arbitradas por la mayoría docente o el/la directora de departamento. El registro de antecedentes, método que estamos utilizando en Filosofía para garantizar la ocupación del cargo hasta que salga el concurso nos resulta, y vamos a insistir con esto todas las veces que sea necesario, mucho más democrático y transparente dado que existe la posibilidad de establecer un jurado interno para analizar los antecedentes de lxs postulantes (simil un concurso). Las designaciones directas, por su parte, habilitan la discrecionalidad y el clientelismo y cierran las posibilidades de lxs trabajadores que deseen presentarse a ocupar el mismo cargo. De hecho, el registro de antecedentes permite que lxs propixs postulantes puedan hacer su descargo en relación a la evaluación realizada por el jurado. Tal es así, que varios de los registros realizados tuvieron sus correspondientes notas tratadas en los Consejos Departamentales.

El CAD de Filo ha realizado un análisis de la planta docente para establecer criterios a la hora de llamar a concursos: Garantizar la doble banda horaria es uno de los criterios más fuertes que se ha tenido en cuenta en este trabajo, así como también se analizó la cantidad de estudiantes por materias y la situación de asignaturas troncales unipersonales o incluso sin docentes. Es así como entendemos la mejora estructural de la carrera. Y en base a dichas convicciones, actuamos en el Consejo Asesor Departamental.

El siguiente punto fue el establecimiento de fecha de presentación de PTD para el primer cuatrimestre del 2019, la fecha límite será el 14 de Diciembre del corriente. De esta forma, podríamos hacernos de un plazo para analizarlos correctamente y sugerir correcciones y/o agregados si fueran necesarios. Por otro lado, la Asamblea de Filosofía señaló la necesidad de contemplar dentro del calendario académico las fechas de parciales para evitar superposiciones de exámenes. Se acordó socializar esta discusión con el resto de lxs docentes de la carrera para así garantizar flexibilidad con las fechas de parciales y evitar que estemos rindiendo dos parciales y un final en la misma semana.

El último punto fue la coordinación de horarios de sesiones ordinarias desde la incorporación de lxs nuevxs consejerxs estudiantiles. El acuerdo fue contestar una encuesta virtual entre lxs consejerxs para poder establecer un horario conveniente al conjunto.

Estamos refundando Filosofía!

No dejemos que el Consejo Académico intervenga nuestro departamento!

Defendamos el co-gobierno!

En el siguiente link pueden consultar y/o descargar el acta de la sesión: Acta 11 – 30/10/2018

 

 

Memoria CAD 10/ 2018 Filosofía [16/10/2018]

 

El pasado martes 16 de octubre, en la pequeña aula 57, tuvo lugar la 10° sesión ordinaria del CAD de Filosofía. Si bien al ver el orden del día parecía que las buenas noticias destacarían en la sesión, aún queda un largo camino para construir las carreras transparentes, plurales y de calidad que queremos para Filosofía. Una vez más, quedó claro quienes pretenden que el amiguismo y las designaciones a dedo continúen y quienes luchamos, sesión tras sesión, para reestructurar nuestras carreras.

Sin embargo, a pesar de que la refundación de Filosofía siempre encuentra algún obstáculo, ya se pueden observar logros de la actual conducción interclaustral del departamento. Un claro ejemplo es el Programa de Ingreso y Permanencia. Este programa procura acompañar tanto a ingresantes como a estudiantes avanzados en su vida universitaria. Conocemos y entendemos la necesidad de generar espacios para evitar el desgranamiento y mejorar la calidad educativa de -y para- les estudiantes. Así también nos (pre)ocupa construir una Filosofía que posibilite a les futures graduades enfrentar con éxito y eficiencia las vicisitudes de la docencia y/o investigación.

En este sentido, nos agrada informar que el programa ha tenido -en su primer año- un impacto positivo y sumamente significativo. No sólo ha aumentado el porcentaje de estudiantes que promocionaron Introducción a la Filosofía -primer materia de primer año- sino que ha descendido la cantidad de estudiantes libres o que abandonan la materia. Asimismo, cabe también destacar la lectura que les ingresantes han hecho del programa. Para esto, se ha realizado una encuesta en la que han expresado su agradecimiento y reconocimiento a la propuesta además de sugerencias que fueron debatidas y valoradas por les consejeres departamentales (para ver el informe hace clic acá).

Otro punto a destacar son las Jornadas del Departamento. Como integrantes de la comisión organizadora -donde participan docentes, graduades y estudiantes- llevamos la propuesta resultante de un debate horizontal, participativo e interclaustral. Esta propuesta se presentó -y presenta- como una oportunidad histórica de afianzar y fortalecer el conocimiento mutuo, el compañerismo y la articulación entre docentes, graduades y estudiantes, así como también busca incentivar el ingreso, la permanencia y egreso de les estudiantes.

No obstante, sobran motivos para seguir organizades y en lucha en pos de la refundación de Filosofía. Así lo expresa la nota que presentamos como mayoría estudiantil en relación a la sustanciación de concursos. En el año 2015, bajo la gestión de José Gil, se armaron concursos para los acólitos de turno. Concursos que se confeccionaron con jurados completamente funcionales; en otras palabras, designaciones a dedo. (Ver Un club para exclusivosAquí no entra nadie que no sepa obedecer). Estos concursos no pasaron ningún tipo de análisis de planta, sino que fueron solicitados para que la camorra que históricamente gestionó Filosofía sumara más docentes a sus filas. En este sentido, los jurados estudiantiles fueron escogidos, de forma completamente antidemocrática, por el mismísimo Gil. Estos estudiantes fueron elegidos por ser funcionales a la gestión radical de la misma forma que Mayéutica lo es hoy en día.

Como agravante, algunos de estos estudiantes ya se han graduado por lo que  varios de estos concursos se sustanciarían sin la presencia del jurado estudiantil. Es por esto que, a través de la nota presentada, solicitamos a Secretaría Académica que en todos aquellos concursos en los que no sea posible garantizar la presencia del jurado estudiantil -por el motivo que fuere- sean devueltos al departamento para su retratamiento y así asegurar la participación del estudiantado en instancias tan significativas y trascendentes como son los concursos. Este pedido, que contó con el apoyo del claustro graduado y la minoría docente, se topó con la falta de voluntad política de Mayéutica por democratizar Filosofía; completamente fiel y devoto a la doctrina radical, Elías Bravo, se abstuvo. ¿Alguna vez Mayéutica defenderá los intereses y prerrogativas estudiantiles?

Otro tema de la sesión, presentado sobre tablas por la mayoría estudiantil, fue el caso de la materia Didáctica Especial de la Filosofía y Práctica Docente y su docente a cargo, Mario Beade. Se dio lectura a tres notas. En dos de las mismas se denuncian irregularidades respecto de la cursada como el afán del docente de expulsar del aula a quienes no cuentan con el final de Filosofía Moderna, requisito no estipulado en el Plan de estudios de nuestro Profesorado, o como la expulsión de un estudiante de sus prácticas por no haber asistido a clases durante las Jornadas de Paro del Segundo Cuatrimestre. Cabe aclarar, Beade había manifestado su adhesión al mismo.

La otra nota denuncia lisa y llanamente una agresión directa por parte del docente contra una estudiante en el medio de la clase. La agresión fue realizada por el docente en el marco del debate sobre la organización de la cursada. La compañera decidió contestarle al docente afirmaciones como “no pueden cursar esta materia quienes no tengan rendida Filosofía Moderna y Gnoseología” y que “el examen final de esta materia dura tres meses”, ninguna de las cuestiones se encuentra en el marco del Plan de estudios. La respuesta del docente fue, haciendo uso de sus privilegios como varón y abusando de su lugar de autoridad como docente que la evaluará durante todo un año, gritarle, señalarla y censurarla.

Ante la gravedad de los hechos explicitados en las notas, se armó un expediente que se elevará a Secretaría Académica para que continúe el circuito correspondiente y se pueda resolver la situación de la asignatura.

Asamblea tras asamblea, departamental tras departamental, seguiremos combatiendo por la refundación de Filosofía. Organizades, desde abajo y en asambleas es que lograremos transformar por completo nuestras carreras.

Pueden consultar el Acta de la sesión en el siguiente enlace: Acta 10 – 16/10/2018

Sobre la intervención de Filosofía y Geografía

La historia de los departamentos de Filosofía y Geografía ha corrido siempre pareja. No sólo el espacio físico compartido es lo que tienen en común, a modo de espejo, sino también el lugar al que han sido condenadas estas carreras: moneda de cambio para negociar entre sectores con más poder en la facultad y la caja para enriquecer otras carreras, subejecutando sus presupuestos. Sin embargo, como algo intrínseco al saqueo y al empobrecimiento de nuestras disciplinas, desde hace más de una década que existe una incansable organización de la resistencia para revertir esta situación.

Así, disputando cada instancia, llegamos al final del 2017 con una conformación inédita e idéntica en ambos departamentos: mayoría estudiantil, minoría docente y cuerpo graduado conformaron una discusión y un proyecto interclaustral que permitieron, por primera vez en la historia, poner directora y director por fuera de los grupos de poder que siempre tuvieron el control. Desde ese momento sabíamos que lo que venía iba a ser más duro que nunca, porque la camarilla no acepta perder, no acepta no conducir, entonces juega sucio -apelando a las maniobras más ruines-. Y así fue, así llegamos a este momento decisivo, no sólo para el presente, sino principalmente para el futuro más cercano.

Para quienes intentan retomar el control tras bambalinas no importa absolutamente nada. Ni el mayor índice de participación, ni la regularización de las sesiones del CAD -y sus actas-, ni la toma de decisiones de la carrera en el ámbito público, ni la socialización de la información, ni la apertura de las puertas para quienes siempre quedamos excluides. En Filosofía, por ejemplo, en lo que va del año ya hubo más sesiones que en 6 o 7 años juntos, un seguimiento a les ingresantes a través de un flamante curso de ingreso y permanencia para paliar el desgranamiento de la matrícula -con informe incluido-, hasta se realizó un inédito análisis público de la planta docente con proyecciones que contenían cuadros y estadísticas. Nada de todo esto vale para quienes ven en estas nuevas modalidades una pérdida de control de territorios, de recursos y, potencialmente, de votos. Porque esto es lo que siempre está de fondo: los concursos que garantizan votos, que garantizan poder, que garantizan recursos, los cuales se reparten a discreción entre unos pocos y con las migajas renuevan a los esbirros. Así se cierra el círculo, así destruyen nuestras carreras, así entran los loboscos, los beades, los bainos, etc.

Entonces, como no controlan el destino de los consejos departamentales despliegan su juego sucio: asedio, boicot e intervención. Este mecanismo se viene organizando por etapas. Por empezar, cuando las gestiones salientes se retiraban, dejaban marcada la cancha: todo recurso que estuviera libre o que fuera a estar libre en un futuro cercano sería condicionado. ¿De qué modo? Manejando los jurados de los concursos, para garantizar que nadie que ose ser oposición o no responder a sus mandatos pueda ingresar a la carrera. En Filosofía realizaron una jugada terrible: antes de que la gestión Britos se retire, aprobaron, en una sesión exprés de 10 minutos, un paquete de 14 concursos atados a jubilaciones que aún no habían salido. Es decir, condicionaron la administración futura de la carrera y de sus recursos de manera absolutamente ilegítima. De más está decir que no existió el más mínimo argumento de por qué los concursos se proponían para los cargos que eligieron. Como siempre, los motivos eran inconfesables y no respondían a las necesidades de la comunidad, sino a los de obstaculizar el ingreso de cualquier cuerpo extraño y promover la llegada de “los amigos de siempre”.

image 1

El asedio se dio durante la primera mitad de este año. En Geografía debieron tolerar que Lombardi (ex directora) y compañía irrumpieran en la oficina sistemáticamente para hostigar y semblantear al secretario y a la directora. En los consejos departamentales cuestionaban cosas absurdas con  intenciones de amedrentar y de golpear subjetivamente. En Filosofía se dio el drama de los concursos truchos. Ante la solicitud de que vuelvan al Departamento 7 de los 14 expedientes que contenían las solicitudes de concursos, la respuesta de la gestión de Humanidades (el mismo sector político de la ex directora Britos, la UCR – Cambiemos) fue una burla: gritos y maltratos sistemáticos del consejero Artieda en contra del director de la carrera y la propuesta de un diálogo con la ex-directora Britos. El resultado: el mismo, darle curso a esos concursos que nunca pudimos discutir, ni pensar. Los otros 7 concursos, habían vuelto al Departamento por problemas de jurados, tras realizar el análisis de planta se solicitó que 6 de los 7 pasen a archivo y se elevaron 10 nuevos pedidos (con cargos menores y 2 ayudantías estudiantiles extra). Llegada la segunda mitad del año entramos en la etapa donde la intensidad de las hostilidades y la manipulación se profundiza en la búsqueda de daños definitivos. Justamente, el miércoles pasado se trataron en el Consejo Académico 3 de los expedientes que contienen los pedidos de concursos que el Consejo Departamental decidió replantear. En el dictamen de comisiones (instancia previa al plenario), la gestión de Humanidades ya manifestó con su mayor desparpajo que no piensa discutir esto y que van a dar curso a los pedidos. Esto es un modo de desoír lo que el CAD conformado con todos los cuerpos, por mayorías y minorías, ha decidido que sería lo mejor para la carrera. Eso se llama boicot e intervención política. Ante la denuncia pública de la intervención, la jugada en el plenario del académico fue la misma que con el anterior paquete de 7 concursos: que pase a comisiones, es decir, meterlo en el freezer, intentar diluir el descontento creciente (algo así como tratar de esconder un elefante bajo la alfombra), esperar y finalmente revertir la decisión del Departamento de Filosofía que solicitó archivar estos expedientes.

El boicot es a las decisiones que el cuerpo colegiado toma. Quienes integramos las comunidades de Filosofía y Geografía vemos poner en tela de juicio todo lo que hace a la estructuración de nuestros departamentos. Ante cada cosa hay un “pero”, incluso ante cosas absurdas como el otorgamiento de funciones docentes en otro cuatrimestre para una profesora de Geografía. Las cosas que suelen ser una mera formalidad en cualquier carrera, en las nuestras se vuelven un objeto de discusión que incluyen hasta cartas de denuncias por hechos que son construidos falazmente.

Finalmente, se da la pantomima en la cual se puede decir cualquier cosa, corporativamente, y con la complicidad de la mayoría estudiantil de Humanidades por el Proyecto, le dan curso a cualquier clase de mentira. Un mecanismo perverso donde alguien miente o establece un argumento ad hoc y todo el resto lo enaltece como una verdad revelada. A través del refuerzo de sus propias mentiras o maniobras llega la intervención de hecho. Si bien no es formal, lo cierto es que los Departamentos de Filosofía y Geografía pasan a ser meras oficinas administrativas donde no hay posibilidad de decisión sobre los recursos ni sobre la planta docente. Dan clases cuando se les antoja, se meten en las cátedras que se les antoja, agarran los cargos que se les antoja, aprueban y rechazan concursos y registros según sus intereses punteriles. Además de todo esto, pretenden que quienes somos sometides nos quedemos calladites y sin chistar, buscan hacernos pasar por violentes y nos quieren hacer creer que somos nosotres quienes decidimos. Es el cuento de la buena pipa, hacen lo que quieren, nosotres denunciamos sus manejes fraudulentos y nos acusan de violencia. Siniestro, perverso.

Un párrafo aparte merece la supuesta oposición compuesta por la mayoría docente. Sus “pactos preexistentes” con Sleimen y cía. se llevan puestas a Geografía y, especialmente, a Filosofía. En lo que va del año, las promesas de defensa de las decisiones del Departamento de Filosofía no han sido más que eso. Cuando el bloque interclaustral de la gestión interviene, Docentes por Humanidades acuerda con “mandar las cosas a comisión”. Nada positivo salió de las comisiones para Filosofía, de hecho salió todo lo que la gestión quería. Asimismo, cuando hemos intentado defender a alguna docente de este sector frente a los gritos e improperios del consejero Bustos, les violentes hemos sido nosotres. Inclusive, y este es el colmo de las ironías, ante el recuerdo de cuando el secretario del CA, Germán Takla, en plena sesión estampó contra un vidrio -que se rompió- a un estudiante y su confirmación de que lo volvería hacer, se escuchó la justificación de este sector: “se estaba defendiendo; le querían sacar las actas”. El machismo y los tintes aristocráticos que destilan nos ubican en el lugar de les criminales indefectiblemente, es un dogma. De pronto, quienes hemos defendido a Filosofía y Geografía durante casi 20 años y que por primera vez accedemos a participar de la conducción del Departamento, somos el problema. Esta maniobra discursiva que busca forzar sentidos también es perversa. 1) Digo que soy oposición. 2) Ante el avasallamiento de la gestión a las carreras más débiles opongo una resistencia superficial. 3) Priorizo los “pactos preexistentes” frente a cualquier tipo de atropello. 4) Frente a la crítica por este movimiento hostigo a quienes se oponen a la gestión, les acuso y me victimizo. 5) Concluyo que el problema no es la gestión que interviene sino quienes se oponen a la intervención. ¡Aplausos! ¿Qué deducimos? “Mientras no se metan con Letras e Historia, con Geografía y Filosofía hagan lo que quieran”. -Fin del párrafo aparte-.

El asunto de fondo, al final, siempre es el mismo: no concursar adversarios políticos o disidencias que pongan en discusión el reparto del presupuesto y de cargos. Dinero y poder. Poder y dinero. Suena ridículo, pero esto rige en el seno de la institución universitaria. Las consecuencias: la pauperización de nuestra formación, la instalación de un sentido corporativo y acrítico frente a las jerarquías prestablecidas, reproducción de un orden piramidal y hereditario. Casi que para ser docente en Humanidades hay que tener sangre azul o ser unx buenx chicx de los mandados. Así, dependiendo de la disciplina que estudiemos, en algunas carreras podremos formarnos mejor que en otras, y en las que no, quedamos marcados por la mediocridad de nuestra formación, cosa que se evidencia cuando nos encontramos con compañeres de otras partes del país.

A pesar de todas las trabas, de la estigmatización, de la persecución sistemática, sabemos que estamos avanzando en la democratización de nuestras carreras. Sabíamos que las hostilidades se recrudecerían en la medida en que impulsáramos nuestros proyectos de apertura consecuentemente, contábamos con la miseria de siempre. Por eso no claudicaremos, nunca. Sabemos que estamos frente a un proceso histórico, inédito en nuestra facultad -y probablemente mucho más allá de estas fronteras-. Es necesario seguir organizades, bien juntes, en las asambleas, participando en los órganos de cogobierno, para poder empujar el bloqueo un paso más, quizás alguna voluntad suelta tenga la capacidad crítica de la reflexión y se de cuenta de que esta vieja política huele rancio. Ya formamos parte de la historia de la UNMDP, ¡vamos a abrir sus puertas para les hijes de les trabajadores!

lechu